Varejao se perderá dos juegos más

Actualizado el 29 de diciembre de 2012
AP

CLEVELAND, Ohio -- El pivote brasileño Anderson Varejao, de los Cleveland Cavaliers, quisiera volver a jugar tan pronto como sea posible.

Desafortunadamente para el líder de rebotes en la NBA y su equipo, no está claro cuando regresará a las canchas.

Varejao se perderá al menos otros dos juegos por una lesión en su rodilla derecha. Estará ausente en el partido como locales contra Atlanta Hawks y no viajará con el equipo para el encuentro del sábado contra Brooklyn Nets para poder recibir más tratamiento.

El sudamericano ya se ha ausentado en cuatro partidos desde que se lastimó la rodilla en el duelo del 18 de diciembre frente a Toronto Raptors.

"Quiero volver mañana, pero sé que no es posible", dijo antes del partido del viernes.

Las Cavaliers habían esperado que el descanso extra pudiera ayudar a que Varejao regresara a la cancha, pero el brasileño no está listo para jugar. A él le gustaría regresar en otra semana, pero no puede asegurar que eso vaya a ocurrir.

"No creo que sea nada realmente grave", dijo Varejao. "Mejora cada día. Simplemente todavía no está en ese punto".

El pivote añadió que siente un dolor agudo cuando intenta doblar o empujar la rodilla, pero puede realizar otras actividades.

"Puedo lanzar", dijo. "He estado corriendo mucho en la rutina que tenemos. Estoy intentando levantar pesas, en el tren superior, estoy haciendo muchos estiramientos con mi rodilla. Simplemente todavía no puedo tener contacto".

El entrenador de los Cavaliers, Byron Scott, no cree que la lesión de Varejao sea más grave de lo que se diagnosticó originalmente. Dijo que el área en que Varejao se lesionó es delicada y requiere más tiempo para sanar.

"Lo queremos tan cerca al 100% como sea posible antes de que vuelva a pisar la cancha", dijo Scott.

Varejao promedia 14,4 rebotes por juego para Cleveland, que ha ganado dos partidos consecutivos por primera vez esta temporada.

El peinado rizado de Varejao lo ha distinguido desde que llegó a la liga en 2004. Los Cavaliers organizaron una entrega de pelucas el viernes para emular su estilo distintivo.

"Es muy triste que no puedo jugar en mi día", dijo con una sonrisa. "Me gustaría poder jugar esta noche, pero sé que los aficionados están emocionados y yo estoy muy emocionado. No puedo esperar a ver cómo va a ser esta noche".