Pablo Barrera toma recuperación con calma

null
Por Mac Reséndiz
ESPN.com

MÉXICO -- El volante derecho, Pablo Barrera, afirmó que va para largo con su rehabilitación y que quizá se perdería la mitad del torneo venidero, toda vez que pasa por una lesión compleja que debe ir sanando poco a poco.

El jugador fue revisado este jueves por el médico que lo operó del ligamento cruzado de la rodilla derecha, Rafael Ortega: "Me dijo que voy muy bien, que lo tome con calma, que empiece a tocar balón, que lo haga muy poco y que no realice los movimientos laterales tan brusco, porque es peligroso".

Señaló también que mes con mes será valorado por el médico Rafael Ortega, aunque por ahora no puede hacer futbol: "Obviamente, me gustaría arrancar la campaña con Cruz Azul, pero es decisión de Rafa; me va a ir valorando mes con mes y en seis semanas me dará su punto de vista".

Lo que sí, es que en febrero próximo cumplirá cinco meses lastimado, por lo que será su médico quien autorice si entonces ya estaría listo para volver a jugar, aunque de entrada lo haría con la Sub-20 cruzazulina.

Indicó, sin embargo, que "ya empecé a sentir el balón y bien, no me molesta para nada la rodilla, y la fuerza la tengo".

Barrrera no dudó al sostener que prefiere perderse un total de seis meses de actividad, pero llegando perfectamente bien, en especial porque se trata de un asunto tan delicado como es el ligamento, y recordó que en su anterior lesión en la otra pierna, la vuelta fue sin mayores contratiempos, por lo que confía en que esta vez pase lo mismo.

Por otro lado, comentó que no lo frustra el hecho de estar en este momento fuera de la Selección Mexicana, pues seguramente cuando ya esté en buenas condiciones volverá para pelear por un puesto: "Yo ahorita estoy tranquilo, lo que quiero es salir de mi lesión; si no la llevas paso a paso, te puede costar más tiempo".

Asimismo, manifestó que tiene mucha comunicación con el técnico Guillermo Vázquez, quien respeta su decisión y la del médico, aunque se dijo consciente de que hay jugadores que están haciendo bien las cosas en Cruz Azul y pueden quitarle el puesto.

SE RÍE DE LAS BURLAS
Por último, sobre las burlas que ha estado recibiendo el equipo por sus 15 años sin título, aseguró que a él no le molestan: "Me da igual lo que digan, yo lo que quiero es recuperarme y conseguir el título, nada más. Yo quiero ser campeón aquí y estar al cien por ciento", finalizó.