BRISTOL -- Por primera ocasión en la temporada veo a los Dallas Cowboys hacer las cosas en equipo. No hay un mejor ejemplo de labor en conjunto como la de ayer en Dallas.

TODOS JUGARON MAL. No busquemos un culpable, porque todos los son. Y podemos empezar por donde quieran.

JASON GARRETT
Su tibia presencia en la banca fue uno de los factores para no tomar la última palabra, para cambiar una decisión, para tomar, de manera tajante, la determinación de correr el balón; por mucho que Tony Romo tenga la libertad de cambiar las jugadas en la línea. Bajo la situación que estaban los Cowboys (ganaban 36-31) con 2:58, no había otra orden. SE TIENE, SE DEBE CORRER EL BALÓN. En ese punto, Dallas tenía el 88 por ciento de posibilidades de ganar el partido.

La selección de jugadas fue otro factor que deja mal parado a Garrett. Después de ir arriba en la primera mitad 26-3, con récord de franquicia en yardas totales conseguidas (332), Dallas tenía sólo cuidar esa ventaja. Ahora bien, sabiendo la debilidad de la defensiva, la ofensiva tenía que cambiar su plan de juego, pues ahora se tenía una ventaja de 23 puntos con dos cuartos por jugar.

DeMarco Murray había corrido para 93 yardas y un touchdown en 11 intentos después de dos cuartos. Terminó el partido con 18 acarreos para 134 yardas y una anotación. Había sumado al menos 4 yardas en 14 de sus 19 intentos y tuvo cuatro carreras de 10 yardas o más.

Pero las malas decisiones del staff de los Cowboys; Bill Callahan, Garrett, Romo y compañía, iban a aparecer:

  • Dallas lanzó más pases en la segunda mitad que Green Bay, a pesar de que los Cowboys sólo estuvieron abajo en el marcador cuando quedaban 1:17 en el partido.
  • Lanzaron el balón en 48 ocasiones hasta antes de perder la ventaja.
  • Sólo tres jugadas por tierra en el último cuarto cuando tenían ventaja en el marcador.
  • Desde que quedaban 1:04 del tercer cuarto, hasta 2:58 del último cuarto (primera intercepción a Romo), mandaron pase en 14 de las 15 jugadas que tuvieron a pesar de que tenían ventaja de al menos cinco puntos.
  • Si el entrenador en jefe sabe que su defensiva no tiene la capacidad de frenar, entonces se deben tomar acciones del otro lado del balón. La ofensiva debe mantener el mayor tiempo posible el balón en su poder y eso se logra con el juego terrestre.
  • TONY ROMO
    Una vez más vuelve a fallar en los momentos claves, una vez más en diciembre, una vez más se culpa a Romo. En estos momentos se ha quedado guardado en un cajón la buena temporada que ha tenido Romo y lo mucho que ha movido la ofensiva ante la inoperancia de su defensiva. Las decisiones que tomó este domingo influyeron en el marcador (como ocurrió en el partido contra Denver, donde dio un gran encuentro).

    El error más grave de Tony Romo no fue en la segunda intercepción, pues Cole Beasley se detiene en su trayectoria o ruta. El error imperdonable para Romo fue en la primera intercepción, pues se había mandado desde el palco (de Callahan a Garrett) que corrieran el balón, pero Romo tiene la libertad de cambiar la jugada en caso de que vea ocho o más hombres en la caja (para proteger la carrera); sin embargo, bajo la situación que se jugaba --segunda oportunidad y 6 por avanzar con 2:58 en el último cuarto y Green Bay con un solo tiempo fuera-- lo que menos importaban eran las yardas, sino consumir el reloj de juego con una jugada por tierra y dejar sin tiempos fuera a los Packers. Pero Romo cambia la jugada; y no sólo eso, al sentir la presión de Clay Matthews, toma una mala decisión, expone el balón y es interceptado.

    Romo al final aceptó la responsabilidad en ambas intercepciones sin culpar a alguien más. Ni tampoco las decisiones del staff en el llamado de las jugadas.

    DEFENSIVA
    Este ha sido el punto más criticado durante toda la temporada. Porque no han sabido mantener ventajas. Green Bay anotó touchdown en cinco de sus seis posesiones (la última la cuento, pero sólo entraron a poner la rodilla en tierra). Permitieron tres series ofensivas de 80 yardas y dos de 10 jugadas o más. En los últimos dos partidos (Chicago y Green Bay) la defensiva de Dallas ha enfrentado 20 series ofensivas (no cuento dos que entraron solo a poner rodilla en tierra). De esas 20 en 14 han permitido puntos (10 touchdowns y cuatro goles de campo).

    Dallas ha logrado anotar en tres partidos 35 puntos o más y tiene marca de un ganado y dos perdidos en esos juegos. El resto de los equipos de la liga que ha anotado esa cantidad de puntos en un partido, está 52-2.

    DEZ BRYANT
    La actitud que tomó al final del partido, al abandonar el campo antes de que terminara el juego es un acto reprobable. Se fue del campo y dejó a su equipo. Le dio la espalda al equipo. TODOS PERDIERON, TODOS TIENEN CULPA, incluido él.

    Dallas tiene aún dos partidos por jugar y de ganarlos se mete a los playoffs. De lo contario, Jason Garrett se debe ir del equipo.

    Etiquetas:

    NFL, Romo, Tony, Bryant, Dez

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    Tom BradyGetty ImagesA Tom Brady no se le pueden dar demasiadas oportunidades sobre el terreno de juego.

    BRISTOL -- Jamás le des una oportunidad más a Tom Brady.

    Seguro te arrepientes.

    Los New Orleans Saints estuvieron ante la gran oportunidad de vencer a los New England Patriots, pero un mal manejo del reloj le abrió la puerta a Brady para registrar un regreso triunfal más en su carrera.

    Primer error
    Después de jugársela en cuarta oportunidad y 6 por avanzar en su propia yarda 24, los Saints tomaron el balón y corrieron en dos ocasiones obligando a que los Pats utilizaran dos tiempos fuera. Sin embrgo, en tercera oportunidad, lanzaron un pase que fue incompleto y le ahorraron a New England un tiempo fuera, más la pausa de los dos minutos. De ahí vino el gol de campo para colocarse 27-23 con 2:24 por jugarse.

    Intercepción a Brady
    Después del kickoff subsecuente, mismo que terminó en touchback, por lo que no corrió el reloj. En la primera jugada, Brady lanzó una intercepción cuando buscaba a Julian Edelman, quien enfrentaba una doble cobertura. El balón pasó a poder de Drew Brees y su ofensiva con 2:16 por jugarse. Los Patriots se quedaron con un tiempo fuera y la pausa de los dos minutos.

