Cole Hamels representaba la mejor oportunidad que tenían los Filis de Filadelfia de acelerar la reconstrucción de su sistema de fincas, algo que tenían pendiente hace mucho, debido a su contrato y la calidad de su actuación en los pasados años. Él hace a los Vigilantes de Texas mejores ahora y para el año que viene, pero a un precio que empuja al sistema de fincas de los Filis al frente de forma significativa.

Al momento de escribir estas líneas, los Vigilantes se encontraban a cuatro juegos del segundo puesto de comodín, a siete del primer puesto, y tendrían que sobrepasar por lo menos seis equipos para llegar a los playoffs. Así que aunque Hamels los va ayudar a este año con una victoria y media o más de valor añadido, el impulso real será para el 2016 y más allá, cuando los Vigilantes proyectan que serán un mejor equipo, y podrían tener una rotación compuesta por Hamels, un saludable Yu Darvish, un saludable Martín Pérez y Chi Chi González.

Aparte del juego sin hit de Hamels, él se encuentra entre los mejores abridores zurdos en el béisbol, con un cambio con nota de 80, una recta sólida por encima del promedio y una recta cortada también por encima del promedio, al igual que una curva lenta que ha sido más efectiva este año que lo que yo hubiese previsto desde el punto de vista de un escucha. Él lanza strikes y ha hecho fallar más bates en esta temporada que en cualquier otra desde 2007. Incluso sí su velocidad decrece a medida que envejezca, él tiene todos los ingredientes - el increíble cambio, la variedad de lanzamientos, el control, el sentido del pitcheo - para seguir siendo efectivo. Él era el activo de cambio más valioso en el mercado este verano, y al adquirirlo a él y al errático especialista zurdo Jake Diekman, los Vigilantes tuvieron que pagar un alto precio - pero pudieron quedarse con sus dos principales prospectos, Nomar Mazara y Joey Gallo, además del cotizado jardinero central Lewis Brinson.

Los Filis obtuvieron dos prospectos entre los 100 mejores en el cambio, otros tres prospectos y el zurdo veterano Matt Harrison; Harrison ha lanzado apenas 43 entradas desde el 2012 pero se le deben $28 millones. Los platos principales aquí son el receptor Jorge Alfaro y el derecho Jake Thompson, con Alfaro ubicado en el puesto No. 49 en mi más reciente actualización mientras Thompson falló por poco para ubicarse entre los mejores 50. Alfaro, quien estará fuera por lesión severa en el tobillo hasta por lo menos la Liga de Otoño de Arizona, tiene un brazo grado 80 y poder natural de 80, pero ha mostrado poco progreso en su disciplina en el plato en los pasados años y tiene que estar más dispuestos a trabajar más en sus conteos para poder lograr ese poder en los partidos. Tiene las herramientas para ser un receptor por encima del promedio, pero no siempre ha hecho el trabajo que se necesita para mejorar.

Thompson fue adquirido el año pasado por Joakim Soria desde Detroit, y ha tenido algunos problemas en Doble A este año, pero solo tiene 21 años, su físico y su forma de trabajo son impresionantes, con una recta por encima del promedio y un slider superior. Debe lucir bien con el Doble-A Reading y se une a un sorpresivo buen establo de brazos en los niveles superiores del sistema de fincas de los Filis, junto con Aaron Nola, Jesse Biddle y Zach Eflin.

Jerad Eickhoff podría ser un abridor de la parte trasera de la rotación o un relevista intermedio; lanza strikes con regularidad con una recta en las bajas 90 mph que debería mantenerse como abridor por ahora debido a que tiene la durabilidad y el repertorio potencial para ello. Alec Asher tiene fuerza en el brazo y control, pero probablemente sea relegado a relevista debido a su falta de lanzamientos secundarios o vida en su recta.

Nick Williams ha tenido un tremendo año en el plato con el Doble A Frisco a los 21 años, con buena velocidad en el bate y poder natural por encima del promedio, pero sigo preocupado por su modo de batear, el pobre reconocimiento de lanzamientos, y los instintos por debajo del promedio en el terreno. Williams recibió apenas 20 boletos en casi 500 turnos el año pasado, y fuera de un pequeño espacio en mayo, donde lució con mayor paciencia, ha vuelto a las andadas. Sin embargo, está dotado físicamente, y debería poder jugar a la defensiva por encima del promedio en una de las esquinas de los jardines mientras batea para promedio y poder. Quizás tiene la coordinación mano-ojo para poder seguir con su modo de batear impaciente e indisciplinado; definitivamente tiene la velocidad en su bate para poder conectar una recta de Grandes Ligas, pero tiene tanta velocidad que podría quedarse fuera de la zona demasiado rápido. Yo creo, basado en las numerosas veces que lo he visto jugar, que va a lucir por debajo de lo que sugieren sus herramientas, pero su actuación a la fecha, especialmente este año, nos dice lo contrario.

Al final, los Filis obtuvieron dos jugadores de posición altamente cotizados, pero defectuosos, un lanzador prospecto con altas posibilidades que podría terminar siendo un tercer abridor, y un par de brazos de profundidad. Esa es una buena mezcla de calidad y cantidad por Hamels, exactamente lo que debieron haber tratado de conseguir en esta oportunidad para alterar su franquicia.
A pesar de todo el éxito que han tenido esta temporada, los Reales de Kansas City tienen un problema real con su rotación, ya que no tienen a nadie que puedan llamar cómodamente como su as o ni siquiera un fuerte No. 2 en un roster típico. Ellos han podido compensar esa deficiencia con un gran bullpen y una defensiva fuera de este mundo. (En serio, el único equipo con mejor defensiva que ellos es el de los Enceladus Verdes, quienes juegan en el sistema saturniano.)

Cuando está saludable, Johnny Cueto es un as, claramente ubicado entre los 20 mejores lanzadores en el béisbol según cualquier estadística. El BABIP permitido en su carrera es de .271, y en las últimas tres temporada ha sido de .236 (432 entradas), así que es posible o incluso probable que el FIP y otras estadísticas similares lo subestimen, y que las mismas digan que él es un grande.

Los Reales enviaron a Yordano Ventura a Triple-A pero tuvieron que subirlo de vuelta casi inmediatamente cuando explotó el codo de Jason Vargas. Ellos pueden poner a Cueto en ese puesto en la rotación, bajar a Ventura nuevamente, y considerar utilizarlo en relevo para los playoffs, cuando la rotación podría estar conformada por Cueto, Duffy y, bueno, quizás ellos consigan a otro abridor en el camino. (Mike Leake lanzando con esa defensiva sería algo hermoso de ver.) Pero con la defensiva y el bullpen ayudando a lanzadores descartados como Edinson Vólquez y Chris Young, los Reales están casi asegurados para llegar a los playoffs y probablemente ser anfitriones de una Serie Divisional. La adquisición de Cueto - con un valor de probablemente dos victorias en la temporada regular - luce más dirigida hacia octubre, para buscar esa victoria que les faltó en el otoño pasado, que las alrededor de 11 victorias que les podría dar antes de comenzar la postemporada. Independientemente de quien Cueto sustituya en su rotación, los Reales lucen más formidables para octubre que lo que lucían hace un año.

Brandon Finnegan
Ed Zurga/Getty ImagesBrandon Finnegan jugó un rol en la corrida de los Reales en la postemporada del 2014.
Los Rojos realmente lucieron bien para ser una operación de alquiler, probablemente casi tan bien como podrían haber esperado dados los problemas intermitentes con el codo de Cueto. El nombre más famoso que vuelve es Brandon Finnegan, el selecionado por los Reales en la primera ronda del sorteo del 2014 y que debutó para el equipo en ese otoño y que lanzó para ellos en los playoffs como relevista. Ha sido mal manejado en esta temporada, jugando en tres niveles diferentes, abriendo algunos partidos y relevando en otros, así que yo no me preocuparía por su actuación (22 boletos en 49 1/3 entradas en particular). Yo sí pienso que él está mejor capacitado para salir del bullpen a largo plazo, siendo un lanzador con una recta/slider que no suele repetir su acción de brazo bien, y que tuvo molestias en el hombre en la primavera pasada mientras estaba con TCU. Extrañamente, su brazo está más saludable que el de los prospectos de los Reales Sean Manaea o Kyle Zimmer, así que en términos relartivos probablemente luzca seguro (aunque dentro del sistema de los Reales, yo preferiría a Miguel Almonte).

John Lamb lució como una causa perdida luego de regresar de una cirugía Tommy John en 2011, teniendo problemas para llegar a las 90 mph en salidas de rehabilitación en 2012 y tener la peor tasa de boletos de su carrera en 2014.

John Lamb
Joe Camporeale/USA TODAY SportsJohn Lamb ha hecho grandes progresos en esta temporada.
Este año, el comando y el control de Lamb han vuelto a lo que eran antes de la cirugía, y está lanzando la pelota en las bajitas 90 mph nuevamente, con un cambio por encima del promedio y una gran curva lenta que le gusta utilizar para establecer su presencia. No tiene grandes diferencias en sus números de local/visitante en los pasados dos años en las menores, gracias principalmente al cambio, aunque su tasa de ponches y boletos contra los derechos han mejorado muchísimo este año. En un ambiente neutral, yo lo catalogaría como un tercer abridor, aunque es un chico que permite muchos elevados, algo que quizás empeore en algo al lanzar la mitad de sus partidos en Cincinnati.

Además Cody Reed ha dado un gran paso adelante este año, mejorando dramáticamente su acondicionamiento físico lo suficiente para lanzar su recta entre las 92-94 mph y recortó su tasa de boletos en más de un 40 por ciento a pesar de sus dos promociones. Tiene un cambio promedio y un slider ligeramente decente, pero ha sido mortal para los bateadores zurdos debido al movimiento de su brazo y su gran extensión. Con un mejor slider, podría ser un cuarto abridor, ya que tiene el tamaño y el control para manejar la carga de trabajo de la rotación.

