Deja Tata su sello desde el primer día

Actualizado el 18 de agosto de 2013
Por Jordi Blanco
Corresponsal

ESPNDeportes.com
''Tata'' Martino, satisfecho con el triunfo
El técnico del Barcelona, Gerardo Martino, habla tras el triunfo sobre el LevanteTags: gerardo martino, tata, barcelona, levante, la liga

BARCELONA -- Faltaban 19 minutos para acabar el partido cuando, preparado en la banda para entrar Andrés Iniesta, se vio que la cartulina mostraba como compañero a sustituir el '10' de Lionel Messi.

Una sorpresa mayúscula pareció recorrer el semblante de los casi 74 mil aficionados presentes en las gradas. Era, fue, la última demostración de que Martino no parece estar simplemente para gestionar el equipo, sino que está en el Barça dispuesto a dejar su sello.

"La temporada es muy larga, son muchos partidos y ahorrar minutos es bueno. Lo comenté con Leo apenas llegar a Barcelona y como es muy inteligente lo entendió enseguida. Hace varias semanas lo hablamos", aseveró el nuevo entrenador azulgrana cuando se le preguntó por el cambio de Messi.

Ventiló el tema con una simpleza absoluta: "Evidentemente, nadie le sacaría del campo con un resultado parejo, nadie estaría tan loco", admitió Martino y dejó claro que esta circunstancia se repetirá en el futuro. Un cambio inesperado pero que promete convertirse en habitual.

De la misma manera se refirió a la suplencia de Neymar, que explicó con tranquilidad.

"Él viene de nuevo. Llega de la Confederaciones, como muchos compañeros, pero lo hace a un sitio nuevo. Evidentemente todo el mundo quiere ver a Leo y Neymar juntos, pero mi intención es que su adaptación sea rápida pero sin que haya ninguna precipitación, sin obligaciones", afirmó el argentino. Sin más problema.

Y es que el 'Tata' se puso en manos del pasado para atacar el futuro. Dejó fuera de la lista a los jóvenes que prometen, pero aún no han ofrecido, y reservó un puesto en el banquillo al astro brasileño, haciéndole partícipe como espectador de la exhibición de sus nuevos compañeros, quienes con el turbo puesto cerraron cualquier temor.

"Son buenos síntomas", admitió Martino al acabar el partido al referirse al juego de su equipo. Destacó que le gustó "la presión y la intensidad", si bien aseveró que aún se puede mejorar esta presión, el manejo y mezcla del juego directo con la elaboración.

"Hacerlo más continuo, que dure los 90 minutos" sería el objetivo que se marca el entrenador argentino de cara al futuro, y avisó que "aún es prematuro para ver en qué situación estamos".

El técnico argentino, en una explicación humilde, dejó claro que la imagen de su equipo no es nueva.

"El Barcelona es por sí mismo una garantía y aunque se hayan superado todas las expectativas que tenía, no ha habido nada nuevo que no se viera en el pasado", agregó.

Es muy pronto como para sacar conclusiones firmes, pero el estreno oficial de Martino dejó un sello muy reconocible. Los de siempre, más Neymar, parecen ser los elegidos para llevar el timón del nuevo Barça, pero en la banda el Tata no es un simple espectador.

Si destacó el equipo por una ambición recordada pero que parecía archivada, lo hizo su nuevo entrenador por su forma de actuar. Dispuesto a dejar su sello desde el primer día.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.