Suspenden el partido Hapoel-Athletic

null
EFE

BILBAO -- El partido Hapoel Kiryat Shomona-Athletic Club, correspondiente a la quinta jornada de la Liga Europa, se ha suspendido debido a la situación de inseguridad Israel, donde la mañana de este miércoles Tel Aviv ha sido escenario de un atentado terrorista, según ha comunicado el Athletic, cuya plantilla no viajará a ese país.

El Athletic ha conseguido que se cancelase el partido ante los últimos acontecimientos ocurridos en Israel a causa del conflicto en el territorio palestino de Gaza y los últimos episodios de violencia, entre ellos la explosión hoy de un autobús urbano en Tel Aviv que ha causado siete heridos, tres de ellos graves.

Como en principio la UEFA y la Embajada de Israel en España le garantizaban la seguridad del desplazamiento y la disputa del partido mañana en la localidad de Haifa, el Athletic había mantenido el protocolo y el plan de viaje previstos para este miércoles.

Así, se ha entrenado en las instalaciones de Lezama a primera hora de la mañana y posteriormente se ha desplazado al aeropuerto de Bilbao, donde tenía previsto viajar a Tel Aviv en un vuelo chárter programado para las 12.15 horas.

Conocida la explosión del autobús en la ciudad en la que precisamente tenía previsto aterrizar, el Athletic ha intentado que se aplazase o se suspendiese el partido y no tener que realizar el viaje.

Durante las gestiones realizadas para este objetivo, el vuelto se ha retrasado hasta en dos ocasiones: primero a las 12.15 y después a las 13.30 horas.

Finalmente, al club bilbaíno se le ha comunicado que el partido se suspendía y la expedición se ha trasladado nuevamente desde el aeropuerto hasta las instalaciones de Lezama.

El choque del jueves se iba a disputar en lo localidad de Haifa, hacia donde el Athletic tenía previsto desplazarse en autobús desde Tel Aviv.

En lo deportivo, el conjunto rojiblanco iba a disputar el encuentro con escasas opciones de superar la fase de grupos de la segunda competición europea por clubes.

Para clasificarse para los dieciseisavos de final de la Europa League, el Athletic, que solo ha sumado un punto en las cuatro primeras jornadas de su grupo, debía ganar, que también lo hiciese el Olimpique Lyon en Praga al Sparta y, además, imponerse en la última jornada al conjunto checo por varios goles de diferencia.

El club vasco queda ahora a la espera de conocer si finalmente se jugará el partido, cuándo sería y si en caso de tener que disputarlo, aún le quedaría alguna posibilidad de clasificación.

Una muestra de que el Athletic no tenía demasiadas esperanzas en ese choque es la decisión de su entrenador, el argentino Marcelo Bielsa, de dar descanso a varios de sus titulares y al delantero Fernando Llorente, y completar la convocatoria con jugadores de la cantera.

En un comunicado, la UEFA confirmó que su comité de emergencia se reunió y decidió posponer el encuentro, correspondiente a la quinta jornada de la competición y que debía disputarse en la ciudad de Haifa, ante "la tensa situación de seguridad en la región".

"La decisión sobre la reprogramación del encuentro se tomará a finales de la semana", añade el organismo que rige el fútbol europeo, aunque fuentes del club israelí han señalado a Efe que el partido se jugará "la próxima semana".

Conocida la explosión del autobús en la ciudad en la que el Athletic tenía previsto aterrizar, el club bilbaíno ha intentado que se aplazase o se suspendiese el partido y no tener que realizar el viaje, como finalmente ha decidido la UEFA.

Antes del atentado en Tel Aviv, la UEFA y la Embajada de Israel en España garantizaban la seguridad del desplazamiento del Athletic y la disputa del partido en la localidad de Haifa, por lo que el equipo de Bilbao se encontraba en el aeropuerto cuando la UEFA resolvió aplazar el choque.