Jarrod Saltalamacchia y Ryan LavarnwayGetty ImagesBoston cuenta con los receptores Saltalamacchia (izquierda), Lavarnway (derecha) y David Ross

Los puestos vacantes en la receptoría están disponibles por todos lados, tanto así que se siente como un gigantesco juego de sillas musicales. Los Yankees de Nueva York necesitan un receptor, también los Vigilantes de Texas, y los Rays de Tampa Bay están siempre a la búsqueda de uno.

La firma de David Ross por Boston crea teóricamente un excedente de receptores en los Medias Rojas, y en teoría, el gerente general Ben Cherington podría evaluar las ofertas por Jarrod Saltalamacchia, quien sube por la escalera del arbitraje salarial.

Pero mucho de lo que Boston haga con su receptoría depende de lo que los Medias Rojas dicen en sus evaluaciones internas de Saltalamacchia y Lavarnway Ryan, y de si realmente ven a alguno de los dos como su receptor de primera línea en el 2014 y 2015.

Saltalamacchia tiene 27 años y viene de una temporada en la que registró .288 de porcentaje de embasamiento -- que precisamente igualó su OBP del 2011; en el 2012 bateó 25 jonrones, con 41 extrabases. Al trabajar con un cuerpo de lanzadores que ha sido notoriamente pobre en aguantar los corredores, permitió 80 bases robadas en 98 intentos. Mientras Saltalamacchia sube en la escala de arbitraje salarial, se le deben aumentos significativos en las dos próximas temporadas, sobre los $2.5 millones que hizo el año pasado.

Ross, quien cumplirá 36 años la próxima primavera, no ha sido un receptor de primera línea en cinco años, nunca ha jugado en más de 62 juegos desde el 2007; se desempeñó como complemento derecho de Brian McCann en Atlanta.

Y mientras que Lavarnway, de 25 años de edad, tiene un poder intrigante -- bateó 32 jonrones en las menores en el 2011 -- algunos evaluadores rivales tienen interrogantes serias acerca de si puede ser un receptor de Grandes Ligas, igual que algunos nunca han visualizado a Jesús Montero como alguien que se podría desempeñar en el puesto. "Nunca he visto a un receptor con acciones tan lentas", dijo un evaluador sobre Lavarnway. "Nunca".

Otro evaluador dijo: "Es un tipo muy lento. Tira bien, pero todo tiene que ser perfecto para que saque de out a los corredores. Es una buena reserva por su bate".

Un evaluador veterano dijo:

"Los Medias Rojas no piensan que tienen en su lista a la persona correcta para ser titular. Salty es demasiado inconsistente detrás del plato y tiene dificultades para batearle a los lanzadores zurdos. Lavarnway tiene que batear mucho para ser el hombre titular y compensar su defensa por debajo del promedio, lo cual es una gran interrogante por la forma en que se desarrolló su temporada ofensiva en el 2012. [David] Ross es una buena firma para ellos, pero es alguien a quien no puedes sobre exponer".

"Lavarnway tiene limitaciones detrás del plato por su forma atlética, pero es una persona muy trabajadora y ha mejorado. Aunque (para que funcione) como tu receptor regular va a tener que batear mucho. Parte de su recesión ofensiva este año pudo haber ocurrido porque fue receptor más que nunca y se cansó mientras avanzaba la temporada. Tuvo un buen swing durante la primera mitad de la temporada en Triple A y luego empezó a decrecer antes de ser llamado a las filas de las Grandes Ligas".

"Defensivamente es un poco lento y tiene dificultades con los buenos lanzamientos. A veces su brazo puede ser promedio, pero sus tiros tienen un poco de cola y el trabajo de piernas en el tiro es lento".

"Siendo realistas, veo a Lavarnway como un jugador de medio tiempo que puede ser receptor brevemente, tal vez jugar un poco como bateador designado contra lanzadores zurdos, y con un poco de trabajo, tal vez jugar la primera base -- pero eso no lucirá bien. Su bate dictará el curso de su carera; es mejor bateador que lo que se vio en el 2012".

Los Medias Rojas creen que Lavarnway puede ser un receptor titular -- por si sirve de algo, fue elegido como el mejor receptor defensivo en la Liga Internacional -- y un funcionario señaló que Lavarnway ha querido ser mejor y ha mejorado constantemente. El desarrollo tardío no es inusual para los receptores.

El respetado A.J. Ellis, de Dodgers de Los Ángeles, no jugó su primer partido en las Grandes Ligas hasta que tenía 27 años, y no fue titular hasta que tuvo 29 años. Mike Redmond, recientemente contratado como manager de los Marlins de Miami, no llegó a Grandes Ligas hasta que tenía 27 años, y se le pidió que fuera entrenador; Redmond decidió seguir jugando, y terminó participando en 13 temporadas en las Grandes Ligas.

Ross batea bien contra los zurdos, pero es respetado por su atención detallada como receptor, y encaja en el perfil clásico de un receptor número 2, con la defensa como prioridad. El supuesto aquí es que Boston se irá con Saltalamacchia y Ross, mientras continúa el desarrollo de Lavarnway en las menores. "Veremos lo que trae la temporada baja", dijo un evaluador.