Existe buena probabilidad de que los Rojos terminen con dos buenos abridores del medio de la rotación en este cambio, y posibilemente un buen relevista también, asumiendo que los tres se mantengan saludables. Eso se siente como una buena recompensa por 11 salidas de Cueto.
J.P. Crawford and Lucas Giolito Cliff Welch/Icon Sportswire, Getty Images
Llegaron los rosters para el Juego de Futuras Estrellas 2015, que se celebrará el 12 de julio en el Great American Ball Park en Cincinnati - pueden ver el roster de EEUU aquí, y el del Resto del Mundo aquí - y como de costumbre, ambos están repletos de la mayoría de los mejores prospectos que juegan en liga menor, pero con un par de omisiones importantes. Este año el juego se ha visto afectado más de lo normal por algunas promociones tempranas de prospectos cotizados, aunque todavía quedan algunos atascos posicionales que mantendrán a jugadores como Ryan McMahon fuera del partido a pesar de tener una actuación digna de estar allí.

Aquí echamos una mirada a los principales prospectos en los rosters, un cuartero de jugadores con interesantes historias, y algunos pensamientos sobre algunos jugadores que deberían estar en el juego pero que no fueron incluidos (aunque los rosters pueden cambiar con frecuencia debido a lesiones y ascensos). Por supuesto, destaqué muchos de los jugadores que aparecen abajo en mi listado de pretemporada de los 100 mejores prospectos.

Mejores prospectos

Los rosters incluyen a cuatro de los 10 mejores prospectos en mi más reciente lista (19 de junio); dos están fuera recuperandose de lesiones mientras que Yoan Moncada no ha lucido al nivel que amerite estar en el juego (y de todas formas los Medias Rojas tiene varios candidatos que lo ameritan más). Corey Seager no está en el juego, pero hay buena oportunidad de que de todas formas para ese tiempo haya sido subido a Grandes Ligas, y considerando que él estuvo en el Juego de Futuras Estrellas del año pasado, hay menos necesidad de que esté ahí de nuevo. Seguro, sería grandioso tener al prospecto No. 1 del juego allá afuera, pero entiendo el deseo de ver a jugadores diferentes.

Eso convierte al torpedero de Filadelfia J.P. Crawford en el mejor prospecto que estará en el Juego - ya está luciendo bien en Doble A a los 20 años - seguido por el derecho de los Nacionales Lucas Giolito, el jardinero de Texas Nomar Mazara, el antesalista de los Medias Rojas Rafael Devers y el receptor de los Cachorros Kyle Schwarber. Otros prospectos importantes en el juego: El jardinero de los Mets Michael Conforto, cuya destrucción del pitcheo en Doble A muestra lo malo que fue el contrato de Michael Cuddyer; el torpedero de Milwaukee Orlando Arcia, quien podría convertir a Jean Segura en alguien dispensable si el equipo está dispuesto a emprender una reconstrucción verdadera; y el jardinero derecho de los Yankees Aaron Judge, quien debería reemplazar a Carlos Beltrán en el Bronx en la próxima primavera.

Otros nombres notables para el fanático casual

AppelAP Photo/David GoldmanMark Appel fue invitado al juego a pesar de no haber lucido del todo bien en Doble A.
• El derecho Mark Appel, primera selección general del sorteo del 2013 - un puesto por encima de un antesalista de los Cachorros del que probablemente nunca vayan a escuchar - quien fue subido a Triple A a pesar de no haber lucido tan bien al inicio de la temporada en el Doble-A Corpus Christi. El año pasado, el problema de Appel era que estaba trabajando demasiado rápido desde que se llevaba las manos a la cintura; este año, está utilizando un paso hacia el lado para aliviar ese problema, pero su cambio ha retrocedido y los zurdos han hecho fiesta con él. Los Astros le darían buen uso a un fuerte mes de julio de parte de él, ya sea preparándolo para un ascenso o mejorando sus acciones para un potencial cambio en la fecha límite.

• El torpedero Trea Turner, quien fue cambiado de San Diego a Washington en diciembre, en realidad cambió de organización hace dos semanas y podría ser el campocorto del Día Inaugural de los Nacionales en 2016, lo que podría significar que dejen irse a Ian Desmond a la agencia libre.

• El jardinero Brad Zimmer, que es el principal prospecto de Cleveland ahora que Francisco Lindor fue ascendido a Grandes Ligas. Espero que llegue a Doble-A en las siguientes semanas porque él es demasiado bueno para la Liga de Carolina.

• El derecho Tyler Beede, primera selección de los Gigantes el año pasado, ya se encuentra en Doble A a menos de 12 meses de haber ganado la Serie Mundial Universitaria con Vanderbilt. Ha lucido mortal en cuatro salidas para Richmond luego de tener resultados sobresalientes en Clase A alta, pero él es uno de los dos mejores prospectos de los Gigantes, junto con Keury Mella, quien también estará en el Juego de Futuras Estrellas.

• Es posible que en la sesión de prácticas de bateo pre juego veamos muchas pelotas cayendo en las gradas, con Devers, Mazara, Renato Núñez (Oakland), Yorman Rodríguez (Cincinnati), Judge, Kyle Waldrop (Cincinnati), Matt Olson (Oakland) y Richie Shaffer (Tampa Bay), todos demostrando gran poder natural... aunque no creo que veamos ningún parabrisas roto ya que Joey Gallo está en Grandes Ligas. No tendremos a un velocista en los senderos parecido a Billy Hamilton este año, pero Turner y Raul Mondesí (el hijo del actual alcalde de San Cristobal, Republica Dominicana) son corredores superiores que podrían amenazar con robar bases si se les deja.

Curiosidades

Amir Garrett
Anthony Gruppuso/USA TODAY Sportsamir Garrett promedió 6.2 puntos en sus 55 juegos como alero/delantero para St. John.
Un sinnúmero de prospectos en el deporte merecen estar allí basados en sus méritos pero también son interesantes por razones ajenas al béisbol. El zurdo de Cincinnati Amir Garrett jugó baloncesto universitario por tres años (en St. John's) antes de finalmente concentrarse por completo en el béisbol. Tiene un lanzamiento rompiente natural y una recta en las medianas 90 mph, con buen sentido para un chico que nunca jugó béisbol exclusivamente. El brazo es rápido, y por supuesto es un gran atleta, aunque el movimiento de su brazo es un poco bajo, lo que podría hacer que termine como relevista.

Los Mellizos firmaron al primera base/jardinero Max Kepler salido de Alemania en el 2010, y como se podría esperar de un jugador que se crió en un país sin mucha cultura de béisbol, le ha llevado tiempo el desarrollarse. Pero ahora batea .342/.413/.560 para el Doble-A Chattanooga a los 22 años, con una tasa de ponches cerca del 10 por ciento, y corre tan bien como siempre ahora que ha recuperado la salud. Pienso que ahora mismo él ya debería ser regular en Grandes Ligas, lo que significaría un impulso al deporte en Alemania y quizás a lo largo de toda Europa. El equipo del Resto del mundo tiene además jugadores de Taiwán, Nicaragua (específicamente de las Islas del Maíz, que fueron alquiladas a los Estados Unidos de 1914 a 1971), y Curazao.

El derecho de San Luis Alex Reyes lanzará por el Resto del Mundo a pesar que aparece que nació en Elizabeth, New Jersey, un lugar que si eres de Nueva York podrías considerar que es casi de otro país, pero que sigue siendo parte de los Estados Unidos. Se mudó a República Dominicana para vivir con su abuela, para evitar el sorteo de MLB, y poder firmar como agente libre internacional por $950,000 en 2012. Esa táctica no funcionaría tan bien ahora por el tope en el gasto de las firmas internacionales, pero le resultó a Reyes y muestra la inequidad en la forma como el béisbol trata a los jugadores de diferentes paises.

El antesalista Richie Shaffer, primera selección de Tampa Bay en el 2011, fue una decepción pos dos años completos en su sistema antes de revivir al final del 2014 y explotar este año con 16 jonrones en dos niveles. Los Rays han recibido muchas críticas merecidas por los pobres resultados de sus selecciones del sorteo desde el año de David Price/Matt Moore, pero el resurgimiento de Shaffer esta temporada es una historia potencialmente importante en el empuje de los Rays hacia la postemporada. Está bloqueado en la tercera base pero podría recibir oportunidades en el jardín derecho y en la primera base en Triple A para intentar ayudar a los Rays en la recta final.

Perdidos en acción

Hay algunas ausencias notables, incluyendo a Seager, Miguel Sanó, José Peraza, Austin Meadows y el mencionado anteriormente McMahon. Julio Urías se recupera de una cirugía de ojo, y Tyler Glasnow viene de una lesión en el tobillo así que ninguno de ellos podrá participar, por razones totalmente comprensibles. El derecho de los Dodgers José De León es la mayor omisión de este roster luego de Seager; el pitcheo del equipo del Mundo está ligero, y el puertorriqueño De León sería el primer o segundo mejor lanzador prospecto en ese roster.

Además, el jardinero de Houston Brett Phillips sería una sólida selección, al igual que Derek Fisher. Los Nacionales tendrán dos representantes válidos en Giolito y Turner, pero el derecho Reynaldo López pertenece a este juego en base a su repertorio puro, al igual que el derecho de los Yankees Luis Severino; ambos mejorarían el cuerpo de lanzadores del Resto del Mundo.

Yo he abogado anteriormente porque MLB le permita jugar en este partido a jugadores seleccionados recientemente en el draft, y al haber dos de los seleccionados entre los primeros 10 en el sorteo del 2015 con buenas conexiones con Cincinnati - el ganador de los Spikes Dorados Andrew Benintendi (Boston) es nativo de Cincinnati, e Ian Happ (Cachorros) estudió en la Universidad de Cincinnati - es un momento perfecto para utilizar a uno de esos chicos cuando se necesite reemplazar a alguien por lesión.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

MLB Draft ProspectsArizona Athletics, AP Photo
La primera ronda del sorteo ya está en los libros de historia, lo que significa que es tiempo de comenzar a evaluar las mismas y cuestionarlas en algunos casos. En mi caso, yo no critico las selecciones, y tampoco me gusta decir que las selecciones fueron buenas o malas, pero hay algunas selecciones que me gustan más que otras, siendo mi listado lo que utilizo para comparar las mismas.

