Leija recuerda aquella noche en 1993

Actualizado el 19 de abril de 2013
Por Carlos A. Nava
ESPNDeportes.com

Julio Cesar ChavezHolly Stein/Allsport Julio César Chávez Sr. encabezó la velada ante Pernell Whitaker en 1993
SAN ANTONIO -- Jesse James Leija recuerda como si fuera ayer una de las noches más espectaculares de su carrera.

Y según él, del boxeo profesional de los últimos tiempos.

"Nunca había visto tanta gente en una pelea de boxeo", dijo Jesse James Leija. "Había mucha, mucha gente, como agua, en el Alamodome. No recuerdo cuántos aficionados eran ¿60-70 mil personas? Fue impresionante".

El ex boxeador profesional fue parte de la cartelera en septiembre de 1993, a la que ingresaron en el estadio de San Antonio 58,891 personas para ver en el combate estelar la victoria de Julio César Chávez frente a Pernell Whitaker.

"Había una energía y ambiente electrizante en todos los rincones del Álamo", recordó James Leija. "Chávez era el mejor boxeador libra por libra del mundo y todos esperaban que derrotara sin problemas a Whitaker".

Chávez llegó con una marca de 89 victorias, sin derrota, para empatar por vez primera en su carrera en una controversial decisión, que le permitió seguir invicto y mantener su título Welter del Consejo Mundial de Boxeo.

"Ahora creo que puede ser algo similar", consideró James Leija. "'El Canelo' tiene calidad y carisma. Ve aquí (en el entrenamiento público) cuánta gente& Y tiene mucha calidad como boxeador".

"'Canelo' y Trout son muy buenos los dos", agregó. "No se sabe quién va a ganar. Creo que será otra noche histórica del boxeo".

Saúl "Canelo" Álvarez y Austin Trout se enfrentarán este sábado en el Alamodome frente a 38 mil personas que pagaron boleto, todos los que se vendieron, y algunos miles más que van como invitados.

La función que incluye nueve peleas, sólo la de Álvarez y Trout de campeonato mundial, fue declarada por el promotor, Óscar de la Hoya, vendido por completo desde el jueves.

De la Hoya, quien también peleó en el Alamodome, contra David Kamau en 1997, coincidió en que será un evento para recordar en ambiente y en enfrentamiento. Y que puede competir con el que protagonizaron Chávez y Whitaker.

"Aquella fue una noche especial, similar como la que tendremos este sábado", mencionó. "Pero en aquel tiempo Chávez era Chávez. Eso hacía más especial todo".

"'El Canelo' sin duda es el mejor boxeador de México", agregó. "Creo que enfrentará a un gran rival y creo que la pelea que veremos el sábado puede ser mejor que el de aquella noche".

De la Hoya mencionó que este sábado en el Alamodome se enfrentarán dos campeones mundiales invictos en su mejor momento, algo que cada vez es más complicado por la comercialización y estructura del boxeo actual.

"Ambos podrían llevar su propio camino por diferentes lados", dijo. "Pero se querían enfrentar y por esa razón vamos a tener una buena pelea".

De la Hoya anticipó una pelea abierta entre dos estilos diferentes y que gustan de dar espectáculo arriba del ring.

"Es una pelea que la afición va a respetar, que la gente va a gozar", vaticinó. "Creo que estas son las peleas que levantan el de

porte, las que la gente está esperando".

Trout (26-0, 14 KO) afirmó que los aficionados provocaron el enfrentamiento contra 'El Canelo'.

"Hay que agradecerle a la gente que presionó, hasta que no tuvieron más remedio que aceptar mi pelea", indicó. "Es algo que debo reconocerle a 'Canelo', que no quiso escaparse de mí y que me dio la oportunidad de venir a enfrentarlo aquí".

"Creo que es un verdadero campeón que quiere enfrentar a los mejores", agregó. "Porque soy el mejor boxeador que ha visto en su carrera profesional".

Álvarez también ve similitudes dentro del ring.

"He visto el video varias veces de la pelea de Chávez y Austin Trout, como Pernell Whitaker, es un boxeador rápido, que se mueve, escurridizo", dijo "El Canelo". "Es muy difícil, pero para eso entrenamos fuerte".

"El Canelo" (41-0-1, 30 KO), de 22 años, también consideró que será especial pelear en un recinto como el Alamodome con tal cantidad de aficionados, en su mayoría mexicanos.

Dijo que como mexicano era una responsabilidad grande subirse a un cuadrilátero donde Chávez, uno de los ídolos de su infancia, hizo historia.

"Por ahí han pasado varios de los más grandes boxeadores de México y del mundo", mencionó. "Ahora me toca a mí y espero hacer algo histórico. Creo que será una gran pelea porque voy a enfrentar a un gran boxeador".

"Estoy seguro de que voy a ganar", añadió. "Y ser parte importante del gran boxeo que ha habido en el Alamodome".

"El Canelo" sabe además que más de 30 mil mexicanos dentro del estadio esperarán por su victoria.

"Para mí significa mucho", afirmó el mexicano. "Me preparé mucho para darle una satisfacción para darles una gran pelea. Estoy muy motivado y lo van a ver el sábado".