Brook LopezAnthony Gruppuso/USA TODAY SportsLa lesión de Lopez trastoca por completo los planes de Jason Kidd en Brooklyn
Nueva York.- Durante la temporada muerta de la NBA, muchos fueron los rumores que circularon sobre una posible llegada de Dwight Howard a los Nets, más después del intento fallido del juegador recalar en esa franquicia que ahora juega en Brooklyn.

El precio por los Nets a pagar era el también centro Brook Lopez, requerido, en ese entonces, por el Orlando Magic como pieza central. Pero las cosas no funcionaron y Howard terminó recalando en Los Angeles Lakers, y Brook recibiendo un nuevo contrato de los Nets por cuatro temporadas y $61 millones para que sea la cara del equipo junto a Deron Williams en Brooklyn.

Hasta ahora los Nets están comiendo con su dama, ya que Howard ha sido una decepción total en Hollywood, mientras que está teniendo la mejor temporada de su joven carrera.

Para poner más interesante el asunto, este martes los Lakers llegan al Barclays Center para medirse a los locales, aunque Howard está algo en duda tras perderse los últimos dos partidos, incluyendo el de este domingo ante los Detroit Pistons, por dolores en el hombro derecho, lo que le quitaría algo de brillo al espectáculo.

El morbo ya estaba creado con este partido dada las circunstancias que unen a ambos jugadores desde el 2012.

El centro lagunero no ha mostrado su magia y ha estado ya varias veces fuera de acción con problemas de lesiones, mientras que López luce más sano y más fuerte que su homólogo. De hecho, pesa ahora 280 libras comparado con las 265 de la campaña anterior, lo que lo ha convertido en un mejor rebotador y anotador en la pintura.

"He pasado más tiempo en la sala de pesas. Esto me ha ayudado a estar más fuerte", dijo López sobre su nuevo peso.

Lo peor para Howard es que ha pasado de ser un jugador popular a uno con una imagen negativa tras el fiasco que protagonizó en Orlando, cuando casi forzó su salida de esa organización para ir a Nueva Jersey.

"Creo que consiguó una percepción negativa por lo del año pasado por lo de su cambio y por lo de la agencia libre", comentó Deron Williams sobre Howard. "Ha sido difícil para él, un ajuste duro mirándolo desde afuera", añadió el estelar armador de Brooklyn.

En la cancha está teniendo su peor temporada de la campaña 2005-2006, su segunda en la liga , promediando 16.5 puntos y 11.9 rebotes por partido, además de un pobre porcentaje de menos de 50 por ciento desde la línea de tiros libres. Eso ha influenciado en gran manera para que los Lakers tengan un sorprendente pobre récord de 22-26.

Mientras tanto, López es más apreciado ahora como jugador, tanto así que el comisionado de la NBA, David Stern, lo seleccionó para su primer Juego de Estrellas en sustitución del base de los Boston Celtics, Rajon Rondo. Tanto así ha crecido el centro de origen cubano y egresado de la Universidad de Stanford.

"Estamos contentos con Brook.", comentó Williams. "Brook es nuestro pívot. Está teniendo una temporada de Todos-Estrella. No veo a Brook yendo para ningún otro lado".

En 40 partidos, López está promediando 18.7 puntos, 7.2 rebotes y 2.2 bloqueos por juego, al tiempo que los Nets son segundos en la División del Atlántico con marca de 28-19.