Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Arrieta 20 ganados y Cubs vence a Brewers
Esta es mi cuarta lista anual de "chicos con los que me equivoqué". Le echo una mirada a jugadores que se han convertido en mejores ligamayoristas que lo que predije que serían, y trato de explicar dónde cometí errores al evaluarlos.

El año pasado comencé incluyendo algunos jugadores que no discutí mucho como prospectos o jugadores jóvenes de Grandes Ligas, errores de omisión que son errores de todos modos. He continuado eso este año para hablar sobre algunos jugadores que nunca recibieron mucha publicidad o alabanzas, no solo de mí.

Nota: cuando hablamos de notas, me refiero a la escala 20-80 que utilizan los escuchas.


A.J. Pollock, CF, Diamondbacks de Arizona

Yo tenía a Pollock ubicado noveno en el sistema de fincas de los Diamondbacks al entrar a la temporada 2012, lo que en retrospectiva parece particularmente tonto, ya que Pollock había tenido una sólida temporada 2011 en Doble A, con números de .307/.357/.444 tras perderse la totalidad del 2010 por lesión. Yo pensaba que Pollock podía batear, pero más en el rango de los .270-280 sin mucho poder y sin recibir boletos, y no pensaba para nada que se podía convertir en un jardinero central elite; su UZR (Rating Máximo de Zona) es de más-16 por cada 150 juegos por encima de un defensor promedio en su carrera en Grandes Ligas.

Cuando Pollock era aficionado en Notre Dame, solía utilizar el medio del terreno y casí no tenía velocidad ni dureza en su swing. Además tenía nota de 55 (por encima del promedio) como corredor en las bases, lo que lo hacía un defensor promedio o por encima del promedio en el jardín central. Los Diamondbacks vieron más poder natural de él en su práctica pre sorteo, y él corrió más rápido en esa práctica que lo que había corrido en Universidad, factores que pesaron en su decisión de seleccionarlo en el turno 17 del sorteo del 2009. Su cuerpo de empleados en el área de desarrollo de jugadores ha hecho mucho trabajo en su defensiva y para lograr que hale la pelota con poder, y luego de varios años de cambiarle la patada de su pierna, este año ha vuelto a lo que solía funcionarle cuando era más joven. Añadan a eso su sobresaliente ética de trabajo y tienen un jugador que ha logrado un WAR de 7.2 (según Baseball-Reference) este año.


Joe Panik/Brandon Crawford, IF, Gigantes de San Francisco

Yo hablé de ambos jugadores hace un mes en un artículo sobre jugadores que llegaron al estrellato y que podrían mantenerse en ese nivel, diciendo que me sentía más confiado en Panik que en Crawford. Desde ese entonces, Crawford ha seguido luciendo como lo hizo antes de la primera mitad de este año. Sus números de .244/.282/.443 en la segunda mitad reflejan mi visión original de su bate: Tiene algo de poder pero su herramienta de bateo está por debajo del promedio y tiene pobres habilidades para embasarse. (Él siempre se ha beneficiado de conseguir boletos adicionales cuando batea al frente del lanzador; incluso este año, tiene una tasa de boletos del 15 por ciento bateando en el octavo puesto, y una tasa del 4.5 por ciento cuando batea en cualquier otro turno). Dicho esto, nunca esperé que tuviera tanto poder como para alcanzar los 19 jonrones como lo ha hecho esta temporada.

Panik ha tenido una segunda mitad miserable, jugando apenas tres partidos desde el 1 de agosto y terminó en la lista de lesionados de 60 días por un problema en la espalda baja que no quiere irse. Antes de lastimarse la espalda, tuvo cuatro meses sobresalientes, especialmente en términos de hacer contacto - sus 42 ponches en 432 apariciones en el plato le habrían dado la octava mejor tasa de contacto en MLB este año de haber calificado - mientras ha jugado una defensiva sólida por encima del promedio en la intermedia. No creo que tenga mucho espacio de crecimiento, ya que no se perfila que su swing vaya a tener más poder y nunca ha sido un jugador que atraiga muchos boletos, pero luce como un regular con un sólido WAR de 3 de ahora en adelante.


Billy Burns, OF, Atléticos de Oakland

Este es simple: Yo vi a Burns como un corredor grado 80 que podía mantenerse en el jardín central pero sin poder y no lucía como que pudiese batear o embasarse. Ha bateado .297 este año con un BABIP de .341, sin boletos o poder y jugando una defensiva promedio en el central, pero ha sido lo suficientemente bueno como para tener un WAR de 2.5, lo que lo convierte en un regular fronterizo - un poco más de lo que pensé que llegaría a ser.


Arrieta
Jake Arrieta, SP, Cachorros de Chicago

Yo nunca coloqué a Arrieta en un puesto mejor que el 92 (al llegar al 2009) en mi lista de los 100 mejores prospectos cuando todavía estaba con los Orioles, viendo que tenía un buen repertorio pero un control por debajo del promedio de su recta sin alguna razón particular para pensar que iba a mejorar. Tuvo efectividad de 5.46 en 358 entradas con Baltimore, y si acaso, parecía que estaba sobrevalorándolo. Los Cachorros lo obtuvieron y comenzaron a bajarle su ritmo, convirtiendo su slider en más una recta cortada, y acomodándolo más hacia el lado de tercera base de la goma de lanzar, donde se sentía más cómodo. Ha sido uno de los tres mejores lanzadores en la Liga Nacional este año. (Es interesante que tanto Arrieta como Kevin Gausman tuvieron problemas luego que los entrenadores de los Orioles los movieran al lado contrario de la goma de lanzar).


Carpenter
Matt Carpenter, 3B, Cardenales de San Luis

He aquí una de esas cosas que yo no entiendo sobre mis propios rankings: Yo tenía a Carpenter ubicado sexton en el sistema de los Cardenales al entrar al 2011, pero aunque tuvo una gran temporada en Triple-A, incluyendo más boletos que ponches, no lo puse entre mis 10 mejores de San Luis en el invierno siguiente.

No era mi evaluación, ya que nunca vi jugar a Carpenter antes de que se estableciera en las mayores, pero ni siquiera tenía notas de él en ese segundo invierno. Carpenter estaba viejo para sus niveles en las menores, ya que los Cardenales lo seleccionaron como senior de quinto año procedente de TCU - yo les daría una lista de todos los buenos jugadores de Grandes Ligas que firmaron como seniors de quinto año, pero no puedo recordar ningún nombre ahora mismo - y recuerdo haber recibido reportes pesimistas sobre su defensiva en la tercera base. Pero ha sido capaz de brillar allí y en la intermedia, y ha estado entre los 10 mejores en la Liga Nacional en boletos en las pasadas tres temporadas, y entre los 10 mejores en embasamiento en 2013 y 2014. Claramente debí haberlo puesto entre los mejores prospectos de los Cardenales y en algún puesto entre los 100 mejores.


Alex Wood, SP, Dodgers de Los Angeles

Yo tenía a Wood como un probable relevista procedente de la Universidad de Georgia por dos razones importantes: su mala acción en el brazo y su falta de un lanzamiento rompiente promedio. Ha mejorado en este último, con una curva dura que no tenía en la universidad - más al punto, tenía una pero no podía lanzar strikes con ella - y ha sido la séptima mejor curva en el béisbol desde el inicio de la temporada 2014, de acuerdo con los números de Fangraphs.

El envío de Wood es difícil de observar, ya que es quizás el lanzamiento menos característico para un abridor de cualquier abridor de Grandes Ligas, pero no se ha lastimado todavía a nivel profesional. Todavía tiemblo un poco cuando lo veo lanzar, pero ya tiene dos años exitosos por encima del promedio en rotaciones de Grandes Ligas, mucho mejor que mi pronóstico cuando Atlanta lo seleccionó en la segunda ronda.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Hemos sido consentidos por todos los debut de los jugadores más esperados de la temporada, muchos de los cuales han jugado bien después de su promoción; 35 de los 100 jugadores de mi ranking de pretemporada han llegado a las grandes ligas esta temporada antes de la ampliación de los rosters de Grandes Ligas el 1 de septiembre, cuando se expanden las plantillas de 25 a 40 jugadores. Solo dos de los 100 prospectos han sido llamados desde la ampliación de los rosters, por lo que voy a escribir de otros prospectos y de jugadores que se graduaron recientemente y que volvieron a las grandes ligas este mes.

Nuevos convocados

Corey Seager, SS/3B, Dodgers de Los Angeles: El mejor jugador que había quedado en las ligas menores hace su debut tan esperado para los Dodgers, ya que las lesiones de José Peraza y Justin Turner crearon la necesidad y la oportunidad.

Seager ya es el segundo campocorto más alto en la historia de las grandes ligas, después de Mike Morse -- seguro que no recuerdas a Morse como campocorto, porque el cerebro humano tiene la habilidad de bloquear experiencias traumáticas. No estará mucho tiempo en esa posición, pero es una mejor opción para las próximas semanas que Jimmy Rollins. También puede pasar a la tercera base cuando Rollins vuelva, con Turner o Peraza en la segunda base. Seager tiene un bateo asombroso, un muy buen ojo en la base y un aumento rápido de potencia, habilidades más que suficientes para contrarrestar el valor negativo del bateo de Rollins de esta temporada.


