Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Pujols ya se reportó a los Angelinos
VIDEOS RELACIONADOS video
KISSIMMEE, Florida -- Los dominicanos Alex Rodríguez, Albert Pujols, David Ortiz y Adrián Beltré; el venezolano Miguel Cabrera, el puertorriqueño Carlos Beltrán y el mexicano Adrián González tendrán la oportunidad de alcanzar cifras redondas de cuadrangulares, en el liderato de Grandes Ligaas o entre sus compatriotas, en la temporada que arranca en abril próximo.

Rodríguez, quien busca regresar a la alineación regular de los Yankees de Nueva York, tras perderse la temporada completa del año pasado por una suspensión, es el quinto mayor jonronero de la historia con 654. Con seis vuelacercas empatará a Willie Mays en el cuarto puesto y podrá reclamar un bono de $6 millones de dólares.

"A-Rod", además, necesita 61 hits para los tres mil, 31 impulsadas para dos mil y 81 anotadas para dos mil. Hank Aaron (3,771 hits, 755 jonrones, 2,297 impulsadas y 2,174 anotadas) es el único bateador de la historia con al menos tres mil imparables, 650 jonrones, dos mil impulsadas y dos mil anotadas.

Pujols, de los Angelinos de Los Ángeles, alcanzó la marca de 500 el año pasado. En la cuarta temporada de un contrato de 10 años con Anaheim, Pujols (520), buscará seguir escalando en el liderato y empatar o superar a Ted Williams, Willie McCovey, Frank Thomas (521), Jimmy Foxx (534), Mickey Mantle (536), Mike Schmidt (548) y Manny Ramírez (555). Ramírez es 14to. en el liderato de por vida.

Ortiz, el bateador designado de los Medias Rojas de Boston, arrancará la temporada con 466 jonrones y 1,533 carreras impulsadas. Si se acerca a su producción del 2014 (35 y 104), el popular "Big Papi" será el 27mo. pelotero de 500 jonrones en la historia de Grandes Ligas. La lista incluye cinco latinoamericanos (el cubano Rafael Palmeiro y los dominicanos A-Rod, Sammy Sosa, Ramírez y Pujols).

Beltré, quien acaba de asegurar que estará con los Vigilantes de Texas al menos por los próximos dos años, solamente necesita cinco cuadrangulares para convertirse en el pelotero #52 de 400 en la historia de Grandes Ligas. Una docena de latinoamericanos y siete dominicanos (A-Rod, Sosa, Ramírez, Pujols, Ortiz, Vladimir Guerrero y Alfonso Soriano) forman parte del "Club 400", que también tratarán de integrar Cabrera y Beltrán.

Cabrera, el mejor bateador del béisbol en estos momentos, desplazará al gran Andrés Galarraga (399) del liderato entre los venezolanos cuando pegue los primeros 10 del 2015. El inicialista de los Tigres de Detroit promedia 35 vuelacercas por cada 162 partidos durante su carrera de 12 años. Está firmado hasta el 2023.

Beltrán solamente bateó 15 jonrones el año pasado, en su primera temporada con los Yankees, debido a una lesión del codo derecho que lo limitó a 109 juegos, antes de mandarlo a la mesa de operaciones en septiembre.

Libre de molestias, Beltrán, de 37 años, podría aprovechar el corto jardín derecho del Yankee Stadium para conectar los 27 cuadrangulares que le separan de los 400, una cifra que solamente han logrado otros dos puertorriqueños: Carlos Delgado (473) y Juan 'Igor' Gonzalez (434).

En el caso de "El Titán" González, su meta es un poco más modesta, pero no menos importante. Con 38 vuelacercas sería el segundo mexicano de 300 en Grandes Ligas. El antesalista Vinny Castilla (320) se retiró como el líder de todos los tiempos entre los mexicanos que han accionado en el Circo Grande.

González, de los Dodgers de Los Angeles, sacó 27 pelotas del parque en el 2014, promedia 28 por cada 162 juegos durante su carrera y solamente ha superado los 35 en dos ocasiones (36 en 2008 y 40 en 2009).

Los dominicanos Nelson Cruz (197), Hanley Ramírez (191), Juan Uribe (178) y Jhonny Peralta (177) y el venezolano Víctor Martínez (189) estarán en muy buena posición de llegar a los 200 jonrones, algo que han hecho 315 bateadores.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


KISSIMMEE, Florida -- Se abren formalmente las puertas de los entrenamientos primaverales de Grandes Ligas, un rito anual que por cerca de 125 años ha marcado el inicio de la temporada de béisbol en Estados Unidos.

Entre ahora y el domingo 5 de abril, cuando está programado el primer "¡playball!" oficial del año (Cardenales de San Luis vs. Cachorros de Chicago por ESPN a las 8 pm ET), se reforzarán algunas vibraciones positivas, se evaporarán varios sueños y, con un poco de suerte, se abrirán puertas a futuras leyendas.

Pero antes de que todos los jugadores comiencen a quemar la grasa acumulada en el invierno bajo el sol de Arizona y Florida, revisemos las que para nosotros serán las historias más importantes por las próximas seis semanas.

El regreso de A-Rod

Rodriguez
Rodríguez
Sin importar las implicaciones deportivas, el regreso del antesalista dominicano Alex Rodríguez a los Yankees de Nueva York será la nota más intrigante de la primavera.

Rodríguez, el quinto mayor jonronero de la historia del juego, vuelve de una suspensión de 162 juegos por violar la política antidopaje de las ligas mayores con interrogantes alrededor de su edad (cumplirá 40 años en julio), condiciones físicas (tiene dos operaciones de cadera y solamente ha jugado 265 juegos en cuatro años) y su capacidad para hacer mejor a los Yankees.

Mientras el pelotero tratará de mostrar que puede jugar diariamente en el campo, el equipo estaría feliz si al menos se comporta como un bateador designado adecuado. Pero incluso sin hacerlo muy bien, A-Rod debería llegar a 3 mil hits (necesita 61), 660 jonrones (a 6) y 2,000 carreras impulsadas (a 41), algo que solamente ha logrado Hank Aaron.

Si no fuera porque aún deben pagarle $61 millones por los próximos tres años, esta novela seguramente no existiría. Lo bueno es que existe y que seguramente seguiremos cada uno de sus capítulos. ¡Vivan los contratos garantizados!

El sustituto de Derek Jeter

Gregorius
Gregorius
Jeter
Jeter
Incluso para el mejor torpedero de la actualidad (escoja uno entre Troy Tulowitzki, Andrelton Simmons, Jhonny Peralta, J.J. Hardy, José Reyes, Alcides Escobar, Jimmy Rollins u otro) llenar el hueco dejado vacante por Derek Jeter sería una responsabilidad monumental.

¿Qué tal dejar ese encargo a un chico holandés-curazoleño de 24 años que batea .243 en 191 juegos y nunca ha jugado una temporada completa en Grandes Ligas?

La presión de sustituir a Jeter, una de las caras más visibles de los deportes profesionales por las últimas dos décadas, es solamente parte de la misión que enfrenta "Sir" Didi Gregorius en su primera primavera como el torpedero regular de los Yankees.

Esperar que Gregorius produzca a los niveles de Jeter está fuera de toda consideración, pero las comparaciones serán inevitables para el chico, especialmente en esos días difíciles cuando las cosas no salgan bien. Para Gregorius, los entrenamientos primaverales, más que una etapa de preparación física, será un laboratorio de ejercitar su capacidad mental para aguantar la presión de ser el sustituto de un seguro miembro de Cooperstown.

