Qué alguien me explique

¿Cómo alguien puede votar en contra de Rickey Henderson para el Salón de la Fama?

Actualizado el 12 de enero de 2009
Jayson Stark Por Jayson Stark
ESPN.com
Archivo

Sigo mirando los números que llegaron desde el centro electoral Salón de la Fama.

No pueden estar correctos.

A menos que mi calculadora esté dañada, estos números me dicen que 28 votantes emitieron boletas que no incluyen el nombre de Rickey Henderson.

¡Qué rayos! ¿Acabo de decir 28?

Pasmoso. Vergonzoso. Sin excusas.

Pero al menos son buenas noticias para Corky Simpson, escritor retirado de Tucson, Ariz., quien ha sido criticado duramente por gran parte de Norte América por admitir en una columna que no votó por Henderson porque "no me agrada Rickey".

Corky, te salvaste amigo. Tienes mucha compañía. Demasiada compañía.

Bien, de los otros 28 votantes que no encontraron el apartado de Rickey para incluirlo, dos de las papeletas en blanco son protestas contra esteroides. Pero eso deja aún a 25 votantes con otras agendas. Y mientras no es mi costumbre aleccionar a las personas sobre cómo votar, voy a decirle lo siguiente a esos 25 votantes:

Tienen que pensar largo y tendido sobre por qué están participando en estas votaciones. Si usted no vota por Rickey Henderson, ha seguido el deporte equivocado.

Seriamente, ¿bajo qué estándar este hombre NO es miembro del Salón de la fama?

¡Anotó más carreras que ningún otro jugador en la historia del béisbol!

Rickey Henderson Salon de la Fama
Tom G. Lynn/Getty ImagesNo hay razón convincente para pensar que Rickey Henderson no debe estar en Cooperstown
¿Necesitamos sumarle calificaciones?

La respuesta es no. Pero vamos a listar algunas comoquiera:

• Es el líder de todos los tiempos en robos de base. Y si no hubiese jugado un partido después de los 29 años, estaría clasificado número 5 -- por delante de Vince Coleman, Honus Wagner, Joe Morgan, Kenny Lofton y Maury Wills. Entre millones de otros.

• Digamos que Carl Crawford y José Reyes son los dos más prominentes roba bases activos del béisbol. Se han combinado para robarse 592 bases en sus carreras, en un gran total de 13 temporadas. Son pocas comparadas con las 612 que Rickey se estafó EL SOLO después de cumplir 30 años.

• En Rickey Henderson, señoras y señores, estamos hablando de un hombre que tiene más temporadas de 20 o más cuadrangulares (cuatro) que Matt Holliday, más temporadas de 100 o más carreras anotadas (13) que Manny Ramírez y Junior Griffey juntos y más temporadas de 100 pasaportes o más (siete) que Chipper Jones, ARod, Manny, Albert Pujols, Grady Sizemore y Johnny Damon juntos.

• De hecho. Henderson tiene más temporadas de 100 bases por bolas o más que los 14 primer bate activos en nuestra encuesta "Clasifique los primeros bates" hayan agenciado en sus carreras COMBINADAS.

• Sin mencionar que encabezó las Mayores en carreras anotadas en cinco ocasiones diferentes. Sólo Babe Ruth (8) y Mickey Mantle (6) lo hicieron más veces que él.

Pero ¿por qué hago esto? El caso está cerrado, Al menos debería estarlo.

Rickey Henderson fue el más grande primer bate en la historia, la máquina anotadora de carreras más grande en la historia y el más grande estafador de bases en la historia.

Así que permítame preguntarle a estas personas que dejaron a este hombre fuera de su boleta una vez más: Si no votan por un tipo así, ¿Por quién votan?

DISECTANDO EL VOTO

• Al menos Henderson pasará a la historia como el jugador con el décimo por ciento de votos más alto de todos los tiempos (94.7%). Eso quiere decir que tuvo un porcentaje más elevado que Willie Mays, Ted Williams, Stan Musial, Joe DiMaggio y Mantle, aunque usted no lo crea. Pero acuérdese, las votaciones del Salón de la Fama hace 30 años eran más inexplicables que el venidero discurso de aceptación de Rickey.

• Los nueve jugadores de posición que recibieron un porcentaje mayor: Cal Ripken Jr. (98.5), Ty Cobb (98.2), George Brett (98.2), Hank Aaron (97.8), Tony Gwynn (97.6), Mike Schmidt (96.5), Johnny Bench (96.4), Wagner (95.1) y Ruth (95.1).

• Jim Rice obtuvo 20 votos más este año que el anterior, lo que le puso sobre el mínimo de elección por siete. Es uno de los más pequeños saltos jamás por un jugador que fallaron en ser electos un año y lo lograron el próximo. Goose Gossage logró 78 votos más el año pasado.