Miguel Almonte, RHP, Reales de Kansas City: Almonte hizo su debut en las grandes ligas el jueves en la noche también y trabajó una entrada en relevo para los Reales. Él lanza una recta de cuatro costuras que oscila entre las bajas 90 mph a medianas 90 mph y además tiene una curva de poder y un cambio (generalmente, la curva es su mejor lanzamiento). Pero su control aún no es suficiente para estar en una rotación de Grandes Ligas. Sin embargo, con los Reales ya seguros en la cima de la división, puede fungir como aprendiz en el cuerpo de relevistas, quizás con alguna tarea de relevo en la que tenga que enfrentar a algunos bateadores dos veces, para intentar ponerlo como uno de los cinco abridores el próximo abril.


Francelis Montas, RHP, Medias Blancas de Chicago: Montas llegó a las 100 mph en el Juego de Futuras Estrellas de este año y puede llegar a las altas 90 mph como abridor, pero su control está por debajo del promedio y tiene problemas para desarrollar un tercer lanzamiento. Es más probable que termine como relevista en las últimas entradas, aunque su potencial en la rotación es demasiado bueno para que los Medias Blancas se rindan con él. Mientras tanto, es probable que este mes haga trabajo de relevo para el equipo grande.


Llamados de vuelta

Richie Shaffer, 3B/1B/RF, Rays de Tampa Bay: Shaffer ha tenido un gran año en Triple A, más su mejora en la última parte de la temporada de verano en 2014, pero los Rays no lo llamaron hasta principios de agosto, incluso cuando jugó en lugar de James Loney en la primera base esta temporada. Shaffer tiene potencial de conectar 25 jonrones, aunque pienso que su bate queda afectado por su poder, y quizás su poder no logre desarrollarse del todo como se espera porque no logra suficiente contacto ante mejores lanzamientos.

Es un antesalista natural, pero esa posición ya está ocupada en Tampa, y de todas maneras Shaffer no es un gran defensor allí. Su brazo es más que suficiente para el jardín derecho, y es un atleta lo suficientemente bueno como para ser capaz de manejar la primera base.


Javier Báez, IF, Cachorros de Chicago: Poseedor de una de las mejores velocidades de bate en el béisbol, Baez tuvo una temporada difícil en el terreno y fuera del mismo, con tragedias personales y un dedo roto, y no está del todo claro si hizo los ajustes necesarios en su modo de batear (más que nada su tendencia de ampliar el área cuando está atrasado en la cuenta) que necesitará para ser un bateador exitoso en las grandes ligas. Trató de eliminar su larga patada para batear con más control, y parece que tendrá algo de tiempo de juego en segunda base para los Cachorros, aunque su tiempo de juego puede estar ligado a su posición en la carrera por los comodines.


Joey Gallo, 3B, Vigilantes de Texas: Ya conoces su potencia de 80 puntos (en la escala de 20 a 80), con los que compite con Giancarlo Stanton y Bryce Harper, y probablemente sepas sobre los problemas que tiene para hacer contacto, con una tasa de strikes solo por debajo del 40 % durante su paso por la Triple A tras ser bajado el pasado 1 de julio. Apenas tiene 21 años y ya ha alcanzado las grandes ligas por mérito propio, con más de 40 carreras completas en cada uno de los dos últimos años, por lo que es posible que le cueste alcanzar un promedio si continua trabajando en reducir sus tiros y errores en el área, no le tomará mucho tiempo mejorar su tasa de contacto para hacerlo un jugador regular por encima del promedio.


Rob Refsnyder, 2B/OF, Yankees de Nueva York: Refsnyder sabe batear y tiene una idea clara de la zona de strike, pero al no tener tanta potencia, posiblemente tendrá que batear entre .290-.300 para tener un valor substancial en el plato.

El mayor problema para Refsnyder es la posición. Era jardinero en la Universidad de Arizona, se movió a la segunda base al firmar con los Yankees, pero allí sigue siendo un defensor por debajo del promedio a pesar de sus más de 300 juegos profesionales en esa posición. Si eso no mejora, deberá volver a su posición como jardinero, donde su bate no se perfila como jugador regular.


Miguel Castro, RHP, Rockies de Colorado: Ya ha hecho una aparición para los Rockies, enfrentó a seis bateadores en Coors Field y retiró a cuatro, mientras que los otros cuatro llegaron a la base y anotaron. Me gusta el brazo de Castro y su potencial de relevo a largo plazo, pero no hay razones para pensar que está listo para sumar en Colorado este año.


A.J. Cole, RHP, Nacionales de Washington: El regreso de Cole (tuvo tres apariciones a principio de esta temporada) nos hace preguntar por qué los Nats, desesperados por un relevo medio, no convocaron a Lucas Giolito o Reynaldo Lopez para su bullpen. Cole es un lanzador de strikes que no hace fallar tantos bates como indica su repertorio cuando lanza como abridor, pero debería ser capaz de ayudar a los Nacionales este mes en relevo, aunque sus posibilidades de conseguir un boleto a los playoffs se reducen cada día más.


Dalton Pompey, CF, Azulejos de Toronto: Pompey no tuvo muchas pruebas en Toronto al comenzar el año y luego volvió a la Doble A y arrasó en ese nivel por un mes. Después pasó a la Triple A y tuvo un buen rendimiento, con números de .285/.372/.356 en una muestra de lo que se puede esperar de él en las grandes ligas en el futuro cercano: mucho contacto, un buen porcentaje de embasamiento y potencia mínima. Parece que no jugará mucho este mes con Kevin Pillar y Ben Revere en el equipo, al menos que los Jays aseguren el banderín temprano y quieran darle descanso a sus jugadores regulares.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Russell Martin and Andrelton SimmonsUSA TODAY Sports, Getty Images
A principios de esta semana examinamos las herramientas de bateo y velocidad. Hoy miro las herramientas de campo desde la perspectiva de un explorador, clasificando los jugadores con los mejores guantes y brazos en cada una de las tres áreas de posición (receptor, jugador del cuadro y jardinero).

Mejor guante en la receptoría

1. Russell Martin
Azulejos de Toronto
WAR defensivo: 2015 -- 0,6; 2014 -- 2,0; 2013 -- 2,5

2. Buster Posey, Gigantes

3. Yadier Molina, Cardenales

4. Jonathan Lucroy, Cerveceros

5. Jason Castro, Astros

Los cuatro mejores jugadores ganan las más altas calificaciones de exploradores y ejecutivos, con Lucroy y Posey frecuentemente entre los mejores lanzadores en el juego. Mientras que Yasmani Grandal recibe una gran cantidad de crédito por su forma de enmarcar los lanzamientos, en realidad es un receptor por debajo del promedio cuando se trata de bloquear en el plato y prevención de lanzamientos salvajes/passed balls. Considero a Christian Vázquez entre los cinco mejores pero con tan poco tiempo en las Grandes Ligas, parece que podría ser demasiado de una extrapolación de una herramienta que es notoria entre los exploradores para la dificultad que supone la clasificación.


Mejor brazo receptor

1. Yadier Molina
Cardenales de San Luis
WAR defensivo: 2015 -- 1,4; 2014 -- 1,5; 2013 -- 2,1

2. Yan Gomes, Indios

3. Matt Wieters, Orioles

4. Christian Vazquez, Medias Rojas

5. Wilson Ramos, Nacionales

El brazo de Molina es tan fuerte y preciso que los corredores del equipo opuesto ni siquiera se molestan en correr; desde el inicio del 2013, Molina tiene la menor cantidad de intentos por 9 entradas de cualquier receptor con al menos 300 entradas detrás del plato. Christian Bethancourt funcionaría y tal vez podría encabezar esta lista si hubiera bateado lo suficiente (en una oportunidad muy limitada) para permanecer en las Grandes Ligas, y el nuevo jugador de las ligas menores de los Filis, Jorge Alfaro, podría tener el brazo para superarlos a todos.


Mejor guante cuadro interior

1. Andrelton Simmons, SS
Bravos de Atlanta
WAR defensivo: 2015 -- 2,7; 2014 -- 3,9; 2013 -- 5,4

2. Brandon Crawford, SS, Gigantes

3. Nolan Arenado, 3B, Rockies

4. Manny Machado, 3B, Orioles

5. Jose Iglesias, SS, Tigres

Simmons es el mejor campocorto defensivo que he visto desde Ozzie Smith en su mejor momento; y no, Omar Vizquel no es igual a cualquiera de ellos. La transformación de Arenado es una de las grandes historias de coaching en el béisbol; un defensor de calidad Doble-A de tercera base, trabajó para convertirse en el mejor defensor del juego en la esquina caliente durante su año de novato con los Rockies. Iglesias sigue siendo un defensor gracias a sus instintos y manos, pero no ha sido el gran guante de todos los tiempos que pensé que sería cuando aún estaba en las menores. No se encuentran en la foto pero merecen ser mencionados: Alcides Escobar, Adeiny Hechavarria.


Mejor brazo cuadro interior

1. Andrelton Simmons, SS
Bravos de Atlanta
WAR defensivo: 2015 -- 2,7; 2014 -- 3,9; 2013 -- 5,4

2. Manny Machado, 3B, Orioles

3. Adeiny Hechavarria, SS, Marlins

4. Mike Moustakas, 3B, Reales

5. Troy Tulowitzki, SS, Azulejos

Oh, hay algunos brazos realmente ridículos en los lados izquierdos de los principales campos de la liga, y no estoy seguro de si 10 nombres serían suficientes para contenerlos a todos. Simmons es el estándar de oro: lanzaría rutinariamente a 98 mph como un relevista universitario, e incluso Atlanta lo ha querido hasta convertir en lanzador desde que lo consiguieron - mientras que Machado podría haber tirado tan duro como lanzaba. Yo podría estarme mostrando un poco demasiado a favor de Tulowitzki, cuyo brazo fue lo primero que sobresalió de él, el primer día que lo vi con el equipo de EE. UU. por el 2004.


