¿Otro torpedero latino en Boston?

Encontrar un sustituto para Orlando Cabrera es una de las grandes prioridades que tienen actualmente los Medias Rojas

Actualizado el 11 de diciembre de 2004
 

Por ENRIQUE ROJAS

SANTO DOMINGO (AP) - Además de retener al lanzador Pedro Martínez y al receptor Jason Varitek, encontrar un sustituto para el torpedero Orlando Cabrera es una de las grandes prioridades que tienen actualmente los Medias Rojas de Boston.

El sustituto podría salir de las propias filas de los campeones mundiales, tomando en cuenta una conversación entre John Henry, propietario de los Medias Rojas, y el torpedero dominicano Hanley Ramírez, el mejor prospecto de la organización por tres años seguidos.

"Henry me preguntó que en dónde yo me veía jugando en el 2005 y le dije que en Pawtucket, nuestra sucursal triple A", dijo Ramírez a la AP.

"Pero él me dijo que fuera a los entrenamientos primaverales preparado con la idea de que podría ser el torpedero regular en Fenway Park", agregó Ramírez. "Me reí nervioso y emocionado por esas palabras".

La conversación entre Henry y Ramírez se produjo el miércoles, cuando una misión de los Medias Rojas visitó República Dominicana para asistir a la celebración del primer aniversario de la academia de desarrollo que corre aquí la organización.

Ramírez, de 20 años, está proyectado por los Medias Rojas como el torpedero regular del club para el 2006, pero la partida de Nomar Garciaparra y Orlando Cabrera, más la gran labor del dominicano en la liga invernal, podrían acelerar el proceso.

Después de dos años de altas y bajas, en el terreno y fuera de éste, Ramírez logró poner todo junto en el 2004.

En el verano, Ramírez dividió su tiempo entre las ligas de Sarasota (A) y Portland (AA), bateando .310 de forma combinada. Fue el Jugador del Año de los Medias Rojas en Sarasota, miembro del equipos Todos Estrellas de la Liga del Este y prospecto número uno de Boston.

Se integró a los Tigres del Licey desde el primer día de la temporada invernal y fue seleccionado el Jugador de la Semana en los primeros siete días de acción.

Una molestia en la espalda sacó al jugador de acción en las pasadas dos semanas de la liga invernal.

"Ya estoy recuperado y listo para jugar cuando el Licey me necesite", dijo Ramírez, quien batea .257 con cinco jonrones y 16 carreras remolcadas en la liga invernal.