Murray: "Ahora puedo arriesgar más"

Actualizado el 6 de diciembre de 2012
ESPN The Magazine

Andy Murray
APMurray y su festejo en el US Open

MIAMI -- El escocés Andy Murray, número tres del mundo, habló de todo con ESPN The Magazine. El recuerdo de la final de Wimbledon, el peso que le sacó el título en los Juegos Olímpicos, su relación con los medios, su presente junto a Ivan Lendl, el número uno del mundo y sus objetivos para 2013.

SHAUN ASSAEL: Varias veces este verano fuiste a Wimbledon y estuviste sentado en las gradas cuando nadie más estaba ahí. ¿Qué te dijeron los asientos vacíos del All England Club? ANDY MURRAY: En realidad fue un momento de reflexión. Normalmente, cuando entro a la cancha, estoy metido en el momento del partido, tratando de mantener la concentración. Pero al estar sentado ahí en soledad tuve tiempo para pensar en todos los partidos que había jugado ahí, en todos los recuerdos de los partidos que he visto ahí desde que era niño. Tiene tanta historia que me ayudó a ver lo que significa estar en esa cancha.

ASSAEL: ¿Eso te ayudó a ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos?
MURRAY: Más que nada, creo que me ayudó el hecho de haber jugado una gran final en Wimbledon [un mes antes]. Cuando jugué contra Novak [Djokovic] en la final del Abierto de Australia, él ya había estado ahí y ya había ganado. Y Roger [Federer] había llegado a la final de Wimbledon muchas, muchas veces antes de que nos encontráramos ahí. Yo nunca había pasado por esas situaciones. Así que creo que la experiencia de Wimbledon me ayudó la siguiente vez que puse un pie en la cancha.

ASSAEL: Cuando perdiste ante Federer en Wimbledon, te quebraste y abriste tu discurso posterior al partido con las palabras "Me estoy acercando". Los fans se volvieron locos. Pero, ¿la atención que te dan en el Reino Unido alguna vez roza con lo insalubre?
MURRAY: [Risas] No sé si la gente sintió pena por mí o si sólo fue la primera vez que los fans vieron ese tipo de emociones en mí. Sabes, soy una persona bastante emocional cuando estoy peleando partidos, pero cuando las cámaras están encendidas, no he sido particularmente abierto, sobre todo en los últimos años. Así que vieron un lado diferente de mí. Y siento que sí, el apoyo sí cambió de cara a los Juegos Olímpicos. Creo que eso definitivamente me ayudó a superar ese obstáculo.

ASSAEL: ¿Tu relación con los medios de comunicación también ha cambiado?
MURRAY: Me acostumbré a las expectativas que los medios tienen de mí después de un tiempo. La etiqueta de Grand Slam es algo que nuestro país había estado esperando durante mucho tiempo, y tal vez ganar un Slam fue algo que quise demasiado. Me obsesioné tanto con eso que no estaba concentrado en el resto de los partidos. Sólo estaba interesado en los Slams. Y eso no es muy saludable, pero es más culpa mía que cualquier otra cosa. Pero ganar el U.S. Open y los Juegos Olímpicos me sacó un gran peso de encima.

ASSAEL: ¿Cómo ha cambiado eso tu juego?
MURRAY: Me siento más libre para buscar mis tiros y ser un poco más agresivo. He aprendido que es mejor jugar el partido en mis condiciones y asumir algunos riesgos que dejar que mi oponente dicte todo. Y ahora puedo arriesgarme un poco más porque no siento la presión de tener que demostrar algo cada vez que salgo a la cancha.

Andy Murray
APMurray dijo que se sacó un peso con el Oro

ASSAEL: Sean Connery, un compatriota, estuvo en el U.S. Open para animarte. Tu madre, quien dirige al equipo Fed Cup de Gran Bretaña, también estaba ahí. ¿Quién es más duro: James Bond o tu mamá?
MURRAY: [Risas] Creo que diría James Bond antes que mi mamá sin pensarlo. De hecho, soy un gran fan de James Bond así que fue genial. Estuve con él un par de veces, y es un hombre muy duro. Pero mi mamá es muy emocional, como yo. Creo que a veces a ella le duele más que a mí cuando pierdo partidos difíciles.

