Josh HamiltonJim McIsaac/Getty ImagesRepetir la gran producción de 2012 quizás es demasiado pedir para Josh Hamilton

Los cinco jugadores mencionados abajo están entre el talento bueno a excelente, pero los cinco comienzan la campaña 2013 con mucha presión y mayores expectativas. ¿Podrán cumplir su misión?

1. James Shields, Lanzador abridor, Reales. Los Reales pagaron un alto precio con el prospecto Wil Myers para adquirir al lanzador que ellos esperan encabezará su rotación. Shields ha sido uno de los abridores más consistentes y duraderos en los últimos años, superando las 200 entradas en las últimas seis temporadas, mientras que mantiene una tasa excelente de ponches/bases por bolas debido al dominio de su arsenal de cuatro lanzamientos -- una recta de 90-94 millas por hora, una recta cortada, el cambio y la curva. Viene de posiblemente su mejor temporada después de un récord de ponches del 24 por ciento, el mayor de su carrera, y otra mejor marca de rodados de por vida de un 52 por ciento.

¿Por qué la preocupación? Vamos a empezar con el cambio en los estadios. Shields ha sido un enorme beneficiado del Tropicana Field en los últimos años, registrando una efectividad general de al menos una carrera menos como lanzador local. Su promedio de efectividad en casa durante las últimas cinco temporadas: 3.25, 2.36, 4.53, 3.75 y 2.59; su efectividad como visitante: 3.83, 3.35, 5.82, 4.62 y 4.82. Por supuesto, al jugar en el Este de la Liga Americana para los Rays, Shields tuvo que lanzar un gran porcentaje de sus juegos de visitante en Yankee Stadium y Fenway Park, contra buenos equipos ofensivos. Se traslada a la división más fácil, pero en tamaños de muestra limitados, no ha lanzado bien en algunos de los parques de la División Central (6.38 de efectividad en Kauffman Stadium en cuatro aperturas, 4.44 en Cleveland y 4.09 en Chicago).

Shields se muda de un equipo por lo general excelente a la defensiva como los Rays a los Reales, que han mejorado realmente su defensa en los últimos años con jugadores como Mike Moustakas y Alcides Escobar en el cuadro y el estelar Alex Gordon en el jardín izquierdo, así que en realidad no creo que sea un gran problema. Lo que me preocupa son las cargas pesadas de trabajo que Shields ha llevado a través de los años. Sólo Justin Verlander y Félix Hernández han tirado más lanzamientos en las últimas tres temporadas. Abandona a uno de los mejores managers del deporte como Joe Maddon por alguien que no es uno de los mejores entrenadores del deporte como Ned Yost. Los Reales quieren un tipo que pueda registrar una efectividad en los bajos 3 puntos, pero puede ser que obtengan a un hombre que va a registrar una efectividad en los bajos 4 puntos.

2. Josh Hamilton, Jardinero, Angelinos. No es que Hamilton no será un activo valioso para los Angelinos, es que los aficionados no deben esperar que Hamilton vuelva a batear 43 jonrones de nuevo. Obviamente, se muda de uno de los mejores ambientes de bateo en el béisbol a uno de los más difíciles. Y si bien usted puede pensar que el enorme poder en bruto de Hamilton se traducirá en cualquier lugar -- y de acuerdo con ESPN Home Run Tracker, encabezó las Grandes Ligas con 15 cuadrangulares "sin ninguna duda" -- con 12 de ellos empató en la referencia de "justo lo suficiente" en el cuarto lugar en las Grandes Ligas -- detrás de su ex compañero de equipo de los Vigilantes Adrián Beltré. ¿Cuántos de esos jonrones que superaron la valla en Texas serán atrapados en la franja de seguridad en Anaheim?

HamiltonESPN Stats & InformationHubo pocos lanzamientos que no le gustaran a Josh Hamilton en 2012 para hacerle swing

La otra bandera roja es la tasa de ponches de Hamilton -- que pasó de 17.3 por ciento en el 2011 al 25.5 por ciento en el 2012. (En números brutos, de 93 a 162 en 98 apariciones adicionales en el plato). Ningún bateador de Grandes Ligas le hizo swing a un mayor porcentaje de lanzamientos fuera de la zona de strike. Puedes ver el mapa de calor para ver con cuánta frecuencia expandió la zona de strike.

Esa estrategia al batear no le afectó en el 2012, pero sí podría hacerlo en 2013.

3. Brian McCann, Receptor, Bravos. McCann tuvo la peor temporada de su carrera al batear .230/.300/.399 mientras luchaba con una lesión del hombro que requirió cirugía en la temporada baja. Los Bravos decidieron ejercer una opción de $12 millones con la esperanza de McCann pueda regresar de nuevo a ser el bateador de sobre .800 de OPS que fue durante las últimas cuatro temporadas.

La disminución de McCann en el 2012 podría ser simplemente una consecuencia de la lesión -- la tasa de bases por bolas y ponches se encuentra en consonancia con las normas de su carrera, pero su BABIP cayó del rango de .295 a .234. Pero también McCann ha jugado muchos partidos a una edad joven -- está en la lista de los 10 receptores con más partidos detrás del plato hasta los 28 años de edad desde la temporada de 1950. Ha sufrido mucho desgaste. No hay garantías de que vuelva a parecerse al bateador de elite --- y al seis veces jugador estrella -- que fue.

4. Alex Ríos, Jardinero, Medias Blancas. En pocas palabras, yo no voy a comprar que repetirá la temporada. Ríos tuvo su mejor campaña ofensiva desde el 2007, con promedio de .304 y 25 jonrones. ¿Qué esperar de uno de los jugadores más inconsistentes del béisbol? Tal vez no es una temporada tan mala como el 2011, cuando bateó .227, pero preveo una caída significativa de sus números del 2012. Desafortunadamente, con la pérdida de A.J. Pierzynski y el declive de Paul Konerko en la segunda mitad quizás debido a que ya finalmente lo alcanzó la edad, los Medias Blancas no pueden permitirse una producción menor de Ríos.

5. Aníbal Sánchez, Lanzador abridor, Tigres. Esta puede ser más una situación de ajuste de expectativas después del gran contrato nuevo y su actuación excelente en postemporada. No olvidemos que este es un hombre con una efectividad de 3.75 de por vida, casi todos sus siete años en Grandes Ligas estuvo con los Marlins, en un parque bastante bueno para los lanzadores. No me malinterpreten: Es un buen lanzador, pero con 167 ponches en 195.2 entradas el año pasado, también es alguien que se basa en cierta medida en las jugadas de la defensa que lo respalda. Y este sigue siendo un equipo que juega con Miguel Cabrera, Prince Fielder y Jhonny Peralta en el cuadro.

Después de unirse a los Tigres a mitad del camino la temporada pasada, redujo sus bases por bolas (sólo 15 en 74.2 entradas). Si es capaz de mantener ese nivel de control, puede sobrevivir unos batazos extras aquí y allá. Pero me pregunto si podrá mantener su efectividad por debajo de 4.00 en su primera temporada completa en la Liga Americana.