Selecciones que me gustaron

Kevin Newman, Pittsburgh (seleccionado 19º): Segundo en mi listado, Newman es un corredor superior y un torpedero verdadero con gran swing que lo convirtieron en uno de los bateadores más difíciles para ponchar en División I. Dominó durante dos veranos en Cape Cod. ¿Qué cosas no gustan de él? Qué no bateó con poder en la escuela, y que tiene una forma de batear bien amplia, lo que corta cualquier poder. Si no logra conectar más de cinco jonrones en una temporada pero se embasa con frecuencia, juega defensiva por encima del promedio en el campocorto, y corre bien, eso todavía seguiría siendo un buen ligamayorista - y si los Piratas logran que cierre un poco más su forma de batear y logran que añada algunos jonrones adicionales, podría ser una superestrella en potencia. Los Piratas también obtuvieron al buen defensor Ke'Bryan Hayes, un antesalista con buenas habilidades al bate y algunas dudas sobre su poder futuro, en la ronda intermedia.

Kolby Allard, Atlanta (seleccionado 14º): Sexto en mi lista, Allard se perdió la mayor parte de la primavera por una lesión de estrés en la espalda baja, una lastimadura que lo mantiene fuera del montículo pero que no debe causarle problemas a largo plazo. Allard tiene una recta por encima del promedio y una curva superior con acción del brazo fácil y suelta, y todavía tiene algo de proyección en su cuerpo, aunque es más de durabilidad de que de una buena recta a lo largo del camino. Su lanzamiento rompiente y su forma respetable de lanzar lo habrían convertido en uno de los primeros 10 seleccionados si hubiese lanzado en toda la primavera.

Nick Plummer, San Luis (seleccionado 23º): Plummer fue una casualidad para los escuchas - bateó muy bien en el verano pasado, pero fue difícil de encontrar porque la competencia era muy pobre y su liga comienza los turnos de los bateadores en conteo de 1-1. Eso significa que los equipos tenían que sopesar los números del verano pasado de forma poco usual, y enfocarse más en su mecánica y su cuerpo en esta primavera. Tiene un swing grandioso, corto y rápido que produce contacto duro con algo de poder, así que mientras casi encaja en el perfil de un jardinero izquierdo - especialmente porque sus tiros lucieron algo peor en esta primavera en comparación con la anterior - pienso que su bate va a lucir bien allí.

Jon Harris, Toronto (seleccionado 29º, ronda intermedia): Un sólido abridor en universidad con dos pitcheos por encima del promedio gran actuación y espacio para mejorar no debió haber sido seleccionado tan tarde en esta ronda. Harris tiene un gran potencial para llegar a ser un segundo abridor si todo le sale bien, con expectativa de ser un abridor promedio sólido. Para Toronto, quienes entregaron su turno de primera ronda para firmar a Russell Martin, el conseguir a Harris en el turno 29 fue un mini golpe.

Selecciones que cuestiono

Taylor Ward, Angelinos de L.A. (seleccionado 26º): Yo no tenía a Ward en mi lista de los 100 mejores; yo hablé con varios escuchas que me dijeron que ni siquiera era un talento de segunda ronda, cuestionando su bate (solo bateó .304 con 34 ponches en esta primavera) y el guante. Su swing es muy plano y no recibe ni enmarca bien los lanzamientos, con manos duras que lo traicionan cuando trabaja hacia el lado de su guante. Tiene fortaleza en el brazo, pero tiene mucho que hacer con el bate y con el guante.

Josh Naylor, Miami (seleccionado 12º): Naylor puede batear y tiene poder, siendo comparado con Prince Fielder... en cuanto al cuerpo al igual que su bate. Está listado como que pesa 225 libras y podrían ser más, con un tipo de cuerpo que presagia que se va a poner más pesar; es un primera base que podría terminar como designado. Tiene talento para estar en la primera ronda de seguro, y el director de escuchas Stan Meek siempre ha preferido jugadores con tamaño, pero entre la posible falta de posición y el trabajo que tendrá que hacer Naylor para mantenerse en forma, hay mucho riesgo aquí.

DJ Stewart, Baltimore (seleccionado 25º): Stewart es casi igual que Naylor, otro chico con cuerpo grande que puede batear y que tiene algo de poder, pero sobre él pesan varias dudas en cuanto a su posición y su peso. Stewart está listado con 6 pies de estatura y 230 libras de peso, probablemente pese más que eso, y tiene una mitad inferior rellena que hace difícil visualizar que se quede jugando en los jardines aunque tiene el brazo para ello. Además tuvo problemas con el bate de madera en el verano pasado, y fue el peor en el equipo nacional universitario.

Phil Bickford, San Francisco (seleccionado 18º): Probablemente Bickford se convierta en relevista a largo plazo, un chico de un solo lanzamiento sin gran comando, aunque los Gigantes tienen un gran historial de desarrollar brazos en bruto. Otros equipos me decían que se habían alejado de Bickford por preocupaciones en sus examines médicos, y que no se ganó ningún amigo en el año que asistió a Cal State Fullerton, quemando todos esos puentes cuando se fue del equipo el día antes del día pautado para regresar para su segundo año. Pero al final del día todo se trata de su repertorio: Tiene un solo lanzamiento por encima del promedio, y los Gigantes tienen mucho trabajo que hacer para convertirlo en un abridor de Grandes Ligas.

Selección sobre la cual no sé que pensar

Brady Aiken, Cleveland (seleccionado 17º): O es algo genial o es un desastre, y realmente no creo que lo sepamos con certeza hasta que Aiken, quien fue sometido a la cirugía Tommy John en marzo, vuelva al montículo en la próxima primavera. Aiken fue el primer seleccionado general hace un año, no firmó con Houston luego de un desacuerdo sobre algo en su examen físico cuando iba a firmar su contrato, y si estuviese completamente saludable habría sido nuevamente el primer seleccionado (o por lo menos lo habría merecido). Pero con el diagnóstico del desgarro en el ligamento del codo y su previsión menos certera que en la mayoría de los casos, esta es una selección que podría ser de alto riesgo, pero también de mucha recompensa posible.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Algunas notas del partido entre Reales y Cachorros del pasado martes en el Sloan Park en Mesa, Arizona, donde los Cachorros intentaron lo más que pudieron para perder el partido en la novena entrada pero aun así salieron con la victoria 4-3:

Javier Baez
AP Photo/Charles Rex ArbogastJavier Báez no ha mejorado, y solo le gusta esperar porque el lanzador cometa un error ante él.
• Los cotizados prospectos de los Cachorros Kris Bryant (dolencia en el hombro) y Jorge Soler no jugaron, así que el nombre más grande en el terreno al comenzar el partido fue Javier Báez, cuya forma de batear fue exactamente... la misma que tuvo al final de la temporada pasada. Solo para dar un ejemplo, su turno ante el zurdo de los Reales Brandon Finnegan lució casi como un libreto: Le hizo swing abriendo el turno a un cambio, luego recibió el mismo pitcheo en la misma localización y volvió a hacerle swing adelantado, y luego por lo menos llevó el conteo a 2-2 antes de conectar un débil rodado a la intermedia ante otro cambio.

A principios del partido, había halado una pelota bien lejos, a distancia de cuadrangular, pero que se fue de foul, y todo el mundo en el estadio sabía que le harían un lanzamiento rompiente y fuera luego de eso - bueno, todo el mundo excepto Báez, quien le hizo swing y falló. Además Báez fue atrapado luego en intento de robo de la antesala en conteo de 3-0 para el bateador, aunque quizás esa decisión pudo haber venido de la banca. Lo que me molesta de él es la falta de ajustes en su forma de batear; los lanzadores lo pueden sacar de out en forma casi predecible, y no demuestra el reconocimiento del libro que se tiene de él.

• Kyle Schwarber vino a recibir en las últimas dos entradas, y si observaron algo del partido, pudieron haber visto porqué la mayoría de los evaluadores que no son de los Cachorros, así como ejecutivos, dudan que él se pueda mantener como receptor. Luce bien cuando la pelota está en la zona o por encima de ella, pero cualquier cosa por debajo de la zona o en el terreno le causa muchos problemas, y él es tan fuerte y tan grueso que es difícil para él moverse lo suficiente para cubrir el pitcheo. Su bate podría convertirse en algo especial - tuvo un turno el martes, ante Finnegan, un choque muy difícil para cualquier bateador zurdo joven - pero su guante está tan lejos que las probabilidades son demasiado altas de que termine en el jardín izquierdo.

• Finnegan lanzó la pelota entre 91-94 mph y demostró un cambio superior entre 85-87 con gran velocidad de brazo y un desvanecimiento sutil, gran lanzamiento que utilizó de forma constante ante los derechos. Su slider lució inconsistente, y claramente no lo tiene dominado, quedándosele fuera de la zona o en el mismo medio. Lució muy bien en su primera entrada de labor, un poco menos en la segunda, al perder comando y poco estable en general.

El movimiento del brazo de Finnegan es largo, y es tardío en relación a su punto de aterrizaje, así que su brazo y mano (la mano que está conectada al brazo en la mayoría de los casos) tienen mucho que viajar luego que su pie derecho golpee el terreno, lo que significa que el brazo está haciendo más trabajo del que debería. No hay un envío perfecto, pero yo solo estoy sopesando algunas probabilidades aquí, y las posibilidades son que su forma de lanzar lo lleve al bullpen en vez de permitirle ser un abridor de 180 entradas de trabajo. Fue muy efectivo en algunos momentos como abridor en TCU pero tuvo molestias en el hombro en su penúltimo año, perdiendo algunas salidas (nunca necesitó cirugía o siquiera una larga rehabilitación), y luego fue una parte importante de ese gran bullpen de los Reales en la recta final del año pasado. No culpo a Kansas City por querer desarrollar a Finnegan como abridor, ya que puede mostrar tres lanzamientos y tiene la inteligencia que uno querría como abridor, pero existen suficientes posibilidades de que sea relevista que no quiero pensar mal sobre la decisión de mantenerlo en el bullpen de Grandes Ligas ahora mismo.

