Mexicanos al grito de guerra

Lanzadores dominan a jugadores de posición entre mexicanos en G.L.

Actualizado el 23 de marzo de 2007
Por Rubén Castro
ESPNdeportes.com

El retiro de Vinny Castilla al final de la temporada 2006 ha dejado al béisbol mexicano sin una estrella de renombre en las Grandes Ligas, y ahora las miradas estarán enfocadas hacia los lanzadores, pues hasta ahora sólo un bateador mexicano tiene garantizado su lugar en un orden ofensivo de los 30 equipos.

Sin contar a Adrián González, primera base de los Padres de San Diego, nacido en EE.UU y registrado en el mismo país, Jorge Cantú nacido en EE.UU., pero registrado como mexicano, se apresta a ser el único bateador mexicano que jugará normalmente con uno equipo, los Devil Rays de Tampa Bay.

Juan Gabriel Castro, Alfredo Amézaga y Miguel Ojeda nuevamente están predestinados a ser suplentes en sus equipos. En cambio, el pitcheo de nuevo marcará la pauta, encabezados por el veterano Esteban Loaiza, Rodrigo López, Oliver Pérez y Dennys Reyes, los tres primeros abridores y el último relevista.

La temporada 2007 de las Grandes Ligas sigue a la espera del pelotero mexicano número 100 aunque para algunos expertos ya pasaron, y para otros todavía faltan algunos, pues hasta hoy han jugado 99 coo nacidos en México.

El novato Joakim Soria, quien tuvo una tremenda temporada invernal en la Liga Mexicana del Pacífico lanzó un juego perfecto, se apresta a llegar como el 100, ya que en los juegos de exhibición de pretemporada se está ganando un lugar con los Reales de Kansas City.

Loaiza
Esteban Loaiza, al frente del batallón
Con 12 temporadas en las Grandes Ligas, el pitcher tijuanense Esteban Loaiza es ahora el mexicano con mejor trayectoria, al compilar 123 triunfos, la segunda mejor cifra para lanzadores aztecas en la Gran Carpa.

Después de ganar 21 juegos con Medias Blancas en 2003, en los ultimos tres años no ha podido pasar de 12 en una campaña. Si su control se mantiene como en la segunda parte de la temporada pasada, aspira a ganar 15 partidos con los Atléticos de Oakland.

Su efectividad es el principal problema al no bajar de 3.77 en los últimos tres años, luego de tener 2.90 en 2003. Debe retomar su camino de ponchador y mantenerse con pocos jonrones permitidos. Tiene su lugar garantizado en la rotación de Atléticos.

Reyes
Dennys Reyes, en plena madurez
La madurez le llegó en su décimo año en las Grandes Ligas en 2006, al terminar con una efectividad de 0.89, luego de que en toda su carrera nunca bajó de 3.79. Los Mellizos de Minnesota le encontraron su lugar como relevista y cumplió con creces.

Al llegar a los 30 años de edad, vive su mejor momento y su condición de zurdo lo hace ser uno de los mejores relevistas de la Gran Carpa. El año pasado los zurdos apenas le batearon .148 de promedio.

Dennys Reyes ha vuelto a abanicar bateadores, como en los inicios de su carrera. Es veneno puro para los bateadores zurdos, que apenas le dieron tres extrabases en 88 turnos en 2006. Su madurez debe llevarlo de nuevo a ser uno de los mejores relevos zurdos de las Mayores este año.

Pérez
Oliver Pérez, a retomar el camino
Después de ponchar a 239 bateadores en 2004 con Pittsburgh, Oliver Pérez se vino abajo pasando su tiempo entre las Mayores y las Menores. En los últimos dos años se quedó a un ponche de los 200 y el año pasado tuvo marca de 5-18 con cuatro equipos diferentes, dos de Grandes Ligas y dos más de Ligas Menores.

Su trabajo en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional el año pasado lo catapultó a los primeros planos y ahora en la pretemporada se está ganando un lugar con los Mets de Nueva York.

El descontrol es su principal enemigo, así como su control mental. Si mantiene su control mental y es paciente, puede volver a los primeros planos como abridor de los Mets y brillar de nuevo como lo hizo en 2004. Con control y con el poder que tiene Mets en su orden al bate, tiene potencial para ganar 15 partidos.

López
Rodrigo López, difícil tarea en Colorado
De 2002 a 2005 tuvo tres temporadas de al menos 14 triunfos con Baltimore, y tras pasar su peor año con marca de 9-18 el año pasado, llega al difícil parque de los Rockies de Colorado.

Tendrá una ardua tarea en el Coors Fields, pues su velocidad constante es pos abajo de las 90 millas. Su repertorio de lanzamientos debe ayudarle a tomar de nuevo el camino del triunfo. Su efectividad en seis años en las Mayores es de 4.83 y se ve díficil que la baje en Colorado.

Será uno de los abridores de los Rockies en su retorno a la Liga Nacional, donde sólo ha lanzado seis juegos y tiene alta efectividad de 8.76. Colorado se ve como el equipo más débil de su división y se ve difícil que llegue a los 14 triunfos.

Cantú
Jorge Cantú, a olvidar las lesiones
El 2005 fue una temporada de ensueño para el nacido en McAllen, Texas, pero registrado como mexicano en Reynosa, Tamaulipas. Sin embargo, el 2006 fue una pesadilla por las lesiones que lo hicieron perder más de 50 juegos.

Pese a las lesiones alcanzó a jugar 107 partidos con Tampa Bay, sumando 14 jonrones y 62 producidas, la mitad de lo que consiguió en 2005 (28 jonrones y 117 remolcadas). Tener una posición fija (segunda base) le ayuda mentalmente a concentrarse más cada día.

Si las lesiones no se interponen de nuevo, debe tener una temporada de más de 20 jonrones y 90 producidas. Debe tener más paciencia en el plato, pues ha recibido juna base por bolas por cada cuatro ponches en promedio.

Otros jugadores a seguir en el 2007...
• Juan Gabriel Castro: su guante lo ha mantenido por 12 temporadas en las Grandes Ligas, y Cincinnati lo sabe. Es un gran utility que puede jugar tercera base, segunda y paradas cortas.

• Jorge de la Rosa:, el pitcher zurdo está contemplado para ser incialista con Kansas City. Su principal rival es el descontrol, 106 bases y 114 ponches en 144 entradas en tres temporadas.

• Alfredo Amézaga: tiene 5 años en las Mayores y el año pasado jugó 132 partidos, cinco más que los 4 años anteriores. Florida lo utilizó en 5 posiciones en 2006 y robó 20 bases, luego de sumar 7 en primeros cuatro años.

• Elmer Dessens: el pitcher derecho ha batallado de 2004 a la fecha en que lo han utilizado más como relevo. Debe rendir con Dodgers o estará viajando entre Grandes Ligas y las Ligas Menores.

• Joakim Soria: el novato puede ser el mexicano 100 en jugar en Grandes Ligas. En la pretemporada ha lucido y puede pelearse a su paisano Jorge de la Rosa un lugar en la rotación o bien ser relevo de Kansas City.

• Oscar Villarreal: ganó nueve partidos con Atlanta en 2006 y perdió uno sólo. Terminó el 2006 sin admitir carrera en sus últimas 14 entradas como relevo. Es un set up nato que tiene velocidad para retar a los bateadores.

• Miguel Ojeda: el receptor pelea un lugar con los Rangers, donde terminó la temporada pasada luego de iniciar con San Diego y jugar en Liga Mexicana. Su defensa y destellos como bateador lo hace buen suplente.

• Luis Ignacio Ayala: perdió todo el 2006 y fue operado de ligamentos en su brazo. Su efectividad de 2.75 en 214 relevos en tres temporadas anteriores, es para ser tomado en cuenta en su retorno con Washington.

• Ricardo Rincón: par de lesiones casi lo hacen adelantar su retiro, pero su tesón lo tiene de regreso. Es uno de los relevos zurdos más confiables en las Mayores, que menos carreras permite cuando entra con corredores de herencia.

• Edgar Gonzalez: en los últimos cuatro años se la ha pasado viajando de Ligas Menores a las Mayores, sin recibir una oportunidad real. Tiene 3 triunfos en la pretemporada, habrá que ver si eso le da un lugar como relevista de Arizona.

• Yovani Gallardo: el michoacano está en la pretemporada con Cerveceros, tiene un gran futuro a sus 21 años de edad. Se ve difícil que inicie la temporada en Grandes Ligas, pero si puede ser subido en el último mes.

Una mención especial
Alfonso Márquez, umpire orgullosamente mexicano
Próximo a cumplir 35 años de edad, el zacatecano entrará a su novena temporada como umpire en las Grandes Ligas, en busca de mantener su alto nivel que lo llevó al Juego de Estrellas y la Serie Mundial en 2006.

En su corta carrera de ocho años, tiene más de 900 juegos trabajados --sin contar postemporada-- y ya ha aparecido en Juego de Estrellas, Series Divisionales, Series de Campeonato y Serie Mundial.

Por regla este año no puede asistir a la Serie Mundial, pero si puede ser tomado en cuenta para repetir en Serie Divisional o Serie de Campeonato. Tiene 29 juegos de postemporada, incluyendo cuatro trabajados como umpire de home.

Nota: Joel Zumaya, Nomar Garciaparra y Adrián González, entre otros, oficialmente son tomados en cuenta como estadounidenses de nacimiento en las guías oficiales de sus equipos.