Simeone hizo autocrítica

null
EFE

LISBOA -- El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, admitió tras la derrota por 2-0 contra el Académica de Coimbra en la cuarta jornada de la Liga Europa, que su equipo no pudo jugar el partido que quería y reconoció que su rival hizo un "buen" encuentro y "ganó bien".

"No jugamos el partido que hubiéramos querido jugar", explicó el técnico en la rueda de prensa posterior al choque, según informa el club rojiblanco, al tiempo que lamentó que su conjunto no fue "constante en la estabilidad de juego" en el choque de esta noche, en el que el Atlético perdió en Europa tras 16 triunfos seguidos.

"El Académica hizo un buen partido, aprovechó las ocasiones y ganó bien. Estuvo bien cerrado, movió bien la pelota y no pudimos entrar en su defensa, salvo en la ocasión de Raúl García en el primer tiempo y algún centro cruzado", continuó Simeone, que dijo: "Se controló la pelota en el primer tiempo pero no tuvimos profundidad. Tuvimos momentos de mejor intensidad".

"En el segundo tiempo arrancamos bien los primeros veinte minutos y pudimos haber acortado la distancia, pero no lo logramos", agregó el entrenador, que añadió: "¿Reproches de parte de la actitud? Absolutamente no. Tuvimos un rato de intensidad en el primer tiempo y otro en el segundo tiempo y ahí nos sentimos mejor. El equipo no llegó a mantenerse en el partido de la manera esperada", declaró.

LA PALABRA DEL RIVAL
El entrenador del Académica de Coimbra, Pedro Emanuel, resaltó que quedará para "la historia" el triunfo de su equipo en Liga Europa ante el Atlético de Madrid -el primero en torneos internacionales en 43 años- y alabó "la fuerza mental" de sus jugadores.

En declaraciones a la televisión lusa Sic Notícias, Emanuel consideró justa la "trabajada" victoria portuguesa por "el criterio", "organización" y "capacidad de sacrificio" mostrada por el conjunto 'estudiantil'.

"Es un partido que no deja de ser ante un gran equipo", matizó el entrenador portugués en alusión a la alineación de jugadores que no son titulares habituales del Atlético, que dejó en Madrid al colombiano Radamel Falcao o el turco Arda Turan, entre otros.

Emanuel, de 37 años, recordó que los rojiblancos son segundos en el campeonato español. "Estamos de enhorabuena. Una pena que no hubiese más personas (en el estadio)", refirió el entrenador, carismático exjugador del Oporto en la década pasada.