Unos Tigres lastimados

Los Tigres de Detroit arrancan su preparación primaveral con una comprensible incertidumbre alrededor de la combinación venezolana de Miguel Cabrera y Víctor Martínez, una pareja del medio del lineup que promedió .323, con 29 jonrones y 106 carreras impulsadas en el 2014, pero que se recupera de operaciones importantes.

Martínez, el segundo en la carrera por el Jugador Más Valioso el año pasado, fue operado de la rodilla izquierda y se perderá la primera parte de los entrenamientos, mientras que Cabrera, quien fue operado del tobillo derecho, tendrá limitadas actividades de béisbol en los primeros días de trabajos en Lakeland, Florida.

Ambos jugadores están proyectados para integrar la alineación abridora de Detroit en el partido inaugural, pero eso estará sujeto a la evolución de sus partes operadas en el día a día de los entrenamientos.

Hanley y Sandoval

Sandoval
Sandoval
Ramirez
Ramírez
Una gran parte de la esperanza de recuperarse de un mal año que tienen los Medias Rojas de Boston está basada en la capacidad del dominicano Hanley Ramírez de adaptarse al jardín izquierdo y del venezolano Pablo Sandoval de lucir mucho como el Sandoval de octubre y menos como el Sandoval de mayo.

Ramírez aceptó un contrato por cuatro años y $88 millones de dólares para mudarse del campocorto al jardín izquierdo, un movimiento relativamente cómodo, excepto en Fenway Park, donde tienen un muro conocido como el "Monstruo Verde". Con eso en mente, Ramírez comenzó a trabajar en Fort Myers, Florida, mucho antes que los lanzadores y receptores de los Medias Rojas.

Sandoval, un bateador de .344 en 39 juegos de playoffs con San Francisco, batea .288 con un OPS de .797 en la primera mitad del año, contra .301 y .825 en la segunda parte, en su carrera de siete temporadas. Posiblemente Sandoval necesita que la temperatura suba para rendir a todo vapor, posiblemente su cuerpo necesita más trabajo del normal para recuperarse del largo y tranquilo invierno. Posiblemente ya sea tiempo de que la gente deje preocuparse de su abultado abdomen.

Después de todo, Boston firmó a Sandoval por $100 millones y cinco años para que sea un tercera base Todos Estrellas y para que ayude a ganar campeonatos, como hizo en San Francisco, no para modelar en alguna tienda de Victoria´s Secret.

Los nuevos Marineros

Los viejos Marineros de Seattle tuvieron cuatro temporadas consecutivas (y 5 de 6) con marcas negativas. Los nuevos Marineros vienen de ganar 87 juegos por primera vez desde 2007 y de pelear un puesto a los playoffs hasta los últimos días de la temporada.

A una alineación que ya tenía a Robinson Canó, Kyle Seager y Mike Zunino, Seattle agregó al jardinero dominicano Nelson Cruz, el líder de jonrones de Grandes Ligas el año pasado, y un par de piezas alternativas como Seth Smith y Justin Ruggiano. La rotación abridora que encabezan los estelares Félix Hernández e Hisashi Iwakuma, los talentosos James Paxton y Taijuan Walker y los adecuados J.A. Happ, Roenis Elias y Erasmo Ramirez, es fácilmente la más profunda de la Liga Americana. El exceso de abridores mejora un bullpen que lidera Fernando Rodney.

Seattle llega a los entrenamientos primaverales con sus mayores expectativas desde la llegada de Ichiro Suzuki hace 15 años.

Harvey al rescate

Harvey
Harvey
Basta con ver caminar sin molestias por el campo en Port St. Lucie, Florida, a Matt Harvey, Jacob deGrom, Zack Wheeler, Jonathon Niese, Bartolo Colón, Dillon Gee y Rafael Montero para comprender porque los aficionados de los Mets de Nueva York están tan ansiosos por el inicio de la temporada.

Harvey, quien peleó el Cy Young en el 2013, su primera temporada completa, antes de ser sometido a la operación Tommy John, está listo para reclamar el puesto de "As" de la rotación abridora, mientras que deGrom viene de ganar el Novato del Año de la Liga Nacional y Wheeler fue uno de los lanzadores más consistentes de la última parte de la temporada pasada.

Sin embargo, la pieza más importante del dominó es el desempeño de Harvey cuando comience a enfrentar competencia real por primera vez en 15 meses. Las estadísticas indican que la mayoría de lanzadores operados del codo, suelen mostrar declives en sus estadísticas en el primer año de regreso al box, antes de poner todo en orden.

La capacidad de Harvey para controlar el nivel de descenso antes de recuperar su forma de Todos Estrellas del 2013, podría ser la diferencia entre una temporada ganadora y una perdedora para los Mets.

El plan San Diego

Los Padres de San Diego cambiaron radicalmente su equipo, tanto que de los jugadores que integraron la alineación abridora del 2014, solamente el 1B Yonder Alonso y el 2B Jedd Gyorko están programados para estar en el lineup del próximo 6 de abril contra los Dodgers en Los Angeles. Y eso no está escrito en piedra.

El estelar abridor James Shields, el receptor Derek Norris, el antesalista Will Middlebrooks y los jardineros Matt Kemp, Wil Myers y Justin Upton son las integraciones más notables de un equipo que tendrá una muy buena rotación abridora y una mejor ofensiva, pero varias dudas, incluyendo quién entre Kemp, Upton y Myers jugará en el jardín central y quién entre Alexi Amarista y Clint Barmes será el torpedero.

Los Padres tendrán una nómina de casi $100 millones de dólares por primera vez en su historia y aunque el equipo ha mejorado notablemente, está por verse en las próximas seis semanas si son lo suficientemente buenos como para desafiar a San Francisco y Los Angeles en el oeste de la Liga Nacional.

Los versátiles Dodgers

La nueva oficina de operaciones de béisbol, que dirige Andrew Friedman, hizo algunos movimientos que básicamente sacaron algunos nombres grandes y convirtieron a los Dodgers en un poco más "versátiles".

Ciertamente, el poder de Ramirez y Kemp y la velocidad de Dee Gordon serán extrañados, pero la combinación del SS Jimmy Rollins, el 2B Howie Kendrick, el CF Joc Pederson y el receptor Yasmani Grandal muy probablemente aportará un valor superior total en ambos lados del terreno.

El jardinero Yasiel Puig y el inicialista Adrian Gonzalez seguirán cargando con el mayor peso en el medio del lineup, mientras que la rotación abridora, que encabezan el zurdo Clayton Kershaw y el derecho Zack Greinke, es lo que convierte al club en el favorito de su división.

Llenar la vacante del lesionado cerrador Kenley Jansen, establecer el rol de Pederson y poner a funcionar el nuevo combo de doblematanzas de Rollins y Kendrick son los puntos más importantes en la agenda primaveral de la extensa oficina de operaciones de béisbol y del manager Don Mattingly.

El futuro de Cueto y Price

Price
Price
Cueto
Cueto
Entre los lanzadores abridores que entrarán a su año final de contrato se encuentran el zurdo norteamericano David Price, de Detroit, y el derecho dominicano Johnny Cueto, de Cincinnati. Greinke posee una cláusula que le da la opción de salirse de su acuerdo con Los Angeles, pero esa es harina de otro costal.

Mientras Cincinnati ha expresado públicamente su interés de firmar a Cueto antes que concluya la temporada, el dinero que tienen comprometido ($82 millones en 2016, $66,5 en 2017, $64,3 en 2018 y $53,7 en 2019) complican un poco la ecuación para amarrar un pitcher que muy probablemente estará buscando alrededor de $25 millones anuales y entre cinco y siete años garantizados.

