El Diez emprende dos nuevos desafíos

Diego Maradona comenzará a trabajar como vicepresidente de fútbol de Boca mientras se prepara para su programa de TV

Actualizado el 28 de julio de 2005
 

BUENOS AIRES (EFE) -- Diego Maradona comenzará a trabajar, el sábado próximo, como vicepresidente del Departamento de Fútbol de Boca Juniors y, dos semanas después, debutará como presentador de un ciclo de televisión en el canal 13 de Buenos Aires.

El ex futbolista se unirá a la delegación boquense que disputa partidos amistosos en Holanda y, la semana próxima, cuando regrese a Buenos Aires con el equipo, se incorporará a las reuniones de producción del programa "La noche del 10 (siempre vuelve)", que se emitirá por primera vez el 15 de agosto.

El ciclo, programado para los lunes a las diez de la noche, reunirá a figuras internacionales del espectáculo y los deportes que serán entrevistadas por Maradona.

Lo acompañará como colaborador en el ciclo, el ex arquero de la selección argentina Sergio Goycochea, presentador de televisión desde hace varios años.

Su primera misión en Boca Juniors será reunirse con los jugadores para aclarar un entredicho que tuvo hace una semana por los premios que estos pretenden cobrar en la temporada que comenzará el 5 de agosto.

Maradona ha dicho que el club no debe pagar premios por partido cualquiera sea el resultado, sino por ganar.

"Yo acepté el cargo de vicepresidente porque había que darle un nombre, pero aclaré bien ante el presidente (Mauricio Macri) que voy a ser el nexo entre el plantel y la directiva, para que los jugadores puedan seguir dando alegrías a la gente", dijo "Pelusa" a radio La Red, de Buenos Aires.

No obstante, indicó que si su gestión se convierte en "un estorbo", dejará el cargo y verá los partidos desde su palco en el estadio "La Bombonera".

"Lo mío con Boca es con el corazón, no con una firma, con una lapicera. No pretendo ganar una posición dentro del plantel o dentro de la directiva. Quiero ayudar a solucionar los problemas que haya, pero tengo que escuchar las dos campanas. Ese es mi trabajo y, si no logro eso, me voy", señaló.

En cuanto a la situación del delantero Marcelo Delgado, apartado del plantel por haber dicho que Macri quiere "hacer negocios personales" con el club, Maradona intentó hacer equilibrio con sus declaraciones.

Delgado, de 32 años, se expresó así cuando Macri se negó a rescindir su contrato y dejarle el camino libre para jugar en Japón, donde le ofrecieron un millón y medio de dólares anuales.

"Es inútil tener en el equipo un jugador que no quiere jugar y no se le debe cortar a Delgado la posibilidad de ganar muchísimo dinero a esta altura de su vida", comentó.

Sin embargo, advirtió que "hay que poner en la balanza que Boca se quedaría con un delantero menos a pocos días de comenzar el campeonato y hoy en el fútbol argentino regalar un delantero es muchísimo".

Aparentemente, el punta recibirá una sanción leve.