El viernes comienza la Copa Davis 2011

Actualizado el 3 de marzo de 2011
Servicios de ESPNdeportes.com

MADRID -- El equipo de Serbia, aunque esta vez no es liderado por Novak Djokovic, pone en marcha la defensa del histórico título logrado el pasado año en Belgrado, mientras que España, con Rafael Nadal a la cabeza, arranca en Bélgica su camino hacia la reconquista de la Copa Davis, que contempla a Kazajistán como el único debutante en la primera eliminatoria del Grupo Mundial, que echa a andar este fin de semana.

La ronda inicial del trayecto hacia la toma de la Ensaladera 2010/2011 incluye a siete de los 10 mejores jugadores del mundo. Entre ellos, el número uno, Nadal, sanado ya de la rotura fibrilar en la pierna izquierda que se produjo en el encuentro ante su compatriota David Ferrer en el Abierto de Australia.

Junto con él, el sueco Robin Soderling, los españoles David Ferrer y Fernando Verdasco, el checo Tomas Berdych, el estadounidense Andy Roddick y el austríaco Jurgen Melzer, forman parte del 'top ten' del tenis mundial que lustran la puesta en escena de la Davis.

Novak Djokovic
APDjokovic no jugará por cansancio frente a India

El balear regresa a esta competición desde la final de 2009 en el Palau Sant Jordi, que supuso el cuarto título para España, la gran dominadora en la última década (2000, 2004, 2008 y 2009).

El conjunto de Albert Costa se reencuentra con Bélgica, que ha elegido como escenario una pista rápida en el Spiroudome de Charleroi y a Xavier Malisse, Olivier Rochus, Steve Darcis y Ruben Bemelmans como cuarteto.

El vencedor se encontrará en los cuartos de final con el ganador del duelo que van a dirimir Chile y Estados Unidos en el Estadio Nacional de Santiago, sobre arcilla.

Sin Fernando González, lesionado, Hans Gildelmeister cuenta con un grupo experimentado: Paul Capdeville, Jorge Aguilar, Nicolás Massú y Guillermo Rivera-Aranguiz, para acabar con el maleficio ante el cuadro estadounidense, en el que debuta Jim Courier como capitán después de la etapa de Patrick McEnroe.

Estados Unidos, campeón en 32 ocasiones, la última en 2007, ha sido hasta ahora inaccesible para Chile, a la que ha ganado las cuatro veces en las que han jugado.

Mientras, Serbia inicia la defensa del título ante India. Un duelo sin precedentes fijado en Novi Sad, en la pista cubierta del Spens Sports Center.

El capitán Bogdan Obradovic ha prolongado la confianza en sus 'fieles': Janko Tipsarevic, Viktor Troicki y Nenad Zimonjic. Aunque en esta oportunidad se notará la ausencia del líder Djokovic.

El N° 3 del ránking mundial dijo estar agotado tras ganar los títulos del Abierto de Australia y de Dubai. Aún sin Djokovic, Serbia es amplia favorita.

India, recién ascendido tras ganarle a Brasil 3-2 en septiembre, se amarra al factor sorpresa de la mano de Somdev Devvarman, Rohan Bopanna y la garantía del dobles que conforman Leander Paes y Mahesh Bhupathi.

Después esperan Rusia o Suecia, citados en Boras, donde el conjunto escandinavo pretende recuperar el dominio que tradicionalmente ha mantenido sobre su adversario. Hasta el año 2002, cuando el equipo ya capitaneado por Shamil Tarpischev batió al sueco por primera vez y después logró el título.

Teymuraz Gabashvili, Igor Andreev, Igor Kunitsyn y Dmitry Tursunov se medirán como visitantes al cuadro de Thomas Enqvist, que lidera Robin Soderling junto a Joachim Johansson, Simon Aspelin y Robert Lindstedt.

David Nalbandian es la principal preocupación de Argentina, que emprende una nueva acometida hacia el éxito en un torneo maldito, que se le resiste a pesar de la permanente irrupción de nuevos valores en el mundo de la raqueta.

Es el tenista cordobés el gran argumento del equipo sudamericano, que no cuenta aún con Juan Martín del Potro, reciente ganador del torneo del Delray Beach que aún gestiona meticulosamente sus apariciones.

Nalbandian es víctima de la reaparición de la lesión de hernia inguinal. Aunque está entre el cuarteto designado por Tito Vázquez que recibirá en Buenos Aires a Rumanía, a la que han vencido en la única ocasión en la que han jugado, en 1981.

Juan Mónaco, Eduardo Schwank y Juan Ignacio Chela, que abandonó el torneo de Acapulco por fatiga muscular en un abductor, completan el equipo argentino que espera a Rumania, que ha vuelto a la elite del torneo de la mano de Andrei Pavel.

Argentina y Rumania, que cuenta con Victor Hanescu, Victor Crivoi, Adrian Ungur y Horia Tocau, comparten decepciones en este torneo. Son los únicos equipos, junto con India, que han llegado a tres finales de la Copa Davis pero no han logrado ningún título.

El vencedor se enfrentará con el que se imponga en el duelo de Ostrava entre la República Checa de Tomas Berdych, finalista en el 2009 y semifinalista en 2010 y Kazajistán, recién ascendido y el único debutante en el Grupo Mundial de los 16 que componen el cuadro de 2011.

Por la parte baja de los emparejamientos, Croacia, campeona en 2005, recibe a Alemania, presente en el Grupo Mundial por sexto año consecutivo aunque sin el potencial de los años 80 y 90.

Viena acogerá el duelo entre Austria y Francia, que no ha perdido contra su rival ninguna de las siete ocasiones en las que se han enfrentado.

El equipo centroeuropeo, liderado por Jurgen Melzer, es un recién ascendido que pretende asentarse en el Grupo Mundial.

Francia, finalista el pasado curso, aspira sin Jo Wilfried Tsonga ni Gael Monfils, a recuperar el dominio en la competición y aumentar la relación de títulos que se resiste desde 2001.

CAMBIO DE REGLAMENTO
Los equipos de Copa Davis ya no tendrán que jugar un quinto partido si alguno logró una ventaja insuperable de 3-1. La ITF anunció la nueva regla antes de los partidos del fin de semana, por la primera ronda del Grupo Mundial.

Con el cambio, si un equipo asegura el triunfo en la serie al mejor de cinco después del cuarto partido el domingo -el primero de los singles invertidos- y ese encuentro duró al menos cuatro sets, los capitanes pueden llegar a un acuerdo para descartar el segundo duelo de singles.

Sin embargo, los cinco partidos tendrán que ser disputados si un equipo logra una ventaja insuperable de 3-0 tras el punto de dobles del sábado, o si la serie se decide en un cuarto partido de sólo tres sets.