Price está en la misma situación, pero con la diferencia de que Detroit ha mostrado recientemente no tener miedo a invertir en grande y además tiene en fondo los $144 millones que rechazó Max Scherzer la primavera pasada. De todos modos, lo más normal es que ambos pitchers de 29 años prefieran probar la agencia libre, como hicieron Scherzer, Jon Lester, Shields y otros, recientemente.

El reloj para pitchers

En uno de sus últimos anuncios como comisionado de Grandes Ligas, Bud Selig informó que este verano entrará en vigencia el uso de un reloj para pitchers en ligas menores (Doble A y Triple A), luego de haber sido usado de forma experimental en la liga otoñal de Arizona.

Básicamente, los lanzadores tendrían un límite de 12 segundos para hacer el siguiente lanzamiento cuando las bases estén limpias y 20 segundos cuando las bases estén ocupadas. Recuerden, esto no ha llegado a las ligas mayores, al menos por ahora.

¿Pero si es inminente la llegada de un reloj, no deberían comenzar a prepararse los pitchers de Grandes Ligas desde ahora? Pueden apostar que aunque no lo anuncien, la mayoría de equipos estarán tratando de ajustar el "timing" de sus lanzadores a las reglas que se avecinan.

En el béisbol, uno de los pocos deportes importantes cuyo ritmo no es controlado por un reloj, el "tempo" es vital, especialmente para los lanzadores. Para tiradores como Price (un pitcheo cada 26.6 segundos), Greinke (24.8), Corey Kluber (24.4), Adam Wainwright (23.2) y Kershaw (23.0), entre muchos otros, veinte segundos no es tiempo suficiente para hacer sus lanzamientos.

Si tendrán que hacer ajustes, entonces lo más lógico es que comiencen a trabajar en ese asunto desde esta primavera.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


KISSIMMEE, Florida -- De todas las opciones que tenía entre manos para tratar de aligerar el impacto mediático que recibirán sus compañeros por su regreso a los Yankees de Nueva York, Alex Rodríguez escogió exactamente la menos adecuada.

Bienvenidos al maravilloso y enrededado mundo, medio ficticio, medio real, de "A-Rod being A-Rod".

"A-Rod", quien deberá reportarse a los entrenamientos primaverales de los Yankees en algunos días, luego de perderse la temporada del 2014 cumpliendo la mayor sanción de la historia para un jugador activo, envió el martes a los medios una carta de cuatro párrafos escrita a manos, donde pide disculpas a Grandes Ligas, los Yankees, la familia Steinbrenner, la Asociación de Peloteros y los aficionados.

"Asumo la responsabilidad completa por mis errores que llevaron a mi suspensión durante la temporada 2014", dijo Rodríguez en el comunicado. "Acepto el hecho de que muchos de ustedes no van a creer mis disculpas o cualquier cosa que yo diga en este punto. Entiendo las razones y eso es culpa mia", agregó en otro párrafo.

La carta de A-Rod fue enviada a los medios un par de horas después de que un juez federal de Miami condenara a Anthony Bosch, quien se declaró culpable de conspirar para distribuir sustancias prohibidas a atletas, incluyendo Rodríguez, por intermedio de la cerrada clínica Biogénesis de Miami.

El juez Darrin Gayles sentenció a Bosch a cuatro años en una cárcel federal y a tres años de libertad supervisada, pese a que colaboró con Grandes Ligas y las autoridades del sur de la Florida.

La oficina del comisionado de Grandes Ligas suspendió a 13 jugadores, incluyendo Rodríguez, como resultado del testimonio de Bosch en la investigación del escándalo Biogénesis. Un 14º pelotero, Ryan Braun, negoció una suspensión por 65 juegos antes que concluyeran las averiguaciones.

Todos los sancionados aceptaron sus condenas, excepto A-Rod, quien procedió a demandar a Grandes Ligas, al comisionado Bud Selig, a los Yankees, al doctor del equipo, a un hospital de Manhattan y al sindicato de jugadores. Un nuevo récord deportivo en materia legal.

Pero posteriormente el antesalista dominicano confesó a la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) que usó drogas comprada a Bosch, retiró todas sus demandas y se sentó a conversar con los Yankees sobre la necesidad de pedir disculpas públicas antes del inicio de los entrenamientos primaverales de este año.

Recuerden que aunque quisieran terminar sus relaciones con Rodríguez, quien cumplirá 40 años en julio y solamente ha jugado 166 partidos desde el 2012, los Yankees están amarrados al pelotero por tres años más y tendrán que pagarle $61 millones de dólares hasta el 30 de septiembre del 2017, sin contar con otros posibles cheques gordos por jonrones históricos.

Los Yankees, incluso, ofrecieron a Rodríguez usar el Yankee Stadium para realizar una conferencia de prensa antes de que se reportara al campamento de prácticas en Tampa, Florida. El pelotero también contempló la idea de hacer una rueda de prensa en algún lugar de Tampa alejado de la casa de entrenamientos, organizar una conferencia telefónica y hasta usar el portal "Tribuna de Jugadores" del retirado Derek Jeter para pedir disculpas y enfrentar a los medios.

Al final, Rodríguez se decidió por enviar un comunicado a los medios de comunicación, lo que evidentemente, lejos de calmar a la prensa y el público, aumentará el grado de atención que recibirá cuando se reporte al campamento de entrenamientos el próximo fin de semana.

No están claras las razones que tuvo Rodríguez para dilatar su enfrentamiento con las cámaras (recordemos que aun podría ser testigo en el caso de su primo Yuri Sucart, quien tiene un juicio pendiente por cargos parecidos a los de Bosch), pero sabiendo como son las cosas en esta era de las comunicaciones, el encuentro deberá ocurrir, tarde o temprano, irremediablemente.

Mientras el momento llega, Rodríguez será el centro de atención del universo Yankee, exactamente lo que buscaba evitar el club. Otro episodio de la tragicomedia "A-Rod being A-Rod".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ORLANDO -- En su rica y legendaria historia de 113 años, los Yankees de Nueva York han conquistado 27 títulos de la Serie Mundial y 40 campeonatos de la Liga Americana y han jugado en 51 postemporadas. Casi 60 hombres que trabajaron para los Yankees alcanzaron el Salón de la Fama, pero solamente 20-- incluyendo 10 que no están en Cooperstown-- recibieron el honor de tener sus números retirados y una placa en el Parque de los Monumentos en Yankee Stadium.

Entre las dos decenas de privilegiados en el altar mayor de la catedral del béisbol, tres latinoamericanos, lo que representa un 15% del total. El porcentaje es espectacular si se toma en cuenta que se trata de la franquicia más popular y exitosa de los deportes profesionales de Estados Unidos.

Los Yankees anunciaron el lunes que planean retirar a lo largo de la temporada del 2015 los números que usaron los puertorriqueños Bernie Williams (#51) y Jorge Posada (#20) y el norteamericano Andy Pettitte (#46). Los tres, más el intermedista Willie Randolph, tendrán placas en el Parque de los Monumentos en ceremonias que serán realizadas en el Stadium del Bronx el 24 de mayo y 22 y 23 de agosto.

Williams y Posada se unen el lanzador panameño Mariano Rivera (#42) como los latinos del grupo con números retirados en la franquicia de Nueva York. Ese trío fue parte de la base local que ayudó a los Yankees a ganar cinco títulos de la Serie Mundial y a jugar en 17 de 18 postemporadas, entre 1995 y 2012.

