Kobe vs. LeBron: ¿Quién es mejor?

Una comparación de los dos grandes fenómenos en las diferentes facetas del juego

Actualizado el 24 de diciembre de 2009
Por David Thorpe
Scouts Inc.

Cavaliers v Lakers

(Getty Images)

La pregunta que se hacen todos los fanáticos de la NBA, está a punto de ser contestada..

Kobe Bryant y LeBron James se enfrentarán el día de Navidad. Así que ya es hora de abordar la pregunta más frecuente de la NBA:

¿Quién es mejor, el Black Mamba o King James?

Las estadísticas avanzadas favorecen claramente a LeBron. Pero por otro lado, los jugadores de la NBA coinciden casi unánimemente en que Kobe es el mejor de la liga.

Mi tarea es llegar a un veredicto a partir de las estadísticas y las evidencias que han dejado en el campo de juego. Usaré ocho categorías para comparar a estos dos pesos pesados, y los puntuaremos como en una pelea de campeonato. El ganador de cada categoría recibe 10 puntos y el perdedor un mínimo de siete. Después de ocho rounds, sacaremos las cuentas para ver quién es el mejor jugador de básquetbol del momento. No se trata de determinar quién ha sido el mejor estos últimos años ni de quién lo será de aquí en más, sino de lo que estamos viendo ahora mismo.

Categoría No. 1: Lanzamientos perimetrales

Kobe es considerado uno de los mejores tiradores en salto de la NBA. Aunque suele lanzar un poco chato (algo que él reconoce) o echándose hacia atrás (incluso cuando la defensa contraria no está forzando esa clase de tiro), ha desarrollado una excelente descarga con un mejor arco. Mientras tanto, LeBron ha mejorado enormemente sus propios tiros, con una excelente terminación y un mejor equilibrio en la mayoría de sus lanzamientos.

La selección de tiros de Kobe a mitad de cancha es muy interesante; toma la mayoría de sus tiros dentro de los 17 pies y detrás del arco. Es una estrategia astuta, especialmente porque no llega a una efectividad del 40 por ciento en dobles largos. Su tiro en salto corto ha sido certero (más del 50 por ciento de las veces), pero está teniendo dificultades desde el arco de triples (29 por ciento).

LeBron, por su parte, se conforma con demasiados dobles largos -- suman casi la mitad de sus intentos de tiro en salto. No obstante, es más preciso que Kobe en estos tiros y está acertando casi el 40 por ciento de sus triples. El problema aquí es que sus aciertos lo hacen apoyarse más de lo que debería en los tiros externos.

Al final, me gusta más la selección de tiros de Kobe, pero LeBron compensa con un porcentaje más alto de aciertos en general. Por más sorprendente que suene, King James es el mejor lanzador perimetral en este momento.

LeBron 10, Kobe 9


Categoría No. 2: Anotaciones puras

Los anotadores puros logran canastas desde cualquier lado y contra cualquier clase de defensa, incluso en los segundos finales. También llegan mucho a la línea de tiros libres. Kobe y LeBron obviamente están entre los mejores de todos los tiempos.

Los mejores anotadores atacan la pintura con eficiencia, de modo que tienen opciones aquellas noches en las que sus tiros en salto no están entrando. LeBron se mete en la pintura con su tamaño, su rapidez y su manejo de balón, así como también con su habilidad para moverse sin la pelota. Es sólido completando jugadas, y ahora que está promediando la mejor marca de su carrera en triples, las defensas contrarias ya no saben cuál es el mal menos peor.

Kobe Bryant
Getty ImagesKobe trabaja mucho en el poste, LeBron no tanto

Lo mismo puede decirse de Kobe, quien castiga a los defensores con su voluntad de dominio. Alrededor del 32 por ciento de sus tiros se materializan a partir de jugadas desde el poste bajo (cuatro veces más que LeBron) sin dejar de ser una amenaza con sus cargas de dribbling y un buen cortador. De hecho, más del 60 por ciento de sus tiros provienen de cortes, cargas o posteos. (Mientras tanto, el 60 por ciento de los lanzamientos de LeBron son tiros en salto).