• El abridor de los Reales Danny Duffy lanzó cuatro entradas, y aparte de la breve secuencia en la tercera entrada donde perdió su comando, lució listo para comenzar la temporada. Duffy llegó hasta las 95 mph, su bola rompiente le funcionó y estuvo golpeando la zona de forma consistente más allá del momento en el que terminó dando boleto para remolcar la única carrera que permitió en el día. Lució tan bien el año pasado que no puedo ponerlo como candidato a dar el salto en el 2015, pero pienso que tiene más para dar ahora que está completamente saludable, especialmente en términos de hacer fallar los bates, ya que tiene dos pitcheos para hacer eso.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Jugadores estrellato Keith LawGetty ImagesUn abridor de los Cachorros y un antesalista de los Tigres, de 23 años, están en las selecciones de Law.
En cada mes de marzo, suelo escribir una lista de jugadores que pienso que están listos para dar un gran paso en sus actuaciones en la venidera temporada. Estos son jugadores que ya no son novatos pero que no han lucido del todo bien en las mayores o simplemente no han cumplido con las expectativas. La lista del año pasado tuvo varios jugadores que sí dieron el gran paso, incluyendo a Anthony Rendon, Drew Smyly, Tyler Skaggs (antes de su lesión) y Adam Eaton, al igual que Wily Peralta, cuyos números periferales no mejoraron lo suficiente como para ser llamado un año de salto al estrellato, pero que por lo menos tuvo un mejor año.

La lista de este año tiene nueve jugadores: siete prospectos en camino al estrellato, un veterano que pienso que está listo para un gran año y un prospecto fallido que está lastimado en este momento pero que todavía podría tener media temporada de estrellato.

Shelby Miller, RHP, Atlanta

lastname Miller modificó su repertorio de pitcheos al final del verano pasado, añadiendo un sinker que aprendió de Justin Masterson mientras cambiaba su agarre de la pelota con la curva para fortalecer el giro y el largo del rompimiento de la bola. El sinker le ayuda a compensar por la falta de vida o de movimiento en su recta de cuatro costuras, y la curva -- que tuvo su mejor ángulo de rompimiento y largo de giro en agosto, y que luego mejoró en septiembre, según los datos de Pitchf/x -- ahora luce como un potencial pitcheo para sacar de out a los contrarios, con tasas mejoradas de swings fallidos luego del cambio y resultados mucho mejores cuando los contrarios ponían la pelota en juego (aumento de 67 por ciento a 85 por ciento). Me gustaría verlo mejorar su cambio, pero incluso si sigue siendo un pitcheo por debajo del promedio, él tiene otras armas para mejorar mucho más que lo que dicta su FIP de 4.54.

Kevin Gausman, RHP, Baltimore

lastname Gausman va a llegar tan lejos como lo lleve su slider. Sin él, probablemente será un cuarto abridor o un tipo dominante en la octava/novena entrada. Lo he visto lanzando sliders por encima del promedio, y lo he visto algunos que son peores. No se le permitió o pudo lanzar lo suficiente el año pasado, pero los Orioles lo están haciendo concentrarse más en esta primavera y he escuchado (pero no he visto) que es sustancialmente mejor. Solo necesitaría que fuera un lanzamiento consistentemente promedio o por encima del promedio (50 o 55) para convertirlo en una amenaza de ponchar 200 contrarios si logra 32 aperturas este año.

Taijuan Walker, RHP, Seattle

lastname Yo escribí el otro día sobre la mezcla mejorada de pitcheos de Walker, y las preocupaciones menores que todavía sigo teniendo sobre su envoi, pero pienso que el resultado neto aquí es positivo, lo suficiente como para predecir que puede tener un WAR de 2.5-3.0 en esta temporada, especialmente ahora que el ambiente es muy favorable para los lanzadores en Seattle ahora mismo. Mi mayor preocupación para este año con él es la salud -- tuvo algunas dolencias menores en el hombre el año pasado, como resultado de su mecánica de lanzamiento, con paso corto y final largo. Dicho esto, sí puede llegar a las 180 entradas en el 2015, espero un verdadero salto al estrellato.

Nick Castellanos, 3B, Detroit

lastname Castellanos llegó a las mayores rápidamente, con apenas tres años de experiencia en liga menor a pesar de haber comenzado en el béisbol profesional a su salida de la secundaria, así que él fue uno de los más jóvenes (cumplió 23 hace menos de dos semanas) y menos experimentados novatos en tener un trabajo más o menos diario el año pasado. Eso hace que sea menos sorpresivo que haya hecho ajustes tan gradualmente a lo largo de la temporada, pero para el final del año ya se notaba que los había hecho; demostró temprano en el año que podía batear una recta, comenzó a recibir una dieta constante de repertorio rompiente, y para agosto y septiembre recortó su tasa de swings fallidos ante la recta y el cambio en un margen significativo. Su swing se ha mantenido mecanicamente sólido, pero con estas mejoras en su reconocimiento de pitcheo, de forma similar a lo que hizo en Doble A (otro largo periodo de ajuste para él), pienso que él bateará cerca de los .300 con más boletos y otros 5-10 jonrones.

Drew Hutchison, RHP, Toronto

lastname Estoy de acuerdo de que la lesión de Marcus Stroman fue un gran golpe a las aspiraciones de playoffs de los Azulejos y un golpe aún más grande para aquellos de nosotros que amamos el juego, pero el surgimiento de Stroman como abridor de primer nivel oscureció las ganancias hechas por Hutchison desde su regreso de la cirugía Tommy John en 2012. En particular, Hutchison cambió el punto donde suelta la pelota con su slider para darle más profundidad y por lanzarlo mejor y más efectivamente ante los zurdos, pero además le quitó algo de velocidad, utilizándolo como una recta cortada. Ahora el pitcheo tiene más giro, se mueve de forma más veticual (con menos movimiento), y un rompimiento mayor, lo que hace que sea más difícil para los bateadores -- mejorando su tasa de swings fallidos en cerca de 40 por ciento. Denle esa arma por una temporada completa y podría recortarle una carrera completa a su efectividad.

Xander Bogaerts, SS, Boston

lastname Yo soy de los que opina, aunque no puedo justificarlo o no comprobarlo por completo, que la decisión de los Medias Rojas de sacar a Bogaerts del campocorto cuando firmaron de vuelta a Stephen Drew en mayo pasado causó o por lo menos exacerbó los problemas ofensivos de Bogaerts. El torpedero natural de Aruba bateaba .296/.389/.427 luego del 1 de junio, su partido final en su posición natural antes de ser movido a la antesala para hacerle espacio a Drew; bateó .182/.217/.300 en los siguientes dos meses mientras jugaba la tercera base, y no pudo recuperarse incluso luego de volver al campocorto. Jugó toda la campaña pasada con 21 años, el jugador de Grandes Ligas más joven en calificar para el cetro de bateo en el 2014, y por ende será más joven este año que muchos novatos que lucen más brillantes porque no han tenido el fallo en Grandes Ligas que ha tenido él. Ya no tiene el reto de aprender una nueva posición mientras está en Grandes Ligas, por lo que Bogaerts puede y debe regresar a utilizar el mismo tipo de mecánica paciente en el plato que utilizó durante toda su carrera en liga menor, en la postemporada del 2013 y en esos primeros dos meses del 2014. Esas habilidades no se pierden de la noche a la mañana.

Trevor Bauer, RHP, Cleveland

lastname Bauer ya dio el paso adelante el año pasado, con una tasa de ponches del 21.6 por ciento y un WAR de 1.5, pero existe claramente otro nivel de control que puede alcanzar que lo podría convertir en un lanzador mucho más valioso. Se ha medido a 51 bateadores en esta primavera sin dar boletos, algo que es notable porque hace apenas dos años no podía tomarse una taza de café sin otorgar dos boletos, y los reportes que me llegan de escuchas y ejecutivols son uniformemente positivos.

Jason Heyward, RF, San Luis

lastname Yo se que es hacer trampa el seleccionar un jugador tan bueno como Heyward que ya es una estrella y decir que va a dar el salto, y no creo que exista ningún paralelismo extraño con J.D. Drew cuando se fue de Atlanta a San Luis en su último año de contrato y que tuvo lo que resultó ser el mejor año de su carrera. Pero mi optimismo con el bate de Heyward no está atado a ninguno de esos factores, pero sí a su salida del carrusel de coaches de bateo que tuvo Atlanta y que tuvieron problemas para ayudar a varios jugadores con problemas en su swing, incluyendo a Heyward, B.J. Upton, y Dan Uggla. El swing de Heyward cambió luego de una lesión en el hombre que sufrió en su año de novato, y nunca ha vuelto a ser el mismo que cuando prospecto; ya no es la máquina de conectar rodados que fue en sus primeros dos años, pero no está poniendo la pelota en el aire -- ya sea de línea o como elevado -- tan frecuentemente como debería.

Jacob Turner, RHP, Cachorros de Chicago

lastname Turner está lastimado al momento de escribir estas líneas, con una dolencia en el flexor y un moretón en un hueco pero aparentemente sin daños en el ligamento, aunque hemos visto reportes anteriormente de esos que dicen que es una "una lesión superficial" convertirse en un "desgarro de ligamento". Pero Turner había logrado tener su brazo de vuelta a como lo tenía cuando era un lanzallamas a inicios de su carrera, y según reportes, ya estaba lanzando a 96 mph antes de su codo, probablemente reaccionando a la renovación de una acción de un brazo en desuso. No estoy diciendo que se va a convertir en el Jake Arrieta de este año, pero si está lo suficientemente saludable para lanzar luego de su mes de descanso y algunas semanas de rehabilitación, pienso que puede mejorar esa tasa de ponches en cerca de un 15 por ciento a cerca de un 20 por ciento gracias a la restaurada velocidad en su brazo.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Ben ZobristRob Tringali/MLB Photos/Getty ImagesBen Zobrist tendrá un impacto inmediato en el medio del cuadro de Oakland.
Oakland sigue intentando mantener su estatus de contendiente para el 2015, a pesar de la pérdida de dos piezas grandes en su rotación, al añadir prácticamente la parte media del cuadro interior de un plumazo al adquirir a Ben Zobrist y Yunel Escobar de Tampa Bay por John Jaso y los jugadores de liga menor Daniel Robertson y Boog Powell. Los Rays se ponen más jóvenes y más baratos, al adquirir a su segunda base del futuro en Robertson, y evitar perder a Zobrist como agente libre luego del 2015.