Mejor guante jardines

1. Michael Taylor
Nacionales de Washington
WAR defensivo: 2015 (primera temporada completa en mayores) -- 0,8

2. A.J. Pollock, Diamondbacks

3. Jason Heyward, Cardenales

4. Kevin Kiermaier, Rays

5. Billy Hamilton, Rojos

Hay muchos más jardineros defensivos en las Grandes Ligas en este momento -- Lorenzo Cain, Alex Gordon, Mookie Betts, Jackie Bradley Jr., Brett Gardner, Kevin Pillary estoy apenas arañando la superficie, hasta el punto en que la ventaja es el nuevo promedio para los guantes de los jardines. Trout habría clasificado entre los cinco primeros hace un año, y aunque ha perdido algo de su rango, creo que si jugaba el jardín izquierdo a tiempo completo, había sido rival con Gordon como el mejor en las mayores en ese lugar.


Mejor brazo jardines

1. Leonys Martin
Vigilantes de Texas
WAR defensivo: 2015 -- 1,7; 2014 -- 2,2; 2013 -- 1,8

2. Adam Jones, Orioles

3. Yoenis Céspedes, Mets

4. Aaron Hicks, Mellizos

5. Bryce Harper, Nacionales

A lo que nos referimos cuando hablamos de los brazos de los jardines es más a la fuerza del brazo que a su precisión, aunque creo que es apropiado considerar ambos, y algunos equipos separarán los dos campos en informes de exploración (como debe ser). Los tres jugadores nacidos en los Estados Unidos en esta lista han lanzado como aficionados y hubiesen trabajado en los años 90 o mejor, al igual que Shin-Soo Choo y Anthony Gose (a quien vi tirar 97 una vez, aunque con una entrega violenta). Yasiel Puig puede pertenecer entre los mejores cinco en términos de fuerza de brazo y J.D. Martínez puede ubicarse (o lanzarse) entre los cinco mejores en precisión y efectividad.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Vamos a echarle una mirada a los rankings de los jugadores de posición. A continuación, presento mi clasificación para las cuatro herramientas clave de bateo/velocidad que los reclutadores usan para evaluar a los jugadores.

Herramienta de bateo

1. Paul Goldschmidt, 1B
Diamondbacks de Arizona
Estadísticas relevantes del 2015: .334 BA (lidera las MLB), .447 OBP (segundo), .570 SLG (cuarto)

La herramienta de bateo es la más nebulosa de las cinco herramientas principales para los jugadores de posición, y es la más difícil de reclutar. (¿Con qué frecuencia oímos hablar de un jugador de cinco herramientas y nos enteramos que no sabe batear? Bueno, adivinen qué: Este era un jugador de cuatro herramientas al que le faltaba la más importante). ¿Es la herramienta de bateo la capacidad de hacer contacto? ¿Es poner la bola en juego de manera que haya menos posibilidades de que sea fildeada? ¿Es lograr hacer más contacto, ahora que contamos con información de la velocidad de salida de la pelota? Creo que se trata de una ambigua combinación de todas las anteriores, con un poco de disciplina en el plato, además de un poco de reconocimiento del pitcheo.

Pero es solo no lo hace más fácil de identificar, en especial en el caso de los jugadores aficionados. Incluso en el caso de los jugadores potenciales, con frecuencia escuchamos que "pueden batear" y "no puede batear" pero sin más detalles, porque es difícil ser específico cuando se evalúa una habilidad si no hay referencias específicas. Dicho esto, los cinco jugadores en este ranking sí pueden batear. Goldschmidt es un ejemplo, un tipo que batea todo tipo de bolas, hace buen contacto, controla todas las partes de la zona y trabaja la cuenta. Es un jugador físico y cerebral y, creo, es tan difícil lanzarle una bola como a cualquiera del equipo. Revisen la lista dentro de un año, el novato de los Cachorros de Chicago Kyle Schwarber podría estar en esta lista.

2. Mike Trout, OF, Angels

3. Bryce Harper, OF, Nationals

4. José Altuve, 2B, Astros

5. Buster Posey, C, Giants

Herramienta de poder

1. Bryce Harper, OF
Nacionales de Washington
Estadísticas relevantes del 2015: 30 jonrones (lidera el NL), .452 OBP (lidera MLB), .638 SLG (lidera MLB)

El poder es más fácil de identificar y medir después de consumados los hechos. Se puede ver durante las prácticas de bateo y en los juegos y todos estamos de acuerdo con el significado de poder, aunque hay una distinción entre poder crudo (lo que el jugador puede hacerle físicamente a la pelota) y poder de juego (cómo juega, que termina siendo un factor de su capacidad de batear y aprovechar las cuentas). Harper y Giancarlo Stanton podrían ser 1-2 o 2-1. Ambos fueron criticados por tener swings muy "largos" en su adolescencia, pero ambos terminaron siendo bateadores avanzados; por eso, su poder crudo, de grado 80, podría funcionar como poder de juego de grado 80. Revisen la lista dentro de un año, y el jugador de los Vigilantes Joey Gallo tal vez sea el primero de esta lista.

2. Giancarlo Stanton, OF, Marlins

3. Mike Trout, OF, Angelinos

4. José Bautista, OF, Azulejos

5. Kris Bryant, 3B, Cachorros

Herramienta de velocidad

1. Billy Hamilton, OF
Rojos de Cincinnati
Estadísticas relevantes del 2015: 53 SBs (lidera MLB), más-14.2 mejor calificación de zona en la defensa (tercero en MLB)

La velocidad es la herramienta más fácil de evaluar porque es algo que se mide fácilmente con un cronómetro. Dicho esto, hay corredores que son más veloces en el campo que cuando corren hacia primera base. Jacoby Ellsbury siempre fue uno de ellos. Esto significa que solo tomar el tiempo a un bateador desde el momento del contacto hasta que su pie toca la primera base no es un método del todo preciso. Terrance Gore está, tal vez, entre los tres primeros del béisbol organizado en lo que respecta a velocidad, pero no puede batear y ni siquiera es buen jardinero de defensa, lo que lo aleja de los principales y lo saca de la lista. Hace un año, hubiera puesto a Mike Trout en esta lista, pero parece haber perdido bastante velocidad en los pies esta temporada. Revisen esta lista dentro de un año, y Hamilton seguirá estando a la cabeza. Por siempre y para siempre. Amén.

2. Dee Gordon, 2B, Marlins

3. Billy Burns, OF, Atléticos

4. Kevin Kiermaier, OF, Rays

5. Byron Buxton, OF, Mellizos


Disciplina en el plato

1. Joey Votto, 1B
Rojos de Cincinnati
Estadísticas relevantes del 2015: 90 bases (lidera MLB), .310 BA (15º), .437 OBP (tercero), índice 0.98 BB/K (cuarto)

No es una herramienta en el sentido de las cinco herramientas (bateo, poder, carrera, field, brazo), pero sí es fundamental para evaluar la capacidad del bateador de echar a andar las herramientas de bateo y poder dentro del juego; la disciplina en el plato debería incluir la capacidad de distinguir una bola de un strike, reconocer los lanzamientos y la voluntad de trabajar la cuenta. No se trata de dibujar las bases, no importa lo que la película Moneyball y sus detractores nos hayan hecho creer. Las bases son algo bueno, y a nosotros nos gustan. De hecho, Votto es un algoritmo con un bate y un casco, a pesar de la consternación de los fanáticos de los Rojos y de los otros, que todavía no superan el "¡RBIzzzzzz!" ni reconocen el enfoque maravilloso que Votto cada vez que toma el bate.

2. Ben Zobrist, OF/2B, Reales

3. Michael Brantley, OF, Indios

4. Anthony Rizzo, 1B, Cachorros

5. George Springer, OF, Astros

Tal vez los sorprenda que Springer esté en esta lista, pero su disciplina en el plato, en especial en los aspectos que mencioné antes, es intachable. Rara vez persigue un lanzamiento fuera de zona y reconoce muy bien la falta de velocidad. Su falta de enfoque de dos strikes ocasiona un bajo índice de contacto, pero no creo que eso forme parte de la disciplina en el plato. Revísenla dentro de un año y es posible que Carlos Correa sea el primero de esta lista. Bueno, quizás en el segundo. Votto no se va a mover del primero hasta que cuelgue el guante.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Cole Hamels representaba la mejor oportunidad que tenían los Filis de Filadelfia de acelerar la reconstrucción de su sistema de fincas, algo que tenían pendiente hace mucho, debido a su contrato y la calidad de su actuación en los pasados años. Él hace a los Vigilantes de Texas mejores ahora y para el año que viene, pero a un precio que empuja al sistema de fincas de los Filis al frente de forma significativa.

Al momento de escribir estas líneas, los Vigilantes se encontraban a cuatro juegos del segundo puesto de comodín, a siete del primer puesto, y tendrían que sobrepasar por lo menos seis equipos para llegar a los playoffs. Así que aunque Hamels los va ayudar a este año con una victoria y media o más de valor añadido, el impulso real será para el 2016 y más allá, cuando los Vigilantes proyectan que serán un mejor equipo, y podrían tener una rotación compuesta por Hamels, un saludable Yu Darvish, un saludable Martín Pérez y Chi Chi González.