Ambos jugadores tienen un excelente manejo de balón, lo que les permite ser anotadores prolíficos sin perjudicar a sus equipos con pérdidas. Kobe es un poquito más confiable en este aspecto. También es un mejor lanzador de tiros libres, aunque LeBron llega a la línea más a menudo -- está anotando más de siete puntos por partido desde aquí.

Esta es la categoría más pareja, ya que LeBron también es una brillante máquina anotadora. Pero le doy a Kobe una pequeñísima ventaja dada su gran variedad de armas -- movimiento sin el balón, uso de pantallas, posteos, fintas para desequilibrar a las marcas, y el aprovechamiento de su amenaza de triples para escabullirse entre múltiples defensores. Kobe es un maestro en todas las maniobras de anotación.

Kobe 10, LeBron 9


Categoría No. 3: Mejorar a los compañeros

Esta podría ser la categoría más fácil a la hora de detectar diferencias entre los dos. LeBron es, lisa y llanamente, el mejor escolta/alero pasador desde Magic Johnson. Tiene un dribble activo tremendo en aislamiento o desde pantallas, y es aún mejor antes de usar su dribble, leyendo y reaccionando frente los cambios de la defensa contraria antes de sus cargas. Esto crea canastas fáciles para los jugadores que normalmente se verían complicados para anotar. Y, lo que es más importante, hace el pase crucial en cualquier momento del partido, incluso en los segundos finales.

Kobe también es un excelente pasador. Tiene una gran previsión a mitad de cancha. Mi jugada favorita es cuando carga con dribbling o se postea para atraer al centro o ala-centro contrario. Cuando esto sucede, el grandote de los Lakers que queda abierto, generalmente Andrew Bynum o Pau Gasol, corre directo hacia el aro para recibir un pase perfecto de Kobe. Es una jugada devastadora, que mantiene a los grandotes contrarios en un purgatorio constante.

Pero debemos decir que Kobe prefiere quedarse con el balón en lugar de moverlo, y tener semejante talento a su alrededor sólo exacerba el problema. Igualmente es un gran pasador, pero no está al nivel de LeBron.

LeBron 10, Kobe 8


Categoría No. 4: Defensor primario

LeBron, un fanático del atletismo recién llegando a su pico, es más activo defendiendo la acción primaria. Ejerce mucho más presión sobre el balón que Kobe y suele ser más agresivo con su rápido movimiento de pies. Pero lo hace con cierto riesgo para la defensa de los Cavs, ya que a veces no fuerza a su hombre en ninguna dirección porque está demasiado sumido en una batalla de uno-contra-uno o le ganan el medio por usar flojas técnicas de cierre. Sin embargo, con LeBron, este riesgo vale la pena. Su mero tamaño y dotes físicos generan una gran confusión para el jugador que tiene el balón en sus manos, lo que a menudo resulta en un tiro forzado o en una pérdida.

Kobe, por su parte, hoy en día me hace pensar en el jugador más astuto y veterano de un partido callejero muy competitivo. Es eficiente con sus movimientos, y tiene la mejor técnica de la liga. Los Lakers quieren que juegue siempre arriba, manteniendo el balón a un lado de la cancha. Es una estrategia de librito aplicada por la mayoría de los buenos equipos defensivos.

Bryant/James
Jeff Lewis/Icon SMIEl tamaño y la velocidad de LeBron le dan ventaja

Kobe no se preocupa demasiado por llegar a la línea de base más despacio, ya que suele tener a dos ayudantes de 7 pies disponibles, y la línea sirve como un defensor extra. Suele marcar al alero menos peligroso en la primera mitad y juega lejos de él (ver "defensor secundario" abajo), dándole espacio para lanzar o hacer una jugada. Todo defensor apunta a forzar a su adversario a tomar el peor tiro posible, por lo que invitar al peor escolta ofensivo a lanzar o cargar da excelentes resultados. De modo que las acciones de Kobe están en línea con la estrategia de su equipo.

