Leal al CMB

El mexicano José Luis Castillo dijo que si el Consejo Mundial de Boxeo no autoriza su combate por título de la FIB, no peleará ante britanico

Actualizado el 24 de enero de 2007
Notimex

MÉXICO -- El ex campeón mundial de peso ligero, el mexicano José Luis Castillo, afirmó que su lealtad al Consejo Mundial de Boxeo es incondicional y para siempre y que si José Sulaimán no le da el visto bueno no pelearía ante el británico Ricky Hatton por el fajín de la FIB.

El sonorense hizo estos comentarios, luego de enterarse de que José Sulaimán, presidente del CMB, declaró la víspera a los medios especializados que estaba muy dolido, debido a que Castillo aceptó ir por el título mundial superligero, pero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) en lugar del organismo que dirige.

Castillo derrotó por decisión dividida en 12 asaltos en Las Vegas, Nevada, al camerunés Herman Ngoudjo y ganó la eliminatoria por el fajín superligero del CMB en poder del también británico Junior Witter el pasado sábado y que marcó el regreso del "Temible" Castillo a los primeros niveles del boxeo mundial.

"Me siento engañado, traicionado y triste porque Castillo anunció al término de este combate que disputará el cinturón superligero de otro organismo, situación que yo desconocía", apuntó el titular del CMB el martes pasado en esta ciudad en reunión informal con la prensa.

Sulaimán agregó ese día que Castillo es un peleador que se inició en el Consejo Mundial, se hizo popular y ganó grandes bolsas con este organismo, "le extendí la mano porque es uno de mis peleadores favoritos y ahora que va por otro campeonato me partió el alma", expresó el dirigente.

El dirigente boxístico recalcó que Castillo pagó la sanción correspondiente en la eliminatoria al Consejo Mundial y ahora lo anuncian contra el británico Ricky Hatton por el fajín superligero de la FIB para el próximo 2 de junio.

Ante esta situación, mencionó que Junior Witter expondrá el fajín superligero del CMB al ganador de la contienda que sostendrán Juan Lazcano contra Vivian Harris el próximo 10 de febrero.

"Mis respetos para Don José, toda mi estima para él y su familia, es el mejor dirigente de boxeo en toda la historia por todos los cambios que ha realizado a lo largo de su gestión en beneficio de nosotros los boxeadores y del boxeo mismo", dijo Castillo en su hogar en Hermosillo, Sonora.

Reiteró que siempre será leal al Consejo Mundial de Boxeo, organismo que le dio la primera oportunidad de disputar el título mundial ligero.

"Don José, su hijo Mauricio y el CMB creyeron en mí y gané el título del mundo del organismo más prestigiado, lo poco o mucho que soy en el boxeo es gracias al CMB, me duele mucho que Don José esté mal informado, jamás he querido faltar a la lealtad del CMB".

Explicó que la situación se debe a que él siempre tuvo en mente disputar el título superligero del CMB en poder del británico Junior Witter, incluso ir hasta Inglaterra por el cetro, tan así que aceptó combatir en una pelea semifinal en Las Vegas el pasado sábado por una bolsa muy inferior a la que normalmente hubiera cobrado.

"Pero luego de mi actuación la televisora HBO le hicieron la propuesta a mi promotora Top Rank y a mí de ir ante Ricky Hatton en Las Vegas con una bolsa interesante y sentí que era una gran oportunidad más que arriesgar a un fallo localista en Inglaterra ante Witter", añadió.

Afirmó que venciendo a Ricky Hatton solicitará al CMB la oportunidad de unificar el cinturón ante Junior Witter o el que esté como campeón.

"Pero antes de aceptar en su totalidad la pelea contra Hatton a la brevedad posible solicitaré de manera personal la autorización del señor Sulaimán para pelear contra Hatton y si Don José no me autoriza no agarro la pelea, asi está mi lealtad al CMB", afirmó de forma categórica Castillo.

El orgullo sonorense aceptó sentirse un poco sorprendido y triste por las declaraciones de Don José Sulaimán sobre su persona, pero dijo que lo entendía.