Aparte del juego sin hit de Hamels, él se encuentra entre los mejores abridores zurdos en el béisbol, con un cambio con nota de 80, una recta sólida por encima del promedio y una recta cortada también por encima del promedio, al igual que una curva lenta que ha sido más efectiva este año que lo que yo hubiese previsto desde el punto de vista de un escucha. Él lanza strikes y ha hecho fallar más bates en esta temporada que en cualquier otra desde 2007. Incluso sí su velocidad decrece a medida que envejezca, él tiene todos los ingredientes - el increíble cambio, la variedad de lanzamientos, el control, el sentido del pitcheo - para seguir siendo efectivo. Él era el activo de cambio más valioso en el mercado este verano, y al adquirirlo a él y al errático especialista zurdo Jake Diekman, los Vigilantes tuvieron que pagar un alto precio - pero pudieron quedarse con sus dos principales prospectos, Nomar Mazara y Joey Gallo, además del cotizado jardinero central Lewis Brinson.

Los Filis obtuvieron dos prospectos entre los 100 mejores en el cambio, otros tres prospectos y el zurdo veterano Matt Harrison; Harrison ha lanzado apenas 43 entradas desde el 2012 pero se le deben $28 millones. Los platos principales aquí son el receptor Jorge Alfaro y el derecho Jake Thompson, con Alfaro ubicado en el puesto No. 49 en mi más reciente actualización mientras Thompson falló por poco para ubicarse entre los mejores 50. Alfaro, quien estará fuera por lesión severa en el tobillo hasta por lo menos la Liga de Otoño de Arizona, tiene un brazo grado 80 y poder natural de 80, pero ha mostrado poco progreso en su disciplina en el plato en los pasados años y tiene que estar más dispuestos a trabajar más en sus conteos para poder lograr ese poder en los partidos. Tiene las herramientas para ser un receptor por encima del promedio, pero no siempre ha hecho el trabajo que se necesita para mejorar.

Thompson fue adquirido el año pasado por Joakim Soria desde Detroit, y ha tenido algunos problemas en Doble A este año, pero solo tiene 21 años, su físico y su forma de trabajo son impresionantes, con una recta por encima del promedio y un slider superior. Debe lucir bien con el Doble-A Reading y se une a un sorpresivo buen establo de brazos en los niveles superiores del sistema de fincas de los Filis, junto con Aaron Nola, Jesse Biddle y Zach Eflin.

Jerad Eickhoff podría ser un abridor de la parte trasera de la rotación o un relevista intermedio; lanza strikes con regularidad con una recta en las bajas 90 mph que debería mantenerse como abridor por ahora debido a que tiene la durabilidad y el repertorio potencial para ello. Alec Asher tiene fuerza en el brazo y control, pero probablemente sea relegado a relevista debido a su falta de lanzamientos secundarios o vida en su recta.

Nick Williams ha tenido un tremendo año en el plato con el Doble A Frisco a los 21 años, con buena velocidad en el bate y poder natural por encima del promedio, pero sigo preocupado por su modo de batear, el pobre reconocimiento de lanzamientos, y los instintos por debajo del promedio en el terreno. Williams recibió apenas 20 boletos en casi 500 turnos el año pasado, y fuera de un pequeño espacio en mayo, donde lució con mayor paciencia, ha vuelto a las andadas. Sin embargo, está dotado físicamente, y debería poder jugar a la defensiva por encima del promedio en una de las esquinas de los jardines mientras batea para promedio y poder. Quizás tiene la coordinación mano-ojo para poder seguir con su modo de batear impaciente e indisciplinado; definitivamente tiene la velocidad en su bate para poder conectar una recta de Grandes Ligas, pero tiene tanta velocidad que podría quedarse fuera de la zona demasiado rápido. Yo creo, basado en las numerosas veces que lo he visto jugar, que va a lucir por debajo de lo que sugieren sus herramientas, pero su actuación a la fecha, especialmente este año, nos dice lo contrario.

Al final, los Filis obtuvieron dos jugadores de posición altamente cotizados, pero defectuosos, un lanzador prospecto con altas posibilidades que podría terminar siendo un tercer abridor, y un par de brazos de profundidad. Esa es una buena mezcla de calidad y cantidad por Hamels, exactamente lo que debieron haber tratado de conseguir en esta oportunidad para alterar su franquicia.
A pesar de todo el éxito que han tenido esta temporada, los Reales de Kansas City tienen un problema real con su rotación, ya que no tienen a nadie que puedan llamar cómodamente como su as o ni siquiera un fuerte No. 2 en un roster típico. Ellos han podido compensar esa deficiencia con un gran bullpen y una defensiva fuera de este mundo. (En serio, el único equipo con mejor defensiva que ellos es el de los Enceladus Verdes, quienes juegan en el sistema saturniano.)

Cuando está saludable, Johnny Cueto es un as, claramente ubicado entre los 20 mejores lanzadores en el béisbol según cualquier estadística. El BABIP permitido en su carrera es de .271, y en las últimas tres temporada ha sido de .236 (432 entradas), así que es posible o incluso probable que el FIP y otras estadísticas similares lo subestimen, y que las mismas digan que él es un grande.

Los Reales enviaron a Yordano Ventura a Triple-A pero tuvieron que subirlo de vuelta casi inmediatamente cuando explotó el codo de Jason Vargas. Ellos pueden poner a Cueto en ese puesto en la rotación, bajar a Ventura nuevamente, y considerar utilizarlo en relevo para los playoffs, cuando la rotación podría estar conformada por Cueto, Duffy y, bueno, quizás ellos consigan a otro abridor en el camino. (Mike Leake lanzando con esa defensiva sería algo hermoso de ver.) Pero con la defensiva y el bullpen ayudando a lanzadores descartados como Edinson Vólquez y Chris Young, los Reales están casi asegurados para llegar a los playoffs y probablemente ser anfitriones de una Serie Divisional. La adquisición de Cueto - con un valor de probablemente dos victorias en la temporada regular - luce más dirigida hacia octubre, para buscar esa victoria que les faltó en el otoño pasado, que las alrededor de 11 victorias que les podría dar antes de comenzar la postemporada. Independientemente de quien Cueto sustituya en su rotación, los Reales lucen más formidables para octubre que lo que lucían hace un año.

Brandon Finnegan
Ed Zurga/Getty ImagesBrandon Finnegan jugó un rol en la corrida de los Reales en la postemporada del 2014.
Los Rojos realmente lucieron bien para ser una operación de alquiler, probablemente casi tan bien como podrían haber esperado dados los problemas intermitentes con el codo de Cueto. El nombre más famoso que vuelve es Brandon Finnegan, el selecionado por los Reales en la primera ronda del sorteo del 2014 y que debutó para el equipo en ese otoño y que lanzó para ellos en los playoffs como relevista. Ha sido mal manejado en esta temporada, jugando en tres niveles diferentes, abriendo algunos partidos y relevando en otros, así que yo no me preocuparía por su actuación (22 boletos en 49 1/3 entradas en particular). Yo sí pienso que él está mejor capacitado para salir del bullpen a largo plazo, siendo un lanzador con una recta/slider que no suele repetir su acción de brazo bien, y que tuvo molestias en el hombre en la primavera pasada mientras estaba con TCU. Extrañamente, su brazo está más saludable que el de los prospectos de los Reales Sean Manaea o Kyle Zimmer, así que en términos relartivos probablemente luzca seguro (aunque dentro del sistema de los Reales, yo preferiría a Miguel Almonte).

John Lamb lució como una causa perdida luego de regresar de una cirugía Tommy John en 2011, teniendo problemas para llegar a las 90 mph en salidas de rehabilitación en 2012 y tener la peor tasa de boletos de su carrera en 2014.

John Lamb
Joe Camporeale/USA TODAY SportsJohn Lamb ha hecho grandes progresos en esta temporada.
Este año, el comando y el control de Lamb han vuelto a lo que eran antes de la cirugía, y está lanzando la pelota en las bajitas 90 mph nuevamente, con un cambio por encima del promedio y una gran curva lenta que le gusta utilizar para establecer su presencia. No tiene grandes diferencias en sus números de local/visitante en los pasados dos años en las menores, gracias principalmente al cambio, aunque su tasa de ponches y boletos contra los derechos han mejorado muchísimo este año. En un ambiente neutral, yo lo catalogaría como un tercer abridor, aunque es un chico que permite muchos elevados, algo que quizás empeore en algo al lanzar la mitad de sus partidos en Cincinnati.

Además Cody Reed ha dado un gran paso adelante este año, mejorando dramáticamente su acondicionamiento físico lo suficiente para lanzar su recta entre las 92-94 mph y recortó su tasa de boletos en más de un 40 por ciento a pesar de sus dos promociones. Tiene un cambio promedio y un slider ligeramente decente, pero ha sido mortal para los bateadores zurdos debido al movimiento de su brazo y su gran extensión. Con un mejor slider, podría ser un cuarto abridor, ya que tiene el tamaño y el control para manejar la carga de trabajo de la rotación.

Existe buena probabilidad de que los Rojos terminen con dos buenos abridores del medio de la rotación en este cambio, y posibilemente un buen relevista también, asumiendo que los tres se mantengan saludables. Eso se siente como una buena recompensa por 11 salidas de Cueto.
J.P. Crawford and Lucas Giolito Cliff Welch/Icon Sportswire, Getty Images
Llegaron los rosters para el Juego de Futuras Estrellas 2015, que se celebrará el 12 de julio en el Great American Ball Park en Cincinnati - pueden ver el roster de EEUU aquí, y el del Resto del Mundo aquí - y como de costumbre, ambos están repletos de la mayoría de los mejores prospectos que juegan en liga menor, pero con un par de omisiones importantes. Este año el juego se ha visto afectado más de lo normal por algunas promociones tempranas de prospectos cotizados, aunque todavía quedan algunos atascos posicionales que mantendrán a jugadores como Ryan McMahon fuera del partido a pesar de tener una actuación digna de estar allí.

