MattinglyJayne Kamin-Once/US PresswireMattingly y su equipo de trabajo tendrán que tomar decisiones antes del inicio de la temporada.
GLENDALE, Ariz. -- Los Dodgers de Los Angeles generaron muchas noticias en el invierno por su gasto de dinero y por acumular brazos en su plantilla. La proporción de lanzadores capaces contra puestos disponibles asegura que el manager Don Mattingly y su cuerpo de entrenadores se verán inmersos en discusiones agitadas entre ahora y el primer partido de la temporada ante San Francisco el 1 de abril.

No es que haya nada malo con eso.

Los Dodgers tienen ocho lanzadores abridores en su campo de entrenamiento primaveral: Clayton Kershaw, Zack Greinke, Josh Beckett, Hyun-Jin Ryu, Ted Lilly, Chad Billingsley, Chris Capuano y Aaron Harang. Lilly y Billingsley, que vienen de lesiones, han estado lanzando sin restricciones en Glendale. Incluso si los Dodgers deciden colocar a Lilly en la lista de lesionados para el Día Inaugural y mover a uno de sus otros abridores al bullpen, aun así tendrían seis lanzadores para cinco puestos. Para complicar más las cosas, ni siquiera necesitarían un quinto abridor hasta el 13 de abril.

Los Dodgers también están llenos de piezas en su bullpen. Si Kenley Jansen, Brandon League, Javy Guerra, Matt Guerrier, Ronald Belisario y J.P. Howell están saludables, ellos llenarían seis puestos de relevistas. Los Dodgers también tienen a los veteranos Kevin Gregg, Mark Lowe y Peter Moylan en sus entrenamientos con contratos de liga menor.

"Les decimos a estos tipos en el transcurso de los entrenamientos primaverales, 'Tienen que forzarnos a tomar decisiones difíciles'", dijo Mattingly. "Queremos tener esas decisiones difíciles y discusiones al final del entrenamiento, como, '¿dónde vamos a ir si todo el mundo está saludable y tirando bien la pelota?'"

Mattingly está intrigado con lo que los Dodgers podrían obtener con Gregg y Lowe, relevistas derechos que se vieron forzados a luchar por conseguir empleo en un duro mercado de agentes libtes. Gregg tiene 144 salvamentos en Grandes Ligas, y Lowe tiene 229 ponches en 262 entradas trabajadas de por vida con Seattle and Texas.

"Los relevistas son graciosos", dijo Mattingly. "Habrá un año en el que son realmente buenos. Y entonces tendrán un año malo. Entonces lo próximo que sabremos es que llegarán y su brazo se recuperará. Uno nunca sabe lo que va a ver de año en año".

Harang luce en condición

Aaron Harang nunca sera confundido con un modelo de pantalones ceñidos al cuerpo con sus 6'7" de estatura y 260 libras de peso. Pero Mattingly lo mencionó el viernes al reportarse a los entrenamientos en excelente condición física. Harang, con marca de 10-10 y efectividad de 3.61 en 31 aperturas el año pasado, necesita causar una impresión rápida si es que quiere tener alguna ventaja en la dura competencia entre los lanzadores abridores de los Dodgers.

"Él es uno de los tipos que noté de inmediato", dijo Mattingly. "Es un tipo grande, pero luce como que está en gran condición. Eso te deja saber que hizo su trabajo en el invierno. Es mucho mejor que verlo llegar con 20 libras por encima de lo que se supone".

El voto a Sele sigue siendo un misterio

Aaron Sele, quien labora como asistente especial del gerente de los Dodgers Ned Colletti, inadvertidamente aterrizó en medio de una batalla en Twitter en enero pasado cuando recibió un voto solitario y anónimo en la boleta del Salón de la Fama. La reacción de los miembros de los medios y los fanáticos varió desde la diversión hasta la indignación.

Sele, quien tuvo marca de 148-112 con efectividad de 4.61 en 15 temporadas en Grandes Ligas con los Medias Rojas, Marineros, Angelinos, Vigilantes, Dodgers y Mets, reflexionó sobre dicho episodio en el campamento de los Dodgers el viernes con su típica actitud bonachona.

"Definitivamente me tomó por sorpresa", dijo Sele. "Me siento agradecido por ese voto. Ojalá que alguien me respete por lo que hice y por la manera en que jugué el deporte.

"Yo respeto el Salón de la Fama, lo que representa y la gente que está en él. Entiendo que no me merezco el honor de estar en el Salón. Me quedé corto por 152 victorias de ganarme mi puesto en ese lugar. Eso lo entiendo".