Los mejores tiradores de la historia

La NBA ha sido prolífica en lanzadores a distancia, pero... ¿Quién fue el mejor?

Actualizado el 10 de marzo de 2010
John Hollinger Por John Hollinger
ESPN.com
Archivo

Steve Nash

(Getty Images)

Steve Nash puede ser reconocido por su habilidad para pasar el balón, pero su tiro es excelente

Por lo general escucharás a fanáticos lamentarse por la falta de lanzamientos en el juego de hoy en día, en especial desde la línea de tiro libre. Pero en realidad, el problema es el opuesto: La NBA en la actualidad está repleta de tiradores. De hecho, varios de los mejores lanzadores de todos los tiempos están en los planteles actuales de los equipos de la NBA. Y la mayoría de ellos está en su mejor momento.

Sin dejar la primera mitad de la tabla de posiciones de la Conferencia Oeste, por ejemplo, puedo nombrar a Steve Nash, Dirk Nowitzki, Peja Stojakovic, Kevin Martin y Chauncey Billups, quienes han acumulado temporadas que se ubican entre las mejores de la historia en cuanto a performances de lanzamiento. Y eso es sin decir nada de los otros grandes francotiradores de la liga -- Ray Allen, Jason Kapono, el dueño del récord en tiros libres, José Calderón, Ben Gordon, Kyle Korver... y la lista es interminable.

¿Pero quién es el mejor de los mejores? Aquí está el problema. Nunca hemos tenido un sistema métrico preciso para evaluar a los mejores tiradores de este deporte... Bueno, al menos hasta hoy. Así es, vamos a intentar evaluar a los mejores francotiradores de la historia de este deporte.

Primero, una aclaración: Por "historia", nos hemos limitado a la era de los triples. Hubo grandes francotiradores que jugaron antes de eso, pero no tenemos la manera de verificar sus casos estadísticamente hablando. En especial, parecería que Calvin Murphy y Rick Barry  dos jugadores de la década del setenta que cobraron renombre por el alcance de sus lanzamientos y están entre los mejores seis lanzadores de tiros libres de todos los tiempos  se verían menospreciados por la metodología actual. Mis disculpas también van para Bill Sharman, Mike Newlin y Fred Brown.

OK, ahora vayamos directo al método. El primer paso ir descartando jugadores por medio de algunos parámetros: Lanzar un 85 por ciento desde la línea con al menos una marca de 45 por ciento en triples, o lanzar un 87.5 por ciento desde la línea con al menos una marca de 42.5 por ciento de conversiones en triples, o lanzar un 90 por ciento desde la línea con al menos una marca de 40 por ciento de conversiones en triples.

La idea en esta etapa no es definir quién es el mejor tirador de todos los tiempos sino eliminar a todos los jugadores que sabemos perfectamente que no son los mejores de todos los tiempos. De modo que con este paso, reducimos nuestra lista a 44 jugadores.

A partir de aquí, he intentado crear una fórmula para clasificar a los mejores lanzadores. Pensé que iba a tener que armar una formula compleja para poder incluir todas las variables, pero resultó ser que una simple formula funcionó mucho mejor que cualquier mezcla exótica que hubiésemos podido plantear. Lo que hice fue sumar los porcentajes de los lanzamientos desde las líneas de dos, de tres y de tiro libre de cada jugador. Llamaremos a este procedimiento un "Índice Combinado de Lanzamientos" o ICL para acortar el término.

El ICL funciona por un par de razones. Primero, el tiro libre es un árbitro bastante justo para evaluar las habilidades al lanzar. Es el único medio de evaluación verdaderamente eficaz que tenemos, ya que siempre es desde 15 pies de distancia, sin marcas, sin importar el sistema que emplee el equipo o cual es el rol del jugador. Es simplemente un tiro entre muchos otros entre el arsenal de un jugador, pero es uno de vital importancia .

Segundo, el yin y el yang de las habilidades para lanzar desde la línea de dos y de tres hacen que haya un equilibrio. Hay algunos jugadores que son más eficientes desde el medio alcance y otros desde más lejos. Además, al utilizar este método el sistema es más justo para los jugadores de los ochenta y los noventa, cuando los equipos no usaban la línea de tres tan a menudo o tan efectivamente.

Lo único que dejé afuera fue la frecuencia. Obviamente, los jugadores que eligen bien sus puestos de tiro reciben mejor porcentaje que aquellos que son el punto focal de la ofensiva en una jugada tras otra. Por otra parte, es extremadamente difícil que los jugadores en el grupo anterior lancen lo suficientemente bien desde la línea como para subir al grupo de élite en esta lista, simplemente debido a la falta de repeticiones dentro de un mismo juego. Varios tiradores con buenos números desde el piso (por ejemplo, Brent Barry, o Hubert Davis) no podrían llegar a los mejores diez debido a sus porcentajes de tiros libres, e incluso el segundo mejor jugador de nuestra lista (todos ellos grandes tiradores, entre los mejores de todos los tiempos) tiene el peor porcentaje de tiros libres de todos los que están entre los mejores 10.

