La fórmula de Kimiko

FECHA
01/04
2014
por Juan Ignacio Ceballos
Kimiko DateEFE

MONTERREY -. El ritual post partido de Kimiko Date-Krumm, la jugadora más veterana del WTA Tour, incluye tres platos de cena. La primera parte del banquete fue pescado. Ahora es el turno de la carne. Y más tarde, de los hongos. De pronto, su coach Haruo Nakano se levanta velozmente de la mesa que comparten en la terraza del players lounge del WTA Monterrey. Camina rápidamente hacia el bar exclusivo para los socios del Club Sonoma. E instantes después vuelve con sus manos llenas. En la derecha lleva una copa de vino blanco. Y en la izquierda, una botella de cerveza bohemia. Todo, parte de la recuperación de su jugadora luego de su gran triunfo del lunes.

Date-Krumm tiene 43 años, pero su cuerpo y su cabeza aún guardan muchas sorpresas para dar en el circuito femenino. La victoria de la japonesa ante la italiana Flavia Pennetta, 1ra sembrada, resultó el resultado más impactante del primer día del Abierto Monterrey, cuya jornada nocturna se cerró con otra caída de una favorita: la española Garbiñe Muguruza (5ta sembrada), quien cayó ante la croata Donna Vekic. Pero fue Kimiko la gran estrella de la noche.

"El tenis no se trata solo de potencia y velocidad. Hay muchas otras cosas que también hacen la diferencia", dijo la 98 del mundo tras su 7-5 y 6-2 sobre Pennetta, 12 del ranking WTA y reciente ganadora de Indian Wells.

¿Y cuáles son esas "otras cosas", además de la comida? "Lo más importante es la recuperación después de un partido. En eso ponemos especial atención", cuenta Nakano, ex top-600 de ATP y en su momento representante de Japón en Copa Davis. Todos los detalles son importantes. Como, por ejemplo, tener una tina en la habitación del hotel. El año pasado, aquí mismo en Monterrey, Kimiko no se quedó en el hotel oficial donde estaban alojadas todas las jugadoras, sino en otro más económico, a cinco cuadras. Con tina, y no solo ducha.

Kimiko Date
EFEKimiko Date sigue dando que hablar en el circuito

"La clave es mantener una rutina. A ella le gusta seguir esa misma rutina, todos los días. No es como una chica de 17 años que puede entrenar sin un patrón, desgastando energía", agrega el coach. "Y la otra parte importante es descansar bien. Después de los partidos se hace difícil dormirse, porque uno viene de cierto nivel de excitación. Pero para eso estoy yo, para cuidarla en todos los aspectos".

Los entrenamientos de Date-Krumm no son extensos. Sino todo lo contrario. Son cortos pero bien enfocados e intensos. La clave de la japonesa es impactar la pelota plana. Y para lograr eso, el trabajo físico de coach y pupila se enfoca en dos zonas específicas del cuerpo: abdominales y espalda baja. "No importa la fuerza en sus brazos u hombros. La parte clave es el torso. Eso es lo que ha fortalecido, y lo que le permite impactar la pelota adelante. El contacto limpio es lo que importa, para jugar con la fuerza del rival", dice Nakano.

Una mirada de cerca a la jugadora de Kyoto lo comprueba: enfundada en unos pants (calzas) estilo zebra y una remera negra de manga larga pegada al cuerpo, Kimiko luce como una tabla, especialmente marcada en la zona media de su cuerpo. Según su entrenador, ella es más fuerte que muchas de sus colegas del circuito. "Stronger, stronger", repite, mientras señala sus propios abdominales para transmitir el concepto.

"Estoy muy feliz por mi victoria, porque ella es casi una top-ten", dijo Date-Krumm durante la conferencia de prensa posterior al partido. Afuera de la sala, Nakano estaba igual de contento, y dispuesto a las bromas. "¿Sabes cuál es el secreto de su éxito? Yo, jeje", decía el coach, mientras observaba cómo su jugadora sonreía ante las cámaras.

¿Cómo es el día después de una tenista de 43 que acaba de ganarle a una rival que es pura experiencia, pero tiene 11 años menos? Por lo pronto, no habrá tenis este martes para Kimiko. Su cuerpo no lo necesita. En cambio, habrá sesión de gimnasio. Nada de levantar pesas o correr. Sí, en cambio, ejercicios para trabajar el balance, con el foco puesto en abdominales, espalda y glúteos. Su partido de 2da ronda (ante Timea Babos) será el miércoles. Pero Nakano está pensando más allá. "Hoy no le ganó a cualquiera. Le ganó a Pennetta, que es una gran jugadora", dice el coach, mientras fuma un cigarrillo en la puerta de entrada de los jugadores al club house, a pasos del court 1. "Pero para nosotros, si queremos ganar el torneo, esta es una victoria más. Así lo tiene que interpretar ella. Si llegamos hasta el último día, viendo para atrás, esta habrá sido una victoria clave, muy importante".

Las condiciones de Monterrey favorecen el juego de la japonesa. La altura, las canchas que lucen rápidas y el limitado efecto que toma la pelota, están de su lado. Los tiros de Date-Krumm generalmente tienen poca rotación de bola. Cuando pican, resbalan. Y aquí complican más. "Para que entiendas, su mejor superficie es el césped", dice Nakano, mientras su pupila termina el plato de postre y sigue revisando su tablet, justo en el mismo asiento que una hora atrás ocupó Pennetta, sola, sin nadie alrededor, para tratar de digerir la derrota y quizás entender qué había salido mal.

A las 10:18 de la noche, casi en el mismo momento en que Vekic, de 17 años, vencía a Muguruza en el embrujado court central de Monterrey, Kimiko Date-Krumm se levantó de la mesa para emprender su regreso al hotel, descansar y preparar un nuevo día en su interminable aventura en el circuito femenino. El tenis premia a quien sabe jugarlo. Y siguiendo la fórmula correcta, paga con triunfos al máximo nivel, aún para quien sigue animándose a jugarlo siendo una señora de más de cuatro décadas.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Abierto Monterreytwitter @KikiMladenovic

MONTERREY -- Pennetta, Flipkens y Mladenovic, encendidas y maquilladas al ritmo de Thriller; Ivanovic en tenis adaptado; el universitario y la ex N°1 del mundo; el baile de Muguruza y más.

ZOMBIES EN MONTERREY
La tradicional Fiesta de Jugadoras del Abierto Monterrey se convirtió en tierra de zombies. Invitadas por los organizadores, unas quince tenistas se animaron a cambiar su maquillaje y lucieron así, como en la foto de arriba. Las que lideraron la movida fueron la italiana Flavia Pennetta, la belga Kirsten Flipkens y la francesa Kiki Mladenovic. También se animaron las mexicanas Victoria Rodríguez, Alejandra Cisneros y Camila Fuentes (las dos primeras jugarán el main draw de dobles). Y completaron el grupo otras tenistas como Coco Vandeweghe, Constance Sibille, coaches y voluntarios del torneo.

Un equipo de cinco maquilladores se encargó de cambiarles las caras al grupo de valientes. Y luego todos juntos grabaron un video recreando el famoso Thriller de Michael Jackson. Jugadoras como Ana Ivanovic y Donna Vekic prefirieron no cambiar su makeup, pero la ex número uno del mundo tomó el micrófono y se convirtió en la reportera invitada de la cadena Televisa. Caro Wozniacki, en cambio, cenó y se fue temprano.

Las Players Parties de Monterrey se han convertido en un clásico del circuito. El año pasado las jugadoras grabaron el primer Harlem Shake conjunto de WTA. Y ahora fueron por más. El trabajo fino de relación entre torneo y tenistas recae especialmente en Daniela Garza, directora de marketing y publicidad, y la ex jugadora mexicana Erika Clarke.

EL "MONTERREY" DE LA DISCORDIA
El cout central del Abierto Monterrey terminó de pintarse en la madrugada del viernes para sábado, horas antes del inicio de la qualy. Pero cuando los supervisores de WTA llegaron al club, se encontraron con la sorpresa: casi pegado a ambas líneas de base habían pintando un gigantesco "Monterrey". Antirreglamentario. "El nombre de la ciudad debe estar a tres metros de la línea de base. Esta noche lo cambiarán", dijo el referee William Coffey. El domingo el court central amaneció con un parche de pintura, poco elegante, cubriendo el "Monterrey". Y ya cerca de las 8 de la noche volvieron a pintar completamente los fondos de la cancha, para dejarlos parejos. Los mil detalles detrás de la realización de un torneo del circuito.

Abierto Monterrey
ESPN.comEduardo Orozco y la ex N°1 del mundo

"YO LE GANÉ NUEVE PUNTOS A WOZNIACKI"
Como suele ocurrir en la mayoría de los torneos ATP y WTA alrededor del mundo, el Abierto Monterrey cuenta con "peloteadores", tenistas locales que -cuando se los requiere- comparten entrenamiento con las jugadoras que competirán en el evento. Eduardo Orozco es uno de ellos. Tal vez el más afortunado, porque este domingo fue el sparring de la ex número del mundo Caroline Wozniacki.

"Ayer a la tarde me preguntaron si podía jugar con ella. Y yo dije que sí inmediatamente", cuenta Orozco, que tiene 21 años y compite para su universidad, el Tecnológico de Monterrey. "Estuve muy nervioso, pero luego me fui soltando. Lo que más me impresionó es lo pesada que venía la bola de ella, y cómo corría".

Orozco entrenó poco más de una hora con Wozniacki, que llegó a Monterrey este domingo por la mañana acompañada de su padre y coach Piotr. "Water?", le preguntó Caroline luego de los primeros 15 minutos de peloteo, y el muchacho regio le respondió (medio) en broma: "Yes, pleaaase". En los descansos, tenista y peloteador conversaron sobre cómo afecta la altura para jugar aquí, y el estudiante de ingeniería industrial le regaló a la danesa dulces típicos mexicanos.