• Aquí están los últimos cinco: Bruce Sutter más 56 en el 2006, Ryne Sandberg más 84 en el 2005, Gary Carter más 44 en el 2004, Carlton Fisk más 67 en el 2000, Tany Pérez más 83 en el 2000. Obviamente hay una oleada enorme cuando los votantes deciden, por la razón que sea, que es la hora de un candidato de mucho tiempo. No así en el caso de un hombre que confuso y dividió los votos desde el año 1 al 15. El aumento de Rice fue el más pequeño desde el aumento de 14 votos de Lou Bordreau en 1970.

• Pero con cuatro votantes menos este año que en el pasado, Rice aún fue el único candidato en atraer un aumento significante en votos. Los únicos otros candidatos que recibieron más votos en esta elección que el año pasado: Tommy John, candidato por última ocasión, (más 13), Lee Smith (más 5), Harold Baines (más 4), Jack Morris (más 4), Andre Dawson (más tres), Bert Blyleven (más 2).

Mark McGwire Salon de la Fama
Mark Wilson/Getty ImagesEl total de votos para Mark McGwire bajó este año y su futuro no luce promisorio
• Ninguno de estos jugadores tenía impulso significante para ser elegidos. Pero Dawson finalmente sobrepasó las dos terceras partes del voto (67%). Ningún jugador que haya sobrepasado esa cantidad en elecciones del BBWAA ha terminado sin eventualmente recibir una placa.

• Así que ¿quién está en problemas de acuerdo a los resultados de este año? Mark McGwire, sobre todo. Recibió exactamente 128 votos en cada una de sus primeras apariciones -- y perdió 10 votos este año. Eso lo empató con Tim Raines, inexplicablemente, para la tercera baja más grande en votos. Las dos reducciones mayores: Don Mattingly (menos 28) y Dale Murphy (menos 13).

• Así que ¿cuán sombrías son las oportunidades de McGwire? Pongámoslo de esta manera: si triplicara su total de votos, se quedaría corto por 51 votos para ser electo.

Y FINALMENTE...

Lo siento. No puedo retenerlo. Tengo que presentarle otra estadística de Rickey Henderson.

¿Qué hizo mejor este hombre que cualquier primer bate de los tiempos modernos -- aparte de robar más bases y olvidarse de los nombres de todos los demás?

Anotar carreras, por supuesto.

Ya mencioné que anotó más que cualquier jugador que jamás haya jugado béisbol. Así que quizás suena obvio. Pero en el caso de Rickey, las carreras que anotó no sumaron únicamente por la extensión de tiempo que jugó.

Sumaron porque las anotó a un paso sorprendente.

Vea esta lista. Es una clasificación, en carreras anotadas por cada 100 partidos, de los más grandes jugadores de la última media centuria. Los otros nombres en el listado fueron presentados por Tom Tango, de hardballtimes.com, en un artículo reciente sobre Raines.

Cada jugador en el grupo tiene al menos 2,100 apariciones al plato como primer bate, aunque algunos (especialmente Derek Jeter), no pueden ser sencillamente definidos como tal.

Pero Rickey anotó más que todos ellos. Naturalmente.

Rickey Henderson 74.5

Derek Jeter 73.9

Ichiro Suzuki 69.1

Paul Molitor 66.4

Craig Biggio 64.7

Joe Morgan 62.3

Wade Boggs 62.0

Lou Brock 61.5

Pete Rose 60.8

A usted le puede sorprender el ver a Ichiro tan alto en el listado y a Rose tan bajo. A mi también.

Finalmente, también tomé una lista de todos los hombres en la historia que han anotado al menos 1,700 carreras. Entre los jugadores con más de la mitad de sus carreras después de la Segunda Guerra Mundial, sólo dos anotaron a un por ciento más alto que Rickey Henderson; Ted Williams (78.4 por cada 100 juegos) y Barry Bonds (74.6).

¿Alguien quiere adivinar quién es el individuo con el porcentaje más alto desde el 1900? Usted ha escuchado sobre él.

Su nombre es George Herman "Bambino" Ruth, naturalmente -- un increíble 86.9 por ciento. No en balde logró un porcentaje mayor de votos que Rickey.


Jayson Stark es escritor senior de béisbol para ESPN.com desde el año 2000. Antes de laborar con ESPN, trabajó con el diario Philadelphia Inquirer por 21 años. Hace apariciones regulares en "SportsCenter," "Outside the Lines" y "Baseball Tonight." Además participa en varios programas en ESPN Radio. Consulta su archivo de columnas.