    Segundo error
    Primera oportunidad de Saints de correr el balón y le bajaron sólo cuatro segundos. Vino un tiempo fuera de los Pats. La siguiente jugada fue una carrera y se llegó a la pausa de los dos minutos. En tercera oportunidad, Brees roló por izquierda y perdió 3 yardas. El reloj no se detuvo. Saints entregaron el balón vía patada de despeje. Patriots tendría primero y diez en su yarda 30 con 1:13 por jugarse, pero sin tiempos fuera.

    La serie del triunfo
    Las tres primeras jugadas de los Patriots sumaron 44 yardas en 34 segundos y el reloj se detuvo con 35 segundos después de que Aaron Dobson saliera del campo en la yarda 26 de los Saints. New Orleans optó por entregar yardas a cambio de tiempo, pero no le funcionó, pues permitió yardas y New England no consumió mucho tiempo. Hasta este punto no había tenido que azotar el balón.

    Después de dos pases incompletos al centro del campo, Patriots enfrentó una cuarta oportunidad y 4. Brady, sin presión encontró a Austin Collie para el primero y 10, de inmediato se colocan en la línea de golpea y azotan el balón para dejar 10 segundos con el balón en la yarda 17.

    Siguiente jugada, ¡TOUCHDOWN!

    Los Pats alinearon con gemelos por el lado izquierda. Collins hizo una trayectoria al centro mientras que Kenbrell Thompkins salió recto al fondo de la zona de anotación. El safety Rafael Bush decidió quedarse a apoyar en la cobertura de Collie, dejando un duelo uno-a-uno (WR-CB). Brady no duda y pone un pase preciso, justo donde sólo el receptor puede llegar. Los Saintss tenían a cuatro jugadores de la línea izquierda interna hacía la línea lateral de ese lado y entre la yarda 2 y la zona de anotación para cubrir a dos receptores de New England; de hecho, se habían olvidado de cubrir en trayectoria corta (flat) al corredor Brandon Bolden, quien estaba sólo en la yarda 13.

    Fue un gran regreso de New England y de Brady, quien en dos series ofensivas atrás había sufrido por los receptores que tenía, pues le soltaron tres pases, uno de ellos para el primer intento en cuarta oportunidad. Los Saints no supieron cerrar el partido y permitieron que Brady estuviera en los últimos segundos del partido dentro del campo. Fue su gran pecado.

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    BRISTOL -- Terminó el primer mes de la temporada regular de la NFL y en cada una de las divisiones de la liga podemos ver a uno o dos favoritos, si no es que en algunos casos haya hasta tres equipos que pelean por el liderato. Pero en el Este de la Conferencia Nacional, los cuatros equipos han tenido un desempeño bastante mediocre.

    La constante de estos equipos (Cowboys, Giants, Redskins y Eagles) es la irregularidad. Dallas es líder de la división con la misma marca de ganados y perdidos. Philadelphia recibió una paliza de los Broncos y se olvida la explosión ofensiva de la Semana 1. Washington por fin ganó su primer partido (vs Oakland) y New York aún no sabe lo que es obtener un triunfo.

    Dallas Cowboys
    Sus únicas dos victorias son en casa, pero fuera de ella no han ganado. Además esas victorias fueron contra equipos con récord perdedor. La victoria contra los Giants escondió algo que en su momento lo comenté: ganaron y provocaron seis intercambios de balón, pero le permitieron a New York 478 yardas totales. Con ese número de entregas apenas pudieron ganar por seis puntos.

    La defensiva es el punto más débil que tienen los Cowboys, pues en tres de los cuatro partidos el equipo contrario les ha avanzado para más de 300 yardas totales. En el último partido, San Diego les rebasó las 500 yardas y Philip Rivers tuvo todo el tiempo para hacerles daño superando las 400 yardas por aire.

    A la ofensiva se han olvidado de los pases largos y ahora con el nuevo sistema explotan mucho los pases cortos. Tony Romo, quien ha tenido una buena temporada (hasta ahora), sólo tiene tres pases completos de 25 yardas o más, cuando en las últimas seis temporadas promedió 33 pases de la misma distancia. Dallas es el mejor equipo en esta división o más bien en el menos malo.

    Philadelphia Eagles
    En el primer partido de la temporada dejaron una grata impresión con ese ataque vertiginoso del nuevo coach, Chip Kelly. Pero fue contra una defensiva que no existe como la de Washington y un RGIII que vivía su primer partido después de la lesión en la rodilla. Aun así, los Redskins les anotaron 27 puntos y casi llegaron a 400 yardas totales. En cada partido la defensiva de los Eagles les han avanzado por arriba de las 350 yardas totales; en otras palabras, ES LA ÚLTIMA DE LA LIGA.

    Este juego es de balance y en algún momento la defensiva tiene que estar en el campo para detener al equipo contrario, pero si no tiene la capacidad para hacerlo veremos a Michael Vick con la ofensiva después de un patada de kickoff. Por algo la defensiva de Philadephia es la peor en tiempo de posesión, pues les permite a sus rivales tener el balón un promedio de 35 minutos con dos segundos.

    De nada sirve sacar juagadas rápido sino hay la capacidad de anotar en la mayoría de las ofensivas (algo que ocurría en Oregon, mucho por lo rivales). Hasta ahora la ofensiva anota un promedio de 24 puntos por juego (Nº 12 de la liga), pero permiten 34 (Nº 31 de la NFL). Ahí ya no salen las cuentas.

    Washington Redskins
    Lograron su primera victoria y lo hicieron de visitante, PERO fue contra los Raiders y con mariscal de campo suplente (Matt Flynn). RGIII empieza a tomar ritmo con la ofensiva, pero el problema es que ya perdieron un mes; justo el mes de pretemporada que se perdió por recuperarse de la lesión en la rodilla. Ahora el verdadero dolor de cabeza en Washington es la defensiva.

    En los tres primeros partidos les superaron las 400 yardas; bueno, ¡Green Bay casi llega a las 600! Sólo contra Oakland lograron estar por debajo de las 300, pero los Raiders están lejos de ser un buen parámetro. En yardas permitidas son la segunda peor, sólo arriba de Philadelphia y en puntos permitidos son Nº 25 de la liga.

    Con un RGIII lejos del 100 por ciento y una defensiva incapaz de frenar es difícil competir.

    New York Giants
    Es el equipo más dañado y no sólo porque se mantiene sin victorias, sino porque se ha pasado en los cuatro partidos regalando balones por doquier. Los problemas en New York son similares a sus rascacielos y su nombre ¡GIANTS!

