Corinthians es el Campeón Mundial

null
Daniel Czwan Por Daniel Czwan
ESPN.com
Archivo

CorinthiansEFECorinthians festeja en el podio. El equipo brasileño derrotó al Chelsea inglés por 1-0 en Yokohama

BUENOS AIRES.  El Mundial de Clubes 2012 ya es historia.

Corinthians de Brasil es el nuevo rey del fútbol mundial.

En Yokohama, Japón, el conjunto de Tite le ganó 1-0 al Chelsea de Inglaterra y obtuvo este certamen por segunda vez (la anterior en 2000, la primera edición de esta competencia).

Sudamérica recupera el trofeo que había ganado por última vez en 2006 (Internacional de Porto Alegre 1-0 sobre Barcelona). Ahora, el historial con los europeos, considerando al Mundial de Clubes (9 ediciones) y a la Copa Intercontinental (43) está igualado (26-26).

Paolo Guerrero fue el autor del único tanto de la definición a los 24 minutos del complemento. El peruano, y el arquero Cassio, fueron las figuras excluyentes del espectáculo.

Veamos lo que nos dejó el partido.

CHELSEA EMPEZÓ ALGO MEJOR

El primer tiempo fue parejo, con un leve predominio del conjunto londinense, que pudo haber sacado una diferencia mínima en su favor (la evitó Cassio).

Después de 10 minutos de estudio, llegó la primera acción de riesgo.

Mata ejecutó un corner desde la derecha, hubo un rebote y la pelota le quedó suelta, picando, al zaguero Cahill. El defensor remató "al bulto" y milagrosamente Cassio pudo detenerla en la línea con una atajada en dos tiempos llena de suspenso.

Después hubo dos chances para el Timao. Ambas las generó Paolo Guerrero y las terminó Emerson. Una se fue alta, la otra dio en el palo y salió.

"The Blues" contarían, antes del cierre de la primera mitad, con tres más. Pero Cassio ganó en todas. Primero a Torres, después a Moses (una atajada excepcional) y por último a Mata.

El 0-0 había dejado como saldo un trámite dividido, pero en llegadas Chelsea había sido superior (4 a 2).

PAOLO, UN GUERRERO FEROZ

La historia fue bien diferente en los últimos 45 minutos.

Y la primer diferencia estuvo en la actitud.

Tite mandó a su equipo a ganar decididamente el encuentro. Con sus armas y su rígido esquema, pero a ganarlo.

"Rafa" Benítez no. Salió a seguir viendo lo que ocurría. Y así le fue.

¿Y de los jugadores qué decir? Mucho más corazón para los "corinthianos". Los "azules" demasiado fríos para semejante ocasión.

Hasta los 24 se habían aproximado poco a los arcos, una vez por lado (Cassio lo atoró a Hazard; y un tiro bajo de Paulinho). Pero allí llegó el momento culminante de la noche japonesa.

Empezó con una gran acción colectiva: Paulinho - Jorge Henrique - Paulinho - Danilo que gambetea dentro del área y remata - rebote que se eleva - y el que aparece para meter el cabezazo a la red es Paolo Guerrero (el mismo que había anotado, también de cabeza, el 1-0 en la semifinal ante Al Alhy de Egipto).

El gol dejó una sensación inequívoca: Corinthians tenía el título casi en el bolsillo.

Chelsea no tenía respuestas para torcer el resultado. Ni futbolísticas, ni físicas, ni anímicas.

Así se llegó hasta los 5 minutos finales. Corinthians, cerca de la gloria, se colgó del travesaño. Y entonces Chelsea tuvo la oportunidad de igualarlo. Pero Cassio, ese gigante que ya había sido decisivo para alcanzar la Copa Libertadores, volvió a decir presente. Le tapó un disparo de corta distancia a un Fernando Torres que, solo, remató como un principiante. No había tiempo para más. O sí, apenas para la expulsión de Cahill.

El árbitro turco Cuneyt Cakir pitó el final tras 5 de descuento.

Chelsea, el que había obtenido la poderosa Champions League tras voltear al Barcelona y al Bayern Munich, caía otra vez en una final (después de la UCL perdió la Supercopa Europea contra el Atlético de Madrid).

Corinthians, que se había quedado con la Copa Libertadores al vencer al enorme Boca Juniors, daba otra fehaciente prueba de su formidable temple al superar al reputadísimo equipo inglés.

¿Cuáles fueron las claves de su gran victoria? Ganó en las áreas. Con dos héroes como Paolo Guerrero y Cassio, las dos figuras superlativas del juego. Pero además el conjunto de Tite tuvo más actitud y determinación. En suma, un campeón indiscutible.

EL FESTEJO DE 30 MILLONES

Japón quedó atrás. La próxima edición será en Marruecos.

Corinthians, el club de los 30 millones de hinchas, está de fiesta. Su "torcida" copó Yohohama, y seguramente desbordará las calles de San Pablo.

A sus 102 años, el popular "Timao", es el nuevo CAMPEÓN MUNDIAL.


Daniel Czwan es periodista desde 1989. Se inició en la revista El Gráfico y trabajó también en el Diario Clarín y en el Diario Perfil. Además de su profesión, es entrenador de fútbol recibido en ATFA (Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino), ejerciendo también como DT en ligas amateurs (con un fugaz paso por la Primera C) desde 1997. Trabaja en ESPN desde 2006, habiéndose desempeñado como redactor de SportsCenter primero, para luego unirse al equipo editorial de ESPNdeportes.com. Tiene tres debilidades "sagradas": Laura, Kevin y Sol. Consulta su archivo de columnas.