Sobre el final del entrenamiento, Orozco y Wozniacki jugaron puntos. Caro ganó la mayoría. Pero el sparring mexicano se quedó con "ocho o nueve". Y se llevó esta foto de aquí arriba como recuerdo.

Abierto Monterrey
ESPN.comAna Ivanovic, en el lanzamiento del torneo

ANA EN SILLA DE RUEDAS
El tradicional evento de lanzamiento del Abierto de Monterrey, que se realiza en las calles de la capital regia, tuvo en esta ocasión un giro original: Ana Ivanovic y Caro Wozniacki, los nombres más visibles de la edición 2014, compartieron court con los dos mejores tenistas mexicanos en silla de ruedas. Y hasta se animaron a probar lo difícil que es jugar en esta modalidad. Ivanovic hizo pareja con Lizbeth Soto, 72 del ranking mundial de la especialidad. Y Wozniacki jugó con Carlos Muro, plata en singles en los Juegos Parapanamericanos Juveniles 2013. La serbia y la danesa atrajeron la atención de unas 500 personas en este evento que se realizó en la zona de San Pedro Pinta, a unos 10 minutos del club Sonoma, donde se disputa el torneo. Ambas jugadoras debutarán el martes.

HABRÁ 1-2 MEXICANO EN WTA
Los torneos femeninos de Acapulco y Monterrey volverán a estar pegaditos en el calendario WTA de 2015 y 2016. Esto debido a que la primera ronda de la Copa Davis se moverá de principios de febrero a principios de marzo, antes de Indian Wells, dejando un hueco de una semana previo al primer Masters 1000 del año. Esta situación no es nueva. Desde 2009 hasta 2012, ambos torneos estuvieron en semanas consecutivas, pero con un detalle: se jugaban en superficies diferentes. Acapulco en arcilla y Monterrey en hard. Ahora eso ha cambiado, con la decisión del Abierto Mexicano de irse a canchas duras. Y entonces que ambos torneos estén juntos en el calendario no solo tiene lógica, sino que los potenciará. Seguirá habiendo una disputa silenciosa por tener el mejor cuadro, pero los dos se beneficiarán. Es más: el director de Acapulco, Raúl Zurutuza, estará visitando el torneo regio durante esta semana. ¿Habrá reuniones? ¿Y una estrategia conjunta?

Abierto Monterrey
ESPN.comGarbiñe Muguruza, al servicio del espectáculo

MUGURUZA BAILA BANDA
Parte del marketing del Abierto Monterrey es grabar videos promocionales con las jugadoras del torneo. Y a la española Garbiñe Muguruza le tocó bailar con la más fea. Pero se lució. La campeona del WTA de Hobart 2014 se puso el sombrero norteño y siguió los pasos de su experto compañero, al ritmo de música típica de la zona. Hasta se animó a protagonizar una cargada. Y luego mostró sus dotes en el canto. De 20 años, 34 en el ranking mundial, Garbiñe tiene carisma y es una de las figuras en ascenso. Este lunes será, junto a Flavia Pennetta, uno de los grandes nombres que debutarán en la primera jornada del main draw. Muguruza enfrentará a la croata Donna Vekic en el último turno del estadio central.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Marion BartoliESPN.com

MONTERREY-- Esto es lo que dice la agenda de Marion Bartoli para la próxima semana. Lunes: homenaje en el nuevo estadio del Abierto Monterrey. Martes: salida desde la capital de Nuevo León. Miércoles por la mañana: aterrizaje en París, y cuatro reuniones durante el día. Miércoles por la noche: aeropuerto Charles de Gaulle y viaje a Dubai. Jueves: reuniones en Emiratos Árabes y regreso a París un día después. Sábado, Domingo y Lunes: presentaciones en radio y TV para promover "la gran noche". Y más adelante viaje a Estados Unidos. Y de nuevo a Dubai. Y luego, el festival de Cannes.

Ya no hay partidos y entrenamientos en la vida de la campeona de Wimbledon 2013, pero Bartoli ahora viaja más que cuando era tenista. Este año ha estado en Australia, Jamaica, diversos puntos de Europa, Las Vegas, Miami y ahora en México. Luego de su sorpresivo retiro del WTA Tour, tras el título en el All England, la francesa se ha convertido en una emprendedora del mundo de la moda. Su marca, Marion B. Collection, ya es el sello en productos como joyería, accesorios y las famosas "alas" estilo Shwings. Lo que sigue es el calzado. Y todo con un fin benéfico.

"La mejor parte de estar retirada es que puedo escoger el proyecto que me gustaría llevar adelante. Y decidí crear mi propia marca para diseñar calzado que tiene alas", dice Marion, quien llegó en la noche del viernes a Monterrey invitada por los organizadores del Abierto, que la homenajearán por la conquista de Wimbledon y el 5to aniversario de su victoria aquí mismo, en 2009. "¿Y por qué alas? Porque queremos devolverle las alas a los niños que no tienen dinero para comprar un par de tenis. Básicamente, por cada par de zapatillas que alguien compre, vamos a donar otro para niños necesitados en África, Sudamérica y Asia. No te imaginas la cantidad de trabajo que hay que poner detrás de esto. Pero si lo concreto, para mí será como ganar mi segundo Wimbledon. Si en algún momento un niño logra jugar tenis porque nosotros le dimos la oportunidad, esa será mi segunda victoria".

Bartoli lleva escasos ocho meses retirada. El anuncio de su adiós al tenis llegó a mediados de agosto pasado, luego de perder en la segunda ronda de Cincinnati ante Simona Halep. "Me lesioné la espalda, un pie y el hombro, todos juntos, en 2013. Yo sabía que ese iba a ser mi último año, pasara lo que pasara. Y fue quizás el destino que hizo que fuera premiada por todo el trabajo que había hecho durante mi vida. Pasó en el último minuto. Gracias a Dios terminé mi carrera ganando Wimbledon", dice hoy Bartoli, que llegó sola a Monterrey y ayer dio una conferencia de prensa para medios mexicanos en el Club Sonoma, nueva sede del Abierto. "Algo especial pasó en esas dos semanas en Londres. Antes de Wimbledon estaba en el punto más bajo. Estaba deprimida, cansada, enferma. Mi papá no estaba conmigo. Mis padres no estaban bien. Mi vida personal se derrumbaba. Me sentía verdaderamente triste. Y antes del comienzo del torneo, le recé a Dios para ser feliz de nuevo. Tener una sonrisa cuando me despertara. Era lo único que pedía. Dos semanas después, ganaba Wimbledon. Soñé con ello durante veinte años. Y lo logré".

Marion Bartoli
ESPN.comLa francesa Marion Bartoli, en Monterrey para el homenaje al nuevo estadio.

Hoy Marion no puede borrar la sonrisa de su rostro. La imagen que transmite es la opuesta a la de aquella jugadora en trance, sumergida en su mundo interior, que el WTA Tour conoció durante más de una década. "Ahora la gente me ve diferente. Cuando estás en la cancha, hay tanta presión, y yo estaba tan determinada que muchos piensan que así era siempre. Ahora que me ven afuera del court, ven a la otra Marion que está sonriente y feliz. Hay dos Marion: la del court, que es como un tigre; y la de fuera del court, que es como un pequeño y gentil gatito".

Su vida ya no gira más alrededor de pelotas y raquetas, sino productos, inversiones, promoción. "Este collar es parte de la nueva línea, creada con la firma francesa Shourouk", dice la ex 7 del mundo. Serena Williams ya los ha lucido, al igual que las muñequeras con el sello Marion B. que han usado Dominica Cibulkova y Sorana Cirstea. Otra de las creaciones de Bartoli son los accesorios para el calzado que ella ha diseñado entre otros para el equipo de la NBA Philadelphia Sixers. Atletas como Rafael Nadal y Usain Bolt la han ayudado a promover el producto. La "gran noche" será el 9 de abril próximo, cuando la ganadora de 8 títulos presente en Paris su proyecto global.

"Lo bueno de este momento es que debo ser de nuevo la Marion enfocada, como cuando jugaba", dice la francesa. "Porque cuando debes cumplir los plazos, cuando debes tener el diseño adecuado, cuando debes pelear con los distribuidores para que vendan tu producto, es como cuando luchaba en el court. Realmente siento que estoy jugando un partido de tenis contra todos. Pero antes era un solo oponente, y ahora son cientos. La mayoría hombres, a los que tengo que convencer de que mi proyecto le gustará a la gente. Cuando no eres una marca establecida como Nike o Adidas, la gente se asusta y dice: es algo nuevo, no quiero tomar el riesgo, no sabes qué pasará. La verdad es que si uno no arriesga, no gana. Si no hubiese arriesgado, yo no estaría aquí sentada como campeona de Wimbledon".

Marion cuenta que se despierta a las cinco de la mañana para comenzar a trabajar. Y que no para hasta la medianoche. "Es como si tuviera 6 años y comenzara a jugar al tenis. Soy un bebé. Estoy comenzando. Y quiero ganar un Grand Slam. Eso es lo que quiero lograr. Pero lo bueno es que no es para mí, sino para los niños a los que trataremos de ayudar". Su búsqueda de inversores globales o locales no se detiene. Aquí en México recibe la ayuda del director del Abierto Monterrey, Hernán Garza, para generar contactos y posibles negocios. La francesa aspira a comercializar un calzado conmemorativo de la selección mexicana de futbol, para la época del Mundial. "Estoy tratando de conseguir fondos, tener un sponsor como un fabricante de calzado, alguien que realmente entienda el proyecto y se sume. Estoy confiada que lo lograremos".