    Su ofensiva ha anotado sólo siete puntos en los últimos dos partidos y han permitido 69. Han entregado el balón en 16 ocasiones para ser los peores de la liga. Los Giants son incapaces de correr el balón y por ende todo tiene que recaer en Eli Manning, y cuando se sobreexpone a cualquier pasador es susceptible a que cometa errores. Al no tener ofensivas sostenidas, su defensiva tiene que pasar mucho tiempo dentro del terreno de juego, lo cual se traduce en puntos. Su ofensiva promedia 4 jugadas por serie, y son los segundos peores en tiempo de posesión con 25:31 (sólo arriba de los Eagles).

    Los Giants están destinados a quedarse en el fondo del Este.

    Las defensivas de los cuatro equipos están lejos de las mejores en la NFL y para mala fortuna esta temporada les toca enfrentar a la División Oeste de la AFC con Denver, San Diego y Kansas City. Ya con esos tres tienen para ver suficientes touchdowns en su contra. Giants y Eagles ya pasaron con Denver. ¡Esta semana es turno de Dallas!

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    Peyton ManningAPLa ofensiva comandada por Peyton Manning ha lucido impresionante tras dos encuentros.

    BRISTOL -- Después de dos semanas de temporada regular en la NFL podemos fijar un criterio, mismo que sólo se puede basar en la impresión que tenemos más no en una constante, pues para eso tendremos que esperar más partidos. Hasta ahora se puede concluir:

    1. Denver, el mejor. Han sido dos partidos donde Peyton Manning ha dejado en claro el ritmo que tiene con sus receptores; su ofensiva camina casi a la perfección, además de que cuenta con varias armas a las cuales les puede dar el balón. Su defensiva, a pesar de la ausencia de Von Miller (suspendido), hace lo suficiente ganar los partidos. Aunque han permitido poco más de 750 yardas en dos partidos. El problema será cuando esta ofensiva no pueda complir los promedios que se ha fijado en estas dos semanas y el peso del partido tenga que caer en la defensiva, como defender una ventaja menor en el último cuarto.

    2. Robert Griffith III, fuera de ritmo y solo en la batalla. La polémica creció después de la segunda derrota de Washington, ahora ante los Packers (en Green Bay), si había sido una buena decisión el dejar fuera de la pretemporada a RG3. No hay duda que el QB se ve fuera de ritmo con sus receptores, que en ocasiones logra poner bien los pases, pero en otras jugadas, sobre todo cuando lo presionan, falla sus envíos. El ritmo y coordinación que pueda encontrar en el juego a la ofensiva no son las mayores preocupaciones, pues eso sólo con las semanas lo irá tomando. El grave problema de RG3 es que no lo veo con la confianza para correr, que no se siente del todo seguro después de la operación en la rodilla. Por cierto, no es la primea ocasión que se lastima la rodilla, pues en su etapa con Baylor sufrió una lesión parecida, pero tuvo dos meses más para recuperarse y los tres primeros juegos de la siguiente temporada no eran tan complicados, pero estamos hablando de colegial. En la NFL la demanda es al máximo. Por otro lado, la defensiva poco le ha ayudado, pues en ambos partidos al medio tiempo el equipo ha ido abajo por más de 10 puntos. Con un RG3 limitado y sin defensiva que le ayude, complicado que Washington pueda pelear en la división.

    3. Pittsburgh sin fuerza a la ofensiva. En este juego es muy importante el balance, más allá de tener un buen QB o grandes receptores, corredores, etc. Si no logra un equipo econtrar el balance, difícilmente podrá tener éxito. Este lunes por la noche vimos un equipo de Pittsburgh que logró llevar el encuentro empatado hasta el medio tiempo y que de alguna forma logró mantener a un equipo de Cincinnati, con mejor ofensiva, a la distancia en el marcador. Pero de nada sirve una gran defensiva (que Pittsburgh está lejos de tener esas defensivas de años atrás) si no son capaces de mover el balón. No tienen juego terrestre. En dos partidos han corrido para un total de 75 yardas para ubicarse en el lugar Nº 31 de la NFL. Por lo mismo, el juego aéreo no lo pueden explotar, no hay puntos, no hay primeros intentos. Simplemente no tienen fuerza en su ofensiva, misma que promedia 4.7 jugadas en cada serie. Y de paso, Big Ben se la pasa más corriendo para no ser capturado que lanzando el balón. Falta mucho en la temporada, pero creo que no los veremos en enero.

    4. Bears y su inesperado inicio. Después de dos partidos Jay Cutler y la línea ofensiva han hecho un trabajo aceptable. Cutler sólo ha sido capturado en dos ocasiones, algo inusual en años anteriores para los Bears. Lo más destacado vino en la primera semana cuando limitaron a la defensiva de los Bengals, equipo que terminó con 53 capturas el año pasado para ser la tercera mejor de la liga. En la segunda semana lograron ganar un partido divisional ante Minnesota, con un Cutler que sin números espectaculares ha sabido manejar la ofensiva. Aún así, necesita cuidar mejor el balón (cinco pases de TD por tres INTs). Pero la clave se llama, Matt Forte, quien se ve involucrado en todas las jugadas. Hasta ahora ha promediado 150 yardas desde la línea de golpeo, cuando años atrás su promedio era de 102. Es clave que el balón pase por las manos de Forte para generar yardas, pero también es importante que involucren a más jugadores. Hasta ahora los Bears han dejado una grata impresión, si tomamos en cuenta el cambio de entrenador en jefe, la pérdida de Brian Ulracher y los errores de Cutler en el pasado. Ahora sólo necesitarán de la consistencia que en un principio mencioné.

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    Colin KaepernickAPColin Kaepernick y sus 49ers vuelven a ser considerados candidatos serios en la Conferencia Nacional.

