Brasil toma el Carnaval como ensayo

Actualizado el 23 de febrero de 2012
AP

SAO PAULO -- El Carnaval de Brasil no es sólo una gran fiesta: los festejos de esta semana en todo el país también le sirvieron a los organizadores de la Copa del Mundo para sacar importantes conclusiones de cara al torneo que se realizará en dos años.

Los turistas abarrotaron en estos días muchas de las ciudades que albergarán el Mundial, lo que permitió a las autoridades evaluar los proyectos que implementan para el torneo, desde mejoras de infraestructura hasta programas de seguridad pública y servicios médicos.

Fue una oportunidad ideal para que los organizadores observaran de cerca los desplazamientos de millones de personas en todo el país, lo mismo que sucederá durante el Mundial de 2014.

"Ya estamos preparados para el Mundial", dijo Merina Aragao, funcionaria de una dependencia oficial de turismo en Salvador, la ciudad en el noreste donde se realizan el segundo Carnaval más importante del país después del Río de Janeiro. "Tras haber montado esta fiesta grandiosa que es el Carnaval en Salvador, vamos a poder lidiar con los desafíos de un Mundial".

La ciudad puso en vigor las medidas que tratará de repetir durante el Mundial, al movilizar a más de 10.000 de sus empleados en tareas de seguridad, limpieza, salud y servicios de emergencia. También se puso a prueba la capacidad de hospedaje de la ciudad para la gran cantidad de periodistas que se espera cubrirán el torneo.

Salvador será sede de seis partidos en el Mundial, entre esos uno de cuartos de final. También está pujando por ser anfitriona de partidos en la Copa Confederaciones de 2013.

Más de dos millones de personas acudieron al Carnaval de Salvador, de los cuales 500.000 fueron turistas procedentes del exterior y el resto del país.

La ciudad vecina de Recife, sede cinco partidos, aprovechó la visita de 1,5 millones para la fiesta callejera del "Galo da Madrugada" para poner a prueba sus servicios de emergencia y primeros auxilios.