Aquí echamos una mirada a los principales prospectos en los rosters, un cuartero de jugadores con interesantes historias, y algunos pensamientos sobre algunos jugadores que deberían estar en el juego pero que no fueron incluidos (aunque los rosters pueden cambiar con frecuencia debido a lesiones y ascensos). Por supuesto, destaqué muchos de los jugadores que aparecen abajo en mi listado de pretemporada de los 100 mejores prospectos.

Mejores prospectos

Los rosters incluyen a cuatro de los 10 mejores prospectos en mi más reciente lista (19 de junio); dos están fuera recuperandose de lesiones mientras que Yoan Moncada no ha lucido al nivel que amerite estar en el juego (y de todas formas los Medias Rojas tiene varios candidatos que lo ameritan más). Corey Seager no está en el juego, pero hay buena oportunidad de que de todas formas para ese tiempo haya sido subido a Grandes Ligas, y considerando que él estuvo en el Juego de Futuras Estrellas del año pasado, hay menos necesidad de que esté ahí de nuevo. Seguro, sería grandioso tener al prospecto No. 1 del juego allá afuera, pero entiendo el deseo de ver a jugadores diferentes.

Eso convierte al torpedero de Filadelfia J.P. Crawford en el mejor prospecto que estará en el Juego - ya está luciendo bien en Doble A a los 20 años - seguido por el derecho de los Nacionales Lucas Giolito, el jardinero de Texas Nomar Mazara, el antesalista de los Medias Rojas Rafael Devers y el receptor de los Cachorros Kyle Schwarber. Otros prospectos importantes en el juego: El jardinero de los Mets Michael Conforto, cuya destrucción del pitcheo en Doble A muestra lo malo que fue el contrato de Michael Cuddyer; el torpedero de Milwaukee Orlando Arcia, quien podría convertir a Jean Segura en alguien dispensable si el equipo está dispuesto a emprender una reconstrucción verdadera; y el jardinero derecho de los Yankees Aaron Judge, quien debería reemplazar a Carlos Beltrán en el Bronx en la próxima primavera.

Otros nombres notables para el fanático casual

AppelAP Photo/David GoldmanMark Appel fue invitado al juego a pesar de no haber lucido del todo bien en Doble A.
• El derecho Mark Appel, primera selección general del sorteo del 2013 - un puesto por encima de un antesalista de los Cachorros del que probablemente nunca vayan a escuchar - quien fue subido a Triple A a pesar de no haber lucido tan bien al inicio de la temporada en el Doble-A Corpus Christi. El año pasado, el problema de Appel era que estaba trabajando demasiado rápido desde que se llevaba las manos a la cintura; este año, está utilizando un paso hacia el lado para aliviar ese problema, pero su cambio ha retrocedido y los zurdos han hecho fiesta con él. Los Astros le darían buen uso a un fuerte mes de julio de parte de él, ya sea preparándolo para un ascenso o mejorando sus acciones para un potencial cambio en la fecha límite.

• El torpedero Trea Turner, quien fue cambiado de San Diego a Washington en diciembre, en realidad cambió de organización hace dos semanas y podría ser el campocorto del Día Inaugural de los Nacionales en 2016, lo que podría significar que dejen irse a Ian Desmond a la agencia libre.

• El jardinero Brad Zimmer, que es el principal prospecto de Cleveland ahora que Francisco Lindor fue ascendido a Grandes Ligas. Espero que llegue a Doble-A en las siguientes semanas porque él es demasiado bueno para la Liga de Carolina.

• El derecho Tyler Beede, primera selección de los Gigantes el año pasado, ya se encuentra en Doble A a menos de 12 meses de haber ganado la Serie Mundial Universitaria con Vanderbilt. Ha lucido mortal en cuatro salidas para Richmond luego de tener resultados sobresalientes en Clase A alta, pero él es uno de los dos mejores prospectos de los Gigantes, junto con Keury Mella, quien también estará en el Juego de Futuras Estrellas.

• Es posible que en la sesión de prácticas de bateo pre juego veamos muchas pelotas cayendo en las gradas, con Devers, Mazara, Renato Núñez (Oakland), Yorman Rodríguez (Cincinnati), Judge, Kyle Waldrop (Cincinnati), Matt Olson (Oakland) y Richie Shaffer (Tampa Bay), todos demostrando gran poder natural... aunque no creo que veamos ningún parabrisas roto ya que Joey Gallo está en Grandes Ligas. No tendremos a un velocista en los senderos parecido a Billy Hamilton este año, pero Turner y Raul Mondesí (el hijo del actual alcalde de San Cristobal, Republica Dominicana) son corredores superiores que podrían amenazar con robar bases si se les deja.

Curiosidades

Amir Garrett
Anthony Gruppuso/USA TODAY Sportsamir Garrett promedió 6.2 puntos en sus 55 juegos como alero/delantero para St. John.
Un sinnúmero de prospectos en el deporte merecen estar allí basados en sus méritos pero también son interesantes por razones ajenas al béisbol. El zurdo de Cincinnati Amir Garrett jugó baloncesto universitario por tres años (en St. John's) antes de finalmente concentrarse por completo en el béisbol. Tiene un lanzamiento rompiente natural y una recta en las medianas 90 mph, con buen sentido para un chico que nunca jugó béisbol exclusivamente. El brazo es rápido, y por supuesto es un gran atleta, aunque el movimiento de su brazo es un poco bajo, lo que podría hacer que termine como relevista.

Los Mellizos firmaron al primera base/jardinero Max Kepler salido de Alemania en el 2010, y como se podría esperar de un jugador que se crió en un país sin mucha cultura de béisbol, le ha llevado tiempo el desarrollarse. Pero ahora batea .342/.413/.560 para el Doble-A Chattanooga a los 22 años, con una tasa de ponches cerca del 10 por ciento, y corre tan bien como siempre ahora que ha recuperado la salud. Pienso que ahora mismo él ya debería ser regular en Grandes Ligas, lo que significaría un impulso al deporte en Alemania y quizás a lo largo de toda Europa. El equipo del Resto del mundo tiene además jugadores de Taiwán, Nicaragua (específicamente de las Islas del Maíz, que fueron alquiladas a los Estados Unidos de 1914 a 1971), y Curazao.

El derecho de San Luis Alex Reyes lanzará por el Resto del Mundo a pesar que aparece que nació en Elizabeth, New Jersey, un lugar que si eres de Nueva York podrías considerar que es casi de otro país, pero que sigue siendo parte de los Estados Unidos. Se mudó a República Dominicana para vivir con su abuela, para evitar el sorteo de MLB, y poder firmar como agente libre internacional por $950,000 en 2012. Esa táctica no funcionaría tan bien ahora por el tope en el gasto de las firmas internacionales, pero le resultó a Reyes y muestra la inequidad en la forma como el béisbol trata a los jugadores de diferentes paises.

El antesalista Richie Shaffer, primera selección de Tampa Bay en el 2011, fue una decepción pos dos años completos en su sistema antes de revivir al final del 2014 y explotar este año con 16 jonrones en dos niveles. Los Rays han recibido muchas críticas merecidas por los pobres resultados de sus selecciones del sorteo desde el año de David Price/Matt Moore, pero el resurgimiento de Shaffer esta temporada es una historia potencialmente importante en el empuje de los Rays hacia la postemporada. Está bloqueado en la tercera base pero podría recibir oportunidades en el jardín derecho y en la primera base en Triple A para intentar ayudar a los Rays en la recta final.

Perdidos en acción

Hay algunas ausencias notables, incluyendo a Seager, Miguel Sanó, José Peraza, Austin Meadows y el mencionado anteriormente McMahon. Julio Urías se recupera de una cirugía de ojo, y Tyler Glasnow viene de una lesión en el tobillo así que ninguno de ellos podrá participar, por razones totalmente comprensibles. El derecho de los Dodgers José De León es la mayor omisión de este roster luego de Seager; el pitcheo del equipo del Mundo está ligero, y el puertorriqueño De León sería el primer o segundo mejor lanzador prospecto en ese roster.

Además, el jardinero de Houston Brett Phillips sería una sólida selección, al igual que Derek Fisher. Los Nacionales tendrán dos representantes válidos en Giolito y Turner, pero el derecho Reynaldo López pertenece a este juego en base a su repertorio puro, al igual que el derecho de los Yankees Luis Severino; ambos mejorarían el cuerpo de lanzadores del Resto del Mundo.

Yo he abogado anteriormente porque MLB le permita jugar en este partido a jugadores seleccionados recientemente en el draft, y al haber dos de los seleccionados entre los primeros 10 en el sorteo del 2015 con buenas conexiones con Cincinnati - el ganador de los Spikes Dorados Andrew Benintendi (Boston) es nativo de Cincinnati, e Ian Happ (Cachorros) estudió en la Universidad de Cincinnati - es un momento perfecto para utilizar a uno de esos chicos cuando se necesite reemplazar a alguien por lesión.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

MLB Draft ProspectsArizona Athletics, AP Photo
La primera ronda del sorteo ya está en los libros de historia, lo que significa que es tiempo de comenzar a evaluar las mismas y cuestionarlas en algunos casos. En mi caso, yo no critico las selecciones, y tampoco me gusta decir que las selecciones fueron buenas o malas, pero hay algunas selecciones que me gustan más que otras, siendo mi listado lo que utilizo para comparar las mismas.