Los otros jugadores con sus números retirados en Yankee Stadium son Billy Martin (#1), Babe Ruth (#3), Lou Gehrig (#4), Joe DiMaggio (#5), Joe Torre (#6), Mickey Mantle (#7), Yogi Berra y Bill Dickey (#8), Roger Maris (#9), Phil Rizzuto (#10), Thurman Munson (#15), Whitey Ford (#16), Don Mattingly (#23), Elston Howard (#32), Casey Stengel (#37), Reggie Jackson (#44) y Ron Guidry (#49).

Rivera, quien dejó el béisbol después de la temporada del 2013, fue el último jugador que vistió el #42, retirado por Grandes Ligas en honor a Jackie Robinson. De los 20 Yankees que tienen sus números retirados, la mitad no pertenece a Cooperstown, incluyendo a Rivera, quien será una línea para ser electo en su primer año de elegibilidad en 2019.

Pettitte, un confeso usuario de sustancias para mejorar el rendimiento; Williams y Posada se unirán a Martin, Maris, Munson, Mattingly, Howard y Ron Guidry entre los que tienen sus números retirados en Nueva York, pero no tienen placas en en el nicho de los inmortales de Cooperstown.

Rivera es considerado a unanimidad como el mejor relevista cerrador de la historia de Grandes Ligas. El derecho panameño se marchó con el récord de salvamentos (652) y un promedio de efectividad de 2.21 en 1,115 apariciones. Tuvo 8-1, 0.77 y 42 salvamentos en playoffs, donde ayudó a los Yankees a conseguir cinco anillos de campeones.

Williams, quien se retiró en el 2006, fue un extraordinario jardinero central, que al igual que Rivera y Posada, jugó toda su carrera de 16 años en Nueva York. Bateó .297 con 287 jonrones, cuatro Guantes de Oro, cinco convocatorias al Juego de Estrellas y cuatro anillos de campeón. En playoffs consiguió 22 jonrones y 80 carreras impulsadas en 121 encuentros.

Posada fue un receptor cinco veces Todos Estrellas y Bates de Plata que bateó .273 con 1,065 impulsadas en 17 temporadas, durante las cuales Nueva York atrapó cinco campeonatos.

Con el retiro de los números de Rivera, Williams y Posada, los Yankees están reconociendo, no solamente a los tres jugadores, sino a toda la comunidad latinoamericana que ha contribuido a forjar parte de su legendaria historia deportiva.
Etiquetas:

Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Masahiro TanakaMike Carlson/Getty ImagesLos lanzadores, receptores y jugadores que vienen de lesiones comienzan a trabajar en Florida y Arizona
KISSIMMEE, Florida -- En su constante búsqueda del conocimiento, el hombre ha logrado descubrimientos maravillosos e inventos asombrosos, desde el fuego, la rueda y el papel hasta la penicilina, la electricidad y la Internet.

En el medio de todo eso; la máquinas de vapor, el automóvil, el teléfono y el microchip, elementos fundamentales de la forma de vida que conocemos. Sin embargo, el hombre, que ha sido capaz de fabricar un corazón artificial y estadios deportivos con techos móviles y grama sintética, no ha podido imitar el mágico y único olor a hierba recién cortada, un aroma con propiedades curativas, calmantes, relajantes, vigorizantes, estimulantes, y sanadoras.

En febrero, el olor a grama recién cortada es el aviso de que vuelve el béisbol y en cierta forma, la orden de borrón y cuenta nueva a nuestros sentidos, una capacidad de la que no puede ufanarse ni siquiera el "Imperial Majesty de Clive Christian", una fina mezcla de vainilla de Tahití, madera de sándalo de India, aceite de vetiver, rosa, jazmín, Ylang Ylang, aceite de cardamomo, lirio del valle y la orquídea Vanilla Planifolia que es considerada el perfume más caro del mundo y cuya botella de cristal Baccarat con incrustaciones de diamantes y tapa de oro de 18 quilates cuesta sobre los $215,000 dólares.

El olor a grama recién cortada es capaz de revivir la esperanza en aficionados de los Cachorros de Chicago, hacer olvidar a los de Angelinos y Dodgers de Los Angeles, poner a soñar a los de Miami y Tampa Bay y restaurar la fe en los de Boston, Detroit, Nueva York, Texas y Toronto, por mencionar algunos.

Esta semana, los campos de entrenamientos de los 30 clubes de las ligas mayores abrirán sus puertas de manera formal para comenzar lo que para millones de personas es el ritual más importante del año: La temporada del béisbol de Grandes Ligas.

Lanzadores, receptores y jugadores que vienen de lesiones o suspensiones-- como el 3B Alex Rodriguez, quien regresa con los Yankees tras perderse el 2014 por la mayor sanción que no es de por vida en la historia del béisbol-- y otros que harán cambios importantes en sus carreras-- como Hanley Ramirez, quien se moverá del campocorto al jardín izquierdo con Boston-- serán los primeros en reportarse a los campamentos de Arizona y Florida.

Los campeones Gigantes de San Francisco; junto a Cincinnati, Filadelfia y Pittsburgh, han convocado para el jueves 19, mientras que 13 clubes (Arizona, Baltimore, Chicago Cubs, Chicago White Sox, Cleveland, Detroit , Kansas City, Los Angeles Angels, Los Angeles Dodgers, Miami, Oakland, San Luis y San Diego) lo harán el viernes 20; nueve (Atlanta, Boston, Colorado, Houston, New York Mets, New York Yankees, Seattle, Texas y Washington) el sábado 21, uno el domingo 22 (Milwaukee) y tres el lunes 23 (Minnesota, Tampa Bay y Toronto).

Entre el martes 24 y el sábado 28 de febrero comenzarán los trabajos de preparación con todos los jugadore del roster de 40 en el campo.

El domingo primero de marzo los Spartans de la Universidad de Tampa chocarán con Filadelfia en Clearwater, Florida, en el primer juego de exhibición del año, mientras que el martes 3 de marzo están programados nueve encuentros, incluyendo los primeros cinco entre clubes de Grandes Ligas (Orioles contra Tigres en Lakeland, Yankees ante Filis en Clearwater, y Piratas frente a Toronto en Dunedin; Florida; Cleveland ante Cincinnati en Goodyear y San Francisco Vs. Oakland en Mesa, Arizona).

La temporada regular de las ligas mayores arrancará oficialmente el domingo 5 de abril a las 8 pm ET con el choque de Cardenales de San Luis contra Cachorros de Chicago en el renovado Wrigley Field. El encuentro será transmitido por ESPN, ESPN Deportes, ESPN Radio y ESPN Deportes Radio.

La primera actividad masiva está programada para el lunes 6 de abril, cuando habrán 14 partidos entre una de la tarde y 10 de la noche. ESPN transmitirá cuatro de esos choques (Toronto Vs. Yankees 1:00 pm ET; Mets Vs. Washington 4:00 pm; Cleveland en Houston 7:00 pm y San Francisco en Arizona 10:00 pm).

El olor a hierba recién cortada es la lo único que necesita nuestro cerebro para resetear los sentidos, borrar recuerdos amargos y sustituirlos con imágenes positivas y de esperanzas. Un olor que nos informa que el béisbol está de regreso.

Etiquetas:

Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


SAN JUAN, Puerto Rico -- Frederich Cepeda había ganado muchos torneos internacionales importantes, pero ninguno contra competencia exclusivamente profesional. Un título y un premio de Jugador Más Valioso en la Serie del Caribe 2015, son la coronación a la extraordinaria carrera del toletero cubano.