Su nueva vida como entrepreneur con causa no le impide hablar todos los días por teléfono con su padre, o planear actividades caritativas como la que hará en agosto próximo, cuando recorra el trayecto de Londres a la cima del Matterhorn en Suiza por su propios medios. Lo hará durante 28 días, corriendo, caminando, andando en bicicleta y escalando. "Lo disfruto, porque así ha sido toda mi vida. Cuando te retiras, te levantas a la mañana siguiente y ya no hay práctica a la cual acudir, no hay match que preparar. Pasé dos meses disfrutando esa novedad. Fui a partidos de futbol, estuve con mis amigos, la pasé bien. Pero luego me dije: esto es cool, pero no lo haré por el resto de mi vida. Me tomó tiempo saber qué deseaba hacer, pero una vez que lo supe, estoy usando el mismo enfoque que el tenis me enseñó a tener. Lo amo. Y este estrés que ahora vivo es como lo que se siente antes de un partido, antes de una final de Grand Slam. Cuando vea que lo que hacemos se vende, que a la gente le gusta, y que el mensaje es transmitido, estaré más tranquila. Ahora es estresante".

Entonces este no es momento de mirar al pasado. Y mucho menos de pensar si, durante su carrera como tenista, hubiese preferido hacer algo de manera diferente. "No me arrepiento de las cosas", dice Marion. "Creo que he tenido unos tremendos 29 primeros años de mi vida. Tuve que superar muchas cosas, pero han sido los años más bellos. Y ahora estoy pasando a una nueva vida. Cuando me levanto, no pienso en lo que fue, sino en lo que es ahora y lo que será en el futuro. Lo que quiero lograr, lo que quiero ser, dónde quiero estar. Es ir hacia adelante todo el tiempo. Lo único que recuerdo del pasado es cuando tuve el trofeo en mis manos. Solo eso".

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


María Sánchez
ESPN.com"Yo nací en California, pero cuando tenía 10 años con mi familia nos mudamos a Guadalajara para vivir un año allá".

MONTERREY - Se llama María Sánchez, tiene 24 años, y habla un perfecto español. Durante la temporada pasada alcanzó el puesto 107 del ranking mundial femenino, y hoy es top-100 en el escalafón de dobles de la WTA. Aprendió a jugar al tenis en tierras de Jalisco. Y si así lo decidiera, ella sería la mejor tenista mexicana de la actualidad.

Pero Sánchez representa a los Estados Unidos.

"Yo nací en California, pero cuando tenía 10 años con mi familia nos mudamos a Guadalajara para vivir un año allá. Mis padres son maestros. Tenemos mucha familia en Jalisco, vivimos con ellos. Y allí aprendí a jugar al tenis", cuenta María, ganadora del WTA de Auckland 2014 en doble y ex estrella en el tenis universitario de la NCAA.

La historia de Sánchez es como tantas otras de descendientes de mexicanos que viven y brillan en los Estados Unidos, pero jamás pierden esa herencia familiar que traen en la sangre. Los casos de los jugadores de NFL Mark Sánchez y Roberto Garza, o del superestrella de los Dodgers Adrián González, son claros ejemplos. María busca alcanzar la elite del tenis. Y porta en su apellido trazos tricolores.

"Mis abuelos por parte de mi padre son mexicanos. Pero mi papá (Luis) nació en los Estados Unidos, a diferencia de sus hermanas que lo hicieron en México. Se mudaron allá buscando oportunidades laborales", explica María, quien llegó a la capital de Nuevo León para disputar la quinta edición del Abierto Monterrey, el torneo WTA que repartirá 500 mil dólares en premios. Este fin de semana, Sánchez disputará la clasificación.

María aprendió a jugar al tenis en el Club de Golf Santa Anita, en Tlajomulco, Jalisco. Allí, los hermanos Miguel y José Ríos, junto con Héctor Gómez, le enseñaron a pegarle a la pelota. "Ya cuando volví a Estados Unidos no lo abandoné. Regresamos un par de veranos y yo fui al Santa Anita a jugar", dice Sánchez. "Tengo que agradecerle a Guadalajara porque es el lugar que me metió al tenis. De no habernos mudado, no sé si habría comenzado con este deporte".

Su carrera deportiva despegó en otro sitio histórico para el tenis mexicano: la Universidad del Sur de California. Allí, en USC, el legendario Rafael "Pelón" Osuna brilló antes de ganar el Campeonato de los Estados Unidos (ahora US Open) en 1963. "Inclusive hay una foto del él en el vestidor del equipo masculino de tenis", cuenta Sánchez. También defendiendo a los Trojans se destacó Raúl Ramírez, quien junto con Stan Smith es el egresado de USC más exitoso en el tenis profesional.

Durante su carrera colegial, María Victoria llegó a ser número 1 de la nación, fue All-American 2010 y 2011, y recibió el reconocimiento como la Senior College Player of The Year, en 2011. A mediados de ese año, debutó como tenista rentada.

"Mi approach al tenis profesional es diferente al del resto. Yo comencé tarde a jugar", explica Sánchez. "Iba a una escuela normal, pública, y jugaba una hora después de clases. Además competía en otros deportes en esa etapa de crecimiento. El tenis no se convirtió en mi foco central hasta que fui a la universidad. Jugué para USC durante cuatro años, y recién cuando me convertí en profesional comencé a dedicarme solo a esto, todo el día. Yo siempre quise ser profesional, pero al mismo tiempo mis padres quisieron que tuviera una infancia más balanceada, ir a la universidad y tener una educación".

Sánchez apenas tiene 3 temporadas como jugadora del WTA Tour. El 8 de julio de 2013 llegó hasta la 107ª posición del ranking. Tiene 2 títulos ITF, en Sacramento (U$S 50.000) y Albuquerque (U$S 75.000), ambos en 2012. "Ese año di un gran salto en el ranking, pero siento que aún estoy en el comienzo de mi carrera. Sé que mi juego aún tiene mucho por mejorar. Y lo mismo en la parte mental", explica Maria, quien ha retrocedido ahora a la posición 245, luego de un inicio de año irregular. En dobles, en cambio, es 100 del mundo.

"Para el 2014 espero aprender de las experiencias que viví el año pasado, y crecer a partir de allí", dice Sánchez, que si representara a México estaría hoy mejor ubicada que las jóvenes locales Ana Sofía Sánchez (324ª) y Marcela Zacarías (379ª), líderes tricolores en el ranking WTA. El tenis mexicano no tiene una top-100 desde Angélica Gavaldon, que en 1996 fue 34ª. Luego, la que más cerca estuvo fue Jessica Fernández, quien alcanzó la posición 195 en 1998.

"Hemos vuelto muchas veces a México a visitar a la familia. Ellos también vienen a los Estados Unidos y se quedan por un buen tiempo. Tratamos de mantener las tradiciones de la comida mexicana, de mantenernos juntos y en contacto. Lo mexicano está allí, está presente", dice María.

-¿Podría Sánchez en algún momento cambiar de nacionalidad y jugar para México? El tenis femenino no es ajeno a situaciones similares. Dentro del top-100, Varvara Lepchenko nació y jugó para Uzbekistan, pero desde 2007 representa a Estados Unidos. La kazaja Yaroslava Shvedova representó hasta 2008 a su natal Rusia, al igual que Galina Voskoboyeva. Y más allá de las mejores cien, las historias se multiplican.

La Federación Mexicana de Tenis no se ha acercado a María Sánchez para plantearle esta sugerencia (sí lo ha hecho con al menos un junior estadounidense, también de origen mexicano). Pero ella tiene muy clara su postura.

- ¿Estarías dispuesta a representar a México si te lo propusieran?

- Es una pregunta difícil, porque si bien aprendí a jugar al tenis aquí, yo vivo en Estados Unidos y allí hice toda mi carrera. He sido afortunada de haber tenido grandes coaches, incluídos Chris y John Evert, y los entrenadores de USTA (la Asociación de Tenis de los Estados Unidos). Entonces, a pesar de lo bonito que suena estar disponible para representar a México, yo amo demasiado jugar para Estados Unidos como para considerar un cambio.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Del PotroESPN

INDIAN WELLS -- Este partido, el de la foto de aquí arriba, fue el último match oficial que Juan Martín del Potro disputó en 2014. Fue un encuentro de dobles, jugado en la tarde del sábado 8 de marzo en un repleto estadio 9 de Indian Wells. Haciendo pareja con el croata Marin Cilic, Del Potro testeó por vez final en competencia su lesionada muñeca izquierda. Durante el partido, pegó una decena de golpes de revés a dos manos. Y aunque no mostró señales evidentes de dolor, la prueba resultó negativa.

Unas veinte horas después de aquel partido, y sin siquiera volver a pisar el court de práctica que tenía asignado en el turno matutino, el hoy 8 del mundo anunció su retiro del primer Masters 1000 de la temporada. Lo mismo haría diez días después, en Miami, poniéndole así punto final al intento por posponer lo inevitable.

Del Potro anunció este domingo que se someterá a una cirugía "para solucionar el problema en la muñeca izquierda". La operación se realizará el lunes en la Mayo Clinic de Rochester, un centro médico ubicabo 120 kilómetros al sur de Minneapolis (Minnesota). El tenista argentino arribó allí, procedente de Miami, este mismo domingo. Y estuvo en consulta con el especialista que lo operará, el Dr. Richard Berger, hasta por lo menos las 7 de la tarde, horario local.