Selecciones que me gustaron

Kevin Newman, Pittsburgh (seleccionado 19º): Segundo en mi listado, Newman es un corredor superior y un torpedero verdadero con gran swing que lo convirtieron en uno de los bateadores más difíciles para ponchar en División I. Dominó durante dos veranos en Cape Cod. ¿Qué cosas no gustan de él? Qué no bateó con poder en la escuela, y que tiene una forma de batear bien amplia, lo que corta cualquier poder. Si no logra conectar más de cinco jonrones en una temporada pero se embasa con frecuencia, juega defensiva por encima del promedio en el campocorto, y corre bien, eso todavía seguiría siendo un buen ligamayorista - y si los Piratas logran que cierre un poco más su forma de batear y logran que añada algunos jonrones adicionales, podría ser una superestrella en potencia. Los Piratas también obtuvieron al buen defensor Ke'Bryan Hayes, un antesalista con buenas habilidades al bate y algunas dudas sobre su poder futuro, en la ronda intermedia.

Kolby Allard, Atlanta (seleccionado 14º): Sexto en mi lista, Allard se perdió la mayor parte de la primavera por una lesión de estrés en la espalda baja, una lastimadura que lo mantiene fuera del montículo pero que no debe causarle problemas a largo plazo. Allard tiene una recta por encima del promedio y una curva superior con acción del brazo fácil y suelta, y todavía tiene algo de proyección en su cuerpo, aunque es más de durabilidad de que de una buena recta a lo largo del camino. Su lanzamiento rompiente y su forma respetable de lanzar lo habrían convertido en uno de los primeros 10 seleccionados si hubiese lanzado en toda la primavera.

Nick Plummer, San Luis (seleccionado 23º): Plummer fue una casualidad para los escuchas - bateó muy bien en el verano pasado, pero fue difícil de encontrar porque la competencia era muy pobre y su liga comienza los turnos de los bateadores en conteo de 1-1. Eso significa que los equipos tenían que sopesar los números del verano pasado de forma poco usual, y enfocarse más en su mecánica y su cuerpo en esta primavera. Tiene un swing grandioso, corto y rápido que produce contacto duro con algo de poder, así que mientras casi encaja en el perfil de un jardinero izquierdo - especialmente porque sus tiros lucieron algo peor en esta primavera en comparación con la anterior - pienso que su bate va a lucir bien allí.

Jon Harris, Toronto (seleccionado 29º, ronda intermedia): Un sólido abridor en universidad con dos pitcheos por encima del promedio gran actuación y espacio para mejorar no debió haber sido seleccionado tan tarde en esta ronda. Harris tiene un gran potencial para llegar a ser un segundo abridor si todo le sale bien, con expectativa de ser un abridor promedio sólido. Para Toronto, quienes entregaron su turno de primera ronda para firmar a Russell Martin, el conseguir a Harris en el turno 29 fue un mini golpe.

Selecciones que cuestiono

Taylor Ward, Angelinos de L.A. (seleccionado 26º): Yo no tenía a Ward en mi lista de los 100 mejores; yo hablé con varios escuchas que me dijeron que ni siquiera era un talento de segunda ronda, cuestionando su bate (solo bateó .304 con 34 ponches en esta primavera) y el guante. Su swing es muy plano y no recibe ni enmarca bien los lanzamientos, con manos duras que lo traicionan cuando trabaja hacia el lado de su guante. Tiene fortaleza en el brazo, pero tiene mucho que hacer con el bate y con el guante.

Josh Naylor, Miami (seleccionado 12º): Naylor puede batear y tiene poder, siendo comparado con Prince Fielder... en cuanto al cuerpo al igual que su bate. Está listado como que pesa 225 libras y podrían ser más, con un tipo de cuerpo que presagia que se va a poner más pesar; es un primera base que podría terminar como designado. Tiene talento para estar en la primera ronda de seguro, y el director de escuchas Stan Meek siempre ha preferido jugadores con tamaño, pero entre la posible falta de posición y el trabajo que tendrá que hacer Naylor para mantenerse en forma, hay mucho riesgo aquí.

DJ Stewart, Baltimore (seleccionado 25º): Stewart es casi igual que Naylor, otro chico con cuerpo grande que puede batear y que tiene algo de poder, pero sobre él pesan varias dudas en cuanto a su posición y su peso. Stewart está listado con 6 pies de estatura y 230 libras de peso, probablemente pese más que eso, y tiene una mitad inferior rellena que hace difícil visualizar que se quede jugando en los jardines aunque tiene el brazo para ello. Además tuvo problemas con el bate de madera en el verano pasado, y fue el peor en el equipo nacional universitario.

Phil Bickford, San Francisco (seleccionado 18º): Probablemente Bickford se convierta en relevista a largo plazo, un chico de un solo lanzamiento sin gran comando, aunque los Gigantes tienen un gran historial de desarrollar brazos en bruto. Otros equipos me decían que se habían alejado de Bickford por preocupaciones en sus examines médicos, y que no se ganó ningún amigo en el año que asistió a Cal State Fullerton, quemando todos esos puentes cuando se fue del equipo el día antes del día pautado para regresar para su segundo año. Pero al final del día todo se trata de su repertorio: Tiene un solo lanzamiento por encima del promedio, y los Gigantes tienen mucho trabajo que hacer para convertirlo en un abridor de Grandes Ligas.

Selección sobre la cual no sé que pensar

Brady Aiken, Cleveland (seleccionado 17º): O es algo genial o es un desastre, y realmente no creo que lo sepamos con certeza hasta que Aiken, quien fue sometido a la cirugía Tommy John en marzo, vuelva al montículo en la próxima primavera. Aiken fue el primer seleccionado general hace un año, no firmó con Houston luego de un desacuerdo sobre algo en su examen físico cuando iba a firmar su contrato, y si estuviese completamente saludable habría sido nuevamente el primer seleccionado (o por lo menos lo habría merecido). Pero con el diagnóstico del desgarro en el ligamento del codo y su previsión menos certera que en la mayoría de los casos, esta es una selección que podría ser de alto riesgo, pero también de mucha recompensa posible.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Algunas notas del partido entre Reales y Cachorros del pasado martes en el Sloan Park en Mesa, Arizona, donde los Cachorros intentaron lo más que pudieron para perder el partido en la novena entrada pero aun así salieron con la victoria 4-3:

Javier Baez
AP Photo/Charles Rex ArbogastJavier Báez no ha mejorado, y solo le gusta esperar porque el lanzador cometa un error ante él.
• Los cotizados prospectos de los Cachorros Kris Bryant (dolencia en el hombro) y Jorge Soler no jugaron, así que el nombre más grande en el terreno al comenzar el partido fue Javier Báez, cuya forma de batear fue exactamente... la misma que tuvo al final de la temporada pasada. Solo para dar un ejemplo, su turno ante el zurdo de los Reales Brandon Finnegan lució casi como un libreto: Le hizo swing abriendo el turno a un cambio, luego recibió el mismo pitcheo en la misma localización y volvió a hacerle swing adelantado, y luego por lo menos llevó el conteo a 2-2 antes de conectar un débil rodado a la intermedia ante otro cambio.

A principios del partido, había halado una pelota bien lejos, a distancia de cuadrangular, pero que se fue de foul, y todo el mundo en el estadio sabía que le harían un lanzamiento rompiente y fuera luego de eso - bueno, todo el mundo excepto Báez, quien le hizo swing y falló. Además Báez fue atrapado luego en intento de robo de la antesala en conteo de 3-0 para el bateador, aunque quizás esa decisión pudo haber venido de la banca. Lo que me molesta de él es la falta de ajustes en su forma de batear; los lanzadores lo pueden sacar de out en forma casi predecible, y no demuestra el reconocimiento del libro que se tiene de él.

• Kyle Schwarber vino a recibir en las últimas dos entradas, y si observaron algo del partido, pudieron haber visto porqué la mayoría de los evaluadores que no son de los Cachorros, así como ejecutivos, dudan que él se pueda mantener como receptor. Luce bien cuando la pelota está en la zona o por encima de ella, pero cualquier cosa por debajo de la zona o en el terreno le causa muchos problemas, y él es tan fuerte y tan grueso que es difícil para él moverse lo suficiente para cubrir el pitcheo. Su bate podría convertirse en algo especial - tuvo un turno el martes, ante Finnegan, un choque muy difícil para cualquier bateador zurdo joven - pero su guante está tan lejos que las probabilidades son demasiado altas de que termine en el jardín izquierdo.

• Finnegan lanzó la pelota entre 91-94 mph y demostró un cambio superior entre 85-87 con gran velocidad de brazo y un desvanecimiento sutil, gran lanzamiento que utilizó de forma constante ante los derechos. Su slider lució inconsistente, y claramente no lo tiene dominado, quedándosele fuera de la zona o en el mismo medio. Lució muy bien en su primera entrada de labor, un poco menos en la segunda, al perder comando y poco estable en general.