ASSAEL: Durante la final del U.S. Open, dejaste que Djokovic recuperara un déficit de dos sets para forzar un quinto set. El partido duró casi cinco horas, y uno de los games tuvo un peloteo de 54 golpes. ¿Cómo mantienes la concentración cuando los puntos son tan largos? ¿Alguna vez dejas vagar tu mente y piensas, por ejemplo, si debes hacer un cambio de aceite en tu Jaguar?
MURRAY: Sí, cuando estás en medio de peloteos tan largos, te vas un poco. Pero luego escuchas al público y las piernas te empiezan a quemar, y ahí es cuando sabes que se está haciendo largo. Recuerdo bastante bien ese peloteo en particular -- fue increíble. Los dos estábamos muy doloridos después. Pero ya me estoy acostumbrando a jugar contra Novak. Cada vez que nos enfrentamos, los peloteos parecen no terminar nunca.

ASSAEL: Ya tienes 25 años y estás jugando en una época en la que el acondicionamiento simplemente es fuera de serie. Pero mucha gente se pregunta si las rodillas de Rafael Nadal alguna vez volverán a estar al 100 por ciento, y tú necesitaste inyecciones de analgésicos en la espalda antes del Abierto de Francia. ¿El tenis está empezando a ser como la NFL, donde la duración promedio de una carrera será de unos seis años?
MURRAY: No lo creo. Debes recordar que Rafael llegó al No. 2 del ranking mundial a los 19 años, y ahora tiene 26. Ha sido uno de los dos o tres mejores jugadores del mundo como por ocho años. Su estilo es muy físico, tal vez más que todos los que hayan jugado este deporte. Y sin embargo ha logrado mantenerse en lo más alto. Roger también lo ha hecho durante mucho tiempo. Novak ha estado en lo más alto del juego durante cinco o seis años, y no parece estar aflojando. Creo que podré seguir durante cuatro o cinco años más.

Tal vez lo diferente sea que los jugadores están tardando más tiempo en llegar a sus picos. No creo que ahora vayas a ver a alguien como Rafael ganando Slams a los 19 años. Mira la cantidad de adolescentes que hay en el Top 100. Creo que tal vez hay uno. Cuando yo entré, había ocho o nueve chicos alrededor de esa edad. La edad promedio del Top 100 era de 24 o 25. Ahora es de 27 o 28.

ASSAEL: ¿Pero acaso todo ese juego de fondo de cancha no termina por tener su precio?
MURRAY: De hecho, el juego de servicio y volea hace mucho más daño. Muchos tipos tuvieron problemas para mantener su forma en lo más alto del juego cuando estaban jugando de ese modo porque es una manera muy explosiva de moverse. Mira si no a alguien como Andre Agassi. Se mantuvo en lo más alto durante 16 años (con un estilo que dictaba puntos desde la línea). Pero los tipos que juegan a servicio y volea, como Patrick Rafter, Michael Stich, Richard Krajicek, tuvieron que dejar de jugar mucho más jóvenes porque su juego es en realidad mucho más físico.

Andy Murray
APMurray y Lendl cumplen un año de trabajo

ASSAEL: Viendo a Novak ahora tratando de defender todos esos puntos de ranking mundial, ¿piensas quizás que ser el primero del mundo es algo que está sobrevaluado?
MURRAY: Pienso que a la mayoría de los jugadores les encantaría, en algún punto de sus carreras, decir "he sido número uno del mundo". Pero he hablado con Roger sobre eso, y obviamente Ivan [Lendl], y yo hemos hablado también, y la concentración tiene que estar en ganar Grand Slams y torneos. Ahí es donde ha estado la concentración, en lugar de colgarse en la búsqueda del número uno. Si te desesperas para estar en el número uno, eso implica cambiar de calendario, quizás jugar en más eventos. Si tienes uno o dos torneos malos, tienes que comenzar a agregar eventos en tu calendario. Y eso puede afectarte después en el año. Es sorprendente pensar que después del año que Novak tuvo [en 2011], ya haya perdido el puesto número 1 cinco o seis meses después de comenzada esta temporada. No fue tampoco que este año haya comenzado mal. Él ganó el Abierto de Australia, llegó a la final en el Abierto de Francia y llegó a las semifinales en Wimbledon. Y aún así perdió el puesto número uno del ranking, aún cuando no perdió más de cinco o seis veces. Algunos pueden pensar que eso no es justo.

