La semana pasada estuve bastante tiempo entrenando en Montreal. Fue la primera vez que fui a Montreal a entrenar para esta pelea en particular ante Takanori Gomi. El entrenamiento estuvo fenomenal, tuve varios compañeros de guanteo de primer nivel, uno de los cuales fue Georges St. Pierre.

Cada vez que voy a Montreal aprendo muchísimo, y me pongo en ritmo para cada una de mis peleas. Voy a estar volviendo en un par de semanas, y voy a estar yendo a Nueva York muy pronto para hacer más entrenamiento ahí junto a St. Pierre y otros tipos de ahí, de Nueva York.

Mi entrenamiento en Boston me ha llevado a estar realmente en muy buena forma hasta este punto. Mi hermano me ha ayudado a poner mi jiu-jitsu a punto en este momento, y no solamente a punto, creo que estoy en el punto más alto de mi nivel de jiu-jitsu, estoy muy bien preparado. Mi boxeo ha llegado definitivamente a nuevos niveles, y los ejercicios y técnicas que estoy aprendiendo en lucha libre también han estado mejorando.

Realmente tuve un muy buen entrenamiento, tanto en artes marciales mixtas como en boxeo y lucha cuando estuve en Montreal. Pude practicar todos esos aspectos, y voy a estar listo para pelear muy pronto. El entrenamiento duro ya ha empezado, y pienso que definitivamente voy a estar más avanzado de lo que pensaba.

La UFC 109 nos dejó varias cosas nuevas. Mark Coleman fue derrotado por Randy Coutoure. Ambos son leyendas dignas del Salón de la Fama de este deporte, pero Coutoure realmente ha sido el tipo que ha desarrollado su técnica, mientras que Coleman no ha hecho mucho eso.