El ganador tendrá que escoger título

Actualizado el 2 de abril de 2013
Por Salvador Rodríguez
ESPN.com

Saúl ÁlvarezAP Photo/Miguel TovarDe vencer a Austin Trout, Canelo Álvarez tendría que renunciar al título si quiere seguir en el CMB
MÉXICO - Los títulos que se pondrán en juego este 20 de abril en el duelo de Canelo Álvarez y Austin Trout no podrán quedarse con un mismo dueño, ya que el Consejo Mundial de Boxeo, no así la Asociación Mundial de Boxeo, ordenarán al vencedor tomar uno de los dos cinturones hasta 10 días después de la pelea.

En entrevista con ESPN, José Sulaimán señaló que es por esta condición por la que permitieron a Saúl Álvarez, el popular campeón mexicano, exponer su fajín; sin embargo, no esperan que se quede con el de la AMB, en caso de que gane.

"Él (Canelo) tiene que elegirlo, solamente bajo esa condición nosotros aceptamos la pelea unificatoria", advirtió el directivo mexicano. "Sólo en caso de que el CMB considere que la pelea es benéfica para la afición, para el boxeo, nosotros debemos aceptar esas unificaciones, con la condición de que el que gane en los siguientes (10) días, tiene que rechazar uno de los dos", agregó.

Se le señaló a Sulaimán que a Canelo, o a Trout, se le pide algo que no sucedió con el actual monarca súper ligero del organismo, y también de la AMB, Danny García, a lo que aseguró, sus días como doble monarca, están contados, pues aplicará la misma regla.

"En el caso de Danny García hubo algo que prefiero no expresar, me sentí engañado, porque nosotros ni siquiera autorizamos la pelea unificatoria, la AMB le concedió a Khan su título tres o cuatro días antes de la pelea, ni siquiera hubo permiso de nosotros", recordó.

"Hubo muchas cosas en las que nos engañaron, no debió pasar y eso se solucionará en su próxima defensa titular, no vamos a permitir que se conserven los dos títulos, 10 días después del que gane tendrá que rechazar un título", aseguró.

Danny García tiene programado un pleito para el 27 de abril ante Zab Judah, en Brooklyn, Nueva York, en el mismo sitio en que noqueó en octubre a Érik Morales, el Barclays Center.