ASSAEL: Estás a punto de cumplir un aniversario con Iván Lendl como entrenador, y él ha recibido mucho crédito por abrir tu mano derecha y lograr que conectes antes a la pelota. ¿Eso es influencia suya? MURRAY: Siempre he trabajado en esas cosas. Pero una cosa es trabajar con ellos en la práctica y otra es salir a buscarlo y tomar esa chance cuando llega el break point en el quinto set de un Grand Slam. Esa es más la mentalidad que Iván he ha inculcado antes de muchos de los grandes partidos de este año: "si vas a perder, hazlo intentándolo. No termines con el trasero contra el alambrado, persiguiendo todas las pelotas". Lograr que yo haga que eso suceda durante un partido es lo que yo acredito en él.

ASSAEL: ¿Hay algo que decir cuando miras hacia el palco y ves esa cara de piedra mirándote desde ahí?
MURRAY: Sí, tener a alguien en el palco que ha estado ahí y que sabe exactamente lo que te está pasando, mental, física y emocionalmente, eso ha sido una influencia tranquilizadora. Él pasó por todas las mismas cosas que yo en lo que respecta a perder muchos partidos y finales de Slams, ante John McEnroe o Jimmy Connors, y luego arreglándoselas para dar vuelta todo. Hay tantas similitudes con el modo en que comenzamos nuestras carreras. No estoy prometiendo que yo vaya a terminar mi carrera como la suya, porque eso sería increíble.

ASSAEL: Sabes, tú todavía te hablas a tí mismo en la cancha...
MURRAY: Sí.

ASSAEL: De hecho, tú maldices mucho también. Tanto que tuvieron que darte una advertencia en el Masters 1000 de Roma en mayo pasado.
MURRAY: Obviamente, que yo diga "m..." o cualquier cosa así es malo y está mal, y a veces trato de dejar de hacerlo. Pero no es tan malo como algunas de las cosas que dicen los jugadores extranjeros. No quiero dar nombres, pero algunas cosas de las que ellos dicen son espantosas. Pero lo que pasa es que todos los umpires hablan inglés.

ASSAEL: Sabemos que eres fanático del boxeo. Pregunta extra: libra por libra, Pacquiao o Mayweather?
MURRAY: Mayweather. Me encantaría verlo pelear, y espero hacerlo. Los dos son increíbles. Pero Pacquiao comete más errores, y Mayweather capitaliza errores ajenos mejor que cualquier otro que yo haya visto.

ASSAEL: Vas a pasarte el mes de diciembre en Miami con Iván. ¿En qué van a estar trabajando ustedes dos?
MURRAY: La mayor parte de lo que quiero hacer tiene que ver con acortar los puntos. La transición de ir desde el fondo de la cancha hasta la red es algo que yo podría mejorar. Realmente quiero acortar puntos al ir más al frente, atacando más el segundo servicio de mi oponente y mejorando mi propio segundo servicio, para no tener que correr tanto. Se está poniendo muy físico: si juegas puntos más largos, eso va a tener un efecto en la duración de tu carrera.

ASSAEL: Además de eso, ¿tienes un objetivo para el año próximo?
MURRAY: Para ser honesto, el próximo gran objetivo es el Abierto de Australia. No voy a mirar más allá de eso. Y si me va bien allá, me daré una oportunidad en la parte temprana del año próximo para tal vez llegar al número uno.