Chilemba no quiere dejar dudas

Prospecto semipesado dice que no permitirá los jueces le quiten un triunfo

Actualizado el 27 de marzo de 2013
Por Brian Campbell
ESPN.com

Isaac ChilembaDiBella Entertainment/Ed DillerIsaac Chilemba quiere obtener un truinfo claro sobre Tony Bellew en la pelea eliminatoria
Si se requiere tener carácter para aparecer caminando por el patio trasero de tu rival y perdurar los abucheos de miles de espectadores, entonces el contendiente de peso semipesado Isaac Chilemba tiene de sobra.

Chilemba (20-1-1, 9 KOs), de 25 años de edad, que viajará a Liverpool, Inglaterra, el sábado para enfrentarse al boxeador local Tony Bellew en una eliminatoria de título, no tiene problema en circular el mundo buscando desafíos difíciles. Tampoco es un extraño en eso de superar las posibilidades ante la adversidad.

Uno de 10 hermanos nacidos en la pobre nación Africana, Malawi, Chilemba tuvo que ayudar a criar a sus hermanos menores mientras que su madre soltera viajaba durante meses en ocasiones en búsqueda de trabajo para mantener a la familia. La muerte de ambos padres --cuando Chilemba tenía 16 años y vivía en África del Sur-- lo dejó totalmente a cargo, obligándolo a convertirse en profesional dos años después.

Chilemba entró al combate con Bellew con una racha de cinco victorias, desde su empate con anotaciones divididas contra el invito Thomas Oosthuizen en el 2010. Obtuvo su mejor victoria hasta el sol de hoy cuando derrotó al ex contenedor del título de peso supermediano Edison Miranda por decisión unánime el febrero pasado- siete meses antes de que Bellew se enfrentase a Miranda, derrotándolo en el novenos asalto.

Este es tu segundo combate bajo la guía del muy cotizado entrenador Buddy McGirt. ¿Cómo su influencia te ha ayudado?
Buddy es un buen entrenador cuando se habla de técnica y el trabajar sobre una estrategia para el combate. Él ha mejorado mucho mi técnica y particularmente con las combinaciones que vamos a usar para derrotar a mi oponente.

¿Qué tipo de retos Bellew y su estilo de pelear presentan para ti en ese momento de tu carrera?
Tony es un buen boxeador. Es fuerte y rudo y será genial el pelear contra él en su tierra natal. Todo lo que sé es que tiene corazón y cuando entra al cuadrilátero todo lo que quiere hacer es noquear a sus rivales. Así que estamos trabajando sobre cada arma que tiene.

Tú compartes un rival en común en Miranda. ¿Qué aprendiste viendo la grabación del combate de Bellew y comparándolo con el tuyo?
Creo que cuando yo peleé contra Edison Miranda él todavía tenía todas sus fuerzas. Para cuando se enfrentó a Tony, él no era el mismo Edison. Eso es lo que yo creo. Pienso que Edison se dio por vencido en el combate y no peleó de la misma forma. No voy a desacreditar a Tony en el sentido de que no lució bien frente a Edison. Peleó muy bien y derrotó a Miranda, pero aún creo que Edison no era el mismo. Yo sinceramente creo que de la forma en que peleé yo y de la manera en que lo hizo Tony, yo mostré un gran desempeño, y en nuestro combate es tiempo de demostrar quién es mejor.

Describe tu estilo de pelear para alguien que no te ha visto mucho en televisión.
Yo siempre trato de ser diferente en cada una de las peleas. Me adapto según mi oponente de esa noche en particular. Puedo estar trabajando con dos, tres o cuatro estilos diferentes para derrotar a mi rival y cuando comenzamos a intercambiar puños, ahí es cuando me adapto de acuerdo a cómo él está en ese combate. Hago todo lo posible para ganar la pelea y ser el mejor en ese combate.