No me cabe duda de que dentro de cinco o siete años, LeBron estará jugando exactamente como Kobe ahora. Y actualmente no existe una gran diferencia entre los dos en lo que hace al producto final. Pero hace unos años, cuando Kobe se dedicaba más a cazar balones, era considerado uno de los mejores defensores del básquetbol. Esa presión extra marca la diferencia, por lo que LeBron pasa a dominar esta categoría.

LeBron 10, Kobe 9


Categoría No. 5: Defensor secundario

Tanto Kobe como LeBron se ven beneficiados por jugar con sólidos, sino excelentes, defensores, quienes les permiten moverse para entorpecer las acciones ofensivas de sus adversarios.

LeBron tiene un sexto sentido para detectar adónde irá el balón, por lo que busca cortar las jugadas antes de que se produzcan. Y si el jugador ofensivo lo ignora, LeBron irá por su tiro. No ha bloqueando tantos tiros esta temporada, pero sigue desbaratando muchas jugadas al sumarle un defensor extra a la situación.

Sin embargo, lo mismo podemos decir de Kobe, quien parece saber lo que va a suceder incluso antes que algunos de los jugadores ofensivos. Esto en parte se debe a su legendaria capacidad de mirar horas de video.

Aunque Kobe a veces comete el error fundamental de darle la espalda al hombre que está marcando para mirar el balón al otro lado de la cancha o bajo el poste, siempre sabe exactamente adónde ir llegado el momento de localizar y bloquear a su marca. Y como suele marcar al más débil de los escoltas contrarios, puede darse el lujo de jugar como un profundo en el fútbol americano.

Si su hombre queda abierto y decide lanzar el balón, los Lakers consideran exitosa la posesión. Esto también le permite a Kobe hacer jugadas sobre la pelota, razón por la cual la está robando al menos dos veces por partido. Y si no se roba el balón, al menos hace lo que LeBron sabe hacer muy bien; entorpecer las acciones primarias de la ofensiva contraria.

Ambos jugadores tienen un gran impacto con sus colaboraciones defensivas, pero el hecho de que Kobe se encuentre en el tercer lugar de la liga en número de robos significa que tiene el condimento extra de transformar la defensa en ataque.

Kobe 10, LeBron 9


Categoría No. 6: Impacto en transición

LeBron James
Getty ImagesMejor apartarse del camino cuando LeBron corre en transición

LeBron y Kobe son dos de los cerradores laterales más finos en la historia del deporte, junto con Michael Jordan, Scottie Pippen, Clyde Drexler y James Worthy. Pero LeBron también se asemeja a Magic Johnson en transición porque a menudo encabeza el contraataque y empuja el balón por la mitad del campo de juego.

LeBron es devastador en este aspecto ya que suele esperar a que se abra un surco antes de abalanzarse por el mismo para meter el tiro y/o sacar la falta. También es un maestro a la hora de aguardar que llegue ayuda para esparcir a los defensores y encontrar a compañeros abiertos cuando los contrarios están demasiado enfocados en él. Sin embargo, es aún mejor completando las jugadas cuando es él quien recibe el pase a la carrera -- de hecho, no hay nadie mejor que él en este aspecto.

Otras veces, LeBron se detiene para lanzar un doble largo o un triple, y a veces parece hacerlo sólo para descansar un poco, ya que en transición es prácticamente el único momento en el que suele enfrentarse a un solo defensor.

Claro que eso es lo que Kobe viene haciendo desde hace años. Sí, a menudo lanza tiros en salto y triples, pero siempre está buscando la oportunidad de presionar y atacar. Él también suele ser el iniciador de los contraataques, así que no tiene problema en empujar temprano y luego, si la marca lo permite, iniciar el posteo para hacer retroceder al defensor.