Sin embargo, el de este domingo no fue el primer cara a cara de Del Potro y su doctor en este mes. Berger estuvo con Juan Martín en Indian Wells. Ya en ese momento, la operación para recomponer parte de los ligamentos de la muñeca izquierda del jugador aparecía en el horizonte cercano. Estaba en los planes de ambos. El ensayo fallido de jugar en California y Florida fue apenas un impasse para este desenlace que llega luego de un inicio de año que pasó de brillante a oscuro en apenas unas semanas.


* * *


Juan Martín del Potro arrastra dolores en su muñeca izquierda desde agosto de 2012. El problema se hizo presente en el Masters 1000 de Cincinnati de aquel año. El jugador siguió sintiendo las molestias durante el US Open, días después. Y fue esa lesión la que puso en el limbo su participación en aquella semifinal de Copa Davis contra República Checa, rodeada luego de polémica.

Desde entonces, el campeón del Abierto de los Estados Unidos 2009 convivió por periodos con dolor en la zona, pero siempre bajo la supervisión de Berger, el mismo médico que lo operó exitosamente de su muñeca derecha en 2010 y que ya forma parte estable del Team Del Potro. La comunicación del jugador con este especialista en muñeca y cirugía ortopédica es constante.

¿Por qué Del Potro no se operó antes, si el problema apareció al menos hace un año y medio? Porque las molestias iban y venían.

Del Potro
Facebook Juan Martín del PotroDel Potro y Berger, en Rochester

Juan Martín cerró aquel 2012 sano, y con triunfos en los ATP de Viena y Basilea. La lesión no se hizo sentir hasta marzo de 2013. Y aún con ese problema, el argentino alcanzó la final de Indian Wells. Los dolores reaparecieron en agosto, luego de su título en Washington. Pero tras el US Open 2013, no volvieron a presentarse, y le permitieron al tandilense alcanzar los títulos en Tokio y Basilea, y hacer final en el Masters 1000 de Shanghai.

La muñeca se comportó de manera impecable durante la última pretemporada, y también en el camino a la conquista del ATP de Sydney 2014. Pero el dolor volvió en el match de primera ronda del Abierto de Australia, ante el estadounidense Rhyne Williams. Y ya no desapareció.

La dolencia de Del Potro en la muñeca izquierda se hace intensa cuando el argentino impacta su revés a dos manos. También, cuando intenta cargar peso con esa mano. Solo puede levantar objetos livianos. Jamás una maleta o un bolso grande de viaje. Para jugar, entonces, se somete a habituales infiltraciones.

Luego de la reaparición del problema, en Melbourne, Del Potro visitó a Berger en Rochester, a fines de enero. Allí se definió que continuarían jugando en este primer trimestre.

Infiltrado, entonces, Juan Martín alcanzó los cuartos de final de Rotterdam. Pero en Dubai, diez días después, la lesión le impidió terminar su encuentro debut ante el indio Somdev Devvarman. "El problema en la muñeca ya me tiene intranquilo desde hace dos años, con altos y bajos", escribió Del Potro en su cuenta de Facebook, el 25 de febrero. "Obviamente tengo plena confianza en mi doctor, quien encontró la solución para la lesión en la otra muñeca. Ahora seguiré con sus recomendaciones y haré los ejercicios de rehabilitación que me sugirió, y luego evaluaremos los pasos a seguir".

Dentro de esos pasos casi inmediatos, ya estaba la operación. Y el argentino trató de amigarse con esa idea durante su breve estadía en Tandil, antes del viaje a Indian Wells. Lo ocurrido después fue la crónica de un final anunciado.

Tras el retiro en el Sony Open, Juan Martín se quedó en Miami junto con su coach Franco Davín y su preparador físico Martiniano Orazi. A ellos se les sumó Ramiro, un amigo del jugador, quien llegó para acompañarlo. Los cuatro viajaron hoy a Rochester, donde Berger ya los esperaba. La operación será cerca de las 9 a.m. del lunes, hora de Argentina.

Ahora solo queda por delante la cirugía, el inicio del proceso post operatorio, y lo más importante: aceptar que, para Juan Martín, será un volver a empezar, como ocurrió hace ya cuatro años, cuando el tandilense vio su ranking desplomarse del puesto 4 hasta el 485 (el 31 de enero de 2011). Exactamente tres años demoró Del Potro en volver a esa cuarta posición (el 27 de enero de 2014). Y ahora, el "deja vu".

A los 25, Juan Martín del Potro está jugando en su cabeza el partido más duro de su vida. El dolor en la muñeca izquierda es apenas un leve pellizco comparado con el desafío mental de comenzar de nuevo. Lo alentador es que ya conoce el camino de regreso. Y sabe que se puede. Sí, se puede.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Na LiGetty Images

MÉXICO -- Parece una maldición: por tercer año consecutivo, la jugadora que iba a ser la cara más visible del Abierto Monterrey de tenis no estará presente. Hace dos años fue Serena Williams, que anunció su baja horas antes del sorteo del cuadro principal. En 2013 fue Victoria Azarenka, a quien una lesión la dejó al margen en la semana previa al inicio del evento. Y ahora se vuelve a repetir, también con Azarenka, la ex número uno del mundo.

Son las reglas del circo del tenis, donde muchas veces las estrellas que ayudan a vender un torneo finalmente terminan no jugándolo. Ocurre especialmente con eventos que no superan los 500 mil dólares en premios, como es el caso del WTA Monterrey.

Pero las reglas también indican que la baja de una estrella presenta la posibilidad de sumar a otra figura. Y en eso están ahora los organizadores del torneo femenino más importante de Latinoamérica. Su nuevo objetivo: la número 2 del mundo y campeona del Abierto de Australia 2014, Li Na.

"¡Ay! ¡Li Na, qué lindo nombre!", dijo hoy en tono cómplice Hernán Garza, director del certamen que se disputará en la capital de Nuevo León entre el 31 de marzo y el 6 de abril. "Estamos viendo", aceptó Garza, que tendrá para esta sexta edición a dos ex números uno del mundo: Caroline Wozniacki y Ana Ivanovic.

¿Cómo funcionan los engranajes del circuito a la hora de alimentar a los torneos de grandes figuras? Las tenistas top-ten tienen derecho a jugar solo un certamen categoría International (son 31 este año, y reparten entre 226.750 y 426.750 dólares) por semestre. Y aparte de recibir el prize money por su actuación en el evento, las jugadoras de ese nivel generalmente cobran un cachet fijo por lo que su presencia genera: mayor expectativa, venta de boletos, repercusión, etc.

En el caso del WTA Monterrey 2014, la ausencia de Azarenka libera la posibilidad de usar ese presupuesto en otra jugadora. Y el desafío ahora es concretar un acuerdo contrarreloj. Y con un número limitado de nombres disponibles.

El Abierto regio compartirá semana con la tradicional Family Circle Cup en Charleston, certamen categoría Premier que entregará 644.900 dólares de bolsa. Allí participarán Serena Williams (1ª), Jelena Jankovic (6ª) y Sara Errani (10ª), por lo cual las tres están descartadas como alternativas para el torneo mexicano. Las también top Li Na, Aga Radwanska, Simona Halep, Maria Sharapova, Petra Kvitova y Angelique Kerber no jugarán durante esos días. Pero la polaca Radwanska ya confirmó su presencia en el WTA International de Katowice, y Sharapova habitualmente no juega 3 torneos de manera consecutiva. De las que quedan, Li es la opción más fuerte. Y ya conoce Monterrey.

"Estamos trabajando en traer a otro nombre, y es por eso que nos estamos guardando un wild card. Tenemos tiempo hasta el viernes de la semana que viene para concretar algo", reconoció Garza durante la conferencia de prensa de presentación del torneo, que se llevó a cabo en el auditorio de la CONADE, al sur de la Ciudad de México. Ya más en la intimidad, el director del certamen concedió que la opción de Li "no depende de su resultado en Miami". Y recordó que la china, de 32 años y cliente de IMG, jugó la final de la primera edición del Abierto, en 2009 (perdió frente a la última campeona de Wimbledon, la francesa Marion Bartoli).

Aún a pesar de la baja de Azarenka, Monterrey sigue siendo uno de los torneos con mejor nivel dentro de su categoría. Wozniacki e Ivanovic son nombres codiciados, que llaman la atención. Y a ellos se les suma Flavia Pennetta. Cuando empezó el año, la italiana estaba en el puesto 31. Y gracias a sus 4tos de final en Australia y el título en Indian Wells, la ahora 12 del ranking llegará a Monterrey acariciando el top-ten.

"Lo de Vika es una pena. Tiene ya tres semanas con una lesión en un dedo. Se está tratando en Europa. Le tomará dos meses recuperarse", dijo Garza, quien sabe que enfrenta aún una última situación riesgosa: Pennetta viene con una carga importante de juego, y bien podría escaparse de Monterrey para volver antes a Europa y así preparar la gira de arcilla con mayor descanso. Son las reglas no escritas del circuito. Unas se suben, otras se bajan. Un torneo gana, el otro pierde. Pero la rueda se sigue moviendo.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


EstrellaGetty

CUERNAVACA -- El tenis sabe esperar, especialmente a aquellos que luchan por cumplir sus sueños, no abandonan, y tienen esa cuota extra que los hace diferentes. Y aquí está el caso de Víctor Estrella para atestiguarlo. El tenista dominicano tiene 33 años, lleva apenas 7 compitiendo full time como profesional, y esta semana alcanzó por primera vez el top-100 del ranking mundial.

Para el aplauso.

Pero el caso de Estrella es especial. El nuevo 99 del ATP World Tour tiene desde hace años un objetivo tenístico que lo mueve: jugar el cuadro principal de un torneo de Grand Slam. Así se lo contaba a ESPNtenis.com a principios de 2012.