Los Atléticos no tenían jugadores del medio del cuadro interior capaces en su roster para el 2015, y en una movida inteligente añadieron dos - una ganancia neta de cinco o seis victorias para el equipo de Grandes Ligas que tenía un pronóstico conservador. Zobrist ha sido uno de los mejores jugadores en el béisbol en las pasadas seis temporadas. Aunque nunca fue un prospecto cotizado gracias a la rareza de la mecánica de su swing que no podía producir ningún poder, logró trabajar la misma luego de ser cambiado a Tampa Bay y promedió 37 dobles y 19 jonrones por cada 162 juegos desde que se convirtió en jugador regular durante la temporada 2008. Es un bateador paciente, de alto contacto, con más probabilidad de conectar 40 dobles y 10-12 jonrones en Oakland que de redescubrir su potencial de conectar 20 cuadrangulares, y con defensiva por encima del promedio en la segunda base que puede ayudar en cualquier otra parte del diamante excepto detrás del plato y en el montículo. Se ganará $7.5 millones en el 2015, el último año de lo que debe ser uno de los mejores contratos en cuanto a valor se refiere para cualquier equipo en la historia de MLB, e incluso si vale apenas 5 de WAR - lo que sería un año malo para él - él valdrá varias veces su salario, y es una mejoría grande en comparación con cualquier opción interna que tuviesen los Atléticos.

Yunel Escobar es un torpedero de todos los días con un promedio sólido, un defensor por encima del promedio que puede hacer mucho contacto pero que no recibe muchos boletos o batea con poder; sus números defensivos bajaron mucho en el 2014, aunque nunca tuvo números cercanos a esos en alguna temporada previa. Además tuvo que batallar con varias lesiones el ao pasado, incluyendo molestias en su hombro de lanzar y rigidez en la corva. Tendrá 32 años en el 2015 y podría comenzar a mostrar algo de declive relacionado con su edad en su defensiva, pero apuesto por una recuperación dado su historia y el hecho de que su defensiva nunca ha estado relacionada con su velocidad (la que de todas maneras no tiene). Su enfoque de alto contacto tiene mucho valor ahora mismo, gracias a la extraordinaria corrida en postemporada de los Reales, y Oakland parece valorar mucho esa habilidad. Pienso que puede volver a ser un jugador con WAR de 2 en el 2015, mayormente gracias a su guante y posición, más que digno que los $5 millones que Oakland le pagarán este año o los $7 millones que recibirá en el 2016.

La movida convierte a Marcus Semien en una especie de super utility en Oakland, en vez de pedirle que juegue todos los días en el campocorto. El rol esporádico le servirá para utilizar mejor sus habilidades, ya que no tiene el guante para ser campocorto a tiempo complete y no está claro si tiene su suficiente contacto para ser regular en otra posición. Con la posible partida de Zobrist luego de la temporada, los Atléticos podrían considerar mover a Brett Lawrie a la segunda base, la que jugó brevemente como prospecto, dependiendo del desarrollo de su seleccionado en la primera ronda del sorteo del 2014 - el antesalista Matt Chapman, un sobresaliente defensor con poder, pero con pocas herramientas de bateo.

Tampa Bay necesitaba vender a Zobrist al mejor postor posible, y obtener un futuro jugador regular en Daniel Robertson, y esto era a lo más que podían aspirar en un acuerdo como este - con buenas posibildiades de que Robertson se convierta en un jugador de todos los días por encima del promedio o mejor gracias a sus herramientas en el plato. Robertson fue seleccionado en la ronda intermedia en el 2012 gracias a su prometedora caja de herramientas de bateo y su habilidad para jugar en cualquier parte en el cuadro interior; dio un gran paso al frente en el equipo Clase A alta en la Liga de California, jugando en uno de los estadios más neutrales de la liga en Stockton, donde conectó para .310/.402/.471 y mejorando a medida que progresaba la temporada. Robertson tiene un swing corto y directo, comenzando con una posición abierta y ligeramente transfiriendo su peso. No tiene mucha rotación en su swing y es probable que se convierta en un bateador de líneas con poder por debajo del promedio, haciendo mucho contacto y embasándose mucho dado su historial de boletos recibidos hasta el momento en el béisbol profesional. Es un corredor con clasificación de 40, y su trabajo de pies no es lo suficientemente bueno como para ser campocorto, pero tiene el brazo para ser antesalista y las manos para jugar tercera o segunda base.

John Jaso vuelve a Tampa Bay, de donde salió mediante cambio por un jugador que nunca volvió a ser nombrado, y se prevé que sea el principal bateador designado y receptor ocasional. Demuestra paciencia y algo de poder ante los derechos, pero no puede batearle a los zurdos, y no puede sacar a nadie detrás del plato. Los Rays tienen cinco candidatos para sus jardines, y podrían utilizar la adquisición de Jaso como un incentive para cambiar a David DeJesús, un bate sólido en comité y jardinero/bateador designado adicional por alguien dispuesto a pagar los $6 millones que se le deben, lo que le daría más turnos de juego a Kevin Kiermaier y Brandon Guyer entre el jardín izquierdo y el puesto de designado.

Tampa Bay además recibe a Boog Powell (sin parentezco con el legendario jugador de los Orioles), un jardinero de 21 años que destruyó la Liga del MedioEste en la primera mitad (pero que era ligeramente más viejo que el resto de sus compañeros en este nivel), entonces fue suspendido por 50 juegos por uso de anfetaminas. Tiene un swing fuerte y limpio que genera mucho contacto pero sin poder, ya que no utiliza mucho su mitad inferior, aunque no veo razones físicas para que no produzca poder promedio con algunos ajustes mecánicos (incluso a expensas de algo de contacto). Ha jugado mayormente en el jardín central a nivel profesional pero es muy probable que sea movido a una de las esquinas. Los Rays no tienen miedo de alguna suspensión por anfetaminas - ellos han tenido algunos tipos así en su organización - pero si el valor demostrado por Powell este año fue gracias a las drogas, él no tiene otro valor para compensar una gran baja en su promedio de bateo.

En un cambio pequeño anunciado esta semana, Atlanta adquirió a uno de los mejores prospectos de los Angelinos, el lanzador zurdo Ricardo Sánchez, en cambio por el antesalista Doble A Kyle Kubitza y el relevista de Clase A Nate Hyatt. Sánchez lanzó a los 17 años este verano en la Liga de Novatos de Arizona, alcanzando las 94-96 en sus corridas de tres y cuatro entradas y lanzando con consistencia en un poco menos de esa velocidad, con una curva por encima del promedio que se proyecta para más. Él necesita refinar su cambio, lanzar más entradas y mejorar su comando, aunque recibe buenas notas por su compostura en el montículo. Le queda mucho camino por recorrer - cuatro año si se es optimista - pero si se mantiene saludable podría convertirse en un abridor del medio de la rotación o mejor.

Estoy sorprendido de que los Angelinos estuviesen dispuestos a salir de él, dado su alto potencial. Kubitza se proyecta como un jugador de todos los días, a duras penas; su tasa de boletos es alta, pero no es demasiado joven para estar en AA, tiene poder limitado, y necesita algo de trabajo para convertirse en un defensor adecuado en la antesala. Hyatt es un relevista que no acaba de conquistar el nivel Clase A alta en los dos años que lleva allí. Quizás Kubitza, si se aplica mucho, podría terminar siendo un jugador débil con clasificación 50 en las mayores, y se encuentra probablemente a un año de llegar a las mayores; Sánchez es un activo mucho más volátil, pero su potencial de recompensa es mucho mayor para mí para entregarlo sin recibir a cambio algunas estrellas potenciales.
Jeff Samardzija AtleticosCary Edmondson/USA TODAY SportsJeff Samardzija encajará muy bien en la rotación de Chicago detrás de Chris Sale.
Los Medias Blancas no tienen tiempo para el llamado "proceso de reconstrucción".

Su adquisición el lunes en la noche del lanzador abridor Jeff Samardzija por la vía del cambio y la firma del cerrador David Robertson es testimonio del paso acelerado de Chicago a volver a ser un equipo contendiente, probablemente al punto en el que cómodamente son un equipo de .500 (asumiendo que tienen una rotación saludable), mientras atienden sus dos necesidades más grandes con respecto al roster del 2014.

Samardzija dio un gran paso hacia ser un as en el 2014, dos años después que pasó de ser un tipo que apenas podía retener un puesto en el roster de 40 peloteros a ser un abridor del medio de la rotación. Cumplirá 30 años en el 2015, pero fue una estrella de dos deportes en Notre Dame que llegó al béisbol profesional con experiencia limitada en el pitcheo en comparación con la mayoría de los lanzadores universitarios, y no llegó a las 140 entradas de trabajo en un año calendario hasta el 2012.

En retrospectiva, es fácil juntar lo que sucedió: Un gran atleta que no tuvo la suficiente cantidad de repeticiones antes de que fuera colocado a la fuerza en un roster de Grandes Ligas por su contrato, eventualmente logró dichas repeticiones e hizo los ajustes necesarios. Logró repetir sus envíos de manera más fácil, comenzó a trabajar más su recta en el tercio inferior de la zona de strike, y su slider comenzó a mejorar al ser más consistente. En el 2014, mejoró su control aún más, aumentó su tasa de rodados y de alguna manera su recta también mejoró. Tiene un suelo de WAR de 4, con algo de espacio para acercarse a 5, y tomar el lugar de uno de los abridores de nivel de reemplazo en la parte trasera de la rotación de los Medias Blancas.

Los Medias Blancas consiguen un lanzador abridor sólido, al menos por una temporada (Samardzija tiene pautado ser agente libre luego de la temporada 2015).

David Robertson
Kim Klement/USA TODAY Sports... y David Robertson atenderá una gran necesidad en la parte trasera del bullpen de los Medias Blancas.
Además los Medias Blancas consiguen un relevista sobresaliente en Robertson, que mejora su bullpen a corto plazo, pero están pagando el alto costo en años que parece que está obteniendo cada relevista en la agencia libre en estos días. Chicago carecía de un "cerrador", ya fuese probado o de otro calibre, antes de este acuerdo, pero el beneficio real de tener a Robertson no son sus salvamentos (o su historial por obtenerlos). En cambio, es su habilidad de hacer fallar los bates. Tuvo un poco de mala suerte en el 2014 al permitir la mayor cantidad de cuadrangular en su carrera, siete, a pesar de tener una baja tasa de elevados. Añadirá más de una victoria de valor a los Medias Blancas en el 2015 -- quizás cercano a dos victorias, si consideramos algunos de los brazos que hubiesen tenido que manejar su carga de entradas de no haber llegado él al equipo.

