El pasado julio, Nonito Donaire venció fácilmente a Jeffrey Mathebula para unificar dos de los títulos mundiales junior pluma. Sin embargo, antes de la próxima pelea de Donaire, un encuentro en octubre ante el ex campeón Toshiaki Nishioka, Donaire dejó vacante el título que le ganó a Mathebula.

Esa vacante será llenada cuando el mexicano Alejandro López (24-2, 7 KO) y el colombiano Jhonathan Romero (22-0, 12 KO) se enfrente por el título el sábado en la noche en Tijuana, México.

Romero pasó las primeras semanas de su entrenamiento en Colombia y las últimas cinco adiestrándose en Los Ángeles.

"Sé que Alejandro López es un tipo que le gusta moverse mucho en el ring", dijo Romero. "Se vira mucho y depende más en su habilidad boxística. Conseguí el sparring apropiado. Puedo adaptarme mejor a mi oponente. Físicamente, estoy en mi mejor condición y estoy entusiasmado sobre la posibilidad de convertirme en campeón mundial porque Colombia no tiene uno al presente.

"Esta será una pelea de título mundial, y me he preparado propiamente física y mentalmente. Tengo que llevarlo hacia él, no sólo por su estilo pero también por el hecho de que está peleando en su casa. No solo he trabajado en mis atributos dentro del ring pero además en mi mente para asegurarme que yo pueda tener los resultados que quiero".

Romero se puso en posición de pelear por el cinturón con una victoria por decisión en una pelea eliminatoria ante Efraín Esquivias. López ganó su eliminatoria en octubre al derrotar al ex campeón Takalani Ndlovu.

Romero dijo que él ha visto video de López y cree saber cómo pelear en su contra.

"Sé de lo que es capaz, pero basado en mi experiencia en el cuadrilátero, es una historia completamente diferente", dijo Romero. "No me preocupa lo que hará si no lo que yo pueda hacer para conseguir ese título".