Tres nombres que no hubieran faltado

Diego Armando Maradona declaró en España que él hubiera convocado a Javier Zanetti, Juan Sebastián Verón y Sergio Agüero para Argentina

Actualizado el 29 de mayo de 2006
 

Fotobaires.comDiego y Verón juntos, a fines del 2005
MADRID (EFE) -- Diego Armando Maradona dijo el lunes que echa de menos en la selección argentina que participará en el próximo Mundial de Alemania a Javier Zanetti, Juan Sebastián Verón y Sergio Agüero.

Maradona, invitado al programa de televisión 'Maracaná', de Cuatro, afirmó que a Zanetti lo habría llevado "por trayectoria" y destacó que la ausencia de Verón en la lista del seleccionador albiceleste, José Pekerman, "es muy extraña".

"Se le echan culpas que no tiene (le eliminación Argentina en la primera fase del Mundial 2002), pero la 'Brujita' merecía una oportunidad", subrayó. "En mi lista también entraba Agüero", aseguró Maradona.

El 'Pelusa' elogió a Lionel Messi, delantero del Barcelona, pero afirmó que él y Agüero "están a la par". "Lo de Messi es mucho más visto, porque juega en el Barcelona, pero mucha gente no sabe cómo juega Agüero. Es un futbolista que te divierte de verdad", dijo.

Maradona insistió en que la selección de Brasil es la gran favorita para ganar el Mundial. "A Priori, parece imposible ganarle, pero el fútbol es tan lindo que nunca se sabe lo que va a pasar", destacó.

El que fuera capitán de la selección argentina recordó como mejor momento de su carrera con la camiseta albiceleste "el Mundial de México'86".

"Fue él pico más alto que tocamos todos. Siempre se dijo que yo jugué a un nivel espectacular, pero no fui yo solo, fuimos todos. Todos jugaron a un gran nivel y por eso ganamos la copa", señaló Maradona, que guarda su peor recuerdo "de la final de Italia'90".

Maradona, además de fútbol, habló de su "amigo" Fidel Castro, de quien dijo que "es el mejor", calificó de "asesino" a George Bush, presidente de Estados Unidos, y defendió la política de Hugo Chávez, presidente venezolano, y Evo Morales, presidente de Bolivia.

Sobre la prohibición de entrar a Estados Unidos que pesa sobre él, afirmó: "me da igual". "No me dejan entrar porque tuve un problema con la droga y ya se sabe que en Estados Unidos no se consumen drogas", ironizó el ex futbolista argentino.