Sin embargo, los contratos de cuatro años a los relevista tienen un pésimo historia, y no hay una razón en particular para asumir que Robertson será inmune a los mismos factores de desgaste -- lesiones y falta de efectividad -- que afectan a los relevistas en general. Me siento mejor en cuanto a que los Medias Blancas puedan mantenerlo más saludable, dado el trabajo que han hecho para mantener saludable a Chris Sale en los momentos en que su codo ha comenzado a flaquear. Pero la naturaleza de la labor de un relevista en estos días, con salidas cortas en vez de trabajo en días consecutivos, parece que provoca más lesiones y vida promedio más corta. Dudo que este acuerdo salga bien a largo plazo para Chicago, pero a corto plazo les resuelve una necesidad muy crítica.
Jonathan LucroyMike McGinnis/Getty ImagesLos ajustres hechos por el receptor de Milwaukee Jonathan Lucroy le han rendido frutos este año.
Esta es la tercera edición de "aquellos peloteros que excedieron mis expectativas". Daré un vistazo a los jugadores que resultaron mejor de lo que había pronosticado e intentaré explicar los errores que cometí a la hora de evaluarlos. En las primeras dos ediciones, discutí solamente acerca de los jugadores sobre los que había opinado enfáticamente, diciendo que no serían lo exitosos que eventualmente llegaron a ser. Este año, he incluido algunos peloteros de los que no hablé mucho cuando eran prospectos o ligamayoristas jóvenes, errores de omisión que de todas formas son errores.

Jonathan Lucroy, C, Cerveceros de Milwaukee

Lucroy
Lucroy
Lucroy llegó a mi lista de los principales 10 prospectos de los Cerveceros solamente una vez, previo a 2010, cuando fue el primer año que hice una clasificación tal para los 30 equipos. Esa lista resulto estar bien abastecida de futuros ligamayoristas:

1. Brett Lawrie, 2B
2. Alcides Escobar, SS
3. Eric Arnett, RHP
4. Kyle Heckathorn, RHP
5. Jonathan Lucroy, C
6. Wily Peralta, RHP
7. Lorenzo Cain, CF
8. Jake Odorizzi, RHP
9. Kentrail Davis, LF
10. Zach Braddock, LHP

Arnett, Heckathorn y Davis recién habían sido reclutados en el draft; pero las verdaderas estrellas de esa generación resultaron ser Khris Davis, que fue seleccionado en la séptima ronda, Scooter Gennett, elegido en la ronda 16, y Mike Fiers, reclutado en la ronda 22.

En el caso de Lucroy, las estadísticas revelaron una historia más acertada de lo que indicaban los reportes de scouteo. Lucroy recibió más bases por bolas que ponches cuando militaba en Doble-A a los 23 años, con un OBP de .380 (quinto de la liga entre los jugadores con más de 100 partidos), y con cierto poder para batear dobletes. Él también había puesto fuera de combate al 40 por ciento de los rivales que habían intentado robarle una base. Pero Lucroy tenía un swing muy corto como amateur, e hizo lo que parecían unos simples ajustes con sus manos, cambios que yo asumí de forma incorrecta que no le darían más poder. Pero esos cambios hicieron su swing más rotacional, y él ha sido consistente con sus estadísticas de ISO (de .150 a .200), y este año probablemente superará la barrera de los 70 extra bases. Asumí que esta falta de poder haría que los pitchers de Grandes Ligas estuvieran dispuestos a atacarlo en lugar de darle las bases por bolas que había obtenido en Doble-A, pero mi premisa resultó falsa; él desarrolló más poder del que pude pronosticar.

Y cuando Lucroy era amateur, ni siquiera había considerado que él tuviera la habilidad para posicionar los lanzamientos, además de que él no tenía buena reputación entre los scouts como un gran defensor fuera de su brazo, pero él resultó ser un receptor sólido con gran habilidad para posicionar lanzamientos. Añadan eso al inesperado incremento de poder, y podrán ver por qué me equivoqué con un jugador que ya tiene 6.3 de WAR esta temporada, empatado como el séptimo mejor de las Mayores.


Todd Frazier, 3B, Cincinnati Reds

Frazier
Frazier
Tenía mis dudas acerca de Frazier cuando era prospecto, ubicándolo en el puesto 66 de mis mejores 100 antes de 2010, para luego sacarlo de la lista y ubicarlo hasta el fondo de los mejores 10 de Cincinnati luego de una temporada mediocre en Triple-A cuando tenía 24 años. Nunca me había gustado el swing de Frazier, que tenía un enorme enganche al inicio que creó una trayectoria hacia arriba, pero vi que sus resultados sólidos en Doble-A eran una señal de que él produciría a la ofensiva. Él ha disminuido ese enganche con el paso del tiempo, pero lo más importante, sus manos son tan fuertes y rápidas, que ha podido batear a un mejor promedio de lo que hizo en sus poco más de dos temporadas en Triple-A.

Él genera mucho daño cuando hace contacto, pese a tener promedios de swing-y abanica por debajo del promedio, con una base lanzamiento-por-lanzamiento. Frazier también ha trabajado para convertirse en un defensor sólido en la antesala, lo suficiente como para convertirse en un jugador con 4 de WAR tanto en Baseball-Reference.com como en FranGraphs. Si Frazier bateara mejor en Triple-A, quizá hubiera confiado en él luego de clasificarlo entre los 100 mejores, y si él no tuviera ese swing tan poco convencional, quizá incluso me hubiera agradado un poco más, remontándonos hasta sus días en la universidad. Pero tuve problemas desde el inicio al ver sus mecánicas de swing, y eso me llevó a ser inconsistente en mis proyecciones con él cuando su rendimiento varió.


Kyle Seager, 3B, Marineros de Seattle

Seager
Seager
Este es muy sencillo: Cuando él era amateur, nunca vi la posibilidad de que Seager bateara de 20 a 25 jonrones por año y que fuera el segundo mejor jugador de posición en su equipo universitario detrás de Dustin Ackley. Seager ha alcanzado los 20 cuadrangulares en tres temporadas consecutivas, sin ayuda verdadera de su parque o de todos los juegos en gira que disputa en Anaheim y Oakland cada año. No me sorprende que se haya convertido en un defensor por encima del promedio en la tercera base, dado lo fuerte que es su perspicacia beisbolera, pero me equivoqué acerca de su poder aproximadamente por 50 por ciento. Él es ahora un jugador con WAR de 4 o 5, y pensé que él estaría debajo de 3, y el poder es la razón principal por la que me equivoqué.


Yan Gomes, C, Indios de Cleveland

Gomes
Gomes
Gomes era un nombre más -- en lugar de ser #ELHOMBRE -- cuando Toronto lo envió junto con Mike Avilés a Cleveland por Esmil Rogers luego de la temporada 2012. Gomes era un bateador regular sin una posición clara. Él tenía muy poca experiencia en Ligas Menores, con solamente 172 juegos detrás del plato antes del canje. Era receptor de tiempo parcial con cierta fuerza en el brazo, pero no tenía ninguna de esas habilidades refinadas que señalaran que sería alguien brillante en la posición. El mes pasado escribí acerca de su surgimiento y por qué creo que es real, pero debo confesar que no tenía grandes expectativas de que se convirtiera en un buen defensor cuando fue canjeado.

Mientras doy un vistazo a los Indios, debo incluir también al pitcher Corey Kluber. No es que haya menospreciado a Kluber, sino que nunca hablé lo suficiente acerca de él pese a tener sólidas estadísticas de ponches en las Menores. Antes de esta temporada, hablé de él exactamente una vez durante toda su trayectoria profesional --cuando fue canjeado de San Diego a Cleveland -- pese a que él fácilmente debió ser incluido entre los 50 mejores prospectos del béisbol.


José Quintana, P, Medias Blancas de Chicago

Quintana
Quintana
¿Es Quintana es el pitcher más anónimo del béisbol que tiene un WAR de 5? Él llegó a esa marca el año pasado si basan su WAR con su efectividad, y lo hizo de nuevo este año si lo basan con su FIP (los dos métodos principales, empleados por Baseball-Reference.com y FanGraphs, respectivamente). Incluso jugando para un equipo que no ha peleado por los playoffs en los últimos años, Quintana parece que ha volado mucho tiempo debajo del radar. Él firmó con los Mets como amateur en 2006, lanzó cinco innings, fue dejado en libertad y luego resurgió con los Yankees en 2008, jugando en la Liga Dominicana de Verano (él de hecho es colombiano). Él llegó a Estados Unidos en 2010 y lanzó 102 innings como abridor y relevista en Clase-A Alta en 2010. Los Yankees optaron por no agregarlo al roster de 40 peloteros ese invierno, por lo que se convirtió en agente libre al haber sido liberado previamente por otra organización, y los Medias Blancas lo contrataron para lanzar en Doble-A. Para mayo, él ya estaba en las Mayores y le ha dado a los Medias Blancas 85 aperturas y más de 500 innings, todo por una mínima inversión inicial.

Quintana ha mejorado su recta de dedos separados desde que llegó a Chicago, algo que no sorprende nada debido al éxito que ha tenido Don Cooper, coach de pitcheo de los Medias Blancas, al enseñar ese lanzamiento. Tanto el cutter como el cambio se clasifican al menos por encima del promedio, si no es que superiores. Pero la verdadera clave para Quintana ha sido su notable control de la recta; no la lanza muy fuerte, pero la coloca de forma extraordinaria, toma ventaja en el conteo de forma rápida, y no tiene miedo a alejarle el lanzamiento al bateador. No creo que dure su promedio bajo de cuadrangulares permitidos, especialmente con la mitad de sus partidos siendo disputados en un parque propenso a los cuadrangulares, pero el resto de la fórmula para el éxito es sostenible.


