Willems no le ve "punto débil" a España

Actualizado el 1 de marzo de 2011
EFE

CHARLEROI -- El capitán del equipo belga de Copa Davis, Réginald Willems, afirmó este martes que España, su rival en la próxima eliminatoria de esta competición, "no tiene ningún punto débil", y añadió que Bélgica "tendrá que dar el máximo" para superar la ronda.

Malisse y Rochus
EFEMalisse y Rochus intentarán dar el batacazo

En una rueda de prensa en la localidad belga de Charleroi, donde se disputará la eliminatoria el próximo fin de semana, Willems subrayó que España es "uno de los máximos favoritos" en la Copa Davis.

Tanto el capitán como los jugadores belgas coincidieron al señalar que el equipo español "no tiene ningún punto débil", y destacaron en especial la fortaleza de Rafael Nadal.

Olivier Rochus (ATP 114), quien junto al veterano Xavier Malisse (45) tiene más posibilidades de enfrentarse al número uno del mundo o a Ferrer en los encuentros individuales, afirmó que jugar frente a cualquiera de estos dos tenistas "es un problema, porque van como motos, físicamente son imparables".

Al ser preguntados por los periodistas sobre quién será el elegido para enfrentarse a Nadal, los jugadores del equipo belga se miraron entre ellos y rieron.

"También hay que jugar sábado y domingo, por lo que haremos el mejor equipo posible en función de la duración de la eliminatoria", dijo el capitán.

"El problema es que si no juegas contra Nadal, te puede tocar el número 6 del mundo", comentó Rochus en referencia a Ferrer.

El tenista belga, que acaba de volver a la competición tras una larga lesión, afirmó encontrarse "al cien por cien", y recordó que ganó a Nadal en un partido de categorías inferiores.

"Entonces le gané muy fácilmente, pero ahora ha crecido y últimamente ha estado jugando muy bien", bromeó Rochus.

Por su parte, Ruben Bemelmans (ATP 176) destacó "la fuerza increíble" de Nadal, de quien también dijo que "ataca y defiende muy bien".

Además de Malisse, Rochus y Bemelmans, el equipo belga incluye a Steve Darcis (ATP 126), quien también acaba de recuperarse de una lesión y dijo encontrarse "en forma y con ganas de competir en un partido tan bonito y con un gran ambiente".

Asimismo, el capitán del equipo belga lamentó que la superficie sea "más lenta" de lo que esperaban, aunque añadió que en los próximos días la cancha podrá "evolucionar" y hacerse más rápida.

"Nos hubiera gustado que fuera más rápida, pero en cualquier caso ya no podemos cambiarla y hemos estado entrenando muy bien sobre ella", concluyó Willems.