Lin ganó el duelo ante Lowry

Los Rockets vencieron a los Raptors pero lo más atractivo fue el choque de bases

Actualizado el 28 de noviembre de 2012
Por Rahat Huq
ESPN.com

HOUSTON -- Casi todos esperaban una sólida actuación del base de los Raptors, Kyle Lowry, en su primer regreso a Houston el martes por la noche tras haber sido enviado a Canadá en un intercambio.

Después de todo, muchos de los mejores partidos de Lowry han llegado en lugares familiares. Alcanzó su récord personal de 18 asistencias contra los Memphis Grizzlies -- el club que lo seleccionó -- y marcó su récord de 36 puntos ante los 76ers de su ciudad natal.

Más temprano el mismo día, el entrenador en jefe de los Rockets, Kelvin Sampson, dijo en broma: "Sé que le gustaría darnos una lección".

Bueno, las cosas no se dieron así.

Lowry terminó la noche con apenas siete puntos, luego de acertar tres de sus 10 intentos de campo en 27 minutos y verse superado por el rival que lo reemplazó, Jeremy Lin. Aunque Lowry bajó ocho rebotes y repartió cinco asistencias, a menudo parecía aletargado, sin atacar de la manera agresiva que los observadores ya están acostumbrados a ver.

Lowry rara vez llegó a la pintura, y parecía contento de asistir a sus compañeros. Llegó al entretiempo con apenas dos puntos contra los nueve de Lin.

"No fue agradable para mí", dijo Lowry después del partido. "Nos patearon el trasero esta noche y no jugamos bien. Simplemente fuimos superados esta noche".

Agregó el entrenador de los Raptors, Dwane Casey, sobre el regreso de Lowry, "No salió como él quería. Tuvo problemas. Este tipo de juegos suelen salir de una manera o de la opuesta.

"O juegas muy bien o te ves atrapado en la situación".

James Harden
Scott Halleran/Getty ImagesHarden fue la figura de la noche con 24 puntos y 12 asistencias

El homólogo de Lowry, Lin, el cuarto hombre en la lista de bases de Houston el año pasado en el campo de entrenamiento, terminó la noche con 16 puntos, 10 asistencias, cuatro rebotes y tres robos, en lo que Sampson describió como su mejor partido de la temporada.

"Creo que recuperó su arrogancia contra New York", dijo Sampson, quien agregó que Lin había estado trabajando duro en sus tiros.

Las prácticas adicionales rindieron sus frutos, ya que Lin solamente falló dos tiros de campo y marcó el ritmo entre sus compañeros luciendo mucho más cómodo a la hora de iniciar la ofensiva que en noches anteriores. En muchas ocasiones, se lanzó al aro con facilidad para convertir o crear para otros. Su actuación fue sin lugar a dudas un espectáculo bienvenido por los Rockets, ya que Lin había llegado al partido con una efectividad de campo de apenas 35 por ciento.

Los Rockets dispararon con una efectividad del 53 por ciento en tiros de campo y del 50 por ciento en tiros profundos, abriendo el partido con un tercer cuarto de 38 puntos, su máxima producción de la temporada en un segmento. En un momento, la ventaja de Houston llegó a ser de 27 tantos, pero los Raptors luego achicaron la diferencia para acercarse a 15 en el último cuarto.

Pero no fue suficiente, y Houston se aferró a la ventaja. La victoria fue la tercera en fila para Houston, y han recuperado su nivel de .500 con una marca de 7-7.

Houston fue liderado por su otra estrella perimetral el martes por la noche, James Harden, quien terminó con 24 puntos, 12 asistencias (que equivalen a su récord personal) y seis rebotes. El miércoles por la noche, Harden regresará a Oklahoma City en otro duelo de vuelta a casa, tal vez el más esperado del año.

El Thunder podrá ver de cerca la dinámica de pase y corte que ha canjeado. Harden, por otro lado, sin duda saldrá a demostrar su valía ante sus viejos compañeros en su nuevo rol como líder de los Rockets. Para Houston como equipo, será una prueba de su temple ante uno de los mejores conjuntos de la liga.

Sí, todas las miradas estarán enfocadas en Oklahoma City mañana por la noche. Harden sólo puede esperar que su regreso vaya mejor que el de Lowry en Houston esta noche.