    BRISTOL -- Es momento de conocer mis predicciones para la Conferencia Nacional, en la temporada regular del 2013:

    NFC Este
    Los Giants pasaron un año con lesiones, pero se lograron sobreponer a esos obstáculos pero no fue suficiente para llegar a los playoffs. La filosofía de juego no cambiara con una defensiva que es de las mejores para presionar y un juego terrestre consistente, además el brazo de Eli Manning, quien año con año gana más respeto y cuenta con las armas para hacer mucho daño (Víctor Cruz y Hakeem Nicks). Washington tiene sus dudas en RG3 después de una temporada brillante para el quarterback, pero todos sabemos cómo terminó. La nula actividad en la pretemporada por la lesión en la rodilla son las grandes interrogantes, además de la debilidad en la defensiva. Dallas siempre están en la boca de todos, para bien o para mal. Tony Romo así como Jason Garrett están ante una de sus últimas oportunidades de trascender o quedar en el olvido. No hay duda que el equipo tiene el talento para pelear por el título, pero en los momentos decisivos es donde se vienen abajo. Hay nuevos coordinadores y un equipo que pudieran a revertir lo ocurrido en las temporadas pasadas, pero al final si no logran ejecutar en los partidos importantes, no trascenderán. En Philadelphia hay nuevo entrenador en la persona de Chip Kelly, quien tuvo temporadas exitosas en Oregon. Vinieron algunos cambios en la defensiva, pero el más significativo lo veremos en la ofensiva, que se espera que sea más explosiva. La gran pregunta es saber si Michael Vick se puede mantener fuera de lesiones.

    1. Giants
    2. Cowboys
    3. Redskins
    4. Eagles

    NFC Norte
    Green Bay tiene hoy en día uno de los ataques más explosivos de la NFL con uno de los mejores QB en Aaron Rodgers; esas armas lo ponen como uno de los candidatos para el título de la NFC. Su defensiva necesita no ser tan dependiente de lo que haga Clay Matthews y otros deben aportar. Su gran prueba pudiera ser 49ers y su ofensiva read-option y ese examen lo tendrán en la primera semana. Minnesota tiene al mejor corredor de la liga en Adrian Peterson, pero eso no es suficiente hoy en día. El entrenador Leslie Frazier ha sabido como inyectar energía a la defensiva, pero si quieren llegar más lejos Christian Ponder debe mejorar. Su ofensiva por aire fue de las últimas mientras que por tierra fuero la segunda mejor. Ponder no necesita ser el mejor de la NFL, pero no ser causa de derrota de su equipo. Detroit trajo a Reggie Bush como otra arma explosiva en la ofensiva y quitar atención a Clavin Johnson. El mayor beneficiado será Matthew Stafford, pero su defensiva no está a la altura de su ofensiva por lo que no hablemos de playoffs para este año. Chicago cuenta con nuevo entrenador, Marc Trestman, además sufrieron la baja de Brian Urlacher por retiro. La defensiva es el sello del equipo, mientras que la ofensiva con Jay Cutler tiene muchas dudas, una de ellas, la inconsistencia.

    1. Packers
    2. Vikings
    3. Lions
    4. Bears

    NFC Sur
    La temporada pasada Atlanta iba camino al Super Bowl pero se interpuso San Francisco. Falcons fue un equipo que terminó con 13 ganados y tres perdidos, un gran récord en una liga tan competitiva como la NFL. Matt Ryan tuvo una campaña en el 2012, ahora se le pedirá algo más y eso quiere decir estar en el Super Bowl. Los Saints tendrán de regreso a Sean Payton en la banca como HC, después del año de suspensión, además trajeron como coordinador defensivo a Rob Ryan, quien buscará mejorar la aérea más débil del equipo. Mucha ofensiva poca defensiva. Carolina tiene en Cam Newton a uno de los jugadores más atléticos en su posición, pero en la NFL se trata de ejecutar y no sólo correr lo más rápido posible o lanzar lo más fuerte o lejos posible. Carolina necesita ejecutar mejor en sus partidos y en su defensiva en los partidos importantes. Tampa Bay mejoró mucho en su defensiva contra la carrera la temporada pasada, así como en la posición de QB con Josh Freeman, pero aún les falta mejorar para poder pensar en playoffs.

    1. Falcons
    2. Saints
    3. Panthers
    4. Buccaneers

    NFC Oeste
    Dos de los equipos más fuertes y para muchos candidatos en para el Super Bowl están en la misma división y quizás uno que puede ser una sorpresa. Me refiero a San Francisco y Seattle, mientras que los Rams pueden causar dolor de cabeza a varios equipos. Colin Kaepernick tendrá su primera temporada como titular desde el inicio, por lo que las expectativas son otras y más altas. Su ofensiva tiene el balance adecuado de correr y pasar el balón, además de que el propio equipo cuenta con ese balance de ataque y defensiva. Seattle cuanta con armas y estilo de juego muy parecido, al equipo llegaron piezas como Percy Harvin (receptor) y Cliff Avril (defensivo) con el fin de llegar al juego grande. St. Louis y Jeff Fisher tuvo un gran año en su primera temporada por lo que se espera que los buenos resultados sean más que los malos. Sam Bradford cuanta con una ofensiva joven con poca experiencia pero con mucho talento. Arizona contrató a Carson Palmer como QB, lo cual no es una garantía pero al menos mejor que los que tenía la temporada pasada. Su potencial ofensivo será puesto a prueba en la división con tres buenas defensivas, pero su punto flaco es, precisamente, la defensiva que no está para pelear playoffs.

    1. 49ers
    2. Seahawks
    3. Rams
    4. Cardinals

    Campeones Divisionales: 49ers (Oeste), Packers (Norte), Falcons (Sur), Giants (Este).
    Comodines: Seahawks (Oeste), Cowboys (Este).

    Playoffs NFC
    Ronda de Comodines: Dallas en Atlanta, Seattle en New York.
    Ronda Divisional: Atlanta en Green Bay, Seattle en San Francisco.
    Juego de Campeonato AFC: Green Bay en San Francisco.
    Campeón AFC: San Francisco 49ers.

    Super Bowl XLVIII: San Francisco vs. Denver.
    Campeón: Denver Broncos.

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    J.J. WattAPJ.J. Watt y los Houston Texans deben coronarse si mayores contratiempos en la AFC Sur.

    BRISTOL -- Una nueva temporada en la NFL está por dar inicio y de la mano vienen las predicciones. Y es que el pronosticar en los deportes es un ingrediente que le da más sabor a las temporadas. Realmente es complicado hacer predicciones en el deporte y más en uno del que nuestra referencia más cercana fue en el mes de diciembre del año pasado.

    Nuestras predicciones del inicio de temporada no se enfocan solamente en la primera semana de la temporada regular, sino que nos aventuramos a predecir lo que va a ocurrir en el mes de febrero del siguiente año. Pero que sería del deporte sin las predicciones o pronósticos, no tendría esa dosis de emoción.

    Así que si les parece y en espera de sus predicciones (abajo en los comentarios) aquí les dejo las mías para la temporada NFL 2013.