J.D. Martínez, LF, Tigres de Detroit

Martínez
Martínez
No fui el único que se equivocó con Martínez, pero la razón por la que todos lo subestimamos es educativa: los peloteros cambian, en formas que las proyecciones estadísticas no pueden pronosticar y sobre las cuales los scouts solamente pueden especular. No me gustaba el swing de Martínez, su falta de disciplina en el plato ni su pobre defensiva en el jardín izquierdo cuando era un prospecto prometedor con el bat en el sistema de sucursales de los Astros. Luego de casi 1,000 turnos en Houston, parecía estar acabado.

Martínez corrigió su swing la pasada temporada baja -- colocando sus manos más abajo, enderezando su cuerpo, incrementando su tranco para mayor transferencia de peso. Eso resultó un enorme incremento de poder, al ir de un ISO de .136 en su carrera a un ISO de .257 este año. Quizá debí haberlo clasificado dentro de los 10 mejores prospectos de los Astros cuando iba en ascenso, ¿pero alguien pudo pronosticar que él llegaría a ser un pelotero con 60 extra bases con las herramientas y mecánicas de swing que tenía en ese entonces?


Jacob deGrom, P, Mets de Nueva York

DeGrom
DeGrom
Creo que clasifiqué a deGrom agresivamente antes de 2013, poniéndolo en el décimo sitio en el sistema de los Mets basándome en algunos reportes muy buenos acerca de su recta y su curva que surgieron en la media campaña que disputó tras volver de la cirugía Tommy John. Él tuvo un sólido 2013 en tres niveles, pero sus promedios de ponches no igualaron su repertorio, y la mayoría de los scouts con los que platiqué creían que terminaría como relevista, detrás de otros prospectos de los Mets más aventajados como Rafael Montero. Como consecuencia, lo bajé en la clasificación al número 12 de su sistema.

Por supuesto, deGrom ha sido uno de los mejores novatos en la Liga Nacional este año, mostrando una mezcla de cuatro lanzamientos --tres de esos son al menos de promedio sólido -- con el mejor promedio de ponches en su carrera. Hace fallar a los bats rivales dentro y fuera de la zona, su control está por encima del promedio, y él es tan atlético que su control quizá pueda mejorar porque puede repetir sus envíos muy fácilmente. Él también es un buen bateador, lo suficiente para crear una diferencia en su valor para los Mets.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Maikel Franco Filis de FiladelfiaCliff Welch/Icon SMIMaikel Franco se recuperó de un lento inicio en Triple A y fue subido a las Mayores esta semana.
El 1 de septiembre de cada año es cuando los equipos de Grandes Ligas pueden expandir sus rosters activos de 25 peloteros hasta un máximo de 40. Por eso, los equipos han comenzado el proceso de ascender a unos cuantos prospectos, bien sea para que les den un impulso en su lucha por los playoffs o para que algún prospecto clave tenga un poco de desarrollo en Grandes Ligas. Algunos prospectos quizá sean ascendidos luego que sus equipos de Ligas Menores completen sus respectivas series de playoffs, y otros que luzcan listos quizá no sean ascendidos en ningún momento, por las reglas de los rosters (Kris Bryant, de los Cachorros, es uno de los ejemplos).

Aquí tenemos a ocho peloteros que ya fueron ascendidos, y lo que podrían aportar durante el siguiente mes en las Grandes Ligas:

Jorge Soler, jardinero, Cachorros de Chicago (Número 28 en mi lista del Top 50 de prospectos a media temporada, número 26 en el Top 100 de pretemporada): Soler ha estado en Grandes Ligas algunos días, bateando de 19-10 con siete extra-bases en sus primeros cinco partidos en las Mayores. Soler es una superestrella en ciernes, con velocidad monstruosa con el bat y poder puro, un sorprendente estilo pulido en el plato para alguien que solamente tiene 621 apariciones al plato en las Menores (repartidas durante tres años) y el atleticismo para eventualmente convertirse en un defensor por encima del promedio en el jardín derecho. Él no bateará para .500 el resto de su carrera, pero no veo ninguna razón por la que no continuará bateando bien durante septiembre.

Joc Pederson, jardinero, Dodgers de Los Angeles (Número 22 a media temporada, número 41 en pretemporada): Si Pederson fuera bateador derecho, probablemente hubiera sido ascendido en junio, ya que tiene la mejor defensiva en el jardín central y aporta una combinación de poder/velocidad que los Dodgers podrían usar ahora que el bat de Andre Ethier ha desaparecido. Pederson ha estado listo durante toda la temporada para enfrentar el pitcheo derecho de Grandes Ligas, y no estoy seguro que él pudiera desarrollarse mucho en un paraíso de los bateadores como es la sucursal Triple-A de Albuquerque (posiblemente el parque más amigable para los bateadores en todo el béisbol de Ligas Menores). Él probablemente necesitará cierto tiempo para adaptarse a ciertos lanzamientos de los pitchers zurdos, pero su defensiva y poder contra el pitcheo derecho deberá ayudarlo a generar un impacto inmediato.

Daniel Norris, lanzador zurdo, Azulejos de Toronto (Número 37 a media temporada): El ascenso de Morris durante los últimos 15 meses es un enorme mérito para el staff de desarrollo de los Azulejos, ya que ellos tomaron a un brazo con poder pero con control pobre y un envío inconsistente, y lo convirtieron en un pitcher prospecto de primer nivel que ponchó a 162 bateadores en 124 entradas y 2 tercios en tres niveles durante esta temporada. Debido a lo mucho que ha lanzado este año, él estaría mejor actuando como relevista en septiembre, donde su repertorio de tres lanzamientos por encima del promedio serán factor hasta el punto donde él pueda incluso logar 40 por ciento o más de ponches en una pequeña muestra durante un mes.

Dalton Pompey, jardinero, Azulejos: La promoción de Pompey es probablemente el ascenso más inesperado de todos, ya que él pasó la mayoría del año en la Liga de Florida, y tiene apenas 177 turnos al bat arriba de Clase A. Él se proyecta eventualmente como un primer bat, alguien con velocidad y capacidad para embasarse, que puede jugar defensiva por encima del promedio en el jardín central, pero no estoy seguro que pueda ofrecer mucho en el plato actualmente, o incluso a principios del próximo año, debido a su inexperiencia y su nivel actual de fuerza.

Maikel Franco, 3B, Filis de Filadelfia (Número 63 en pretemporada): Franco estuvo horrible durante la primera mitad en Triple-A, se destapó durante julio y agosto (11 jonrones en ese periodo) y probablemente ha recuperado el liderato en la carrera para ser el tercera base del futuro con los Filis. Él es muy, pero muy fuerte, y compensa su pobre reconocimiento de pitcheos con su fuerza en las manos y las muñecas. Él probablemente será alguien con un OBP bajo durante gran parte de su carrera (él ha conseguido solamente cinco bases por bolas desde la pausa por el juego de Estrellas en Triple-A). En la antesala, sus manos y brazos son más que suficiente, pero sus pies son lentos y él necesitará trabajar mucho en su ubicación y primer paso, para mantenerse en la esquina caliente. Él deberá jugar mucho en la tercera base durante septiembre, aunque quizá también sea sustituto en la primera base para poder mantenerlo en la alineación.

Steven Moya, J, Tigres de Detroit: Moya tiene un enorme poder puro, con muñecas rápidas y un swing muy extenso, así que cuando impacta la pelota, ésta viaja muy lejos (35 jonrones en Doble-A este año), pero él también se poncha mucho con frecuencia (promedio de 29 por ciento). Él es delgado, no es un cañonero grande y unidimensional, y si él se desarrolla con cierta paciencia, que probablemente requeriría recortar su swing moviendo sus manos hacia arriba y más cerca de su hombro, él podría ser un buen quinto o sexto bateador. Sus 21 bases no intencionales este año (3.8 por ciento de sus apariciones al plato) fue su mejor total en una temporada desde que se marchó de la República Dominicana, pero creo que los pitchers de Grandes Ligas explotarán sus debilidades.

Brandon Finnegan, PZ, Reales de Kansas City: La ex estrella de TCU, quien se perdió algo de tiempo en la primavera por dolor en el hombro, ha lanzado con moderación durante el verano, sin exceder los 51 pitcheos en cualquiera de sus apariciones hasta la fecha en el béisbol profesional. Eso le ha permitido a los Reales considerar ascenderlo para ayudarlos con su bullpen durante septiembre. Finnegan promedia 92 o 93 millas como abridor, pero llega a 96 o 97 millas como relevista, con un slider por encima de promedio y un cambio útil. Mide menos de 6 pies de altura, con cierto esfuerzo para sus envíos, y ya se topó con los problemas en el hombro, así que hay una buena posibilidad de que el bullpen sea su papel a largo plazo. Por el momento, los Reales hicieron una gran adición a su cuerpo de relevistas, un pitcher zurdo que es más que un simple especialista.

Cory Spangenberg, 2B, Padres de San Diego: Spangenberg, la décima selección global en el Draft 2011 (próximo a ser un Draft histórico), batalló para batear hasta que repitió Clase Doble-A este año, logrando más poder. Alguna vez fue considerado un corredor con 70 u 80 de calificación en la escala, pero ahora meramente está por encima del promedio, y la intermedia está ocupada en San Diego ahora que Jedd Gyorko firmó un contrato a largo plazo. Spangenberg podría encontrar un rol como utility que pueda jugar la segunda base, jardín central e incluso la tercera base en ocasiones, pero su falta de poder o paciencia evita que sea proyectado como titular en algún otro equipo.
Etiquetas:

Beisbol, MLB

Saltos al estrellato Keith LawGetty ImagesMuchos saltos al estrellato son más producto de muestras pequeñas o buena suerte. Estos lucen diferentes.
Para estos saltos al estrellato, consideré:

• Jugadores que ya no eran novatos para iniciar 2014.
• Jugadores que establecieron un nivel más alto de rendimiento, o que se establecieron como titulares/abridores de mitad de rotación, cuando previamente actuaban de forma parcial o eran peloteros de soporte.

