La pelea será en el Radio City

Actualizado el 19 de febrero de 2013
Por Dan Rafael
ESPN.com
Archivo

Nonito Donaire
Chris Farina/Top RankEl filpino Nonito Donaire enfrentará al invicto Guilermo Rigondeaux en el Radio City Music Hall en N.Y.
El campeón de peso junior pluma, Nonito Donaire, fue dominante en sus cuatro peleas 2012- todos los combates de título mundial contra oponentes de calidad- para ganar los honores de boxeador del año. Tiene la esperanza de poner en marcha su candidatura del 2013 derrotando al campeón Guillermo Rigondeaux en una pelea de unificación.

Se enfrentarán el 13 de abril como el evento principal de HBO "World Championship Boxing" en el Radio City Music Hall de Nueva York, la promotora Top Rank anunció el martes. Una conferencia de prensa está programada para el jueves en Nueva York.

"No hay duda de que pelear en el Radio City Music Hall es como una coronación para el boxeador del año, combatiendo en ese escenario histórico", dijo el presidente de Top Rank, Bob Arum, a ESPN.com. "No pudimos conseguir el Teatro [del Madison Square Garden] así que [el vicepresidente ejecutivo del MSG] Joel Fisher dijo que tal vez podría conseguir el Radio City, ya que es propiedad del Garden. Dijimos que era una gran idea. Es caro hacer un combate allí, pero vale la pena.

"Creo que va a ser una pelea tremenda. Es una que yo he querido ver. Ambos se han estado retando verbalmente el uno al otro durante mucho tiempo y ahora se decidirá en el ring".

El combate va a ser el segundo en 82 años de historia del Radio City Music Hall. En enero de 2000, Roy Jones Jr. defendió el título mundial de peso semicompleto allí contra David Telesco.

"He oído hablar mucho sobre el lugar y cómo Roy peleó allí y él es uno de los boxeadores que admiro, así que estoy muy emocionado de pelear allí", dijo Donaire a ESPN.com.

Donaire, quien hará la cuarta defensa de su título de las 122 libras, tiene la esperanza de montar un espectáculo mejor que el que hizo en su única anterior pelea en Nueva York. En octubre de 2011, realizó su única defensa del título de peso gallo antes de subir de peso y enfrentarse al peso junior gallo Omar Narváez de Argentina en el Teatro del Madison Square. Narváez subió de peso para la pelea por el título y aunque Donaire dominó y ganó una decisión unánime, Narváez se mantuvo alejado de él toda la pelea y se negó a entablar combate, provocando abucheos pesados por parte de la multitud. Donaire, que por lo general está en combates agradables al público, no quiere que se repita esa situación con Rigondeaux, un defensor de renombre y dos veces medallista de oro olímpico cubano.

"Queremos presentarnos esta segunda vez en Nueva York y hacer una declaración en esta ocasión y no dejar que Rigondeaux huya de mí cuando reciba un golpe duro", dijo Donaire. "Ya tenemos el remedio y la respuesta para ese estilo de lo que aprendí en la pelea contra Narváez. Tenemos un plan listo.

"No pude conseguir un nocaut en mi primera pelea en Nueva York y quiero que los fanáticos me vean proporcionar un nocaut. Siempre salgo a noquear a mis oponentes. Creo que tengo grandes fanáticos en la Costa Este y quiero darles un buen espectáculo".

Donaire, de 30 años y nacido en las Filipinas pero radicado en Las Vegas, se enfrenta a Rigondeaux ya que ambos están promovidos por Top Rank, a pesar de que no fue un trato fácil de concretar.

"Nos tomó un tiempo porque había problemas internos por el lado de Rigondeaux con [su co-promotor] Caribe", dijo Arum. "Pero hemos arreglado sin problemas, propio de caballeros. Lleva su tiempo. Finalmente, la cordura se impuso y todo el mundo quiere que la pelea suceda, por lo que llegamos a un acuerdo".