El movimiento del brazo de Finnegan es largo, y es tardío en relación a su punto de aterrizaje, así que su brazo y mano (la mano que está conectada al brazo en la mayoría de los casos) tienen mucho que viajar luego que su pie derecho golpee el terreno, lo que significa que el brazo está haciendo más trabajo del que debería. No hay un envío perfecto, pero yo solo estoy sopesando algunas probabilidades aquí, y las posibilidades son que su forma de lanzar lo lleve al bullpen en vez de permitirle ser un abridor de 180 entradas de trabajo. Fue muy efectivo en algunos momentos como abridor en TCU pero tuvo molestias en el hombro en su penúltimo año, perdiendo algunas salidas (nunca necesitó cirugía o siquiera una larga rehabilitación), y luego fue una parte importante de ese gran bullpen de los Reales en la recta final del año pasado. No culpo a Kansas City por querer desarrollar a Finnegan como abridor, ya que puede mostrar tres lanzamientos y tiene la inteligencia que uno querría como abridor, pero existen suficientes posibilidades de que sea relevista que no quiero pensar mal sobre la decisión de mantenerlo en el bullpen de Grandes Ligas ahora mismo.

• El abridor de los Reales Danny Duffy lanzó cuatro entradas, y aparte de la breve secuencia en la tercera entrada donde perdió su comando, lució listo para comenzar la temporada. Duffy llegó hasta las 95 mph, su bola rompiente le funcionó y estuvo golpeando la zona de forma consistente más allá del momento en el que terminó dando boleto para remolcar la única carrera que permitió en el día. Lució tan bien el año pasado que no puedo ponerlo como candidato a dar el salto en el 2015, pero pienso que tiene más para dar ahora que está completamente saludable, especialmente en términos de hacer fallar los bates, ya que tiene dos pitcheos para hacer eso.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Jugadores estrellato Keith LawGetty ImagesUn abridor de los Cachorros y un antesalista de los Tigres, de 23 años, están en las selecciones de Law.
En cada mes de marzo, suelo escribir una lista de jugadores que pienso que están listos para dar un gran paso en sus actuaciones en la venidera temporada. Estos son jugadores que ya no son novatos pero que no han lucido del todo bien en las mayores o simplemente no han cumplido con las expectativas. La lista del año pasado tuvo varios jugadores que sí dieron el gran paso, incluyendo a Anthony Rendon, Drew Smyly, Tyler Skaggs (antes de su lesión) y Adam Eaton, al igual que Wily Peralta, cuyos números periferales no mejoraron lo suficiente como para ser llamado un año de salto al estrellato, pero que por lo menos tuvo un mejor año.

La lista de este año tiene nueve jugadores: siete prospectos en camino al estrellato, un veterano que pienso que está listo para un gran año y un prospecto fallido que está lastimado en este momento pero que todavía podría tener media temporada de estrellato.

Shelby Miller, RHP, Atlanta

lastname Miller modificó su repertorio de pitcheos al final del verano pasado, añadiendo un sinker que aprendió de Justin Masterson mientras cambiaba su agarre de la pelota con la curva para fortalecer el giro y el largo del rompimiento de la bola. El sinker le ayuda a compensar por la falta de vida o de movimiento en su recta de cuatro costuras, y la curva -- que tuvo su mejor ángulo de rompimiento y largo de giro en agosto, y que luego mejoró en septiembre, según los datos de Pitchf/x -- ahora luce como un potencial pitcheo para sacar de out a los contrarios, con tasas mejoradas de swings fallidos luego del cambio y resultados mucho mejores cuando los contrarios ponían la pelota en juego (aumento de 67 por ciento a 85 por ciento). Me gustaría verlo mejorar su cambio, pero incluso si sigue siendo un pitcheo por debajo del promedio, él tiene otras armas para mejorar mucho más que lo que dicta su FIP de 4.54.

Kevin Gausman, RHP, Baltimore

lastname Gausman va a llegar tan lejos como lo lleve su slider. Sin él, probablemente será un cuarto abridor o un tipo dominante en la octava/novena entrada. Lo he visto lanzando sliders por encima del promedio, y lo he visto algunos que son peores. No se le permitió o pudo lanzar lo suficiente el año pasado, pero los Orioles lo están haciendo concentrarse más en esta primavera y he escuchado (pero no he visto) que es sustancialmente mejor. Solo necesitaría que fuera un lanzamiento consistentemente promedio o por encima del promedio (50 o 55) para convertirlo en una amenaza de ponchar 200 contrarios si logra 32 aperturas este año.

Taijuan Walker, RHP, Seattle

lastname Yo escribí el otro día sobre la mezcla mejorada de pitcheos de Walker, y las preocupaciones menores que todavía sigo teniendo sobre su envoi, pero pienso que el resultado neto aquí es positivo, lo suficiente como para predecir que puede tener un WAR de 2.5-3.0 en esta temporada, especialmente ahora que el ambiente es muy favorable para los lanzadores en Seattle ahora mismo. Mi mayor preocupación para este año con él es la salud -- tuvo algunas dolencias menores en el hombre el año pasado, como resultado de su mecánica de lanzamiento, con paso corto y final largo. Dicho esto, sí puede llegar a las 180 entradas en el 2015, espero un verdadero salto al estrellato.

Nick Castellanos, 3B, Detroit

lastname Castellanos llegó a las mayores rápidamente, con apenas tres años de experiencia en liga menor a pesar de haber comenzado en el béisbol profesional a su salida de la secundaria, así que él fue uno de los más jóvenes (cumplió 23 hace menos de dos semanas) y menos experimentados novatos en tener un trabajo más o menos diario el año pasado. Eso hace que sea menos sorpresivo que haya hecho ajustes tan gradualmente a lo largo de la temporada, pero para el final del año ya se notaba que los había hecho; demostró temprano en el año que podía batear una recta, comenzó a recibir una dieta constante de repertorio rompiente, y para agosto y septiembre recortó su tasa de swings fallidos ante la recta y el cambio en un margen significativo. Su swing se ha mantenido mecanicamente sólido, pero con estas mejoras en su reconocimiento de pitcheo, de forma similar a lo que hizo en Doble A (otro largo periodo de ajuste para él), pienso que él bateará cerca de los .300 con más boletos y otros 5-10 jonrones.

Drew Hutchison, RHP, Toronto

lastname Estoy de acuerdo de que la lesión de Marcus Stroman fue un gran golpe a las aspiraciones de playoffs de los Azulejos y un golpe aún más grande para aquellos de nosotros que amamos el juego, pero el surgimiento de Stroman como abridor de primer nivel oscureció las ganancias hechas por Hutchison desde su regreso de la cirugía Tommy John en 2012. En particular, Hutchison cambió el punto donde suelta la pelota con su slider para darle más profundidad y por lanzarlo mejor y más efectivamente ante los zurdos, pero además le quitó algo de velocidad, utilizándolo como una recta cortada. Ahora el pitcheo tiene más giro, se mueve de forma más veticual (con menos movimiento), y un rompimiento mayor, lo que hace que sea más difícil para los bateadores -- mejorando su tasa de swings fallidos en cerca de 40 por ciento. Denle esa arma por una temporada completa y podría recortarle una carrera completa a su efectividad.

Xander Bogaerts, SS, Boston

lastname Yo soy de los que opina, aunque no puedo justificarlo o no comprobarlo por completo, que la decisión de los Medias Rojas de sacar a Bogaerts del campocorto cuando firmaron de vuelta a Stephen Drew en mayo pasado causó o por lo menos exacerbó los problemas ofensivos de Bogaerts. El torpedero natural de Aruba bateaba .296/.389/.427 luego del 1 de junio, su partido final en su posición natural antes de ser movido a la antesala para hacerle espacio a Drew; bateó .182/.217/.300 en los siguientes dos meses mientras jugaba la tercera base, y no pudo recuperarse incluso luego de volver al campocorto. Jugó toda la campaña pasada con 21 años, el jugador de Grandes Ligas más joven en calificar para el cetro de bateo en el 2014, y por ende será más joven este año que muchos novatos que lucen más brillantes porque no han tenido el fallo en Grandes Ligas que ha tenido él. Ya no tiene el reto de aprender una nueva posición mientras está en Grandes Ligas, por lo que Bogaerts puede y debe regresar a utilizar el mismo tipo de mecánica paciente en el plato que utilizó durante toda su carrera en liga menor, en la postemporada del 2013 y en esos primeros dos meses del 2014. Esas habilidades no se pierden de la noche a la mañana.

Trevor Bauer, RHP, Cleveland

lastname Bauer ya dio el paso adelante el año pasado, con una tasa de ponches del 21.6 por ciento y un WAR de 1.5, pero existe claramente otro nivel de control que puede alcanzar que lo podría convertir en un lanzador mucho más valioso. Se ha medido a 51 bateadores en esta primavera sin dar boletos, algo que es notable porque hace apenas dos años no podía tomarse una taza de café sin otorgar dos boletos, y los reportes que me llegan de escuchas y ejecutivols son uniformemente positivos.

Jason Heyward, RF, San Luis

lastname Yo se que es hacer trampa el seleccionar un jugador tan bueno como Heyward que ya es una estrella y decir que va a dar el salto, y no creo que exista ningún paralelismo extraño con J.D. Drew cuando se fue de Atlanta a San Luis en su último año de contrato y que tuvo lo que resultó ser el mejor año de su carrera. Pero mi optimismo con el bate de Heyward no está atado a ninguno de esos factores, pero sí a su salida del carrusel de coaches de bateo que tuvo Atlanta y que tuvieron problemas para ayudar a varios jugadores con problemas en su swing, incluyendo a Heyward, B.J. Upton, y Dan Uggla. El swing de Heyward cambió luego de una lesión en el hombre que sufrió en su año de novato, y nunca ha vuelto a ser el mismo que cuando prospecto; ya no es la máquina de conectar rodados que fue en sus primeros dos años, pero no está poniendo la pelota en el aire -- ya sea de línea o como elevado -- tan frecuentemente como debería.