Cepeda bateó de 4-2 con una impulsada en la victoria de Pinar del Rio tres por dos sobre Tomateros de Culiacán de México, el domingo, en la gran final de la 57ma. edición del clásico caribeño, que Cuba había ganado por última vez en 1960. Los cubanos regresaron al torneo el año pasado, tras una ausencia de 54 años, pero no lograron avanzar de la ronda regular.

Cepeda fue electo el Jugador Más Valioso y el Bateador Designado del Todos Estrellas de la Serie del Caribe, en la que el gran jardinero de Sancti Spiritus y la selección naciona bateó .471 con siete carreras impulsadas. En los dos encuentros de semifinales y final, bateó de 9-6 (.667) con seis impulsadas.

"Para nosotros era importante regresar y hacerlo bien. El año pasado la actuación no fue buena, ahora comenzamos mal y luego nos recuperamos. Siento una tremenda satisfacción", dijo Cepeda en medio de la celebración de Pinar del Rio.

"Nuestro país debe estar muy feliz por esta corona. Me siento feliz por ser el jugador más valioso, pero lo más importante fue ganar la corona y darle esa alegría a nuestro país", agregó.

Cepeda, de 34 años, ha sido uno de los mejores peloteros cubanos de las últimas dos décadas. El jardinero batea .330 con 240 jonrones y 915 carreras impulsadas en 16 temporadas en la Serie Nacional, la liga doméstica de su país, donde nunca ha podido celebrar la conquista de un torneo.

Pero Cepeda fue campeón olímpico en Atenas 2004, dos veces campeón mundial y miembro del Todos Estrellas del Clásico Mundial de Béisbol del 2009. En las tres ediciones del Clásico Mundial, donde participan los jugadores de Grandes Ligas, Cepeda batea .449 (69-31) con siete jonrones, 23 impulsadas y 17 anotadas.

Sin embargo, el título de la Serie del Caribe es el primero que ganan Cuba y Cepeda en eventos importantes con peloteros profesionales. "Es el primer torneo internacional con profesionales que ganamos, me siento triplemente feliz", dijo.

Cuba, que jugó en Isla de Margarita y San Juan como invitada especial, podría ir a Santo Domingo 2016 bajo las mismas condiciones, pero es algo que se determinará más adelante. La aspiración de la Confederación de Béisbol del Caribe es que Cuba regrese como miembro permanente al organismo y además de participar, organice el evento, que no ha montado desde 1957.

"Nos gustaría mucho que se jugara en Cuba. Tenemos la calidad y la tradición, los cubanos se merecen que se monte un torneo tan importante. Sería muy bonito para la afición", dijo Cepeda.

Tras la gesta de San Juan, lo que sigue ahora para el toletero es reportarse a los entrenamientos de los Gigantes de Yomiuri de la Liga Central de Japón, donde jugará por segundo verano consecutivo. En su debut profesional, bateó .194 con seis jonrones y 18 remolques en 108 turnos, el año pasado.

"Mi meta es alargar mi carrera deportiva lo más que pueda y ahora estoy más claro con lo que enfrento jugando en Japón", dijo Cepeda, quien no descarta poder jugar en Estados Unidos antes que terminen sus días como jugador activo, ahora que las relaciones diplomáticas entre Cuba y la gran nación del norte han tomado un giro positivo.

"Siempre estamos enfocados en llevar el béisbol cubano a todos lados. Es importante la apertura que se está haciendo y claro que me gustaría jugar en Estados Unidos, siempre y cuando fuera legalmente permitido. Siempre queremos llevar el béisbol cubano por todo el mundo", dijo Cepeda.

A propósito de jugar en norteamerica, Cepeda no le dió mucha importancia al hecho de que Pinar del Rio, que solamente trajo nueve lanzadores a la Serie del Caribe, tuvo que arreglarselas para ganar con un roster diezmado por la deserción del torpedero Dainer Moreira y el lanzador Vladimir Gutiérrez en medio de la justa.

"Nos faltaron dos jugadores, además de que tuvimos a otros lesionados, pero lo importante son los que estuvieron aquí, dando todo en el terreno para llevarnos la corona a Cuba", dijo Cepeda.

Etiquetas:

Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


SAN JUAN, Puerto Rico -- Por tercer año consecutivo, México eliminó a República Dominicana en la Serie del Caribe, evitando que la gran potencia del béisbol profesional se convierta en el primer país con 20 coronas del clásico latinoamericano.

Los Tomateros de Culiacán aprovecharon un costoso error del tercera base Héctor Gómez para anotar tres carreras en la segunda entrada y su bullpen pudo contener el empuje en las entradas finales para vencer 5 a 4 a los Gigantes del Cibao, el sábado, en las semifinales de la Serie del Caribe San Juan 2015.

El derecho Terance Marin (2-0) no permitió carreras limpias en seis entradas para vencer al cubanoamericano Elih Villanueva (0-1), quien fue víctima de mala defensa, cargó con la derrota y Randy Jackson se anotó el salvamento.

México (Yaquis de Ciudad Obregón) derrotó 4-3 en 18 entradas a Dominicana (Leones del Escogido) en la final de Hermosillo 2013 y tres por dos (Naranjeros de Hermosillo a Tigres del Licey) en las semifinales de Isla de Margarita 2014. El manager mexicano, Benji Gil, pronosticó el jueves el triunfo de su equipo.

"Somos mejor equipo que República Dominicana y vamos a ganar la semifinal", dijo Gil, después que los Gigantes derrotaron a los Tomateros en su encuentro de la ronda preliminar. El sábado, Gil reiteró su confianza en la escuadra que dirige.

"Nunca dije que éramos más talentosos, sino mejor equipo y no quiero ser mal interpretado. Yo tengo toda la confianza en mi equipo, y eso no importa si lo demostramos o no en el terreno", dijo Gil.

"Eso es parte de la historia. No hay nada escrito que diga que México va a eliminar a a Dominicana, simplemente, son cosas del béisbol, son cosas que pasan", dijo Audo Vicente, el manager de República Dominicana en dos de las tres derrotas ante los conjuntos aztecas. Vicente fue el dirigente del Escogido que perdió la maratónica final de Hermosillo hace dos años.

"En la pelota un equipo le gana al otro, pero entonces pierde de otro en mala posición. Son casualidades del béisbol", dijo Vicente.

Lo que no es casualidad es el gran momento en que se encuentra el béisbol invernal mexicano. El domingo, Culiacán intentará conseguir la tercera corona consecutiva de Serie del Caribe para México, algo que solamente han logrado Puerto Rico (1953-55), Cuba (cinco entre 1956-60) y República Dominicana (1997-99), y la cuarta en cinco años.

"Estoy encantado, agradecido de nuestros jugadores por la forma en que han peleado, los que son originales del equipo y los que llegaron de refuerzos", dijo Gil.

"Desafortunadamente hemos tenido algunas lesiones desde que llegamos, pero es un placer ser dirigente de estos muchachos y pueden contar con todo sus esfuerzo para ganar la final", agregó.

Como en los dos encuentros decisivos anteriores entre estos dos países, el juego del sábado fue una pieza de gran competencia, especialmente en las últimas entradas.

En el segundo inning, México anotó tres carreras inmerecidas contra Villanueva. Joey Meneses recibió boleto y Russell Branyan y José Armando Rodríguez pegaron sencillos seguidos para llenar las almohadillas con un out.

