Una carrera por los chicos

Unos 4.000 mexicanos corrieron el domingo la carrera Terry Fox,
cuyos fondos serán dedicados a la investigación del cáncer en niños

null
EFE

MÉXICO -- Unos 4.000 mexicanos se reunieron el domingo en un circuito de la capital del país para correr la carrera Terry Fox, cuyos fondos serán dedicados a la investigación del cáncer en niños.

Divididos en tres modalidades, carrera de 5 kilómetros, caminata de 2,5 y competencia infantil de 400 metros, los atletas compitieron en un afán de convivir más que de lograr registros personales.

"Hice 31 minutos, más lento que mi marca de 29, pero hoy vine a ayudar porque hay que creer en la esperanza", explicó Fernando Vargas, quien perdió una pierna hace 14 años y el domingo cubrió los cinco kilómetros en muletas.

Vargas se desplazó entre ancianos, hombres y mujeres de edad madura y adolescentes que rindieron homenaje Terry Fox, un joven que hace 26 años perdió una pierna consecuencia del cáncer y emprendió un recorrido de 5.400 kilómetros por su país, con la idea de sensibilizar a la gente acerca de la enfermedad.

En México, las ganancias de la carrera serán destinadas al hospital infantil Federico Gómez, que atiende a niños de bajos recursos, enfermos de cáncer, muchos de ellos con posibilidades de curarse.

"Cuando me cure voy a venir a correr; me gustan los deportes, más la natación y el fútbol; mi equipo es el Guadalajara", comentó el niño de 11 años Omar Alí Silva, paciente del hospital Federico Gómez, presente en la competencia junto a su madre.

Según cálculos, siete de cada 10 niños con leucemia (cáncer en la sangre) pueden salvarse si son atendidos a tiempo y una nutrición adecuada.

"Por ellos vine a correr; hace 20 años corrí un maratón en 3:19 horas, pero ahora marqué 44.31 minutos en cinco kilómetros; vine con mis nietos, los contagié del vicio de correr y ahora ellos también ayudan mientras corren", dijo Manuel Romano, de 77 años, uno de los más veteranos entre los concursantes.