Hasta ahora, no lo ha conseguido. Pero su final en el Challenger de Morelos, a mediados de febrero, y el título en el Challenger de Salinas, una semana después, le permitieron a Víctor dar un salto de 34 puestos en el escalafón mundial, lo que casi le garantiza un lugar en la primera rueda de Roland Garros. Meta a la vista.

-¿Jugar un main draw de Grand Slam seguía siendo tu objetivo?
-Sí, y es un objetivo que ahora está más cerca. Es casi una realidad. Yo siempre fui realista con lo que quería lograr, y ahora estoy a un paso de entrar directo a los Grand Slams. Lo estoy logrando. Salvo que pase algo muy extraño, que me lesione y que no los juegue. Solo eso impediría que no lo logre.

-¿Y cómo han sido estas semanas?
-Salí de casa, luego de la Copa Davis frente a Uruguay, para una gira de ocho torneos. Tenía una meta de sacar 200 puntos. Poquito a poquito se fue logrando. Te lo comenté aquella vez. Y ahora estoy contento de cómo están saliendo las cosas. Y estoy trabajando bastante fuerte para esto.

-¿Estabas ansioso por lograr esa meta, o tratabas de no pensar en ello?
-Y, estaba un poquito ansioso. Pero trataba de no pensar mucho. Era algo que cuando volví a jugar, a finales de 2006, me lo propuse. Estuve 163, me retiré ocho meses por lesión, volví en julio pasado, y aquí estoy. Había veces que me levantaba, miraba el ranking, calculaba cuántos puntos tenía, cuántos me faltaban. Tenía que tener mayor calma.

En la cancha, Estrella es un sabueso rabioso, listo para correr todas las pelotas, acelerar con su derecha y doblegar con ritmo, aguante y winners desde el fondo. Mide apenas 1,73. Pero es un gigante en entrega. Comenzó a jugar seriamente en el circuito a los 26 años. Antes, daba clases de tenis y defendía a República Dominicana en las categorías de ascenso de la Copa Davis. A fines de 2011 alcanzó ese puesto 163 del mundo, el mejor de su carrera antes de estos últimos cuatro meses. Pero a fines de 2012 se lesionó. Y su carrera estuvo a punto de acabar.

-¿Qué fue lo que te ocurrió?
-Fue en septiembre de aquel año, después de jugar la Copa Davis contra México. Me rompí un cartílago. Paré en la primera semana de octubre, y estuve más de siete meses afuera. Volví en abril de 2013, jugué dos torneos y volví a parar. Regresé recién en julio, a full. Fue una etapa bastante difícil. Acababa de ganar el Challenger de Medellín. Iba mejorando, alcanzando mi mejor momento. Y se me vino una situación difícil a la mente.

-¿Cómo reaccionaste?
-Eso me ayudó a ser más fuerte. A entrenar y trabajar, para hacer las cosas mejor. Y aquí estamos.

-¿Pero en algún momento pensaste en que el tenis se acababa?
-Sí. En esa situación todo el mundo piensa en negativo. Me pasó por la cabeza no volver a jugar. Sin dudas. De los ocho meses, los primeros cuatro fueron muy duros. Había semanas que decía: no vuelvo más. Son muchas cosas que te pasan por la cabeza.

-¿Cuando volviste, esperabas recuperar el nivel tan rápido?
-Comencé en Barranquilla, donde perdí en primera rueda con Delbonis. A la semana siguiente hice semis en el Challenger de Panamá, que son los únicos puntos que ahora defiendo en estos primeros siete meses de 2014. Luego me fui a Europa y jugué la qualy de Wimbledon. Y ahí empezó todo. Vinieron llegando los puntos, y eso me animó. Ahora estoy más motivado que nunca.

-En el US Open estuviste muy cerca del cuadro principal. ¿Qué pasó?
-Estuve en tercera ronda de qualy. Y en ese partido yo jugué un buen tenis. Increíble. Muy sólido. Donald Young se ganó todo el crédito (el estadounidense venció por 6-1, 6-4). Ese día le dije a Luis José Bonilla, que es mi patrocinador y mi papá en el tenis: "Yo creo que tengo material para hacerlo, la tengo toda atada para lograrlo. Ahora voy a seguir con más ganas". Después del US Open vino todo lo bueno. Hice un click en mi mente. Supe que podía jugar a ese nivel.

Desde mediados de Julio de 2013 hasta ahora, Víctor Estrella ha escalado 287 puestos en el ranking mundial. El dominicano ganó un Future en Medellín, los Challengers de Quito, Bogotá y Salinas, y hasta tuvo resultados inesperadamente positivos sobre indoor hard, en Dallas y Memphis.

En las últimas semanas, por la cabeza del ahora top-100 circulaban números, puntos ganados y por defender, semanas para los cierres de las listas de Roland Garros y Wimbledon, posiciones que superar en el ranking. Todo con la meta de llegar a su primer main draw de Grand Slam. Lograr 200 puntos era su objetivo para este tramo del año. Y ya lleva 181. Todo a la edad en que muchos tenistas ya están retirados.

-Tienes 33 años.
-Cumplo 34 en agosto.

-¿Estás en tu mejor momento?
-Sí, sin duda. La gente me lo pregunta. Empecé tarde. Físicamente no estaba quemado. Tenía muy poca experiencia. Ahora ya son siete años de carrera. Estoy muy maduro en la cancha. Mejoré mis golpes. He mejorado muchas cosas. Es algo que no sucede a menudo, esto de que alcances tu mejor momento a los 33.

-Qué harás el día que juegues tu primer partido de main draw en un Grand Slam?
-Para mí va a ser muy emocionante. Para Dominicana será un paso muy importante, ya que nadie antes lo había conseguido. Solo me falta eso. Si Dios quiere, lo lograré. El día que entre a la cancha, sea en Roland Garros, Wimbledon o el US Open, voy a dar e doscientos por ciento. Va a ser uno de los días más felices de mi vida.

COPA DAVIS: "COLOMBIA ES FAVORITO, PERO LES PODEMOS GANAR"
Del 4 al 6 de abril República Dominicana visitará a Colombia por la 2da rueda de la Zona Americana I de Copa Davis. El ganador avanzará a los playoffs del Grupo Mundial 2014. Allí apuntan los cañones de Víctor Estrella, que quiere ser artífice de una gran sorpresa en Cali ante un rival superior en ranking.

"La Copa Davis para mí es muy importante. Son quince años en el equipo, 57 partidos ganados. Que juegue individual, no creo que haya nadie con esta vigencia. En el dobles, tal vez Daniel Nestor", dice Estrella. "La Davis fue la competencia en la que me mantuve siempre activo, de los 18 a los 26 años. Ahora Dominicana está en el ranking 28 del mundo. Estamos a un paso del repechaje, si le ganamos a Colombia. El hecho de estar allí, ya creo que somos campeones. Somos triunfadores. Yo espero que si ahora no se logra un ascenso al Grupo Mundial, eso ocurra algún día, ya sea conmigo como capitán o entrenador".

Todo indica que Santiago Giraldo (71º de ATP), Alejandro Falla (75º) y la gran pareja de doble Cabal-Farah (hoy 5tos en la carrera al Masters de Londres) conformarán el conjunto colombiano. "Te voy a decir la verdad: ellos salen totalmente como favoritos, por ranking y porque están en casa. Jugamos donde ellos quieran. Pero yo le puedo ganar a cualquier jugador de ellos. Y ellos lo saben", dice Estrella. "El doble de ellos es muy bueno, pero también son ganables. Y mi compañero José Hernández es un jugador muy bueno, que viene creciendo. Ya está entre los mejores 300, y también puede jugar muy bien. En la Davis pasa cualquier cosa. Ellos son favoritos, y eso nos va a convenir: nosotros vamos a ir a jugar con cero presión, vamos a hacer nuestro mejor tenis, y eso nos puede jugar a favor".

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Cancha de Tenis en el Abierto de AcapulcoESPNDel 24 de febrero al 1 de marzo, entonces, el Abierto Mexicano se jugará por primera vez sobre cemento.

ACAPULCO - Es curioso cómo los elementos aislados en esta pequeña historia deportiva mágicamente comienzan a encajar como si fueran piezas de Lego.

Hace un lustro, los organizadores del Abierto Mexicano de Tenis comenzaron las gestiones para que el torneo cambiara de superficie, de clay a hard. Pero había un inconveniente: por aquel entonces, el circuito de la ATP ya tenía su seguidilla de eventos sobre canchas duras en Norteamérica. Y no había espacio para que el Abierto se sumara. Sin embargo, todo cambió en poco más de un año. El certamen que se jugaba en San José bajó la persiana. El torneo de Memphis pasó de ser un ATP 500 a convertirse en un ATP 250, la categoría más baja del tour. Y esos huecos dejados por San José (una semana libre) y Memphis (la necesidad de un nuevo ATP500), a partir de este año los ocupa Acapulco.

Del 24 de febrero al 1 de marzo, entonces, el Abierto Mexicano se jugará por primera vez sobre cemento, abriendo una nueva gira continental que continuará con el Masters 1000 de Indian Wells, en California, y luego con el Sony Open, en Miami. Un sueño hecho realidad para los organizadores, que esperan atraer con este cambio a mejores jugadores al Pacífico mexicano.

La primera estrella en llegar será el escocés Andy Murray. Nunca antes el Abierto había tenido entre sus protagonistas a un ganador de Wimbledon. Y por segunda ocasión consecutiva, Acapulco recibirá a un campeón de Grand Slam reinante, como es el caso del británico, monarca del All England en 2013 (Nadal llegó el año pasado como campeón de Roland Garros 2012). ¿Lo paradójico? Murray ganó su primer torneo ATP hace 8 años, en San José, el torneo que con su desaparición facilitó la llegada de Andy a México. Las vueltas del destino.