Parecía que Villanueva aplacaba el ataque, dominando a Oscar Robles con rodado a tercera base, pero el antesalista Héctor Gómez lanzó mal al plato, facilitando que anotaran dos carreras y luego Alí Solis remolcó la otra con elevado de sacrificio.

En el tercer acto, los Tomateros vapulearon a Villanueva después de dos outs y lo hicieron saltar del box con 61 lanzamientos. Meneses bateó sencillo, avanzó a segunda base por pitcheo desviado y anotó por un sencillo de Branyan, quien además se robó la intermedia. Edward Valdez entró y logró sacar el último out. Otra rayita en el sexto puso la pizarra 5-0.

"La segunda entrada marcó la diferencia del partido, donde hubo un error costoso, después dominamos el resto del juego, pero en resultados generales, no pudimos producir en los momentos apremiantes", dijo Vicente.

Los dominicanos amenazaron a Marin en cada una de las primeras cuatro entradas, pero el derecho norteamericano siempre encontró la forma de sofocar dichas rebeliones. Los dos primeros innings terminaron con doblematanzas y en total, los Gigantes se fueron de 8-0 con corredores en bases en esos cuatro episodios.

En el sexto, Marin logró su primer episodio de tres outs consecutivos y en el sexto fue víctima de un error de Solís, que facilitó dos carreras de los dominicanos.Un sencillo de Alexi Casilla y un doble de Gómez produjeron una carrera más en el octavo para Dominicana, que otra vez dejó dos corredores en circulación.

En el noveno, Gil entregó la bola a su cerrador Oscar Villarreal, quien falló por segunda vez en la serie contra los Gigantes. Villarreal golpeó a Jonathan Villar y permitió sencillo a Willy García para decretar su partida del juego, dejando corredores en tercera y primera base.

Robinson Díaz bateó de emergente por Carlos Paulino y se arrastró por primera para impulsar a Villar, pero Luis Jiménez bateó foul por tercera base y Casilla conectó rodado inofensivo a segunda base para terminar el encuentro.

Cuatro de los cinco partidos de México se han decidido por una carrera en San Juan, mientras que Dominicana salió del torneo ante de lo esperado debido a su incapacidad para dar el golpe final. Los Gigantes dejaron 43 corredores en bases y 25 en posición anotadora con dos outs en cinco encuentros.

"Mayormente fallamos los turnos grandes y los más dolorosos son los que no puede capitalizar con corredor en tercera base y menos de dos outs", dijo Vicente.

"Esa es la pelota. Cuando entra al terreno no importa la historia anterior, sino que puedas ejecutar esa noche. Por eso somos nosotros los que vamos a la final", dijo Gil.

Etiquetas:

Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


SAN JUAN, Puerto Rico -- La primera Serie del Caribe en San Juan en 15 años es el escenario para el adiós de dos grandes que suman más de dos décadas de servicio en la pelota invernal: El venezolano Tomás Pérez y el puertorriqueño Luis Figueroa.

"Wicho" Figueroa cerró de manera estelar su carrera de 18 años en el béisbol invernal el viernes, jugando la tercera base por Puerto Rico en el choque contra su rival más odiado, República Dominicana, en el último encuentro del calendario de la ronda preliminar del clásico caribeño. El veterano bateó de 3-2 y anotó dos carreras en el dramático triunfo de los Cangrejeros de Santurce 3-2 sobre los Gigantes del Cibao.

Luis Figueroa
EFE/Thais LlorcaLuis 'Wicho' Figueroa jugó su último partido como profesional y pegó par de hits en su despedida
Pese a que Puerto Rico ya estaba eliminado de avanzar a los playoffs antes de que arrancara el cotejo, 18,747 colmaron el parque y ovacionaron a Figueroa cada vez que fue al plato.

"Una noche maravillosa", dijo Figueroa, quien se quedó en el circulo de espera cuando Danny Ortiz metió doblete que impulsó Ozzie Martínez con la carrera del triunfo en el cierre de la novena entrada.

"Tomasito" Pérez, quien ha jugado béisbol de invierno por casi un cuarto de siglo, es parte del equipo de Venezuela, Caribes de Anzoátegui, que avanzó invicto a las semifinales del sábado, en las que enfrenta a Tomateros de Culiacán de México.

"Tener la oportunidad de vestir una vez más el uniforme de mi amado país y jugar mi último partido ante mis fanáticos, es un regalo de Dios", dijo Figueroa. "Habría sido bonito poder ganar por última vez, pero disfruté mi carrera, siempre traté de hacer lo mejor y no tengo ninguna queja. Me voy conforme", agregó.

"Me siento contento por la oportunidad que me ha dado el manager Omar López en la serie", dijo Pérez, quien acaba de ganar el primer campeonato de su carrera en 24 temporadas en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP).

"Es algo increíble poder decir adiós en la Serie del Caribe. Irme ganando sería aún más grandioso", agregó Pérez.

Para que quede claro: Figueroa, de 40 años, y Pérez, de 41, fueron dos de los peloteros más consistentes del béisbol invernal en los últimos 20 años.

Figueroa bateó .295 (693 hits) con 245 carreras remolcadas en 17 temporadas en la Liga de Béisbol de Puerto Rico Roberto Clemente (LBPRC) y lo hizo para .285 con 19 impulsadas en 12 participaciones en la Serie del Caribe, récord del evento.

El torpedero vistió los uniformes de Caguas, Carolina, Ponce y Santurce, pero fue con la camiseta de los Indios de Mayagüez, donde jugó 13 años, que se convirtió en uno de los jugadores más populares de la isla en las últimas dos décadas.

"Siempre fui bien tratado en donde quiera que jugué, pero claro, Mayagüez siempre estará primero en mi corazón. Solamente detrás de la camiseta de Puerto Rico", dijo Figueroa.

Pérez, uno de siete jugadores que han pegado más de mil hits en la LVBP, bateó .267 (con 1,012 hits y 472 anotadas con Lara, Anzoátegui, Caracas, Magallanes, Pastora de Occidente y Petroleros de Cabimas. Apareció en cuatro Serie del Caribe. En la recién terminada temporada de la LVBP, el mega utillity se convirtió en el primer jugador de Caribes que juega todas las posiciones defensivas en un partido.

En Grandes Ligas, Pérez juegó 12 temporadas con cuatro equipos entre 1995 y 2008, pero solamente pasó de 100 partidos jugados una vez. Figueroa apenas apareció en 18 encuentros con tres equipos entre el 2001 y 2007.

Mientras Figueroa ya comenzó una nueva carrera como coach de ligas menores el verano pasado, con los Yankees de Nueva York, Pérez debutará en esa faceta en el 2015, aunque aún no sabe con cual organización.

"Tengo ofertas para ser coach en Estados Unidos y Venezuela, pero tengo que sentarme a estudiar que es lo que más me conviene. Pero trabajaré en Estados Unidos en el verano y en Venezuela en el invierno", dijo Pérez. "Mi meta es ser manager en algún momento", agregó.

"Vuelvo a mi rol con los Yankees en las ligas menores para seguir aprendiendo y eventualmente estar listo para trabajar en la pelota caribeña", dijo Figueroa.

Etiquetas:

Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


SAN JUAN, Puerto Rico -- Elián Herrera bateó un sencillo por encima del jardinero central en la novena entrada para clasificar a República Dominicana y Cuba, y eliminar a Puerto Rico de las semifinales de la Serie del Caribe del 2015.

