La historia de Corea y Japón 2002

Actualizado el 25 de noviembre de 2009
ESPNdeportes.com

Campeón 2002Getty Images
COREA Y JAPÓN 2002

Equipos: 32.

Equipos en Eliminatorias: 193.

Ausencias notables: Holanda.

Sorpresas: China, Senegal, Ecuador.

Goleador: Ronaldo (Brasil), 8 goles.

Estadísticas: Se marcaron 161 goles (2.53 por partido). Brasil (18) fue el más goleador.

Participaron 32 equipos y se disputó en un formato de ocho grupos de cuatro equipos, con los dos primeros avanzando a octavos de final.

Número de partidos jugados: 64.

Innovaciones
" Por primera vez se disputó en Asia y en dos países.
" Hubo veinte ciudades sede, un récord en la historia de los Mundiales.

Controversias
" Desde mucho antes de conocer en qué países se desarrollaría este Mundial, se sabía que sería por primera vez en Asia. Por eso, hubo varias peleas públicas entre los comités organizadores de Corea del Sur y Japón, hasta que se decidió llevarlo a cabo en ambos.
" Varios arbitrajes estuvieron bajo sospecha durante el torneo, sobre todo algunos que favorecieron al local, Corea del Sur. En los partidos de octavos y cuartos ante Italia y España, los equipos europeos fueron claramente perjudicados por los jueces.

Curiosidades
" Australia venció por 31-0 a Samoa Americana por las Eliminatorias, en el partido con mayor cantidad de goles en la historia de la FIFA.
" El turco Hakan Sukur marcó ante Corea del Sur en el partido por el tercer puesto el gol más rápido de la historia de los Mundiales, a los once segundos del comienzo del encuentro.
" Ronaldo anotó ocho goles en el torneo y se convirtió en el primer goleador que anota más de seis goles de Lato en 1974 (hizo siete).
" Oliver Kahn fue el primer arquero en recibir el Balón de oro al mejor jugador del Mundial, pese a haber jugado muy mal en la final ante Brasil.
" Varios equipos sin tradición llegaron a los cuartos de final. Estados Unidos, Senegal, Corea y Turquía se metieron entre los ocho mejores. Pese a este fenómeno, la final mostró el primer choque mundialista entre los dos Seleccionados más ganadores de todos los tiempos: Brasil y Alemania.
" Corea del Sur se convirtió en el primer equipo asiático en alcanzar las semifinales.
" Por primera vez desde 1970, el campeón ganó la totalidad de sus partidos en el torneo.

Historia

El primer Mundial en terreno asiático comenzó de una manera muy sorpresiva. Francia, el último campeón y uno de los máximos favoritos al título, fue derrotado por la casi desconocida Selección de Senegal en el partido inaugural. Después de ese suceso, el equipo de Lemerre no pudo recuperarse y se despidió en primera ronda sin ganar ningún partido.

Otra de las grandes decepciones del torneo fue Argentina, que llegaba como el equipo que todos querían ver y se fue por la puerta de atrás. El conjunto de Marcelo Bielsa venció a Nigeria en el debut, perdió contra Inglaterra en su segunda presentación e igualó con Suecia en el tercer duelo. La eliminación en primera fase fue un golpe durísimo para la Selección albiceleste, que quería levantar la Copa y se fue de oriente con mucha pena.

Todo lo contrario vivió Brasil, que llegaba con perfil bajo después de una pésima eliminatoria y quería revalidar su condición de favorito donde más importa, en el Mundial. El equipo de Luiz Felipe Scolari hizo una primera rueda excelente y se llevó los nueve puntos, tras la victoria ante Turquía y las goleadas sobre China y Costa Rica.

Otro de los mejores equipos de la ronda inaugural fue, sin duda, España. El eterno aspirante al trono venció a Eslovenia, Sudáfrica y Paraguay en el grupo B. De esa manera, llegó a octavos con el mote de favorito. En esa instancia le costó, pero logró revalidarlo en la tanda de penales contra Irlanda. En los cuartos de final le tocó el dueño de casa y una arbitraje muy polémico le privó de la chance de jugar la segunda semifinal de su historia.

Los equipos asiáticos tenían la oportunidad de dejar de ser simples invitados para convertirse en animadores. Los locales respondieron con mucha categoría y avanzaron a la primera ronda con gran autoridad. Japón obtuvo su primer triunfo mundialista ante Bélgica y además venció a Rusia. En tanto, Corea también festejó por primera vez contra Polonia y dio una gran sorpresa frente a Portugal, al que eliminó en la fase inaugural de la Copa del Mundo.

México y Estados Unidos sortearon la fase de grupos de manera diferente. Mientras el equipo azteca ganó dos partidos e igualó contra Italia, EEUU venció a Portugal y perdió frente a Polonia. Sin dudas, el seleccionado verde era el favorito para ganar el choque de octavos, aunque el conjunto de Bruce Arena jugó uno de los mejores partidos de su historia mundialista y se metió por primera vez desde 1930 entre los ocho mejores de una Copa del Mundo.

Mientras Corea obtuvo un triunfo histórico ante Italia, Japón fue sorprendido por Turquía y se despidió en octavos de final, al igual que Paraguay, que perdió con lo justo frente a Alemania. Otro equipo que había hecho una gran primera fase y luego cayó en los duelos de eliminación directa fue Suecia, que llegaba como favorito tras eliminar a Argentina y dijo adiós muy rápidamente.

Senegal fue la gran sorpresa de la Copa del Mundo. Llegó casi sin publicidad y se ganó enseguida la simpatía de todos. Venció a Francia e igualó contra Uruguay y Dinamarca. Así, sorteó un grupo casi imposible y se ganó el derecho de jugar contra Suecia en octavos. Ganó 2-1 y logró igualar la marca de Camerún como el equipo africano que más lejos llegó en un Mundial, pese a la derrota ante Turquía en Osaka.

Alemania y Brasil son los dos Seleccionados más ganadores de todos los tiempos, pero recién se enfrentaron por primera vez en la final de la Copa del Mundo de Corea y Japón. El equipo sudamericano venció a Bélgica en octavos y obtuvo un gran triunfo contra Inglaterra en cuartos, gracias a los goles de Rivaldo y Ronaldinho. En semis se sacó de encima sin grandes problemas a Turquía. El conjunto teutón, en cambio, sufrió para vencer a Paraguay, Estados Unidos y Corea, ya que ganó los tres partidos por 1-0.

Ronaldo logró tomarse revancha de su nefasta final de 1998 y fue la gran figura del campeón mundial. Marcó los dos goles de Brasil y se convirtió en una leyenda viva de las Copas del mundo.