Superclásico: 1.000 policías afectados

Actualizado el 17 de enero de 2013
DYN

BUENOS AIRES -- Casi mil policías estarán afectados el sábado al operativo de seguridad en torno al superclásico, que incluirá un seguimiento a los barras, en especial a los de Boca, cuyo líder está preso y corren versiones sobre posibles enfrentamientos por la sucesión en la jefatura de La Doce.

"Estamos tomando todos los recaudos y estamos al tanto de esta posibilidad", admitió el titular de la agencia provincial de prevención de violencia en el deporte (APREVIDE), Luis Morales, por radio La Red.

La detención de Mauro Martín, jefe de La Doce, y la condición de prófugo de su principal lugarteniente, Maximiliano Mazzaro, en una causa por un crimen sin relación con el fútbol, dejó a la barra brava xeneize sin líderes in situ, tras lo cual corrieron trascendidos de que ex seguidores de Rafael Di Zeo -él dice que está apartado de la barra- están dispuesto a enfrentarse para dirimir la jefatura.

El funcionario dijo que el operativo comenzará con aproximadamente 750 efectivos y el sábado (el partido será ese día a las 22.10) habrá 950.

El estadio José María Minella estará colmado con más de 31 mil personas.

Tal cual suele ocurrir, toda la policía caminera de la autovía 2 estará en alerta ante el paso de los micros que llevarán hinchas.

Este punto no es menor ya que el 25 de agosto en las afueras de Rosario, en plena ruta y camino a Santa Fe, hubo un tiroteo entre las facciones de Martín y los ex Di Zeo que terminó con el jefe de la barra herido de bala en el abdomen y salvó su vida de milagro.

Habrá derecho de admisión tanto para Boca como para River.

Según Morales, en la APREVIDE vienen trabajando "desde fines de mes de diciembre con inspecciones al estadio y a las obras pedidas para la comodidad y seguridad".