Herrera, quien comenzó jugando en el jardín izquierdo y luego se mudó a la intermedia, metió su batazo en conteo de 3-2, bases llenas y dos outs contra Jay Jackson para dirigir a los Gigantes del Cibao quisqueyanos a un triunfo tres por dos sobre los Tomateros de Culiacán de México, en el segundo encuentro de la penúltima jornada de la ronda regular del torneo caribeño.

Caribes de Anzoátegui de Venezuela (3-0), Culiacán (2-1), Cibao (2-1) y Pinar del Rio de Cuba (1-3) clasificaron a las semifinales del sábado, mientras que Puerto Rico (0-3) quedó eliminado. Los boricuas tienen la oportunidad de empatar con los cubanos en caso de superar a Dominicana el viernes, pero de todas formas quedarían fuera debido a que perdió su choque de primera ronda contra Cuba.

"Siempre estuvimos confiados en que podíamos regresar en el marcador", dijo Herrera, quien pegó uno de los dos hits en 15 turnos con corredores en posición anotadora que consiguió República Dominicana en el encuentro.

México entró a la octava entrada ganando 2-0, tras una gran labor del abridor Amilcar Gaxiola (5IL 3H 0CL 4K) y tres relevistas, que lograron apagar varias amenazas de los quisqueyanos, pero los Gigantes rompieron la blanqueada por un lanzamiento desviado con bases llenas de Jesús Castillo. En el noveno, el cerrador Oscar Villarreal fue enviado al box por el manager mexicano Benjamín Gil.

Carlos Paulino abrió la entrada con sencillo, Jonathan Villar se sacrificó y Leury García bateó imparable para empatar las acciones 2-2. Héctor Gómez bateó sencillo al centro y García se mudó a tercera, Maikel Franco se ponchó y Audy Ciriaco negoció boleto para llenar las bases y preparar el escenario para que Jackson enfrentara a Herrera.

"Me sorprendió un poco cuando trajeron un derecho para obligarme a batear a la zurda. Es mi mejor mano para batear", dijo Herrera, quien se fue 5-2 con una carrera impulsada.

"Fallamos muchas oportunidades en momentos en que pensábamos que sería diferente, pero el béisbol es impredecible. Si le preguntaban a alguien durante el juego de cómo sería el final sería, no creo que acertara", dijo el manager Audo Vicente.

"No anotamos temprano, pero lo hicimos en la novena entrada. La mejor forma de demostrar de que está hecho un equipo es cuando logra reaccionar en la última entrada", agregó Vicente.

El relevista Josh Lueke (1-0) lanzó el octavo para anotarse el triunfo y Villarreal (0-1) fue el derrotado. En el partido hubo siete errores (cinco de México) y se usaron 13 lanzadores (ocho por México).

"Fue una gran juego de pelota, pero no pudimos al final. Villarreal se ha pasado todo el invierno haciendo el trabajo·, dijo Gil.

En la jornada del viernes, jugará México contra Venezuela y Dominicana frente a Puerto Rico, se decidirá el orden de llegada y los choques de semifinales, en las que se medirán segundo contra tercero en la tarde y primero contra cuarto en la noche.

Dominicana tiene la oportunidad de terminar en segundo lugar y ser anfitrión en su choque del sábado.

"Vinimos a jugar pelota dura y a representar bien nuestro país", dijo Vicente. Nada cambiará para el viernes, vamos a jugar con alta intensidad", agregó.

Para Puerto Rico, vencer a Dominicana, su mayor rival deportivo, sería un premio de consolación después de fallar en conseguir el campeonato de la Serie del Caribe por 15to. año consecutivo.

Etiquetas:

Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


SAN JUAN -- Con un limitado staff de lanzadores y la obligación de ganar para seguir con vida, Cuba tuvo su mejor partido desde que regresó a la Serie del Caribe y recuperó el aliento en San Juan.

Los relevistas Erlis Casanova y Héctor Mendoza se combinaron para tirar 4.1 entradas en blanco y el jardinero central Roel Santos bateó un sencillo que impulsó la carrera de la victoria en el cierre de la décima entrada, guiando a los Vegueros de Pinar del Río a un dramático triunfo 3-2 sobre los Cangrejeros de Santurce puertorriqueños, el miércoles, en el cierre de la tercera fecha de la Serie del Caribe 2015.

Restando dos jornadas, Tomateros de Culiacán de México y Caribes de Anzoátegui de Venezuela tienen marca de 2-0 y ya clasificaron a semifinales, mientras que los Gigantes del Cibao de República Dominicana tienen 1-1, Pinar del Río 1-2 y Santurce cayó a 0-3.

Cubanos y dominicanos tratarán de atrapar las dos plazas restantes el jueves, cuando enfrentarán a Caribes y Tomateros, mientras que los puertorriqueños, que estarán de descanso, apostarán a reveses de ambos isleños para llegar con vida a su partido del viernes frente a los Gigantes quisqueyanos.

"Fue un juego muy bonito que merecía ganar cualquiera de los dos, pero lastimosamente, siempre tiene que ganar uno", dijo el manager cubano Alfonso Urquiola.

"Fue un encuentro en donde hubo mucho pitcheo, defensa e intensidad. Nos salió el hit en el momento preciso y el pitcheo se comportó a la altura", dijo Urquiola.

Cuba, que solamente trajo nueve lanzadores en su roster de la Serie del Caribe, apenas tenía cinco tiradores en condiciones hábiles para participar en su partido más importante de la serie.

Además de Vladimir Gutiérrez, quien abandonó la delegación antes de debutar, estaban fuera de consideración los abridores de los primeros dos encuentros, Freddy Asiel Álvarez y Norge Luis Ruiz, y el relevista Jonder Martínez, quien lanzó en días consecutivos, incluyendo por tres entradas y 58 pitcheos el martes.

Mendoza, de 20 años, es un cerrador acostumbrado a lanzar una o dos entradas, tuvo que realizar 63 lanzamientos para retirar los últimos 11 outs de Santurce.

"En Cuba soy cerrador. Jugué en los Juegos Centroamericanos y lanzo en las ligas menores de Japón, pero este es el torneo más grande que he enfrentado en mi vida y lo que sucedió hoy es lo más grande que me ha pasado en la vida", dijo Mendoza.

"El hizo una labor extraordinaria porque es el cerrador, pero no podíamos mirar atrás. Lo de él es lanzar una entrada, por eso es más grande lo que hizo", dijo Urquiola.

Con 18,236 ruidosos fanáticos en las gradas -- el 99% apoyando a Puerto Rico -- ambos conjuntos salieron al terreno sin la opción de perder en agenda. Santurce puso a gozar temprano a los asistentes, cuando Raymond Fuentes recibió el primero de tres boletos que tuvo en la primera entrada el abridor cubano Yosvany Torres y Anthony García lo impulsó con sencillo.

Los Vegueros respondieron rápido con doble de Luis La O y sencillo de Yulieski Gourriel contra Iván Maldonado en el cierre del acto y volvieron al ataque en una segunda entrada que fue interrumpida por la lluvia. El inicialista William Saavedra pegó sencillo al relevista Andrew Santiago, quien sustituyó a Maldonado después de la demora por lluvia.

El veterano lanzador puertorriqueño Mario Santiago se hizo cargo del montículo para silenciar los bates cubanos por cinco entradas y Neftalí Soto pegó un sencillo que impulsó a Jorge Padilla con el empate en la apertura del quinto. Santiago tuvo cinco entradas sin boletos y seis ponches.

