El dinero de Los Angeles está de moda

Actualizado el 13 de diciembre de 2012
por Enrique Rojas
Un año después de impactar el mundo de las Grandes Ligas con las adquisiciones del inicialista Albert Pujols y el lanzador C.J. Wilson -- movidas que costaron más de $330 millones de dólares -- los Angelinos de Los Angeles Angels volvieron al ataque, pescando al jardinero Josh Hamilton por cinco años y $125 millones de dólares.

Esto quiere decir que en los últimos dos años el club de Arturo Moreno ha firmado a los dos mejores bateadores disponibles y al segundo mejor lanzador a un costo total de $456 millones de dólares, además de invertir un dinero considerable en extensiones para el intermedista Howard Kendrick ($33.5 millones por 4 años) y el torpedero Erick Aybar ($40.8 millones por 5 años).

El mejor pitcher que quedó agente libre en esos dos años fue el derecho Zach Greinke, quien firmó esta misma semana nada más y nada menos que con los populares vecinos, Dodgers, que anteriormente habían retenido a sus jardineros estrellas Matt Kemp (8 años/$160 millones de dólares) y Andre Ethier ($85 millones/5 años) y adquirido los contratos de Adrian Gonzalez ($126 millones por próximos seis años), Carl Crawford ($101 millones por próximos 5 años), Hanley Ramirez ($31 millones por 2 años) y Josh Beckett ($31.4 millones por 2013-14).

Josh Hamilton
Ronald Martinez/Getty ImagesHamilton es la muestra más reciente de la lucha de poder en Los Angeles.
Incluyendo los $147 millones por seis temporadas otorgados a Greinke, los Dodgers han comprometido alrededor de $700 millones en siete peloteros en dos años. En ese mismo tramo, Anaheim garantizó más de $530 millones a cinco jugadores. ¡Estamos hablando de más de $1,200 millones!

¿Acaso encontraron Angelinos y Dodgers un pozo petrolero en el sur de California, se sacaron la Mega Loto o encontraron la olla del dinero al final del arcoiris? Pues no, la fuente de recursos inagotables se llama t.e.l.e.v.i.s.i.ó.n.

Justo después de firmar a Pujols y Wilson, los Angelinos completaron un nuevo acuerdo con la televisión por 20 años y $3,000 millones de dólares ($150 millones anuales), mientras que los Dodgers están cerca de duplicar esa cifra ( se habla de entre seis mil y siete mil millones por 20 años para un promedio de $300 millones anuales).

Estamos hablando de entre nueve y diez mil millones de dólares por 20 años en una industria que generó globalmente $7,500 millones de dólares en el 2012, de acuerdo a proyecciones preliminares.

Con ese tipo de entrada garantizada por las próximas dos décadas, la era de dominio del mercado para Angelinos y Dodgers podría ser más larga de lo que muchos imaginan.

Y todo eso ocurre mientras los dos monstruos del gasto, los Medias Rojas de Boston y Yankees de Nueva York, han asumido roles más conservadores; otorgando contratos de tres o menos años, el primero, y cuidando no comprometer más de $189 millones para el 2014, el segundo.

Así las cosas, Los Angeles está de moda y eso no luce que cambiará en los próximos dos o tres años.