Dado su permanente estado de alerta como pasador, los defensores contrarios saben que no pueden dedicarse exclusivamente a detenerlo, y esto le da el espacio que necesita. Si lo encierran, le pasa el balón un compañero abierto. Sin embargo, Kobe suele forzar tiros en esta parte del juego demasiado a menudo, y esto, combinado con la habilidad de LeBron para bajar rebotes y correr, le da a LBJ la ventaja sobre Kobe en transición.

LeBron 10, Kobe 9


Categoría No. 7: Rebotes

Esta categoría claramente favorece al atleta más grande y fuerte, así que LeBron obviamente tiene los mejores numeritos aquí. Además, juega dos posiciones -- alero y ala-pivote -- que se prestan a más rebotes que la posición de Kobe, quien juega de escolta.

Por lo tanto, lo más justo es compararlos dentro de respectivas sus posiciones y no entre sí. Además, debemos tener en cuenta qué tan bien rebotean sus equipos, ya que los entrenadores no quieren que sus jugadores estén luchando por bajar rebotes al punto de perder eficiencia.

Al estudiar a estos dos, sorprende encontrar que Kobe es el mejor reboteador ofensivo. Encuentra la manera de meterse en el medio de la pintura en muchos tiros, el mejor lugar para bajar rebotes largos o perdidos. También es oportunista adentro, escabulléndose entre defensores perezosos para capturar el balón. Entre todos los número 2 que juegan al menos 24 minutos por partido, Kobe tiene el mejor índice de rebotes ofensivos de la NBA. Los Lakers no son de lo más sólidos en la categoría de rebotes ofensivos, así que las contribuciones de Kobe hacen una gran diferencia.

LeBron, por su parte, no tiene un gran impacto en esta parte del juego, tal vez para conservar su energía. Ha bajado más de dos rebotes ofensivos por partido solamente dos veces en toda la campaña, mientras que Kobe lo ha hecho en 10 oportunidades.

Pero en las tablas defensivas, LeBron no descansa. Entre los aleros titulares, tiene el segundo mejor índice de rebotes defensivos detrás de Gerald Wallace. Considerando que Cleveland tiene la segunda mejor marca de la liga en rebotes defensivos, es algo impresionante.

Los Lakers no son demasiado fuertes en rebotes defensivos, y Kobe tiene una producción promedio en esta área. Aunque debería tener suficientes rebotes para bajar, no es uno de los primeros 10 en esta categoría entre los escoltas titulares. Pero existe un factor mitigante: L.A. se encuentra en el segundo lugar de la liga en margen de victorias, así que Kobe no tiene tanta presión como LeBron para bajar rebotes.

De modo que aunque los numeritos de LeBron sean mejores que los de Kobe, no encuentro una diferencia entre los dos ya que se trata de un aspecto del juego muy ligado a la posición. Aquí doy un empate.

LeBron 10, Kobe 10


Categoría No. 8: Intangibles

LeBron tiene una gran capacidad de liderazgo -- ayuda a sus compañeros a creer en sí mismos y al equipo en general. Es vocal, gracioso y carismático. Para ganar, y ganar a lo grande, una fuerte personalidad ayuda mucho a un jugador a elevar a su equipo. Piensa en Magic Johnson en el Juego 6 de las Finales de 1980. Sí, su desempeño en la cancha fue tremendo, pero sus compañeros (especialmente Jamaal Wilkes) jugaron por encima de sus capacidades gracias, en gran parte, a lo que Magic había hecho detrás de escena.

LeBron tiene esa clase de impacto en los Cavs. Su equipo puede apoyarse en él en los momentos de mayor presión y confiar en que las cosas saldrán bien. Tampoco tiende a echar culpas, lo que consolida la confianza de sus compañeros y les permite equivocarse sin temor de ser reprendidos por él.

Bryant
Getty ImagesSi hablamos de intimidar, nadie como Black Mamba

Kobe tiene una personalidad diferente, y, por lo tanto, el impacto que tiene en su equipo es distinto. Es más callado, airado y competitivo que LeBron. Puede ser un líder positivo para su equipo y es mucho, mucho mejor detrás de escena con sus compañeros jóvenes de lo que la gente cree.