Jacob Turner, RHP, Cachorros de Chicago

lastname Turner está lastimado al momento de escribir estas líneas, con una dolencia en el flexor y un moretón en un hueco pero aparentemente sin daños en el ligamento, aunque hemos visto reportes anteriormente de esos que dicen que es una "una lesión superficial" convertirse en un "desgarro de ligamento". Pero Turner había logrado tener su brazo de vuelta a como lo tenía cuando era un lanzallamas a inicios de su carrera, y según reportes, ya estaba lanzando a 96 mph antes de su codo, probablemente reaccionando a la renovación de una acción de un brazo en desuso. No estoy diciendo que se va a convertir en el Jake Arrieta de este año, pero si está lo suficientemente saludable para lanzar luego de su mes de descanso y algunas semanas de rehabilitación, pienso que puede mejorar esa tasa de ponches en cerca de un 15 por ciento a cerca de un 20 por ciento gracias a la restaurada velocidad en su brazo.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Ben ZobristRob Tringali/MLB Photos/Getty ImagesBen Zobrist tendrá un impacto inmediato en el medio del cuadro de Oakland.
Oakland sigue intentando mantener su estatus de contendiente para el 2015, a pesar de la pérdida de dos piezas grandes en su rotación, al añadir prácticamente la parte media del cuadro interior de un plumazo al adquirir a Ben Zobrist y Yunel Escobar de Tampa Bay por John Jaso y los jugadores de liga menor Daniel Robertson y Boog Powell. Los Rays se ponen más jóvenes y más baratos, al adquirir a su segunda base del futuro en Robertson, y evitar perder a Zobrist como agente libre luego del 2015.

Los Atléticos no tenían jugadores del medio del cuadro interior capaces en su roster para el 2015, y en una movida inteligente añadieron dos - una ganancia neta de cinco o seis victorias para el equipo de Grandes Ligas que tenía un pronóstico conservador. Zobrist ha sido uno de los mejores jugadores en el béisbol en las pasadas seis temporadas. Aunque nunca fue un prospecto cotizado gracias a la rareza de la mecánica de su swing que no podía producir ningún poder, logró trabajar la misma luego de ser cambiado a Tampa Bay y promedió 37 dobles y 19 jonrones por cada 162 juegos desde que se convirtió en jugador regular durante la temporada 2008. Es un bateador paciente, de alto contacto, con más probabilidad de conectar 40 dobles y 10-12 jonrones en Oakland que de redescubrir su potencial de conectar 20 cuadrangulares, y con defensiva por encima del promedio en la segunda base que puede ayudar en cualquier otra parte del diamante excepto detrás del plato y en el montículo. Se ganará $7.5 millones en el 2015, el último año de lo que debe ser uno de los mejores contratos en cuanto a valor se refiere para cualquier equipo en la historia de MLB, e incluso si vale apenas 5 de WAR - lo que sería un año malo para él - él valdrá varias veces su salario, y es una mejoría grande en comparación con cualquier opción interna que tuviesen los Atléticos.

Yunel Escobar es un torpedero de todos los días con un promedio sólido, un defensor por encima del promedio que puede hacer mucho contacto pero que no recibe muchos boletos o batea con poder; sus números defensivos bajaron mucho en el 2014, aunque nunca tuvo números cercanos a esos en alguna temporada previa. Además tuvo que batallar con varias lesiones el ao pasado, incluyendo molestias en su hombro de lanzar y rigidez en la corva. Tendrá 32 años en el 2015 y podría comenzar a mostrar algo de declive relacionado con su edad en su defensiva, pero apuesto por una recuperación dado su historia y el hecho de que su defensiva nunca ha estado relacionada con su velocidad (la que de todas maneras no tiene). Su enfoque de alto contacto tiene mucho valor ahora mismo, gracias a la extraordinaria corrida en postemporada de los Reales, y Oakland parece valorar mucho esa habilidad. Pienso que puede volver a ser un jugador con WAR de 2 en el 2015, mayormente gracias a su guante y posición, más que digno que los $5 millones que Oakland le pagarán este año o los $7 millones que recibirá en el 2016.

La movida convierte a Marcus Semien en una especie de super utility en Oakland, en vez de pedirle que juegue todos los días en el campocorto. El rol esporádico le servirá para utilizar mejor sus habilidades, ya que no tiene el guante para ser campocorto a tiempo complete y no está claro si tiene su suficiente contacto para ser regular en otra posición. Con la posible partida de Zobrist luego de la temporada, los Atléticos podrían considerar mover a Brett Lawrie a la segunda base, la que jugó brevemente como prospecto, dependiendo del desarrollo de su seleccionado en la primera ronda del sorteo del 2014 - el antesalista Matt Chapman, un sobresaliente defensor con poder, pero con pocas herramientas de bateo.

Tampa Bay necesitaba vender a Zobrist al mejor postor posible, y obtener un futuro jugador regular en Daniel Robertson, y esto era a lo más que podían aspirar en un acuerdo como este - con buenas posibildiades de que Robertson se convierta en un jugador de todos los días por encima del promedio o mejor gracias a sus herramientas en el plato. Robertson fue seleccionado en la ronda intermedia en el 2012 gracias a su prometedora caja de herramientas de bateo y su habilidad para jugar en cualquier parte en el cuadro interior; dio un gran paso al frente en el equipo Clase A alta en la Liga de California, jugando en uno de los estadios más neutrales de la liga en Stockton, donde conectó para .310/.402/.471 y mejorando a medida que progresaba la temporada. Robertson tiene un swing corto y directo, comenzando con una posición abierta y ligeramente transfiriendo su peso. No tiene mucha rotación en su swing y es probable que se convierta en un bateador de líneas con poder por debajo del promedio, haciendo mucho contacto y embasándose mucho dado su historial de boletos recibidos hasta el momento en el béisbol profesional. Es un corredor con clasificación de 40, y su trabajo de pies no es lo suficientemente bueno como para ser campocorto, pero tiene el brazo para ser antesalista y las manos para jugar tercera o segunda base.

John Jaso vuelve a Tampa Bay, de donde salió mediante cambio por un jugador que nunca volvió a ser nombrado, y se prevé que sea el principal bateador designado y receptor ocasional. Demuestra paciencia y algo de poder ante los derechos, pero no puede batearle a los zurdos, y no puede sacar a nadie detrás del plato. Los Rays tienen cinco candidatos para sus jardines, y podrían utilizar la adquisición de Jaso como un incentive para cambiar a David DeJesús, un bate sólido en comité y jardinero/bateador designado adicional por alguien dispuesto a pagar los $6 millones que se le deben, lo que le daría más turnos de juego a Kevin Kiermaier y Brandon Guyer entre el jardín izquierdo y el puesto de designado.

Tampa Bay además recibe a Boog Powell (sin parentezco con el legendario jugador de los Orioles), un jardinero de 21 años que destruyó la Liga del MedioEste en la primera mitad (pero que era ligeramente más viejo que el resto de sus compañeros en este nivel), entonces fue suspendido por 50 juegos por uso de anfetaminas. Tiene un swing fuerte y limpio que genera mucho contacto pero sin poder, ya que no utiliza mucho su mitad inferior, aunque no veo razones físicas para que no produzca poder promedio con algunos ajustes mecánicos (incluso a expensas de algo de contacto). Ha jugado mayormente en el jardín central a nivel profesional pero es muy probable que sea movido a una de las esquinas. Los Rays no tienen miedo de alguna suspensión por anfetaminas - ellos han tenido algunos tipos así en su organización - pero si el valor demostrado por Powell este año fue gracias a las drogas, él no tiene otro valor para compensar una gran baja en su promedio de bateo.

En un cambio pequeño anunciado esta semana, Atlanta adquirió a uno de los mejores prospectos de los Angelinos, el lanzador zurdo Ricardo Sánchez, en cambio por el antesalista Doble A Kyle Kubitza y el relevista de Clase A Nate Hyatt. Sánchez lanzó a los 17 años este verano en la Liga de Novatos de Arizona, alcanzando las 94-96 en sus corridas de tres y cuatro entradas y lanzando con consistencia en un poco menos de esa velocidad, con una curva por encima del promedio que se proyecta para más. Él necesita refinar su cambio, lanzar más entradas y mejorar su comando, aunque recibe buenas notas por su compostura en el montículo. Le queda mucho camino por recorrer - cuatro año si se es optimista - pero si se mantiene saludable podría convertirse en un abridor del medio de la rotación o mejor.

Estoy sorprendido de que los Angelinos estuviesen dispuestos a salir de él, dado su alto potencial. Kubitza se proyecta como un jugador de todos los días, a duras penas; su tasa de boletos es alta, pero no es demasiado joven para estar en AA, tiene poder limitado, y necesita algo de trabajo para convertirse en un defensor adecuado en la antesala. Hyatt es un relevista que no acaba de conquistar el nivel Clase A alta en los dos años que lleva allí. Quizás Kubitza, si se aplica mucho, podría terminar siendo un jugador débil con clasificación 50 en las mayores, y se encuentra probablemente a un año de llegar a las mayores; Sánchez es un activo mucho más volátil, pero su potencial de recompensa es mucho mayor para mí para entregarlo sin recibir a cambio algunas estrellas potenciales.
AL INICIO