Aunque hubo muchos otros peloteros que tuvieron aparentes saltos este año (por ejemplo, Josh Harrison), estos 10 peloteros tuvieron saltos al estrellato los cuales creo que serán sostenibles en futuras temporadas. Elegí a cinco abridores y cinco jugadores de posición.

Pitchers

Garrett Richards

Desafortunadamente, la temporada de Richards concluyó gracias a una extraña lesión en la rodilla que lo dejó fuera de acción hasta el entrenamiento primaveral de 2015, lo que afecta las posibilidades de los Angelinos para avanzar en la postemporada, y ensombrece el año fenomenal que había tenido. Richards lanzaba primordialmente rectas de cuatro costuras y sliders previo a esta campaña, algo que lo hizo vulnerable ante los bateadores zurdos, y generalmente le conectaban duro cuando dejaba la recta arriba. Este año, agregó una recta de dos costuras, con más vida que la de cuatro costuras y con un vistazo distinto, mientras que también añadió una curva para complementar el slider, un lanzamiento con forma similar pero con menor velocidad. Asumiendo que su rodilla se lo permita, él recuperará su estatus de as el próximo año.


Jake Arrieta

Arrieta tenía buen repertorio con Baltimore, especialmente en periodos cortos, pero tenía comando por debajo del promedio remontándonos a su época en la universidad y en el equipo nacional, donde lo vi por primera vez en 2006. Los Cachorros han desarrollado una costumbre de ir por peloteros como él, para intentar el destapar algo del valor oculto, tal y como pasó con la operación reclamado en waivers/canje por Jacob Turner previamente este mes, y Arrieta es el modelo. El coach de pitcheo Chris Bosio logró que Arrieta llevara a los partidos el mismo envío controlado que mostraba en las sesiones de práctica. Él ha sido más consistente de principio a fin ahora, con menos esfuerzo físico (virtualmente eliminando la sacudida de cabeza que solía hacer) y también mucho más control mental. Él puede controlar mejor la reta, especialmente al trabajar las esquinas de abajo en la zona de strike. Actualmente, luce como un abridor para los primeros sitios de la rotación, y tiene los atributos físicos para mantener esto en el futuro.


Phil Hughes

Hughes, una ex selección de primera ronda que nunca pudo brillar con los Yankees, firmó lo que yo pensé que era un contrato de locura, por tres años y $24 millones, con los Mellizos durante la temporada baja, pero ahora este movimiento luce como una genialidad luego que Hughes se convirtiera en el Avaro de las Bases por Bolas.

Phil Hughes Mellizos
Brad Rempel/USA TODAY SportsEl compromiso de los Mellizos con Phil Hughes podría terminar siendo una ganga.
Su promedio de pasaportes es menos de la mitad respecto a la mejor cifra de su carrera, y dos tercios menos que su promedio de 2013. El coach de pitcheo Rick Anderson decidió no hacer mucho con Hughes, pero atendió su falta de balance entre el control de su brazo izquierdo y su nula disposición para lanzarle adentro a los bateadores derechos, añadiéndole una recta de dos costuras al repertorio de Hughes y haciendo que Hughes le lanzara su cutter tanto a bateadores zurdos como a los derechos. Ahora que Hughes puede atacar ambas esquinas, le ha abierto el plato, y los bateadores no pueden apoyarse solamente en uno de los costados de la zona de strike. Su efectividad quizá no nos indique lo bueno que ha sido: su FIP (2.61) es el quinto mejor de la Liga Americana hasta el momento, gracias al promedio de bases por bolas más bajo de cualquier abridor elegible en el béisbol.


Corey Kluber

Kluber nunca fue de los prospectos principales en ninguna de mis listas; lo que recuerdo es que la única vez que escribí acerca de él cuando estaba en las Menores fue el día en que Cleveland lo adquirió de San Diego. Qué tonto fui, ya que Kluber se ha convertido en uno de los tres mejores abridores de la Liga Americana, con un par de ajustes considerables este año para cimentar su estatus y convertirlo en un gran candidato para un contrato a largo plazo. Kluber tiene ahora un auténtico lanzamiento que rompe con su curva, y ha dejado a un lado el slider a favor de un cutter que promedia de 86 a 90 millas y que ocasionalmente parece un slider. Pero el cambio más importante para él ha sido el cambio de una recta de cuatro costuras a una de dos costuras, lo que le da una mejor sensación para el lanzamiento y por lo tanto un mejor control -al igual que, paradójicamente, un poco más de velocidad también. Él es un auténtico pitcher de cuatro lanzamientos, tres de ellos calificados con 70 en el sistema de evaluación de los scouts.


Dallas Keuchel

La transformación de Keuchel este año, de ser un abridor con altibajos a alguien con madera de estrella, ha sido muy bien documentada, aunque la forma en como el coach de pitcheo de Houston Brent Storm logró convertirlo a él y a Collin McHugh en abridores viables de Grandes Ligas debe darle al equipo y a sus aficionados ciertas esperanzas para el futuro. Keuchel solía trabajar con una recta de cuatro costuras promedio y una curva por debajo del promedio, que no le hicieron ningún favor. Ahora, está alejando su recta del tercio superior de la zona de strike, y su slider es un arma letal contra bateadores zurdos y derechos. Si no das muchas bases por bolas (redujo su promedio de pasaportes una tercera parte esta temporada), abanicas a unos cuantos y mantienes la pelota dentro del parque, te posicionarás bien en muchas rotaciones.

Bateadores

Anthony Rendon

Rendón fue una de mis selecciones de pretemporada primordialmente porque pensé que él batearía más una vez que tuviera más actividad, ya que se perdió mucho tiempo en la universidad y sus inicios como profesional por lesiones en el tobillo. Esta pasada temporada baja fue la primera en muchos años donde no lo vimos rehabilitándose de una de esas lesiones, lo que significó que podía concentrarse para fortalecerse o añadir masa muscular. Eso parece que también lo ayudó a volver a su posición natural en la tercera base, donde es un defensor por encima del promedio, y ya no tiene que pasar por ese entrenamiento sobre la marcha que tuvo en la intermedia en 2013. Él es un pelotero tranquilo y equilibrado, que ha sido un pilar en la alineación de los Nacionales, en un año donde han sufrido la baja por lesión de algunos de sus más importantes bateadores, sobre todo al que Rendón tuvo que reemplazar, Ryan Zimmerman.


Yan Gomes

Gomes llegó en un canje por el relevista Esmil Rogers, una operación que lucía para el olvido cuando Cleveland y Toronto hicieron el cambio. Cuando estaba en las sucursales de los Azulejos, Gomes nunca tuvo la oportunidad de ser el receptor titular, así que parecía que Cleveland había adquirido cuando mucho a un utility que podría ser suplente detrás del plato. Pero él le dijo al club que quería trabajar su defensiva, eludiendo el Clásico Mundial de Béisbol pese a que es el mejor jugador en su posición que ha surgido de Brasil, y prefirió ir anticipadamente a Goodyear para trabajar con Kevin Cash y Sandy Alomar Jr. El perfil ofensivo no ha cambiado mucho, pero lo que es ordinario en primera base tiene calibre de Juego de Estrellas cuando lo combinas con defensiva por encima del promedio, y Gomes hace eso como receptor y por la forma como lanza la pelota -y él incluso se está fortaleciendo más conforme ha avanzado esta temporada, su primera completa como cátcher.


Michael Brantley

La historia de Brantley es sencilla -él creció y se fortaleció, pero lo hizo un poco más tarde respecto al tiempo que les toma a la mayoría de los bateadores. Brantley siempre ha tenido un cuerpo atlético, con un swing que favorece el batear líneas, y en raras ocasiones se ponchó abanicando, cuando era prospecto o ya en las Mayores.

Michael Brantley Indios
Ken Blaze/USA TODAY SportsMás músculo ha sido beneficioso para Michael Brantley.
Su padre, Mickey, tenía una complexión más robusta, pero hasta el año pasado, no parecía que Michael se desarrollaría tanto, perfilándose como alguien de contacto y dobletes. Él añadió algo de músculo este año -a los 27 años, la edad considerada como cima para los bateadores, aunque dichas curvas quizá vayan cambiando--, entonces mientras su BABIP no ha cambiado, él ya estableció las cifras más altas de su carrera en cuadrangulares (con un promedio jonrones/elevados que es el doble de la mejor cifra en su carrera), y lleva el paso para hacer lo mismo con los dobletes. Quizá no sea alguien que en el futuro pegue más de 20 cuadrangulares, pero considero que puede batear de 15 a 20 jonrones por año con 40 dobletes en los próximos años.


Adam Eaton

Eaton ha estado lesionado varias veces este año, una consecuencia de su estilo agresivo de juego (lo podrían incluso llamar "valiente). La seguridad de que un trabajo lo espera cuando vuelve de la lista de lesionados ha ayudado, pero lo más importante es que los Medias Blancas le han permitido ser auténtico a la hora de batear: alguien complicado, que trabaja los conteos incluso si no consigue cifras altas en cuanto a bases por bolas se refiere. Con Arizona en 2013, Eaton estaba en un círculo vicioso donde tenía que rendir de inmediato para ser titular o mantenerse ahí, además de ser instado a que fuera más agresivo en el plato - y ese no es su estilo natural. Es por eso que los scouts y los ejecutivos a menudo discuten que un cambio de escenario quizá ayude a un jugador, y en el caso de Eaton así fue.


Anthony Rizzo

Rizzo estuvo en mi listado de menciones honoríficas en la primavera, pero eso fue antes de que yo me enterara de que había pasado tiempo entrenando con Joey Votto en la temporada baja - y Rizzo he hecho una labor bastante buena imitando a Votto durante el 2014. Él es un bateador más preciso, sigue siendo muy disciplinado, pero también más efectivo para conectar lanzamientos en la zona que la mayoría de los bateadores no puede conectar. Su alto promedio de bases por bolas en abril/mayo no se ha mantenido -aunque pienso que todavía puede logar 100 pasaportes -pero sí se incrementó su poder, y luce como alguien que en el futuro puede batear 30 cuadrangulares de forma constante.

Menciones honoríficas: Chris Archer, Jake Odorizzi, Jose Quintana, Kyle Seager, Dee Gordon, Jonathan Lucroy
Etiquetas:

Beisbol, MLB

AL INICIO