"Este cambio nos inserta en un circuito que geográficamente tiene más sentido para los jugadores. Queremos traer tenistas diferentes, con otra calidad, que no hayan estado antes en nuestro país. Como Murray", explica Raúl Zurutuza, director del Abierto. "Yo creo que tomará un par de años para que la gente se acostumbre. Pero el torneo tendrá un repunte y crecerá aún más. Como contraparte, yo creo que el futuro de la arcilla será limitado, y estará acotado a los torneos de abril y mayo en Europa".

Curiosamente, Murray maduró tenísticamente sobre arcilla, y no sobre canchas rápidas como las que pisará este viernes en Acapulco (entrenará en el court central con Grigor Dimitrov, otro de los nombres atractivos de esta edición). A los 15 años, y en busca de mejorar su juego, un Andy adolescente le pidió a su madre irse a Barcelona para entrenar como lo hacía su amigo y rival Rafael Nadal. "Su mudanza a España fue absolutamente crítica, porque llegó a un país que tenía una cultura de éxito en el tenis. Él era un pequeño pez en una gran pecera. Nadie lo conocía", recuerda hoy Judy Murray, mamá y formadora del campeón del US Open 2012.

Su primera visita a Latinoamérica había sido en 2003. En aquel entonces, Andy compitió en la gira junior de COSAT. Estuvo en Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia. Ganó un torneo en Barranquilla. Y derrotó en Asunción a su ahora co-entrenador e íntimo amigo Dani Vallverdu. Dos años después regresó como profesional, de la mano de William "Pato" Álvarez, el legendario coach colombiano que lo entrenó durante su estadía española. Jugó Challengers y qualies de ATP en Chile. Y le fue mal.

"En tres semanas, ganó solo un partido. Estaba muy deprimido, había perdido su confianza. Pero Pato insistía que era lo correcto", recuerda Judy. "Y luego, a mediados de año, despegó. Le ayudó esa experiencia dura. Y yo entendí que algunos jugadores con talento pueden saltarse etapas, porque es para su beneficio".

Murray y Latinoamérica están entonces conectados en la historia del ahora campeón. Sin embargo, Andy nunca pisó México, país fuerte en la organización de torneos juveniles y profesionales. Hasta ahora.

"Necesito ser muy paciente y no tener altas expectativas", dijo el británico antes del inicio del Australian Open 2014, poniendo así en contexto su regreso al circuito luego de su operación de espalda. Como ocurrió hace un año con Nadal, Andy llegará a Acapulco en un camino de recuperación, tras la inactividad de 4 meses a la que se vio obligado luego de la cirugía. Y como pasó con Rafa, quizás el Abierto Mexicano sea su trampolín para recuperar la forma. E ir por más.

Aquí, el británico competirá sobre superficie preferida, como le pasó a Rafa en 2013. La arcilla que fue testigo de cómo Nadal recuperaba su instinto asesino, dejó paso al plexipave, el nombre técnico de la nueva superficie del Abierto. En este tipo de courts, Murray ganó 20 de sus 28 títulos profesionales, incluido el Abierto de los Estados Unidos. Catorce de esas 20 conquistas se dieron al aire libre, las mismas condiciones que el torneo mexicano. En diez años como profesional, Andy no tiene ningún título o final sobre clay.

Pero el clay, en Acapulco, ya no existe más.

El último campeón de Grand Slam reinante que jugó el Abierto fue Gustavo Kuerten. El brasileño llegó en 2001 al Puerto tras haber ganado Roland Garros 2000. Vino, vio y venció. Meses después, repitió su triunfo en París. ¿Podrá hacerlo ahora Murray? ¿Seguirá el camino de Guga, pero con Wimbledon como destino final? ¿Logrará que el Abierto sea su trampolín a la cima, como lo fue para Nadal en 2005 y 2013? ¿Extenderá esta historia de curiosidades, paradojas y situaciones que se entrelazan?

Eso es lo único que falta para que esta historia tenga el final perfecto. Y para que este Abierto Mexicano de Tenis "versión hard", tenga el mejor de sus inicios. Andy Murray campeón, y de nuevo prendido en la lucha por el número uno del mundo. ¿Por qué no, si suena bien?

Esta nota fue publicada originalmente en la edición de febrero de ESPN Magazine México. Para descargarla de manera gratuita, haga click aquí.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Di Mauro
ESPN.com Di Mauro fue el primer tenista castigado

CUERNAVACA -- Una telaraña de vendaje adhesivo rojo abraza el hombro y antebrazo izquierdo de Alessio Di Mauro. En su espalda, otras dos aplicaciones del ya popular kinesio-tape parecen crearle alas al zurdo italiano. A los 36 años, Di Mauro cuida su físico con suma atención, buscando extender una carrera singular, que combinó su mejor momento deportivo con una sanción de 9 meses que aún despierta la bronca en el ex top-100.

En noviembre de 2007, Di Mauro fue el primer tenista castigado por apostar en partidos de tenis. El jugador de Siracusa no hizo apuestas en sus matches, ni tampoco estuvo ligado a amaños de resultados. Pero siguiendo las por entonces nuevas políticas de ATP sobre apuestas, recibió una suspensión que además incluyó 60 mil dólares de multa por apostar en 120 partidos entre noviembre de 2006 y junio de 2007.

A la suspensión de Di Mauro le siguieron sanciones similares para los también italianos Potito Starace, Daniele Bracciali, Giorgio Galimberti y Federico Luzzi. Todos bajo circunstancias parecidas y con castigos iguales o menores. Di Mauro apeló ante la Corte de Arbitraje Deportivo, y su suspensión fue reducida a 7 meses y 25 mil dólares.

Hoy Alessio es 248 del mundo, y está en México para jugar el Morelos Open, un Challenger de 75 mil dólares que se disputa en Cuernavaca. En tierras mexicanas, hace menos de un año, conquistó su último título en esta categoría de torneos. Fue en San Luis Potosí, donde sorteó la clasificación y ganó 8 partidos en 9 días para quedarse con el triunfo final.

Ahora, antes de su debut, Di Mauro repasa cómo es ser tenista profesional con edad de senior, y qué sensaciones le quedan de aquel "suceso de las apuestas" que marcó su trayectoria.

--¿Cuál es la pregunta que más te hacen?
--Por cuánto tiempo más voy a jugar.
--¿Y ya estás habituado a responderla?
--Hasta el año pasado no sabía cuál era la respuesta. Entonces decía: "Hasta que deje de divertirme". Pero ahora ya lo sé. Juego de aquí hasta fin de 2014. Este es mi último año, porque si no tienes un buen ranking es normal que a los 37 pares de jugar y comiences a trabajar de algo más, siempre ligado al tenis.

--No es común que los jugadores alcancen los 36 jugando en el circuito. --Ahora es un poco más normal. Tienes casos como Tommy Haas (35 años), Radek Stepanek (35), toda gente grande que conoce muy bien su cuerpo, su físico. Hay excelentes fisioterapeutas. La vida del tenista se alargó con respecto a los '80. Por eso se juega hasta esta edad. Y en mi caso, sigo haciéndolo porque comencé tarde a disputar los torneos ATP. Y esas ganas de jugar y ganar a alto nivel me llegaron más tarde. Físicamente no he tenido grandes lesiones, y eso me ha ayudado.

--Con respecto a tu juego, ¿qué te ha ayudado a mantenerte vigente?
--Mejoré mucho con el servicio. El saque me da la posibilidad de acortar los puntos, de ganar al menos un punto fácil por game, y eso me ha ayudado a ahorrar mucha energía. Y luego, con la experiencia ves mejor el partido, desde un punto de vista táctico, que un joven de 20 años. Busco basar mis partidos en la experiencia, encontrar rápidamente el tiro que puede fastidiar a mi adversario.

--Hace siete años, en 2007, jugaste tu única final ATP, en Buenos Aires. ¿Qué recuerdas?
--Fue un lindo periodo de mi carrera, porque me llevó a mi mejor ubicación en el ranking, que fue 68 del mundo. Pero ese torneo fue especial porque, poco a poco, vencí a Berlocq, Montañes, Ramírez. Cuanto más avanzaba, crecía mi confianza.

--También hace siete años sufriste la sanción por apuestas. ¿Cómo ves ahora aquella situación?
--(Piensa. Demora en responder) Pienso que aún hoy hay partidos arreglados en el tenis. Y la ATP ha hecho muy poco. En siete años ha habido 5 sancionados. Y con nosotros, los italianos, han hecho una cosa muy muy fea. Yo no vendí ningún partido. Solo aposté en Bwin con mi propia cuenta. Todas apuestas perdidas. Ninguna ganada. Entonces querían atrapar a Alessio Di Mauro (mueve su mano de arriba abajo, señalando con su dedo índice al suelo). No sé por qué me eligieron a mí, a Starace, a Luzzi, a Bracciali. Solo italianos. Esto lo sabe solo el Señor.

--Hace siete años este problema no era tan grande como lo es ahora. ¿Cómo explicas el accionar de la ATP?
--Pero nadie hace nada. Al final involucraron a Scotland Yard, pero así no se resuelven los problemas. Es difícil para ellos ir a buscar a la persona que hizo la apuesta. No sé ni siquiera qué consejo le daría a la ATP. Quizás quitar las apuestas en el tenis. Esta sería una buena solución. Pero hay mucho involucrado, y la ATP tiene interés en esto, porque hay torneos que tienen a Bwin como sponsor, Interwetten, tantos sitios online de apuestas. Esto se convirtió en un problema que está a la par del doping.

