Diario del campeón

El rey libra por libra, Manny Pacquiao, cuenta en primera persona las intimidades de su vida antes de la gran pelea del 6 de diciembre frente a Oscar De la Hoya

Actualizado el 28 de noviembre de 2008
Por Manny Pacquiao
Especial para ESPN.com

Manny Pacquiao sube de peso para enfrentar a Oscar De la Hoya en el MGM Grand de Las Vegas el sábado, 6 de diciembre (HBO PPV), en una batalla entre el mejor boxeador libra por libra y la más grande estrella del deporte. Entre ahora y entonces, Pacquiao se reportará con Kieran Mulvaney de ESPN.com, proveyendo una mirada sobre su vida en el campamento, mientras se prepara para la gran pelea.

SEGUNDA ENTREGA
28 de noviembre

Falta sólo una semana para la pelea más grande de mi carrera, frente a Oscar De La Hoya, y estoy ansioso y listo para subirme al ring.

Realmente me inspiró ver la victoria de Ricky Hatton en su pelea contra Paulie Malignaggi el sábado. Fue una buena pelea y me gustaría pelear con Ricky Hatton. Luego de enfrentar a Oscar, volveré a mi categoría de 140 libras, la cual es la misma de Hatton, así que quizás podamos arreglar algo. Pero por ahora, estoy concentrado en De La Hoya, y no quiero que nada me quite la concentración para la pelea.

La gente ha hablado mucho respecto a que De la Hoya es más grande que yo, que comencé mi carrera con 106 libras, que él ha peleado con 160. Pero yo era muy joven, tenía 16 años cuando empecé mi carrera profesional y he seguido creciendo desde entonces. No soy tan pequeño. Estoy en 149, 150 ahora y tengo algo de tiempo para bajar hasta 147.

Realmente no hemos modificado demasiado el entrenamiento, a pesar de que pelearé con mayor peso. Hemos hecho algunas cosas para generar músculo y no perder peso, pero básicamente nos hemos concentrado en cosas como el movimiento de cabeza, estrategias y estilos para lidiar con Oscar.

Ha sido un campamento largo, y ha sido difícil porque mi esposa está embarazada de nuestro cuarto hijo, una niña, y tiene fecha para enero. Lo hace dificil porque no puedo ver demasiado a mi esposa cuando estoy entrenando a pesar de que está también en Los Angeles. Pero también me inspira a entrenar duro. Pero no quiero que mi mujer venga a ver la pelea en vivo. Estará en el hotel el 6 de diciembre pero no irá al estadio.

Las últimas semanas antes de la noche de la pelea son difíciles. Debo completar mi preparción física para el combate. Y debo prepararme mentalmente. Además tengo que hacer muchas cosas para publicitar la pelea.

La semana pasada, tuve un día de prensa en el Wild Card Gym, donde entrené junto a mi entrenador, Freddie Roach. Fue en realidad muy divertido, porque el gimnasio estaba lleno de gente. Realmente te provee mucha energía y realmente lo disfruté.

Primero, me senté con los reporteros de televisión, ESPN estuvo allí, al igual que las cadenas locales. Me senté y respondí sus preguntas, un canal por vez, y luego me senté con los reporteros de la gráfica y hablé con ellos por alrededor de una hora.

Luego entrené y todos me vieron hacerlo. A algunos boxeadores no les gusta hacer un entrenamiento completo frente a las cámaras. Tiene miedo de revelar sus secretos. Pero yo no. No cambiaría nada por el día de prensa, aunque a veces Freddie quiere que lo haga. Hice todo mi entrenamiento, mostrándoles a todos lo que puedo hacer. No hay secretos sobre lo que hago.

He trabajado mucho con la prensa para esta pelea, más que ninguna otra en mi vida. Esta es la mejor y la más grande exposición que he tenido. Admito que a veces, todas estas entrevistas y el trabajo con la prensa resulta agotador. Pero siempre trato de tener en mente que los medios son los que promocionan la pelea, quienes hacen mi nombre más grande, y quienes agrandan el peso del combate.

Ha habido un duelo cruzado en los medios entre Oscar y Freddie, algo que es personal entre ellos, pero no quiero hablar de eso. Simplemente me concentro en mi entrenamiento. Todo lo que se es que nunca culparía a mi entrenador por la derrota.

La gente me dice que Oscar ha dicho cosas como que me va a noquear y que se toma la pelea a modo personal. Pero yo no hago predicciones. Y nunca es personal. Nunca es personal para mi. Estoy haciendo mi trabajo. Y voy a hacerlo bien y voy a ganar la pelea.


PRIMERA ENTREGA
11 de noviembre

Quedan menos de tres semanas para la gran pelea del 6 de diciembre con Oscar De La Hoya en Las Vegas y las cosas están saliendo muy bien. Estoy muy concentrado en la pelea y no he tenido distracciones. Todavía necesito afinar algunas cosas, obviamente, pero estoy 100 por ciento listo para pelear.

He quedado muy contento con mis sparrings. Al final de la semana pasada, había guanteado 95 asaltos. Vine haciendo guanteo con Rashad Holloway, Marvin Cordova y Amir Khan. Amir recientemente comenzó a trabajar con mi entrenador Freddie Roach y se que hay mucho interés en él. Creo que es un buen boxeador; es muy rápido y veloz. Creo que llegará a ser campeón algún día.

Como siempre, estoy entrenando con Freddie en el Wild Card Gym de Los Angeles. Estoy en L.A. desde fines de septiembre, por lo que es uno de los campamentos más largos de mi vida. Es también el más duro. Pero esta no es sólo la pelea más grande de mi carrera. Creo que además será una de las más difíciles, por el hecho de que es en un peso más alto y ante una leyenda como Oscar. Tiene tanta experiencia y una tremenda habilidad para adaptarse a sus oponentes durante el curso de la pelea. Es muy inteligente en el cuadrilátero.

Para ser honesto, parece un sueño que vaya a pelear con De la Hoya, poder enfrentar al boxeador más popular de mi generación. Si no te emocionas con una pelea frente a Oscar De La Hoya, entonces no deberías estar haciendo esto. Pero soy un boxeador; es mi trabajo, es lo que hago a tiempo completo. Y en el ring el 6 de diciembre, voy a hacer el trabajo por el que me pagan y voy a hacerlo bien.

Me reportaré varias veces entre ahora y la pelea, mantiendo a todos informados sobre mi vida en el campamento y mi preparación. Estoy realmente orgulloso y emocionado de poder actualizarlos. Se que es una manera grandiosa de poder interactuar con mis fanáticos y espero poder seguir en contacto durante la próxima semana.