Dominio terrestre

El sólido ataque por tierra de los Cowboys puede ser la clave para ellos esta temporada

Actualizado el 29 de septiembre de 2009
Por Tim MacMahon
ESPN.com

Tashard Choice y Tony Romo

AP

El nuevo balance ofensivo de los Cowboys ha entregado buenos resultados hasta el momento

ARLINGTON -- Los Dallas Cowboys lideran a la NFL por tierra por más de dos primeros intentos por juego.

Aquí hay una estadística aún más impresionante para los Cowboys: can corrido para más de 200 yardas en juegos consecutivos por primera vez en 30 años.

Piensen en ello por un instante. Se trata de una hazaña que los Cowboys nunca lograron cuando Emmitt Smith estaba descuartizando defensivas en camino a la marca de yardas terrestres de todos los tiempos de la NFL.

"¿De verdad?", preguntó el guardia de Pro Bowl, Leonard Davis. "Tendremos que hacerlo una cosa semanal".

No lo descarten siempre y cuando los Cowboys, quienes sólo tuvieron un partido de 200 yardas terrestres el año pasado, tengan por lo menos a un corredor sano.

Eso todo lo que tuvieron por la mayor parte de la segunda mitad en el triunfo por 21-7 de lunes por la noche sobre los Panthers en Cowboys Stadium. Marion Barber no jugó por su cuádriceps lesionado. El acarreo final de Felix Jones fue una escapada de 40 yardas por el lado izquierdo en la primera serie de la segunda mitad de los Cowboys. Con Jones mirando desde las banca con una lesión de rodilla, Tashard Choice finalizó el encuentro fuerte, consiguiendo todas excepto 9 de sus 82 yardas en el segundo tiempo.

"Tenemos mucha confianza en los tipos que tenemos atrás", dijo Davis. "Es casi como si no pusiéramos atención quién está allí atrás. Sólo sabemos que cuando se manda una jugada vamos a ser eficientes corriendo el balón.

"No cambiamos nuestro plan de juego para nada. Sólo seguimos haciendo lo que hacemos. Tenemos a tres tipos que pueden compartir la carga".

En parte por la profundidad en el backfield, los Cowboys se mostraron más determinados a comprometerse con el ataque terrestre esta temporada. Ranquearon N° 21 por tierra el año pasado (107.7 yardas por juego). Ese total se ha disparado a 193.7 yardas en tres partidos de la presente campaña, con el coordinador ofensivo Jason Garrett acercándose a un balance 50/50 respecto a pases y carreras.

"Sabes que vamos a correr", dijo Choice. "Lo que importa es si vas a detenernos o no".

Barber, quien quedó inactivo después de desplomarse en su acarreo final tras una actuación de 124 yardas en la derrota ante los New York Giants, imploró a los corredores más jóvenes que "me regalaran un pequeño extra", en el vestidor antes del partido de lunes por la noche.

Choice y Jones respondieron combinándose para 176 yardas y un touchdown en 26 acarreos. Los Cowboys corrieron para 212 yardas en 32 intentos.

Jones (ocho acarreos para 94 yardas) estaba electrizante antes de su lesión, de la cual los Cowboys no supieron inmediatamente la severidad después del juego. Tuvo tres acarreos con ganancia de doble dígitos, una de las cuales estuvo a una tacleada salvadora de convertirse en un largo touchdown.

Tal y como fue el caso en diciembre pasado, cuando Barber y Jones lidiaban con lesiones de pie, Choice (18 acarreos para 82 yardas y un touchdown) probó que puede con la carga cuando se le da la oportunidad. Su efectividad corriendo entre los tackles fue clave para que los Cowboys dominaran el tiempo de posesión. Dallas controló el balón por más de 37 minutos.

"Puede ser cualquiera de ellos tres", dijo el centro de Pro Bowl, Andre Gurode. "No existe diferencia. Todos son grandes corredores. Sólo queremos hacer lo mejor posible para asegurarnos de que ellos ven lo que nosotros vemos y lleguen al siguiente nivel.

"Como grupo, nos enorgullecemos de ello. Sólo tratamos de quedarnos con nuestros bloqueos. Tratamos de darle luz de día a nuestros jugadores, y nos divertimos viéndolos correr campo abajo".