Unos cuantos se salvan de la quema

Orozco, Enríquez y Fabián, de lo poco buenos frente a los panameños

null
Por José Antonio Cortés
ESPNDeportes.com
Mal planteamiento del "Chepo" ante Panamá
Anáilisis Picante de la derrota del Tricolor en su debut de Copa OraTags: futbol picante, tri, copa oro, tricolor, selección nacional, méxico, panamá

Jonathan Orozco
Abusó de su suerte en un par de balones que le retrasaron, pero afortunadamente para su causa no se la robaron. En los goles poco pudo hacer, lo mejor que mostró en el primer tiempo fue un amuleto que le armó algún chamán en el Cerro de la Silla, porque se salvó de dos de milagro.

Israel Jiménez
El panameño Quintero le presumió el número 19 de sus dorsales una vez tras otra y de ahí salió el penalti, que, en sandwich entre dos, Jiménez aplicó Raúl a Alberto. Luego de tanta generosidad con los caneleros, se lució con la asistencia de lujo para Fabián en el gol del empate a uno.

MexsportMarco Fabián logró el empate a uno parcial en el cotejo contra Panamá
Joel Huiqui
Si verlo de capitán ya era raro, más lo fue observarlo quedarse colgado en la marca para regalarle Waterman un mano a mano con Jonathan. En el segundo gol llega tarde y hasta con sueño a la marca.

Jair Pereira
Discreta actuación del cruzazulino y con su cambio al medio tiempo se le marca como culpable de la porosidad de la defensa, pero en honor a la verdad, pago el pato cuando los endebles habían sido Huiqui y Jiménez.

Adrián Aldrete
Sin prisa, ¿para qué? Por momentos pareciera que al americanista no le corre sangre por las venas. Una virtud cuando de ponerle hielo a un juego se trata, pero tremenda carencia cuando te endosan un gol de vestidor por tiempo.

Efraín Velarde
'Chispa' corre, acompaña, pero nadie le da el balón. No es una posición desconocida para él la de ser volante, pero definitivamente es un lateral.

Jorge Enríquez
El 'Chatón' las pelea todas y cubre terreno como nadie. Su actitud debe ser la mejor, es un buen contención que el día que aprenda a dar pases en el último tercio del campo será un crack.

Alejandro Castro
Increíblemente el juego de México, poco o mucho pasaba por sus pies. Un contención que se clavaba para dejar subir a los laterales, pero Aldrete y Jiménez fueron poco menos que inofensivos. El tope que se dio con Carlos Rodríguez le dejó una cortada y una venda roja (mimetizadora de la sangre, enorme adelanto de la ciencia) y un look de mariscal independentista que no pudo capitalizar, porque fue relevado tras el primer tiempo.

Marco Fabián
De incógnito hasta que empezó a discutir con el árbitro al minuto 35, luego, como jugador de gran técnica y calma para definir, puso el del empate. Queda a deber en el compromiso para tomar el timón del equipo.

Rafael Márquez
El oficio es inegable, pero la poca profundidad y entendimiento del equipo se reflejan en su accionar intermitente. Tuvo oportunidad de meter un remate de cabeza en la línea de gol, pero no se enteró que le venía el balón.

Raúl Jiménez
Es bueno que un delantero provoque penales, pero la próxima vez si son a favor del Tri, mejor ¿no? El recorrido de Jiménez es impresionante, el empuje, como en la falta del penalti, a veces excesivo. Pero sin balones poco puede hacer un delantero.

CAMBIOS

Juan Carlos Valenzuela
Poco se vio del central americanista salvo que trató de cortar el centro del "Fantasma" Quintero que terminó en el segundo gol panameño. Luego se dedicó a cortar los escasos balonazos de los centroamericanos.

Carlos Peña
Más dinámica y velocidad que Castro, misma inefectividad, misma falta de entendimiento en lo colectivo.

Isaac Brizuela
Lucieron más los dos espontáneos que brincaron al campo que el Conejo al que le aventaron unos elevadotes a ver si alguno pegaba.

'Chepo' de la Torre
Qué bonito hubiera sido que el error al pasar las alineaciones iniciales en el Rose Bowl de Pasadena hubiera una realidad. Cuando vimos que jugaba con tres puntas y Jiménez, Márquez y Orozco, creímos que Chepo iba por todo. Bueno, finalmente salió con su formación habitual y no tiene toda la culpa de los yerros en la actuación individual de sus jugadores. El problema quizás que no formó con ningún jugador con habilidad para jugar por afuera, y los que tuvo en las bandas fueron improductivos.

El círculo vicioso de este cuerpo técnico y generación de jugadores parece un remolino sin fin.