Dijo Donaire, "Yo vi la última pelea de Rigondeaux contra [Robert] Marroquín y es bastante decente. Él es muy bueno en el contraataque, por lo que estaba entusiasmado por pelear contra él. Será una buena pelea. Estoy deseoso de tener ese cinturón. Esa es mi meta".

Donaire (31-1, 20 KOs) habría preferido una pelea de unificación contra Abner Mares -- un evento mucho más grande --pero Mares está con la promotora rival Golden Boy y pese a la oferta de tres millones de Golden Boy, Top Rank se negó a programar el combate.

"Es desafortunado que no pudimos materializar la pelea con Mares. Todo el mundo sabe que yo quería pelear contra él. Pero por ahora tenemos a Rigondeaux y quitarle el cinturón es una obligación", dijo Donaire.

Dos noches antes de la pelea, Donaire hará su aparición en el banquete anual de premios de la Asociación de Escritores de Boxeo de América escritores de boxeo para recoger su trofeo de boxeador del año.

"Fue un honor realmente el que me otorgasen ese premio", dijo Donaire. "El año pasado, lo único que quería hacer era pelear contra los mejores que me ponían delante. Sólo estoy tratando de ser el mejor y pelear contra los mejores. Tengo el combate de Rigondeaux ahora y, con suerte, podemos programar el combate contra Mares también".

Donaire probablemente no peleará cuatro veces este año, debido a que planea tomarse tiempo libre este verano. Su esposa, Rachel, está embarazada de su primer hijo, un niño, y debe dar a luz a finales de julio.

"Voy a hacer todo lo que pueda este año, pero para mí, lo principal este año después de esta pelea, es tener una familia", dijo. "Estamos muy entusiasmados con el bebé. Puedo ganar títulos y más títulos y eso paga las cuentas, pero yo también quiero ser un buen padre y esposo".

Rigondeaux (11-0, 8 KOs), de 32 años, un desertor cubano que estará haciendo su tercera defensa del título, estaba programado para aparecer en la cartelera en la que Donaire derrotó por nocaut en el tercer asalto ante Jorge Arce el 15 de diciembre en el Toyota Center en Houston. Sin embargo, dos días antes de la pelea, el oponente de Rigondeaux, el ex campeón de peso junior pluma Poonsawat Kratingdaenggym de Tailandia, no pasó un examen médico previo a la pelea realizado por el Departamento de Licencias y Regulación y no se le permitió pelear.

Hubo un poco de drama el martes después de que la pelea fue anunciada cuando Donaire amenazó con no presentarse en la conferencia de prensa del jueves debido a problemas relacionados con la prueba de la droga para la pelea. Donaire es el único peleador en el boxeo que ha accedido a participar de pruebas de drogas al azar las 24 horas del día, los 365 días del año, bajo la supervisión de la Asociación Voluntaria Antidopaje (VADA por sus siglas en inglés).

Aunque Donaire no le ha exigido a sus oponentes a participar, Rigondeaux dijo que lo haría y los contratos fueron elaborados para reflejar eso. Pero él todavía no había firmado los papeles de pruebas de drogas el martes, lo que enfureció a Donaire.

"Él estaba hablando más de la cuenta sobre las pruebas de drogas, diciendo que él haría lo que fuera para pelear conmigo", dijo Donaire. "Lo negociamos y quiero demostrar que el deporte está limpio. Pero entonces él no firmó [el contrato de VADA]".

El drama, sin embargo, fue resuelto más tarde en el día. Según Arum, el problema no era que Rigondeaux no estaba dispuesto a someterse a las pruebas, sino que quería que el contrato de VADA le fuese traducido al español para que pudiera entender lo que estaba firmando.

"Lo resolvimos y tenemos una pelea", dijo Arum.


Dan Rafael  es analista de boxeo para ESPN.com. Rafael comenzó a escribir para ESPN.com en el 2005 luego de trabajar como escritor de boxeo por cinco años para el diario USA Today. Puede comunicarse con él a través de Twitter en la cuenta danrafaelespn. Consulta su archivo de columnas.