    AFC Este
    A pesar de la pretemporada tan complicada que vivieron los Patriots con el caso Aaron Hernández, la operación de Rob Gronkowski y la pérdida de Wes Welker, este equipo sigue siendo el más fuerte de la división, por una simple razón: La dupla Belichick-Brady. La debilidad en la defensiva fue bien cubierta en la agencia libre y draft. Miami podría ser el equipo que ponga algo de oposición, los Dolphins están en el proceso de ser un equipo contendiente. Será el segundo año de Ryan Tannehill como QB titular y para desarrollar más su juego contrataron a Mike Wallace, su defensiva se mantiene muy sólida. Buffalo y los Jets no tienen nada que hacer aquí, ambos han pasado serios problemas para encontrar a su quarterback para el inicio de la temporada y al final se irán con los dos novatos tomados en el draft. E.J. Manuel será el titular en Buffalo, mientras que Geno Smith lo hará con los Jets (por la lesión en el hombro de Mark Sánchez y no tanto porque le haya ganado el puesto). Rex Ryan tratará de salvar su puesto en esta temporada, mientras que Buffalo, además de nuevo QB, tiene nuevo staff de entrenadores. No hay buenas expectativas para ellos.

    1. New England Patriots
    2. Miami Dolphins
    3. New York Jets
    4. Buffalo Bills

    AFC Norte
    Pudiera llegar a ser la más peleada en la AFC. Baltimore tendrá que defender su campeonato sin ocho titulares del pasado Super Bowl, entre los cuales están los dos pilares de la defensiva, Ray Lewis (retiro) y Ed Reed (Houston). Pero la fórmula que les funcionó al final de la temporada la mantiene; juego terrestre con Ray Rice y actuaciones sólidas con Joe Flacco. Cinncinati buscará su segunda temporada consecutiva con playoffs y han madurado en su forma de juego, se han convertido en un equipo con un balance adecuado. Cuentan con una ofensiva agresiva por aire y una buena defensiva contra la carrera. No los descarto para pelear el título de la división o al menos son el comodín más sólido en la AFC. Pittsburgh necesita darle una identidad a su ofensiva y tratar de proteger a Big Ben en todos los aspectos. No puede hacerlo todo. Su defensiva debe ser rejuvenecida, pues el año pasado demostraron que los mejores años de los pilares en la defensiva empiezan a llegar a su final. No será una temporada como las que han vivido los Steelers en otros años. Cleveland están en el proceso de construir una franquicia que pueda competir en los siguientes años, al contar con nuevo staff de entrenadores, así como gerencia y demás. Otro año sin playoffs para los Browns.

    1. Baltimore Ravens
    2. Cincinnati Bengals
    3. Pittsburgh Steelers
    4. Cleveland Browns

    AFC Sur
    Houston vuelve a surgir como el contendiente en esta división. Tienen uno de los equipos más nivelados en la ofensiva y su defensiva, si logra mantenerse sin lesiones este equipo puede llegar lejos, pero necesitarán más de Matt Schaub, pues tiene el equipo como para ponerlos en la Final de Conferencia. Indianapolis estará ante la gran prueba de demostrar lo hecho la campaña anterior, cuando fue el primer año de Andrew Luck y el coach Pagano. Tienen un calendario que les puede ayudar para pensar en estar de regreso en los playoffs. Tennessee y Jacksonville están fuera de toda competencia, pues ambos pasan por inestabilidad en sus quarterbacks.

    1. Houston Texans
    2. Indianapolis Colts
    3. Tennessee Titans
    4. Jacksonville Jaguars

    AFC Oeste
    Denver sale como el sólido candidato en una división donde no tendrá oposición alguna. Los rivales a vencer (salvo por la rivalidad) de los Broncos no se encuentran en esta división, sino más bien en la Conferencia y en mayor parte en la NFC. Peyton Manning estará en su segunda temporada después de la buena temporada que tuvo el año pasado donde llevo a Denver a playoffs. Para esta temporada tendrá otra arma a la ofensiva con la llegada de Wes Welker, pero las ausencias en la defensiva Elvis Duvermil y Von Miller (suspendido) pueden ser un factor en contra. Kansas City con la llegada de Andy Reid y Alex Smith como QB levantará mucho al equipo, pero aún está un escalón debajo de los contendientes. San Diego enfrenta temporada con nuevo head coach, Mike McCoy, así como nueva gerencia general, lo cual ha traído una nueva actitud en el equipo. Su objetivo mejorar una ofensiva que terminó en el penúltimo lugar de la NFL. Oakland... Terrelle Pryor será su quarterback titular para el inicio de temporada. Los Raiders tendrán que limpiar la casa en muchas áreas y ese proceso les llevará par de temporadas, por lo que no hablemos de playoffs.

    1. Denver Broncos
    2. Kansas City Chiefs
    3. San Diego Chargers
    4. Oakland Raiders

    Campeones Divisionales: Patriots (Este), Ravens (Norte), Texas (Sur), Broncos (Oeste).
    Comodines: Bengals (Norte), Dolphins (Este).

    Playoffs AFC
    Ronda de Comodines: Miami en New England, Cincinnati en Baltimore.
    Ronda Divisional: Cincinnati en Denver, New England en Houston.
    Juego de Campeonato AFC: Houston en Denver.
    Campeón AFC: Denver Broncos.

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    Tim TebowGetty ImagesTim Tebow se muda con todo su circo mediático a Foxborough para integrarse a los Patriots.

    BRISTOL -- Tim Tebow tendrá una oportunidad más y gracias a Josh McDaniels (coordinador ofensiva de New England Patriots), y quien lo seleccionó en la primera ronda como entrenador en jefe de los Denver Broncos. Tebow fue firmado por los Patriots este lunes y de inmediato surgen las interrogantes del futuro del ex jugador de los New York Jets.

    Hasta ahora no se tienen detalles del contrato, pero lo que en un principio se observa es que New England lo tendrá como tercer quarterback, después de que dejaron en libertad a Mike Kafka.

    Es cierto que al entrenador Bill Belichick le gustan jugadores que se entreguen, que tengan una ética de trabajo excepcional, que sean inteligentes y que puedan cumplir varias funciones en el campo. Todas estas características las tiene Tebow, pero también tiene un gran mal, (y nada tiene que ver con el fútbol americano), le gusta aparecer en los medios de comunicación. De entrada Tebow se tiene que olvidar de sus conferencias de prensa en los vestidos cada semana, pues en New England se sabe que hay una sola voz y un solo discurso. Ese le pertenece a Bill Belichick, por lo que todos se alinean.

    El pasado nos indica que Belichick ha logrado utilizar a jugadores en una o dos posiciones, tal caso Mike Vrabel (LB/TE zona de gol), Troy Brown (WR/DB extra profundo). Julian Edelman, a quien lo seleccionaron como QB y lo paso a WR. Rescató a Wes Welker y confió en Danny Woodhead (egresado de Chadron St, DIV II NCAA). Por lo que podríamos pensar que pudiera suceder lo mismo con Tim Tebow.