--Hemos escuchado otros jugadores que también han dicho que hay partidos arreglados. ¿Por qué crees que no se ha hecho más?
--Pienso que no se ha querido hacer más. Ellos han hecho poco para buscar a las personas. Ahora apareció el caso de (Guillermo) Olaso (jugador español suspendido por cinco años por supuesto arreglo de partidos). Yo no sé qué culpa tiene Olaso. Pero me parece que él también es uno tomado del grupo (hace un gesto con su mano, como sacando algo de una bolsa) y sancionado. Como nos ocurrió a los italianos. Pero se hace poco.

--¿Y por qué los jugadores no tienen tanto peso en la discusión de este tema?
--Cuando a mí me sancionaron, yo hablé con los tenistas que eran los representantes del Player Council. "Non gliene fregava niente a nessuno". No le importaba nada a nadie. Porque yo era el cien o el noventa del mundo, y ellos son los primeros cinco del mundo. Se reparten tanto dinero. Ellos deberían hablar, pero no tienen mucho interés en ir en contra de la ATP.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


El Tigre
ESPN.com El Tigre jugará el Morelos Open

CUERNAVACA -- Dos lunares alargados, casi en forma de rayas recorriendo su pierna izquierda, definieron su nombre. Eso, y el amor de su padre por los animales. Tigre, decidió Jorge Hank Rhon que se llamaría el cuarto hijo de su matrimonio con Minerva Krauss. El nombre singular, entonces, iría de la mano con ese apellido pesado, conocido, con historia en México.

"Yo estoy encantado con mi nombre. Sobresale, y me ha creado muchas oportunidades con las personas", cuenta Tigre Hank, tenista, 642 del ranking mundial y uno de los jóvenes mexicanos en ascenso en el circuito masculino. "Un nombre normal no llama la atención. En cambio, éste es único. Igual que Lobo, el nombre de mi hermano menor. Me gusta muchísimo".

Tigre es nieto de Carlos Hank González, quien fuera primero diputado y luego gobernador del Estado de México en los '70. Su padre Jorge fue presidente municipal de Tijuana y es la cabeza del poderoso Grupo Caliente, líder en el negocio de las casas de apuestas en territorio mexicano.

"Llevar el apellido Hank es muy padre", dice Tigre, que esta semana jugará el Morelos Open, un nuevo torneo Challenger de 75 mil dólares que se disputa en las canchas duras del Camino Real Sumiya, en Cuernavaca. "Mi abuelito, muchas personas hablan muy bien de él. Me cuentan que era un gran hombre. Mi papá, lo mismo. Me parece una persona increíble. Tengo mucho orgullo de lo que lograron ellos. Nunca nos han puesto presión, pero tú solito tienes las ganas de continuar con lo que han hecho. Me alegra mucho ser parte de mi familia".

Fue en la cancha de tenis que sus abuelos Carlos y Guadalupe tenían en su casa del DF, donde Tigre comenzó a jugar. Tenía apenas 3 años. A los 10, se mudó solo a la Academia de Nick Bollettieri, en Florida. Allí estuvo hasta los 18, construyendo su tenis y creciendo. A la fuerza.

"Fue una experiencia dura, muy dura", recuerda Tigre, quien allí tuvo como coaches a Álvaro Bedoya y Gabriel Jaramillo. "Por un lado te encuentras en un ambiente muy competitivo, donde todo mundo está acostumbrado a tener lo que quiere, y a conseguirlo. No es tan simple hacer amigos. Por otro lado, aprendes a ser más independiente. Estás tú solo, y muchas cosas las debes ver de una manera más adulta. Tú debes aprender solito cómo funciona todo. Fue una experiencia que me sirvió de mucho, pero no fue placentero".

Su salida de Bollettieri fue traumática. Y marcó un quiebre en su carrera como tenista. "Mis coaches se habían ido seis meses antes. Un lunes estaba entrenando y los nuevos administradores me dicen: 'No has pagado la semana, no puedes entrenar'. Yo les respondí: 'La pago mañana. Llevo aquí 8 años, pagando igual o más de lo que corresponde. No puedo sacar ahora 1500 dólares de la bolsa para darte'. Pero no aceptaron. Le dijeron a quien estaba jugando conmigo que dejara de hacerlo. 'Si no pagas, no entrenas', me dijeron. Y yo les contesté: 'Si no me dejas entrenar, me voy ya'. Y me fui".

El Tigre
ESPN.com Hank tiene físico para convertir en realidad sus aspiraciones

Tigre no solo dejó la academia, sino también su incipiente carrera en el tenis. "Sentía que era algo que se me había impuesto. Se había convertido en un trabajo. Ya no me gustaba que me impusieran cosas. Ya no lo disfrutaba", dice. Entonces, a los 18, se convirtió en un ex jugador.

Desde diciembre de 2010 a Julio de 2012, Hank no jugó torneos profesionales. En cambio, se dedicó a estudiar Ingeniería Industrial en la Universidad de las Américas, en Puebla. Pero una conversación con su padre, hace dos veranos, lo ayudó a reencontrarse con el deporte.

"Tuvimos una charla en Tijuana. Me preguntó cómo la estaba pasando en la universidad, y yo le dije: 'La verdad, muy aburrido'. No me gustaba tomar, salir, no era muy social. Y en la universidad sales, tomas, y estás de fiesta. Era un ritmo de vida mucho más lento. Cuando le dije eso, me preguntó por qué había dejado de jugar, si tenía potencial como tenista. Me dijo: 'Es una carrera muy única. Si no tienes la habilidad atlética, no puedes hacerlo. Y tú que la tienes, debes de aprovecharlo. E intentarlo de nuevo. Los estudios puedes retomarlos más adelante'. Fue una de las cosas que más me puso a pensar. Me ofreció la oportunidad de apoyarme, y yo dije que sí. Decidí volver a empezar, pero tomando mis propias decisiones. Desde entonces, el tenis se ha vuelto algo más personal. Ya nadie me lo impone. He recuperado el cariño".

En 2013, Hank completó su primera temporada completa como profesional, luego del regreso a las canchas. A fin de año, en Mérida, ganó su primer título Future, viniendo de la qualy. Y dos semanas después sumó una final más, lo que le permitió saltar del puesto 1480 del ranking ATP hasta el 684.

En este 2014 hizo su debut como integrante del equipo mexicano de Copa Davis que derrotó a Guatemala como visitante. Esta semana recibió un wild card para jugar el cuadro principal del Morelos Open. Y la semana que viene tiene una invitación para disputar la clasificación del Abierto Mexicano de Tenis. Para Tigre, es el momento de seguir creciendo.

"Los golpes siempre los he tenido bastante bien", dice el zurdo. "Lo que me ha molestado es la mentalidad. Parar dos años me relajó mucho, y cambió mi perspectiva. De aquí a noviembre no tengo que defender puntos. Entonces, me gustaría seguir subiendo. A final de temporada quisiera me ser el 1 de México y estar entre los 300 mejores del mundo".

Hank tiene físico y tenis para convertir en realidad sus aspiraciones. Su manera de encarar cada día es simple: "Un partido de tenis es un partido de tenis. Tienes que ganarle al otro y ya. Hoy no debes ser mejor que el resto. Hoy debes ser mejor que tu rival. Los otros 30 en el torneo, no importan". También tiene en claro quién es: "Soy una persona muy especial, y hago las cosas cuando quiero y como quiero".

Dice que evita entrenar sin sentido. Pero ayer pisó los courts en tres turnos diferentes. Al fin, dentro de la cancha, ni el nombre ni el apellido ganan los partidos. En el duelo uno contra uno, se impone el que mejor juega. El que más lo quiere. Y Tigre Hank, ahora, tiene hambre de éxito.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


MÉXICO -- La derrota de Argentina ante Italia en Copa Davis volvió a encender un tema polémico: el regreso o no de Juan Martín Del Potro al equipo albiceleste. El número 4 del mundo no forma parte del conjunto desde septiembre de 2012. Y en noviembre pasado hizo públicas sus notorias diferencias con la dirigencia de la Asociación Argentina de Tenis (AAT) y con el capitán Martín Jaite. A través de una carta, el campeón del US Open 2009 los responsabilizó por alentar un "un doble discurso hipócrita".

¿Cuál es la situación actual en la (no) relación entre Del Potro y dirigencia-capitán? Arturo Grimaldi, presidente de la AAT, ofrece su visión. La institución que él encabeza está abierta al diálogo, dice. Pero no generará el acercamiento. No llamará al jugador. No aclarará frente a frente las acusaciones. Y en cambio esperará la comunicación del tenista, para no "estar jorobándolo".

Juan Martín del Potro
EFELos dirigentes de la AAT esperan que Del Potro vuelva a jugar rápido la Copa Davis

Ésta es la entrevista textual:

--¿Cuál es el plan de diálogo que tienen con Del Potro? ¿Van a tratar de hablar esta semana, o en abril?

--Nosotros ya hemos hablado con Juan Martín y con gente de su entorno y ya hemos dicho todo y hemos hablado de todo. Juan Martín ha tomado una decisión y yo estoy convencido de que no hay que presionarlo, no hay que molestarlo, no hay que estar sobre él. Él tiene que ver la posibilidad de adecuar su objetivo más importante que es conseguir estar entre los 3 del mundo, que es un objetivo muy difícil, a los días de Copa Davis. Nosotros esperamos y estamos abiertos al diálogo, pero no tenemos que hacer más nada. Simplemente estar abiertos a poder conversar con él, cuando él lo considere conveniente, y cuando él haya analizado la posibilidad de jugar. Hay que esperar y ver que él tome la decisión que considere más conveniente. La Asociación va a respetar esa decisión y a apoyarlo en todo lo que él desee, o pida, o solicite a la Asociación.

--Pero después de que Del Potro hizo pública su carta, ¿ustedes tuvieron la chance de hablar con él?