Peleaste para un empate contra Oosthuizen en tu última pelea en el peso supermediano antes de moverte a las 175 libras. ¿Qué te llevas de esa experiencia que te ha ayudado?
Primero que nada, cuando estás peleando en la casa de alguien, tienes que ser 10 veces mejor de lo que se supone que seas. Eso fue lo que esa pelea me enseñó, pero sinceramente pienso que yo gané la pelea. Pero lo enfrenté en su lugar y tenía a casi 10,000 fanáticos en mi contra. Todo el mundo pensó que él había ganado el combate antes de que hubiese comenzado y terminaron anotando esa pelea como un empate aunque todo el mundo que fue testigo de ella sabe que la gané. Lo mismo pasa con esta pelea contra Bellew, ya que voy a pelear en su territorio y quiero estar seguro de que voy a estar como a 10 puntos de ventaja de donde él esté. No voy a dejar que la pelea sea lo suficientemente cerrada para que me priven de la victoria o la anoten como un empate.

¿Cómo se siente el tener a 10,000 fanáticos gritando en tu contra en el territorio de tu oponente?
Eso realmente no me molesta. Los fanáticos hacen la pelea y crean el ambiente. Yo realmente creo que sería peor si no hubiese fanáticos en lo absoluto. El estadio estaría vacío y no habría pelea. Pero cuando escuchas los gritos y el ruido de los fanáticos, eso me da energía y me motiva a seguir, ya sea que estén gritando por mí o en mi contra.

Con cuatro de tus pasadas cinco peleas llevándose a cabo en los Estados Unidos, ¿cuán importante es para ti el hacer un impacto en la televisión norteamericana?
Significa mucho. Creo que es el sueño de todo boxeador el pelear en suelo norteamericano y salir en televisión. Estoy tratando de ser uno de los mejores boxeadores aquí- donde se dice que es la capital de boxeo. Eso significaría mucho para mí. No habrá nada que me detenga de llegar ahí y alcanzar la meta a la que quiero llegar.

Sobreviviste una niñez muy difícil bajo condiciones muy fuertes en África, incluyendo la muerte de tus padres a una edad temprana. ¿Cuánto de esa experiencia te ha ayudado a sobrellevar la adversidad dentro del cuadrilátero?
Eso realmente me ha dado un reto. No hay nada en este mundo que pueda detenerme para obtener lo que quiero. De donde vengo y donde crecí con mi madre y la vida que vivimos, a sobrevivir y llegar a este punto es algo que nunca pensé que algún día podía llegar. Por eso verdaderamente creo que no hay nada en este mundo que podría detener a alguien. Si realmente crees que puedes lograrlo y tienes tus metas y trabajas para ello, lo consigues. No hay que rendirse sino trabajar mucho por ello.

¿Cuáles fueron tus pensamientos acerca de la victoria de Bernard Hopkins sobre Tavoris Cloud y cuán impresionado estás de lo que Hopkins ha sido capaz de hacer a su edad?
Eso fue increíble. No puedo explicar cómo ganó. No podía creer que Bernard iba a subirse al ring y mostrar ese gran desempeño contra un boxeador joven invicto. Eso fue genial. Ciertamente creo que tiene unos años más luego de esa demostración. Me encantaría algún día subirme al cuadrilátero y enfrentarlo, aunque se me desgarre el corazón porque él es uno de mis héroes. Subirse al ring y enfrentarse a una de las leyendas sería grandioso.

¿Qué piensas que los boxeadores de hoy pueden aprender viendo a Hopkins?
Con Bernard, no es solamente mental- es un estilo de vida completo. Uno puede ver y aprender que si una persona se cuida y es disciplinada, uno puede boxear hasta esa edad. Bernard solo fue un testigo de la vista de todos. Muchos boxeadores, una vez llegan a los 36 o 38 o 40 años, su desempeño decae. La mayor parte del tiempo pienso que tiene que ver con tu estilo de vida. Como mi manejador, Jodi Solomon, siempre dice, "Lo que pones adentro es lo que sale afuera". Es lo que bebes, lo que comes y cómo vives y usas tu cuerpo. Verdaderamente pienso que ese hombre se cuida tremendamente bien.

Si derrotas a Bellew, ¿hay algún desafío específico en las 175 libras en el cual estás enfocado a lo largo del camino?
Yo diría que [Chad] Dawson es alguien a quien le tengo el ojo puesto en este momento. Es quien tiene el título del CMB y el de Ring Magazine- que es el mejor título por el cual cualquiera quisiera pelear. Así que estoy pendiente a eso. Luego de este combate, si lo supero, voy tras Chad. Estoy peleando por el puesto número uno [contra Bellew], y esto es un gran reto.