También marcamos dos estándares mínimos: 10.000 minutos de juego en toda la carrera, y 250 triples encestados. Yo no quería tener en esta lista a nadie que tuviese una larga carrera con varios intentos de triple dispersos por ahí, porque eso parecía contradecir el sentido de este ejercicio. A pesar de ser arbitraria, la cifra de 250 separaba muy bien a los auténticamente buenos tiradores de largo rango de los tipos que meramente conectan buenos tiros de media distancia y encestan muchos tiros libres.

Pore so, ahora que nuestro sencillo método CSR queda claro, hagamos nuestra lista de los 10 mejores tiradores, que aparentemente también sirve como manera de predecir oportunidades de empleo como periodistas y talento en cámara, entrenadores, y gerentes de equipos en el futuro. Según ICL, ellos son:

Así es: Steve Nash. Por un largo trecho.

Siempre he dicho que sus capacidad de tiro es su habilidad menos apreciada, pero aún así, esto realmente me sorprende.

Sin embargo, tiene sentido. Veamos los números, y Nash aplasta a todo posible competidor. Y se hace aún más impresionante cuando uno considera que casi todos sus tiros desde el campo han salido del dribble. Nash y el cuarto jugador de la lista, Mark Price, son los únicos dos jugadores en la lista en encestar más del 50 por ciento en dobles, 40 por ciento en triples, y 90 por ciento desde la línea en toda su carrera. Y también sucede que el gerente general a cargo de Nash en Phoenix, Steve Kerr, está segundo en esa lista.

Un punto fuerte de esta lista es que reconoce a algunos de los grandes tiradores de rango medio del básquet. Ni Chris Mullin ni Jeff Hornacek encestaban triples con mayor frecuencia, por ejemplo, pero ambos eran muy certeros en sus intentos, y eran excepcionales desde el rango de dobles.

Los fanáticos de la "Leyenda de Larry" sin duda se verán decepcionados de verlo en el noveno puesto de la lista y de ver a un jugador de su mismo tamaño (Stojakovic) clasificado un poco más alto que él. Pero la gran capacidad de Bird era su habilidad para encestar tiros muy difíciles, lo cual debería ser parte de una lista totalmente diferente, una lista que incluiría a jugadores muy diferentes. (Kobe Bryant, por poner un ejemplo muy obvio, no está ni siquiera cerca de la lista de más arriba, pero tendría que estar muy alto en una lista de encestadores de tiros difíciles).

Si se preguntan por Nowitzki, está 13ero, y es fácilmente uno de los mejores jugadores de 6'10'' ó más en esta categoría. Los jugadores del puesto 11 al 20 en esta lista son Barry, Hersey Hawkins, Nowitzki, Davis, Korver, Mo Williams, Danny Ainge, Allan Houston, Scott Skiles y Glen Rice.

Antes de irme, les maestro a algunos jugadores que no entraron en la lista pero que vale la pena mencionar.

El primero es Drazen Petrovic, quien no cumplió con mi requisito de minutos mínimos debido a su muerte en 1993. El ranking de Petro con 1.799 puntos lo hubiese puesto en el quinto lugar de esta lista, un hecho que se hace más impresionante aún cuando uno considera que tenía 28 años al morir, y que la mayoría de los jugadores mejoran sus estadísticas en los criterios ya expuestos cuando superan los 30 años.

El segundo es Calderón, que necesita solamente 779 minutos más para entrar en esta lista, y su marca de por vida de 1.805 puntos lo ubica en quinto puesto. Calderón también tiene solamente 238 triples en su carrera y necesita apenas 12 más. Uno puede pensar que su porcentaje de aciertos desde la línea de tiros libres lo lleva hasta los mejores 10, pero lo que lo logra de hecho es su sorprendente porcentaje de dobles desde el campo. Calderón ha encestado el 53.4 por ciento de sus dobles de por vida, lo cual es la mejor marca entre los 44 jugadores de este estudio.

Finalmente, dos jugadores jóvenes de los Golden State Warriors han establecido una gran oportunidad de terminar sus carreras cerca de la parte más alta de esta lista. El novato Stephen Curry tiene 1.770 puntos en su breve carrera, y si ese número se mantiene terminará su carrera entre los mejores 10. Dado que los tiros de los jugadores a menudo mejoran dramáticamente entre su segunda y quinta temporada, él podría terminar como uno de los jugadores con la clasificación más alta de todos los tiempos.

Pero nuevamente, él podría llegar a terminar segundo entre los Warriors actuales. Su compañero de equipo Anthony Morrow ha jugado en dos temporadas en la NBA como titular a tiempo parcial, y ha marcado porcentajes de por vida en 48.8 por ciento en dobles, 45.9 por ciento en triples y 87.6 por ciento desde la línea. Eso le adjudica un ICL de 1.822, lo cual es mejor que cualquier otro jugador de la historia que no se apellide Nash.

Obviamente estamos usando muestreos más pequeños con ellos dos, y es posible que les vaya mal en las temporadas futuras. Pero cuando hablamos de los grandes tiradores de la historia, esos dos deberán ser vigilados de cerca en temporadas futuras para ver si se merecen un puesto en la conversación.


John Hollinger es colaborador de ESPN Insider. Consulta su archivo de columnas.