Reacción rápida a derrota de Dallas

La temporada de los Dallas Cowboys podría haber llegado a su fin con esta derrota

null
Por Calvin Watkins
ESPN.com (EE.UU.)

Robert Griffin IIIUS PresswireLos Washington Redskins obtuvieron un valioso triunfo con una gran actuación de Robert Griffin III.

ARLINGTON -- Esta fue una actuación vergonzosa en horario estelar para los Dallas Cowboys en el Día de Acción de Gracias. La derrota, 38-31, con los Washington Redskins ha puesto en entredicho las esperanzas de playoffs de los Cowboys.

Uno no consigue reconocimiento por una remontada en la segunda mitad o por jugar duro en la NFL. Uno recibe el reconocimiento por las victorias, y los Cowboys no la obtuvieron este jueves.

Con cinco juegos aún por delante en la temporada regular, los Cowboys podrían tener que ganar y obtener un poco de ayuda, esperando que los New York Giants pierdan al menos dos partidos, para posiblemente ganar la división. Podría no ser suficiente si los Cowboys ganan cuatro de sus siguientes cinco partidos. Y, ¿Adivinen qué? Los Redskins (5-6) están empatados con los Cowboys en el segundo lugar de la división y tienen a favor el criterio de desempate.

La temporada parece haber terminado, extraoficialmente.

Lo que significa: Los Cowboys no han ganado tres partidos consecutivos desde mediados de la temporada del 2011, cuando tuvieron cuatro triunfos seguidos en noviembre. La racha de dos triunfos consecutivos es cosa del pasado ahora, y los Cowboys tendrán nueve días de descanso para reflexionar sobre lo que podría haber sido si sorteaban este tramo de tres partidos en los que no jugaron contra ningún equipo con récord ganador.

Más lesiones: Los Cowboys perdieron al apoyador, Bruce Carter (codo), en el último cuarto y al receptor abierto, Miles Austin (cadera), y al esquinero, Orlando Scandrick (fractura en la mano), en la primera mitad debido a lesiones. En un momento durante este partido, la lista de lesionados de Dallas incluyó a Jay Ratliff, Kenyon Coleman, Sean Lee, Barry Church, Tyron Smith, Phil Costa, DeMarco Murray, Austin y Scandrick. No vamos a poner excusas, pero a los Cowboys les afecta no contar con sus jugadores habituales.

¿Qué sucedió en la primera mitad? Este juego quedó fuera de alcance para los Cowboys en la primera mitad. Los aficionados de Dallas abuchearon a su equipo mientras salían del campo al medio tiempo cayendo 28-3. Las jugadas grandes aniquilaron a los Cowboys. El receptor abierto egresado de SMU, Aldrick Robinson, atrapó un pase de touchdown de 68 yardas de Robert Griffin III. Robinson superó por velocidad a Brandon Carr y Danny McCray en un pase que pareció muy largo. Sin embargo Robinson atrapó el balón con calma para darle a los Redskins la ventaja 7-3. La segunda anotación de los Redskins fue precedida por un pase con engaño de carrera que congeló a la defensiva. Griffin es tan bueno en eso porque hace un gran trabajo destrozando a las defensivas con el engaño. Encontró a Pierre Garçon en una ruta sesgada para 19 yardas. Dos jugadas más tarde, Alfred Morris anotó desde la yarda uno para darle la ventaja a Washington 14-3. El juego fue asegurado con una recepción de 59 yardas de Garçon en la que atrapó un pase atrasado y superó a los defensivos, escapándose hasta la zona final. Lo que fue interesante en la jugada fue que Charlie Peprah cargó desde la ranura, y después de que Garçon atrapó el pase, Carr se resbaló. Si no se resbalaba, tenía la oportunidad de hacer una tacleada en campo abierto. Garçon anotó poniendo el marcador 21-3.

¿Quién mantuvo a los Cowboys en la pelea? Dez Bryant y Tony Romo. Bryant atrapó ocho pases para 145 yardas con dos touchdowns. Romo lanzó para 441 yardas en 62 intentos de pase. Sin embargo Bryant y Romo no estuvieron solos. Cole Beasley y Dwayne Harris también contribuyeron. Beasley tuvo siete recepciones para 68 yardas y Harris tuvo cuatro para 71 yardas.

Se resolvió con una patada: Los Cowboys hicieron que se convirtiera en un partido de una posesión, pero uno de sus ex pateadores, Kai Forbath --quien no jugó para el equipo porque estaba lesionado de una pierna-- convirtió un gol de campo de 48 yardas con 2:58 por jugar, ampliando la ventaja de los Redskins a 38-28. Eso culminó una marcha de 11 jugadas y 50 yardas que consumió 5:20 en el reloj. Una de las jugadas claves fue una tacleada fallada en campo abierto de McCray sobre Leonard Hankerson en una segunda oportunidad y nueve yardas por avanzar.

Lo que sigue: No estamos seguros si Andy Reid va a seguir siendo el entrenador en jefe de los Philadelphia Eagles, o si Michael Vick seguirá siendo el mariscal de campo titular, pero los Eagles visitan el Cowboys Stadium el 2 de diciembre.