No obstante, le daría a LeBron la ventaja en esta categoría de intangibles si solamente estuviera basada en la capacidad de inspirar a los compañeros. Pero hay más intangibles por considerar.

Los dos trabajan duro, y son un gran ejemplo para el resto de sus compañeros. Kobe a menudo hace su trabajo antes de que todos los demás lleguen al gimnasio, un constante recordatorio de que su mejor jugador está dispuesto a dar más de lo requerido para mejorar. Es difícil pensar en alguien que trabaje más duro en su juego que Kobe.

El crecimiento de LeBron como jugador habla de hábitos de trabajo similares, y ambos son conocidos por su capacidad de consumir horas y horas de video a modo de preparación para el próximo adversario. Le doy a LeBron una pequeña ventaja en capacidad de liderazgo y a Kobe una delantera similar en ética de trabajo.

Entonces, ¿quién se impone en esta importante categoría?

Bueno consideremos otro intangible que afecta a todos los deportes profesionales: El factor intimidación. Y en esta área, no hay discusión. LeBron se ha convertido en un sólido bloqueador de tiros, y dada su velocidad y tamaño, no cualquiera se anima a cargar contra él. Pero sus adversarios se siguen enfocando más en su ofensiva que en cualquier otra cosa, sin preocuparse demasiado por su presencia en otras áreas.

Kobe, por su parte, puede mantener a los escoltas contrarios despiertos por las noches antes del partido. Nadie quiere ser el próximo a quien le cuelguen 81, ni el encargado de marcarlo cuando se mete en sus zonas. Y no sólo es la ofensiva lo que intimida a sus adversarios. Muchos jugadores jóvenes se ponen más tensos que de costumbre cuando saben que Kobe los estará marcando.

LeBron está avanzando hacia esta clase de respeto y temor de sus rivales por la vía rápida, pero aún no ha llegado. En mi vida adulta, tres no-pivotes han asustado e intimidado a sus adversarios más que cualquier otro jugador: Larry Bird, Michael Jordan y Kobe Bryant.

Kobe 10, LeBron 9


Conclusión


¿Entonces quién es el mejor de los dos? Nuestro recuento final da LeBron 77, Kobe 75. Y no es coincidencia que el margen final se remita a la tercera categoría: hacer mejores a tus compañeros.

Los fanáticos de Kobe pondrán su último anillo como prueba de su capacidad para jugar de la manera correcta con sus compañeros. No tengo argumento contra eso; es un gran compañero. Y no es sólo un candidato a entrar directamente al Salón de la Fama, sino que es probablemente uno de los 10 mejores jugadores de la historia.

Pero ninguno de estos logros sugiere que LeBron no es el mejor jugador en estos días. Tampoco niega el hecho de que Kobe a veces trata de hacer demasiadas cosas por sí mismo durante los partidos. Creo que para lograr el Kobe que vemos hoy -lleno de fuego y confianza y listo para arrastrar al equipo ante cualquier dificultad- a veces sus compañeros tienen que soportar que él haga todo. Y eso no es necesariamente una falla. Pero no es tampoco lo mejor en un equipo.

LeBron no es perfecto. Debe mejorar su tiro de media distancia y aprender a hacer más daño en el poste. Los equipos tienen más chances de dominarlo si no soluciona estos temas. Pero para mí, es el mejor jugador del mundo en estos momentos. Su combinación de poder bruto, tamaño, atletismo, talento y tacto -y su deseo de usar esa combinación de forma tal para realizar la mejor jugada para su equipo- lo separan de todos los demás jugadores de la liga.

Mucha gente del básquetbol cree que Kobe es lo más parecido que hubo a Michael Jordan. Estoy de acuerdo. Son probablemente los dos mejores escoltas de la historia. Pero la liga nunca ha visto un jugador como LeBron James.

Y en una década o más, posiblemente estemos hablando de esto otra vez, sólo que en dicha ocasión LeBron estará en el ring con Su Majestad, deliberando para ver quién de los dos es el mejor jugador de todos los tiempos.