Después de una batalla de ceros y oportunidades desaprovechadas, los cubanos lograron pisar el plato en el cierre de la décima para dejar moribundo al campeón local. Un error de dos bases del antesalista Yadiel Rivera abrió la llave para que Cuba anotara la carrera del triunfo.

Puerto Rico no ha ganado un campeonato caribeño en los últimos 15 años y no celebra en su propia casa desde hace dos décadas.

Para Pinar del Río, la del miércoles fue su primera victoria en la serie y apenas la segunda en siete encuentros para los conjuntos cubanos desde que la isla regresó al campeonato el año pasado. Por primera vez, los cubanos saltaron al terreno con el uniforme rojo de la histórica selección nacional cubana.

"Somos Pinar del Río, pero estamos representando a Cuba. Por eso estamos usando los dos uniformes. Era importante que aquí vieran las insignias de Pinar del Río, pero también las de Cuba", dijo Urquiola.

El capataz cubano no dijo el color del uniforme que vestirán el jueves, pero sí anunció el lanzador abridor contra Venezuela: El zurdo Yoanni Yera, uno de dos lanzadores cubanos que aun no han sido utilizados en la Serie del Caribe.

Etiquetas:

Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


SAN JUAN, Puerto Rico -- Ojalá no esté lejos el día en que podamos disfrutar esta imagen: 50,000 ruidosos aficionados animando un juego de la Serie del Caribe en una caliente noche de febrero en el estadio Latinoamericano del Cerro de La Habana y decenas de millones de personas siguiendo el acontecimiento por televisión.

Estadio Latinoamericano de La Habana
Foto: Martinoticias.comEl Estadio Latinoamericano podría tener 50,000 aficionados en un partido de Serie del Caribe
¿Un sueño imposible? ¡Claro que no! En un tramo de más o menos 14 meses, las probabilidades de que eso ocurriera pasaron de un 0% a un 50% y el ritmo de los acontecimientos relativos a Cuba, en béisbol y política, nos llevan a pensar que no tendremos que esperar otro medio siglo antes de que la Confederación de Béisbol del Caribe regrese el clásico caribeño a donde comenzó hace 66 años.

"La Serie del Caribe en La Habana sería una gran fiesta para el pueblo", dijo Roberto Morejón, fotoreportero de la Agencia de Información Nacional (AIN) de Cuba. "Si eso se puede llevar a cabo, algo que uno no sabe con certeza, no habría ningún problema para tener más de 50 mil fanáticos en el parque todas las noches", agregó.

Tras una angustiosa espera de 53 años, Cuba volvió a la Serie del Caribe durante la edición del 2014 en Isla de Margarita, Venezuela. Aún con la etiqueta de "invitada especial", la mayor de las Antillas también mandó un representante a San Juan, Puerto Rico, al torneo que se celebra actualmente en el estadio Hiram Bithorn.

Aunque las partes envueltas no quieren tratar de correr más que la bola, la idea es que en cualquier momento, Cuba sea integrada como miembro permanente de la Confederación y adquiera los deberes y derechos que tienen los otros socios-- República Dominicana, México, Puerto Rico y Venezuela--, que entre otros, los más importantes son: Participar y organizar la Serie del Caribe.

Incluso con los traumas políticos que inciden alrededor de la participación cubana en eventos afiliados al béisbol organizado de Estados Unidos, jugar es la parte fácil en la ecuación de ser miembro de la entidad que asocia a las ligas invernales.

El montaje de la Serie del Caribe puede costar cerca de cuatro millones de dólares actualmente, dijo a ESPNdeportes.com el promotor encargado de las versiones en República Dominicana, Juanchy Sánchez. La mayor parte de esa inversión se recupera con la venta de derechos locales, publicidad y boletería, tres aspectos prácticamente inexistentes en el modelo social, político y económico de la Cuba socialista.

"Montar la Serie del Caribe no es negocio rentable en sí", dijo Sánchez. "Pero como uno adquiere los derechos por al menos un ciclo de cuatro años, entonces puede recuperar la inversión total, vendiendo publicidad en los años en que no tiene que gastar en el montaje", apuntó.

Mientras el mercadeo no es su fuerte, Cuba sí tiene mucha experiencia organizando eventos deportivos importantes, incluyendo los Juegos Panamericanos de 1991, los Juegos Centroamericanos de 1982 y varias ediciones de Campeonatos Mundiales de atletismo y béisbol y otras competiciones principales de otras disciplinas.

El estadio Latinoamericano, construido en 1946 y remodelado en 1971, acomodó 55 mil fanáticos para el partido entre Orioles de Baltimore y la selección cubana el 28 de marzo de 1999. Para un partido de Industriales de la Habana de la Serie Nacional, el fanático local paga un peso (0.4 centavos de dólar) y el extranjero entre $1 y $2 dólares por entrada.

"Desde el punto de vista organizativo, no hay dudas. Cuba tiene tremenda experiencia", dijo Oscar Sánchez, subdirector de Gramma, el periódico más importante de la isla.

"Pero para que una Serie del Caribe se realice en Cuba, tendrían que pasar muchas cosas, incluyendo entrar como miembro permanente a la Confederación del Caribe y otras relacionadas a política y diplomacia", dijo, "Pero en Cuba no habría problemas. Tenemos el estadio, los fanáticos, hoteles, playas, transporte y todo lo que se necesita para organizar la Serie del Caribe", agregó Sánchez.

"Las puertas de la Confederación del Caribe están abiertas para Cuba", dijo Juan Francisco Puello Herrera, comisionado de la pelota caribeña. "La bola siempre ha estado en sus manos", agregó el dirigente deportivo.

En lo que se refiere a política, las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, rotas desde 1961, fueron restablecidas en diciembre, anunciaron en históricos discursos los presidentes Barack Obama y Raúl Castro. Al mismo tiempo, Obama solicitó al congreso norteamericano levantar el embargo económico contra la isla.

"Estos 50 años (de embargo) han demostrado que el aislamiento no funciona", dijo Obama el 17 de diciembre en discurso a la nación.

Como resultado del reinicio de relaciones diplomáticas entre ambas naciones, la oficina del comisionado de Grandes Ligas anunció el martes que eliminó su exigencia de que los jugadores cubanos obtengan una licencia del gobierno de Estados Unidos antes de ser elegibles para firmar un contrato para las ligas mayores.

En lugar de buscar una autorización del gobierno, los peloteros cubanos solamente tendrán que firmar una carta estandard enviada por Grandes Ligas a sus clubes el martes y que dice: "Por este medio declaro que he asumido residencia permanente fuera de Cuba. Además, por este medio declaro que no pretendo volver a Cuba, ni me permitirán volver. Por este medio declaro que no soy funcionario prohibido del Gobierno de Cuba... y no soy miembro prohibido del Partido Comunista de Cuba".

En resumen, las probabilidades de que Cuba pueda montar la Serie del Caribe en un futuro cercano son mucho más altas que hace 14 meses, cuando su regreso a la competición era solamente un anhelo. Ahora es una realidad.

Para los cubanos el béisbol es mucho más que un deporte, es una religión y una forma de vida. Es por ello que el pobre desempeño que han tenido Villa Clara y Pinar del Río, que se combinan para cinco derrotas en seis juegos, tiene muy preocupados a sus seguidores.

"Para los cubanos sería como tener en casa una Serie Mundial de Grandes Ligas, un gran acontecimiento", dijo Pablo Socorro, quien fue jefe de prensa del Instituto Nacional de Deportes (INDER) hasta 1996 y actualmente reportero de la Agencia Francesa de Prensa (AFP) en Estados Unidos.

Etiquetas:

Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO