Trabajo de equipo

Mark Cavendish, ganador de la segunda etapa del Tour de France, reconoció el apoyo de sus compañeros para hacerse de esta meta

Actualizado el 5 de julio de 2009
EFE

BRIGNOLES -- El británico Mark Cavendish se mostró encantado con el trabajo del equipo Columbia que le permitió sumar la victoria al esprint en la primera etapa en línea en el Tour de Francia.

"Mis compañeros han estado magníficos, inteligentes, eficaces. Cuando ves el trabajo del equipo, de todos los ciclistas que han propiciado mi llegada es algo maravilloso", aseguró Cavendish al cruzar primero la meta de Brignoles.

El británico reiteró que en esta edición se ha marcado como objetivo ganar el máximo posible de etapas -el año pasado ganó cuatro- y llegar a París vestido de verde, el maillot que designa al líder de la regularidad.

"No quiero vender la piel del oso antes de haberla cazado, pero tengo esperanzas de poder lograrlo. Tengo que mantener la concentración en cada etapa", agregó.

"El número de victorias es importante para el maillot verde. Pero cada etapa en esta carrera es importante aunque el objetivo, el sueño, es llegar a París vestido de verde", dijo.

"Vestirse de verde es el objetivo de todo sprinter. Pero hay que saber que para hacerlo hay que lograr victorias y por eso es tan importante el trabajo del equipo", señaló.

Cavendish alabó los consejos que le da Erik Zabel, de quien dijo que fue el mejor llegador de la pasada generación y cuya influencia fue determinante para haber logrado la pasada Milán-San Remo.

UN DÍA TRANQUILO
Por su parte Alberto Contador, segundo de la general del Tour de Francia, afirmó al término de la segunda etapa que su equipo le había permitido tener un día tranquilo.

"La verdad que tengo un equipo muy bueno y potente y me han llevado bien todo el día. Ha sido tranquilo", señaló el madrileño.

Contador comentó que le gusta ir en la parte delantera del pelotón "porque es más fácil evitar peligros y caídas".

"Estar segundo me obliga a mantener la concentración y estar más atento", señaló.

Otros ciclistas externaron sus puntos de vista sobre la segunda etapa del Tour de Francia:

Óscar Frire declaró que "Me he quedado cortado en la caída, aunque no sé por qué pasó, porque bastante tenía con la tensión del sprint. Estaba a rueda de Tom Boonen y remontábamos puestos, pero la caída me ha cortado. Tenía buenas sensaciones y es una pena que no las haya podido aprovechar. Pero hay más etapas, hoy es la primera y todo el mundo arriesga mucho. Me fijo en la etapa de Barcelona, que termina en un pequeño repecho y eso dificultará el trabajo de Cavendish, el más fuerte. Hoy ha demostrado que es el mejor y que tiene todo un equipo detrás. Hay que darle la enhorabuena".

Por otro lado Carlos Sastre afirmó "Hemos visto los nervios de siempre porque todos quieren estar delante y eso genera una gran tensión en la carrera. Yo me he sentido bien, manteniendo la tranquilidad.

Todavía no sé por qué ayer no me dieron el maillot amarillo. Alguien del equipo fue a buscarlo y le dijeron que no estaba. Creo que es la organización la que tiene que darte el traje".

Finalmente el líder general, Fabian Cancellara, explicó: "Hacía años que no pasaba tanto calor, me ha dicho mi director que ha llegado a hacer 40 grados. Afortunadamente, el equipo ha hecho un buen trabajo. Me hubiera gustado ver a los equipos de los sprinters implicarse un poco más. No hay tantas etapas en un Tour y son muy prestigiosas. Sólo han ayudado el Columbia y el Cervelo."