    Fuera de la posición de QB, las opciones para Tebow podrían ser ala cerrada o fullback, siendo la de ala cerrada la más viable por las lesiones y problemas en recuperación de Rob Gronkowski. Pero pensar en que puede ser titular como ala cerrada. ¡Imposible! Primero nunca hemos visto atrapar un pase a Tebow, no sabemos si haya jugado esa posición antes y después tendríamos que esperar si logra asimilar lo más rápido posible esa posición.

    El ala cerrada hoy en día en la NFL no es aquella a la nos acostumbramos. Un jugador a un costado del tackle ofensivo y con trayectorias cortas. Un hombre que era más para bloquear que para recibir. Un jugador que era pocas veces utilizado. Hoy en día la posición de ala cerrada es de las que más ha evolucionado y los mejores ejemplos se tienen en los mismos Patriots.

    El ala cerrada actual es un jugador que se puede colocar en la línea de golpeo a un lado del tackle, como receptor abierto, como slot, como fullback, que pueda bloquear, que pueda dar protección al QB, que tenga la velocidad para llevarse a los LBs, que pueda correr rutas profundas hasta las zona de los safeties, y obvio lo más importante, que pueda atrapar el balón. ¿Todo esto lo podrá hacer Tebow?

    Tebow no será un jugador asignado a una sola posición, sino que creo que lo pondrán (en caso de que se quede en el equipo) en varias posiciones. Creo que lo veremos en algunas jugadas como QB en otras como corredor y en otras como receptor. Mi pregunta aquí es esta: ¿realmente será una sorpresa? Está más que claro que cuando Tebow entre al campo vendrá algo con él. Todos estarán atentos.

    La llegada de Tebow a New England es un gran reto tanto para el propio Tebow, pues sabe que las oportunidades se agotan por mantenerse en la NFL o más bien dos de ellas han llegado por su mayor creyente, Josh McDaniels y por la locura de Rex Ryan. Pero también será un gran reto para Belichick para saber si le puede sacar provecho a un jugador quien según escribió en su libro desde la preparatoria lo querían cambiar de posición y él nunca quiso.

    No tengo dudas de la capacidad del entrenado Bill Belichick, quien es una de las mentes más brillantes en la Liga, no tengo duda de la ética de trabajo, del corazón de Tebow, pero de lo que si tengo duda es de que pueda sobresalir en la NFL. Como lo mande por twitter (@pabloviruega), Tim Tebow no tiene cabida en la NFL ni como QB/RB/HB/TE... No será el primero ni el último que tuvo una gran carrera como colegial, pero no necesariamente deba triunfar en la NFL.

    BRISTOL -- Los visitantes ganaron en las Finales de Conferencia y los hermanos se encuentran en el Super Bowl en New Orleans. Los San Francisco 49ers vinieron de atrás en uno de los mejores regresos en la historia de la postemporada y los Baltimore Ravens fueron a Foxborough para propinarle la primera derrota en una Final de Conferencia a los New England Patriots en su casa.

    Ray Lewis
    APLewis jugará su último partido en el Super Bowl

    De esta forma los 49ers regresan a un Super Bowl por primera ocasión desde la edición 29, mientras que los Ravens lo hacen también desde por primera vez desde la temporada del 2000.

    San Francisco logró regresar de una desventaja de 17 puntos y lo hizo sin faltar a su plan de juego, lo cual es de destacar. Cuando el equipo tenía que empezar a jugar con el sentido de urgencia, con la presión de tener que anotar rápido y hacerse presente en el marcador, Jim Harbaugh y los 49ers fueron pacientes. Llevaron el balón en dos series ofensivas en el segundo cuarto con 11 jugadas, 162 yardas, 11:15 minutos y dos touchdowns.

    Pero no sólo eso, sino que tienen la capacidad de reaccionar desde el inicio del partido y para la segunda mitad, porque en la última serie ofensiva de la primera mitad Atlanta logró despegarse por 10. San Francisco tomó el balón en la primera serie ofensiva de la segunda mitad y lo puso una vez más en la zona de anotación con una serie de 82 yardas.

    En la segunda mitad del partido Atlanta cometió errores que no fueron capitalizados por San Francisco, porque el pase interceptado terminó en el gol de campo que falló David Akers, mientras que después del balón suelto de Matt Ryan, Michael Crabtree perdió el ovoide en la yarda uno. En ese momento, los 49ers perdían por tres puntos, pero habían dejado la oportunidad de empatar y de ponerse adelante, aun así no hubo pánico en San Francisco. Fueron pacientes hasta que encontraron el touchdown del triunfo.

    Vernon Davis fue pieza clave para que Colin Kaepernick pudiera mover el balón por aire, pero lo que hicieron por tierra sus corredores Frank Gore (4.3 yardas por acarreo), LaMichael James (6.8) y el propio Kaepernick (10.5) fue determinante. Los corredores de San Francisco anotaron en tres ocasiones. Seattle ya le había dado una señal de advertencia a Atlanta, pues después de ir arriba estuvieron cerca de perder. Una segunda ocasión, dejar escapar una ventaja no es permitida en los playoffs y te cuesta la derrota.

    En New England también se presenta un regreso de Ravens, pero no con una diferencia tan grande como la que remontó San Francisco. Al medio tiempo, Baltimore perdía por seis, pero la segunda mitad fue completa para los Ravens. Anotaron 21 puntos sin respuesta de los Patriots en su casa.

    Joe Flacco dio un gran partido sin cometer errores y, más bien, sacando provecho de los errores de Patriots en la segunda mitad. Con tres entregas de balón, más una ofensiva que terminó en cuarta oportunidad. Sin embargo, desde la primera mitad, Tom Brady tuvo algo que pocas veces se ve en él. Manejó mal el reloj de juego en la última serie ofensiva, al dejar pasar mucho tiempo y no poder sacar una jugada más y tener que pedir tiempo fuera e intentar un gol de campo, para irse 13-7 al descanso.

    Para la segunda mitad, los Ravens anotaron tres touchdowns en forma consecutiva, el último después de un balón suelto de Stevan Ridley tras un tremendo golpe de Bernard Pollard. El contacto es casco contra casco que produce una conmoción inmediata de Ridley y pierde el balón. Bien, la jugada es muy aparatosa e impactante por la forma como se desploma Ridley, pero en este caso no hay castigo porque el corredor no va indefenso como en otro caso un receptor lo fuera en espera de un pase. No quiero entrar en detalles si otras jugadas fueron o no. Ésta en específico no es castigo, pues la regla de casco-contra-casco no aplica, porque el corredor no va indefenso. Es un contacto muy fuerte, pero es legal.

    El balón suelto de Ridley puso en la mesa la tercera anotación en fila para Baltimore en la segunda mitad, todas ellas sin respuestas de los Patriots, que además de la baja de su corredor, sufrieron la pérdida más dolorosa en el segundo cuarto de su mejor esquinero, Aqib Talib, quien no pudo regresar para la segunda mitad por un desgarre.

    El Super Bowl XLVII ya tiene a sus invitados: San Francisco y Baltimore. Con historias muy interesantes de seguir como los hermanos Jim y John Harbaugh, el último partido del próximo miembro del Salón de la Fama, Ray Lewis; el sueño hecho realidad de Colin Kaepernick, quien con nueve partidos iniciados en la NFL ya está en su primer Super Bowl como titular. Joe Flacco y su lucha por tener credibilidad dentro de la NFL. En fin, los ingredientes están puestos en la mesa y tenemos dos semanas para analizarlos, pero la mejor historia, aquella que será recordada por siempre está por definirse en el campo, en New Orleans.

    BRISTOL -- No hay mejor forma para controlar el reloj de juego en el fútbol americano que establecer el juego terrestre y Seattle lo sabe hacer muy bien. Los Seahawks han logrado promediar 155 yardas antes del primer contacto en las últimas seis semanas, contra las poco menos de 90 que registraron en los primeros 11 juegos de la temporada.

    Su mejor corredor, Marshawn Lynch viene de establecer un récord de postemporada en la historia de la franquicia al sumar 132 yardas por tierra en la victoria contra Washington. Pero más allá de eso, Lynch ha logrado superar las 100 yardas por tierra en las últimas cinco semanas y en nueve de las 11 últimas semanas. La labor realizada por Lynch es fundamental para quitarle presión a su quarterback novato, Russell Wilson, quien además es clave en el juego terrestre, al menos así lo vimos contra Redskins.

    La explosión ofensiva de Seattle por tierra será clave contra Atlanta, equipo que ha basado mucho su ataque este año en lanzar el balón a pesar de que cuenta con uno de los mejores corredores en la persona de Michael Turner, y a quien no le han sacado el provecho como en otras temporadas. Seattle necesitará de ese juego terrestre para poder dominar el reloj de juego y mantener fuera del campo a Matt Ryan y la ofensiva de los Falcons. Esta fórmula de correr el balón y dominar el reloj de juego trae como resultados que la defensiva de Seattle (Nº 1 en puntos permitidos en la NFL) esté descansada para entrar al campo y mucho mejor concentrada para frenar en tres oportunidades.

    Seattle suma seis semanas en fila con más de 100 yardas por tierra y en cuatro de esas ha superado las 200, además de que en esos seis partidos (todas victorias) sólo ha suma cuatro entregas de balón. En estos seis triunfos en fila Seattle ha logrado anotar 214 puntos por 74 de sus contrarios y es la racha más larga en la franquicia desde las 11 victorias que tuvo en la temporada de 2005 cuando alcanzaron el Super Bowl.

    Atlanta tiene problemas para frenar la carrera al ser la defensiva 29 de la liga en promedio de yardas permitidas por acarreo (4.8); en tres de los últimos cincos partidos han permitido a sus rivales más de 100 yardas, pero los Giants se quedaron a tres de superar la marca y Detroit no sabe lo que es correr el balón. Los Falcons se deben poner arriba en el marcador rápido y lo deben de hacer por un margen de por lo menos dos anotaciones, para obligar a que Seattle lance el balón, de lo contrario la historia estará escrita a favor de los sorprendentes Seahawks.

    PRONÓSTICOS PARA LOS JUEGOS DIVISIONALES

    Seattle en Atlanta
    Seattle, un equipo que tiene la fórmula para poder avanzar al menos a la Final de la Conferencia con juego terrestre y defensiva. Atlanta (sin ataque terrestre) no podrá anotarle a la mejor defensiva de la NFL en puntos permitidos. Voy con Seattle.

    Green Bay en San Francisco
    Es difícil pensar que Green Bay quede fuera de los playoffs, y que sea San Francisco, equipo que ha tenido altibajos en las últimas semanas. Pero, 49ers tienen la defensiva para presionar a Aaron Rodgers (clave que juegue Justin Smith) y la ofensiva debe dominar el reloj de juego, que Rodgers se la pase más tiempo en la banca. Voy con San Francisco.

    Baltimore en Denver
    Ravens vienen de una gran exhibición defensiva, pero fue en su estadio y con la motivación que generó el regreso de Ray Lewis. En Denver la historia será diferente con un equipo mucho más balanceado que los Colts y con la presencia de Peyton Manning. Baltimore no podrá mantener el ritmo ofensivo de los Broncos. Voy con Denver.

    Houston en New England
    La ecuación es muy sencilla. Tom Brady, Bill Belichick, Patriots, Playoffs en New England: victoria segura para los Patriots. Además está lo que vimos el 10 de diciembre pasado, cuando los Pats aplastaron 42-14 a Houston. Al inicio de la temporada coloqué a Texans en el Super Bowl, pero se ve muy complicado que pasen esta ronda, pero me muero con ellos, pues ahora sería muy fácil cambiar. Houston tiene que jugar su mejor partido de las últimas semanas sino es que de toda la temporada; debe jugar casi a la perfección. Voy con Houston.

    En la página de NFL de ESPNdeportes.com encuentras los pronósticos.

    BRISTOL -- La exhibición que vimos por parte Alabama este lunes por la noche, en el juego de campeonato de fútbol americano colegial ante Notre Dame, fue simplemente impresionante. Alabama dominó en todos los aspectos del juego ante un equipo que contaba con una gran defensiva.

    Siempre he sido un amante del juego terrestre y de la defensiva, como en antaño se jugaba el fútbol americano. Y para poder tener éxito bajo esa fórmula se debe tener una gran línea ofensiva. Alabama tiene la mejor de la nación.

    Tres de los cinco linieros son All-American (los mejores en su posición en la nación), además que cuatro de los cinco podrían estar disponibles para el draft de la NFL. El éxito de la ofensiva tuvo que ver, sin lugar a dudas, con lo que hicieron estos cinco héroes anónimos. Cyrus Kouandijo (LT), Chance Warmack (LG), Barrett Jones (C), Anthony Jones (RG) y D.J. Fluker (RT).

    Los números son muchos para demostrar el dominio ofensivo de Alabama sobre Notre Dame, como las yardas totales (más de 500), las yardas por tierra (265) con dos corredores que superaron las 100 yardas, la protección al mariscal de campo, el tiempo de posesión con más de 38 minutos, las cuatro series ofensivas de más de 80 yardas y que terminaron en la zona de anotación. Pero algo que más impresionó fue la ejecución en los bloqueos, la forma de abrir huecos, de sumir a los rivales, de controlar a los apoyadores. Fue un partido de un solo lado.

    Nick Saban diseñó un gran plan de juego que fue mejor ejecutado. Alabama logró establecer su juego por tierra para después atacar por la vía aérea. Al momento de generar yardas por tierra se abre el ataque por aire. Siempre que Alabama lanzó el balón, lo hizo primero con un engaño por tierra, lo cual le daba tiempo a A.J. McCarron para localizar a sus receptores, por algo terminó con cuatro pases de anotación en el partido.

    La mayoría de las jugadas a la ofensiva de Alabama fueron para ganancia de yardas, pocas tuvieron yardas negativas, y cuando corrían el balón eran más los hombres del perímetro los que acaban tacleando, que los frontales o los linebackers.

    Fue una lástima que Notre Dame no tuvo la capacidad de reaccionar en el partido, lo que hizo una diferencia más grande en el marcador, porque en el papel se presentaba un duelo muy parejo con la defensiva número uno de la NCAA (Notre Dame), pero ante el desgaste del juego terrestre, y la defensiva que jugó Alabama por casi todo el partido, era casi imposible que Notre Dame saliera con la victoria.

    No olviden que este mismo equipo de Alabama fue campeón el año pasado, al vencer a LSU sin permitirle puntos en la final de la temporada pasada, y en esta sólo le anotaron 14 puntos, por lo que no hablamos de una gran ofensiva, hablamos del mejor equipo que existe de los dos lados del balón.

    Saban dejó ver una vez más la capacidad que tiene para preparar partidos, que no sólo se enfoca en el aspecto defensivo, sino que sus equipos tienen la capacidad de dominar con la vieja escuela de correr el balón, cuando hoy en día en el fútbol americano, y más en el coelgial, se utilizan sistemas más abiertos y con mayor tendencia a lanzar el balón. Por algo en los últimos años Mark Ingram (corredor) fue el ganador del Heisman y Trent Richardson estuvo en la votación.

    Alabama se ha convertido en una dinastía, al ganar su tercer título en las últimas cuatro temporadas y segundo de manera consecutiva.

    Mark SanchezGetty ImagesLos errores de Mark Sanchez comenzaron cuando el peso del equipo recayó sobre sus hombros.

    Los New York Jets han llegado a ser el hazmerreír de la NFL después de la actuación de este "Monday Night Football" contra los Tennessee Titans. Mark Sanchez se ha convertido en el centro de todas las críticas, burlas y errores que alguien pudiera cargar. Rex Ryan se ha encargado de dirigir, de manera magistral, lo que hoy podemos llamar una vergüenza de equipo.

    Los Jets se han convertido en un circo.

    La culpa
    La culpa no se la puedes cargar a una sola persona. Todos son los responsables, los culpables de lo que pasa hoy en New York. En un equipo que hace dos temporadas llegó por segundo año consecutivo a estar a un juego del Super Bowl, y que en ambas temporadas, consiguió llegar hasta esa instancia con triunfos de visitante.

    Fue un club que en su pase a la Final de la AFC dejó en el camino en semanas consecutivas a los Indianapolis Colts (en el último partido de Peyton Manning con los Colts) y a los New England Patriots (con Tom Brady). Pero cuando las cosas se hacen mal desde arriba, los errores se transmiten y se reflejan hasta el terreno del juego.

    Las cosas no se hicieron mal desde esta pretemporada al traer a Tim Tebow, sino desde antes, al desprenderse de jugadores que fueron claves tanto a la defensiva como a la ofensiva. Este equipo fue en su momento de las mejores ofensivas y defensivas por tierra, hoy en día, están lejos de serlo.

    Las cosas se hicieron mal con Mark Sanchez (no por seleccionarlo), pues lo tomaron en primera ronda y no lo desarrollaron de la forma adecuada en sus primeras temporadas. Sanchez jamás cargó con el peso del equipo porque siempre estuvo cobijado por su defensiva y el juego terrestre, y de la noche a la mañana, querían que sacara partidos, querían que fuera la bujía a la ofensiva, y no está para tomar esa responsabilidad.

    Para que pueda tomar ese puesto hay que prepararlo, hay que llevarlo. De inmediato se me vienen a la mente dos quarterbacks que en sus primeras temporadas fueron discretos en sus actuaciones y dependían más de otras áreas, Ben Roethlisberger y Drew Brees, hoy en día son dos jugadores clave en los esquemas de sus equipos y son fundamentales en su accionar.

    Al no poder mover el balón por tierra y quererlo hacer por aire, los Jets se encontraron con errores, errores y más errores de Sanchez. En las últimas dos temporadas, Sanchez ha perdido el balón en 50 ocasiones. Los Jets son el segundo peor equipo en la NFL con 67 pérdidas de balón a lo largo de las últimas dos campañas (Eagles, líder con 70). Después de llegar a la Final de la AFC en las dos primeras temporadas de Sanchez, los Jets no han llegado a los playoffs.

    Las cosas se hicieron mal al contratar a Tebow en la pretemporada. Se siguen haciendo mal cuando en este partido contra Titans, se decide meter a Tebow en la tercera serie ofensiva sin importar la situación. ¿Pero en qué cabeza cabe pensar que puedes escoger en qué serie ofensiva entrará un "quarterback" sin saber la situación de juego? ¡Esto no se trata de tirar dardos para ver en qué serie ofensiva meto a Tebow!

    Las cosas se hacen mal, porque después de la desastrosa temporada de Sanchez y de mandarlo a la banca (donde se tenía que haber quedado) en pleno partido, Ryan lo mantuvo como titular para la siguiente semana. Ahora, a dos juegos de que termine la campaña y ya eliminados, entonces sí Ryan no sabe quién será su pasador.

    Las cosas se hicieron mal porque se le firmó a Mark Sanchez un contrato donde se le garantizan por lo menos ocho millones de dólares para la siguiente temporada, por lo que, o se quedan con él, o en caso de deshacerse de él tendrían que absorber el gasto en el tope salarial.

    Los New York Jets son el resultado de una suma de malas decisiones en todas las áreas.

    ¡Los Jets son una burla!

    AL INICIO