Mark SanchezGetty ImagesLos errores de Mark Sanchez comenzaron cuando el peso del equipo recayó sobre sus hombros.

Los New York Jets han llegado a ser el hazmerreír de la NFL después de la actuación de este "Monday Night Football" contra los Tennessee Titans. Mark Sanchez se ha convertido en el centro de todas las críticas, burlas y errores que alguien pudiera cargar. Rex Ryan se ha encargado de dirigir, de manera magistral, lo que hoy podemos llamar una vergüenza de equipo.

Los Jets se han convertido en un circo.

La culpa
La culpa no se la puedes cargar a una sola persona. Todos son los responsables, los culpables de lo que pasa hoy en New York. En un equipo que hace dos temporadas llegó por segundo año consecutivo a estar a un juego del Super Bowl, y que en ambas temporadas, consiguió llegar hasta esa instancia con triunfos de visitante.

Fue un club que en su pase a la Final de la AFC dejó en el camino en semanas consecutivas a los Indianapolis Colts (en el último partido de Peyton Manning con los Colts) y a los New England Patriots (con Tom Brady). Pero cuando las cosas se hacen mal desde arriba, los errores se transmiten y se reflejan hasta el terreno del juego.

Las cosas no se hicieron mal desde esta pretemporada al traer a Tim Tebow, sino desde antes, al desprenderse de jugadores que fueron claves tanto a la defensiva como a la ofensiva. Este equipo fue en su momento de las mejores ofensivas y defensivas por tierra, hoy en día, están lejos de serlo.

Las cosas se hicieron mal con Mark Sanchez (no por seleccionarlo), pues lo tomaron en primera ronda y no lo desarrollaron de la forma adecuada en sus primeras temporadas. Sanchez jamás cargó con el peso del equipo porque siempre estuvo cobijado por su defensiva y el juego terrestre, y de la noche a la mañana, querían que sacara partidos, querían que fuera la bujía a la ofensiva, y no está para tomar esa responsabilidad.

Para que pueda tomar ese puesto hay que prepararlo, hay que llevarlo. De inmediato se me vienen a la mente dos quarterbacks que en sus primeras temporadas fueron discretos en sus actuaciones y dependían más de otras áreas, Ben Roethlisberger y Drew Brees, hoy en día son dos jugadores clave en los esquemas de sus equipos y son fundamentales en su accionar.

Al no poder mover el balón por tierra y quererlo hacer por aire, los Jets se encontraron con errores, errores y más errores de Sanchez. En las últimas dos temporadas, Sanchez ha perdido el balón en 50 ocasiones. Los Jets son el segundo peor equipo en la NFL con 67 pérdidas de balón a lo largo de las últimas dos campañas (Eagles, líder con 70). Después de llegar a la Final de la AFC en las dos primeras temporadas de Sanchez, los Jets no han llegado a los playoffs.

Las cosas se hicieron mal al contratar a Tebow en la pretemporada. Se siguen haciendo mal cuando en este partido contra Titans, se decide meter a Tebow en la tercera serie ofensiva sin importar la situación. ¿Pero en qué cabeza cabe pensar que puedes escoger en qué serie ofensiva entrará un "quarterback" sin saber la situación de juego? ¡Esto no se trata de tirar dardos para ver en qué serie ofensiva meto a Tebow!

Las cosas se hacen mal, porque después de la desastrosa temporada de Sanchez y de mandarlo a la banca (donde se tenía que haber quedado) en pleno partido, Ryan lo mantuvo como titular para la siguiente semana. Ahora, a dos juegos de que termine la campaña y ya eliminados, entonces sí Ryan no sabe quién será su pasador.

Las cosas se hicieron mal porque se le firmó a Mark Sanchez un contrato donde se le garantizan por lo menos ocho millones de dólares para la siguiente temporada, por lo que, o se quedan con él, o en caso de deshacerse de él tendrían que absorber el gasto en el tope salarial.

Los New York Jets son el resultado de una suma de malas decisiones en todas las áreas.

¡Los Jets son una burla!