Ofensiva estancada hunde a Clippers

null
Por Rodrigo Azurmendi
ESPNDeportesLosAngeles.com
Archivo

No por nada esta temporada se perfila como una de las más emocionantes en la historia de la NBA.

Los Angeles Clippers, aquel conjunto que tras vencer a San Antonio Spurs se perfilaba como el mejor equipo de la liga, se encuentran en su primera racha perdedora, tras caer por 86-76 ante los Brooklyn Nets.

Blake Griffin
Bruce Bennett/Getty ImagesBlake Griffin sumó dos bloqueos, 14 puntos y 8 rebotes ante los Nets

La tropa de Vinny Del Negro lució totalmente desorientada en la segunda mitad y acabaron desperdiciando una ventaja de siete puntos al descanso al solo anotar 29 puntos en los últimos 24 minutos.

La apatía visitante se vio reflejada en las pobres actuaciones de sus estrellas. Chris Paul terminó con 14 puntos y nueve asistencias pero brilló por su ausencia en el último cuarto, al igual que lo hiciera el miércoles ante Oklahoma City Thunder.

El aporte de Blake Griffin volvió a ser inexistente, y sus 14 puntos y ocho rebotes fueron demasiado poco para combatir la valentía de los locales. El delantero tampoco subió tantos al marcador durante el último periodo.

Para los locales el centro Brook López fue una auténtica pesadilla, una figura imparable que sumó 26 puntos para erigirse como el máximo anotador del encuentro.

NEFASTA SEGUNDA MITAD
Queda claro que con solo 29 puntos anotados será difícil ganar la mayoría de los partidos, y más aún ante un equipo con aspiraciones de postemporada como los Nets.

Los dirigidos por Avery Johnson defendieron bien y utilizaron su tamaño y longitud para molestar a las armas visitantes, pero esto fue solo parte de la historia.

Los Clippers se quedaron sin ideas, algo impensado e ilógico cuando se trata de un equipo comandado por el mejor armador de la liga.

Chris Paul tuvo su segunda noche consecutiva para el olvido y aunque en esta ocasión mostró más agresividad, no anotar ni crear para sus compañeros.

Los angelinos tuvieron 18 pérdidas en total, en lo que es ya un problema recurrente esta temporada. Esto se debió en más de una ocasión por forzar la máquina e intentar jugadas simplemente imposibles o de poca efectividad.

Esto sucedió sobre todo al final, donde pasaron casi cuatro minutos sin anotar.

En ese lapso, los inquilinos del Barclays Center hilvanaron 11 seguidos y se aseguraron el triunfo.

CRAWFORD NO ALCANZA
Por segundo juego consecutivo el que intentó tirar del carro fue Jamal Crawford.

El escolta anotó seis de sus 13 en el último periodo y con Eric Bledsoe fueron los únicos en mantener con vida a los angelinos cuando todos los planes se desvanecieron.

El jugador proveniente de los Portland Trailblazers ha sido un punto positivo en todos y cada uno de los encuentros de los Clippers, y por momentos parece manejar la presión mejor que Paul.

Por lo pronto ya se ha asegurado un puesto entre el quinteto que cierra los juegos, algo que les dará grandes dividendos a los californianos.

SUFRIERON A UN EX
Gran parte de la remontada local fue gracias a la entrega y la energía de Reggie Evans. El delantero, que la temporada pasada defendió la playera de los Clippers, fue incontenible en los tableros e inspiró a los suyos a una victoria con gusto a hazaña.

Evans acabó con 12 tableros, además de seis puntos (4-6 desde la línea para extinguir las posibilidades visitantes) y dos asistencias.

SIN TIEMPO PARA LAMENTOS
Los Clippers deberán dejar el mal trago atrás ya que el sábado visitar a los Atlanta Hawks en el Philips Arena. El juego comenzará a las 4:00 p.m. (PT).


Rodrigo Azurmendi Rodrigo Azurmendi ha realizado coberturas de los playoffs de la NBA, peleas de boxeo de campeonato mundial, los X-Games, el Abierto de Los Ángeles de Tenis, el Preolímpico NORCECA de Voleibol y la Major League Soccer. Actualmente es el cronista de Los Ángeles Clippers y Los Ángeles Angels. Síguelo en Twitter en @RodAzurmendi. Consulta su archivo de columnas.