--No. Después de esa carta pública nosotros le contestamos , hicimos la autocrítica correspondiente, y vuelvo a decirte lo que pusimos en el comunicado: nos ponemos a disposición para conversar, analizar y tratar de ver cómo es factible que él pueda contemporizar su objetivo con la Copa Davis. Si esto fuera posible, y él considera que no es un obstáculo para que él consiga su objetivo primordial, nosotros vamos a estar abiertos a dialogar y ver la forma que él pueda sentirse lo más cómodo posible. Esa es la idea de la asociación. Más que eso nosotros no podemos hacer. Y no debemos hacer, porque creo que esto de conversar públicamente sobre Juan Martín y la Copa Davis no le hace bien a Juan Martín y no le hace bien a la AAT.

--Pero en la situación actual, ¿ustedes esperan que Del Potro tome la iniciativa para decir "estoy disponible"? ¿O debería venir de parte de la AAT volver a consultarlo?

--Públicamente lo digo como presidente de la AAT y como amante del tenis: no hay nada que me resultaría más satisfactorio que el hecho de que Juan Martín se ponga el equipo al hombro y sea miembro del equipo de Copa Davis. Pero tendría que volver a repetirte lo que te he dicho...

--No, yo entendí lo que usted me dijo.

--Tenemos que respetar la decisión de él. Estamos a disposición de él. Cuando él considere que ha llegado el momento, estamos abiertos a sentarnos, conversar y ver la mejor fórmula para que esto sea posible. Pero nosotros no podemos estar molestando, hablando, y estando encima de él como si fuéramos... Creo que no es conveniente, no es bueno. No podemos estar jorobándolo todo el tiempo.

--Entiendo lo que explica, ¿pero no cree que después de la carta de Del Potro, el problema no pasa tanto por Juan Martín privilegiando su carrera en el circuito, y pasa más por una cuestión de relación del jugador con la AAT y el capitán?

--Yo no lo creo. Realmente, con sinceridad, no lo creo. No tengo nada más que un buen concepto de Juan Martín. No creo que haya razón para que Juan Martín esté disgustado con la AAT, más allá de las observaciones que hizo. Y se las contestamos diciendo que estamos dispuestos a hacer las autocríticas. Más que eso no se le puede pedir a la Asociación. Y si nos equivocamos, estamos dispuestos a rectificar. No vamos a volver a presionar ni a estar sobre Juan Martín, porque creemos que lo molestamos y no es positivo. Esa es la posición de la Asociación.

--Usted dijo que "se va a modificar lo que haya que modificar", pero el concepto es un poco amplio. ¿Eso incluye pasos al costado?

--Esa es la idea, que sea amplio. Estamos dispuestos a hacer las modificaciones que tengamos que hacer. Sentarnos con Juan Martín, y ver qué es lo que tenemos que hacer. La AAT sabe perfectamente lo que tiene que hacer. Tenemos que tener la certeza de que Juan Martín quiera o pueda contemporizar su calendario con la Davis. Una vez que sepamos eso, veremos qué hacemos y cómo lo hacemos.

--Pero cómo van a saber si...

--Lo que también tiene que quedar claro es que nosotros estamos muy contentos con la tarea realizada por Martín Jaite y Mariano Zabaleta. Ser capitán de Copa Davis hoy, es mucho más que sentarse en una silla de capitán. Martín nos acompaña en todos los Futures, que son veinte en el año. Nos acompaña en los Challengers, en los Masters de Menores, en los G1. Tiene un programa de la AAT con Mariano Zabaleta. Hay un trabajo mucho más allá de ser capitán, y este va a ser el objetivo con el próximo capitán inclusive.

--Pero justo este capitán tiene problemas con el mejor jugador también.

--¿Pero vos lo que querés que te diga yo es que el capitán va a dar un paso al costado?

--No.

--Esa es una pregunta que tenés que hacérsela al capitán. No entiendo lo que me estás preguntando.

--Lo que yo le pregunté es si dentro del "modificar lo que haya que modificar" se incluye pasos al costado. Y no dije Jaite. Pero le pregunto: ¿lo han considerado o no?

--Significa todo lo que puede significar. Hacer modificaciones.

--Correcto. Entonces, si se van a sentar con Juan Martín pero nadie toma la iniciativa para sentarse, ¿cómo van a hacer para sentarse?

--...Cuando él decida que puede contemporizar su carrera con la Copa Davis. Nosotros estamos muy seguido con Juan Martín. Entrena en el mismo club que yo. Simplemente paso y hablo con él, y conversamos. Paso y hablo con Franco (Davín, coach de Del Potro). Y tenemos muy buena relación. El día que consideren que ha llegado el momento, nos harán saber. Simplemente con levantar la mano. Y nos tomamos un café. No podemos seguir molestándolo. Estamos molestándolo. Los medios lo molestan, nosotros lo molestamos. Creo que no es bueno para Juan Martín. Creo que es una presión innecesaria. Esa es mi posición personal. Hay que respetarlo, y esto no es respetarlo. Estar atrás todo el tiempo no es respetarlo. Él tiene que tomar su decisión y hacernos saber que está dispuesto a jugar la Copa Davis. Punto. Nada más. Con eso es suficiente. Por supuesto que va a ser citado en cada Copa Davis que venga. Por supuesto que si tengo un diálogo& lo que más quisiera en mi vida es que juegue la Copa Davis. Pero esto tiene que ser privado, sin que se haga público. Nada. Como dije cuando escuché los silbidos: es una falta de respeto a todos los argentinos. Una persona que nos representa todas las semanas en el mundo como lo hace Juan Martín, no sé qué significa eso. Los argentinos tenemos unas actitudes muy raras.

--Ahora, convengamos que hubo cantitos también el año pasado. Y no de los hinchas, sino también de los jugadores.

--No. Los jugadores nunca tuvieron cantitos contra Juan Martín. Jamás.

--¿No cantaron en el vestuario? (post triunfo ante Alemania, en 2013)

--No. No. No. No fue así. Lo desmiento terminantemente. De los jugadores nunca salió ningún cantito. De ninguna manera.

--Me quedo con su palabra.

--Todos los jugadores lo que más desean es que Juan Martín sea parte del equipo.

--¿Y cuando usted dice que hicieron un análisis de situación tras la carta de Del Potro, qué conclusiones sacaron? ¿Qué podrían haber hecho mejor para no llegar a esa situación?

--Lo que vengo pensando hace mucho tiempo es que evidentemente hay una falta de relación con los jugadores profesionales. Entre dirigencia y jugadores profesionales siempre hay un cortocircuito que yo creo que hay que trabajarlo. Y hemos pensado con nuestro Director Ejecutivo que hay que empezar a trabajarlo desde que son menores. Acompañarlos más. Estar con ellos. Participar de los viajes de menores, inclusive. En la Copa Davis lo viviste con este chico que tuvo un problema importante con un robo, y que tuvo una herida de bala. (Héctor) Romani fue hasta el sanatorio, en Venado Tuerto. Y después lo invitamos a la Copa Davis. Estamos haciendo el programa de 18-22 años y almorzamos con los chicos. Que ellos visualicen que la AAT está con ellos y no contra ellos. Y que cuando hay diferencias económicas hay que conversarlas abiertamente. Poner las cartas sobre la mesa y tratar de ser lo más transparentes posible. Que ellos se sientan seguros de lo que hacemos, de lo que ofrecemos y de lo que participamos con ellos. Ese es el cambio que tiene que tomar la dirigencia, y me incluyo como presidente, para que ellos se sientan mejor con los dirigentes.

--¿Se arrepiente de algo en todo el manejo de este tema que ha llevado a que Argentina no cuente con Del Potro en el equipo? ¿Algo que le hubiese gustado hacer diferente?

--Me hubiera gustado tener una relación más cercana con Juan Martín. Sí, sin ninguna duda. Y en eso el mayor responsable soy yo, porque además yo tengo una personalidad siempre de conciliación y de diálogo. Y verme en una situación donde haya dudas sobre el diálogo, o haya duda sobre ese acercamiento, a mí me molesta mucho. Me molesta a mí mismo, porque esa es mi responsabilidad y yo creo que mi mayor virtud. Saber acercarme a la gente, saber estar, saber comprender, saber dialogar, saber ceder. Pero bueno, en este caso no tuve la habilidad para hacerlo, y esa es una autocrítica que me hago personalmente.

--¿Cree que podría haber habido una mejor comunicación entre capitán y jugador?

--Eso no lo puedo contestar. La verdad que no puedo ni quiero. Esa es una pregunta que hay que hacérsela a Martín (Jaite).

--Bueno, pero usted como presidente puede evaluar también el trabajo del capitán en ese sentido.

--No. No públicamente. De ninguna manera.

--¿Pero en privado lo evalúa? Porque lo que deriva de la carta de Del Potro es un choque entre el jugador, dirigencia y el capitán.

--Bueno, pero él mismo (Del Potro) ha dicho que ha hecho una autocrítica con respecto a su comunicación, ¿no? Así que no tratemos también de sopapearnos tanto como si fuéramos responsables en un cien por cien. Yo creo que en toda esta problemática siempre hay un porcentaje de responsabilidad de cada uno. Yo he asumido la que me corresponde, y acabo de hacerlo sin ningún problema. No es tan fácil. Esto más o menos es lo que habla uno con su hijo. Es muy difícil hacerse responsable cien por cien de la problemática. No creo que sea justo. Y en el caso de Martín, debe ser lo mismo. No creo que sea justo echarle el cien por cien de la responsabilidad a Martín. De ninguna manera. Esto tendrá que evaluarlo cada uno y tratar de mejorar cada uno, en lo posible. Tanto Martín como Juan Martín como los dirigentes.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO