Gatti y Cuyo entre los homenajeados

null
AP

Gatti, Hill, LaneIcon, Getty, APArturo Gatti, Virgil Hill y Mills Lane están entre los candidatos al Salón de la Fama
SYRACUSE, NY -- Arturo "Thunder" Gatti no vivió para presenciar su mejor día.

Gatti, quien ganó campeonatos mundiales en dos categorías de peso, encabeza la clase del 2013 para ser incluido en el Salón Internacional de la Fama del Boxeo. El honor, anunciado el lunes, se produce tres años después de su muerte prematura.

Nacido en Calabria, Italia, criado en Montreal, Gatti se retiró en el 2007 con un récord de 40-9 con 31 nocauts y fue seleccionado en su primer año de elegibilidad. Gatti murió hace tres años en Brasil a los 37 años, en circunstancias misteriosas.

"Lo dio todo en el ring", dijo Micky Ward, "The Irish", quien tuvo tres peleas memorables con Gatti. "Lo dio todo por el deporte del boxeo. Le dio a los aficionados lo que querían".

Entre otros seleccionados para la inducción estuvieron también: Virgil "Quicksilver" Hill, campeón mundial en cinco ocasiones que ganó una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 1984 y defendió su título de peso semipesado en 20 ocasiones durante sus dos reinados; el dos veces campeón mini mosca Myung-Woo Yuh, de Corea del Sur; el peso ligero Wesley Ramey y el mediano Jeff Smith en la categoría de antigüedad (póstumo); Joe Coburn, el boxeador irlandés del siglo XIX en la categoría de pionero; el árbitro Mills Lane; el anunciador del ring Jimmy Lennon Jr., el manager Arturo "Cuyo" Hernández; el caricaturista Ted Carroll y el periodista Colin Hart.

Los admitidos fueron seleccionados por la Asociación de Escritores de Boxeo y un panel de historiadores internacionales de boxeo. Las ceremonias de inducción se llevarán a cabo el 9 de junio en el Salón Internacional de la Fama del Boxeo en Canastota, Nueva York

Con su estilo implacable, Gatti se convirtió en un favorito del público.

"Arturo era un tipo de contratacador similar a (Jake) LaMotta o Graziano (Rocky)", dijo Ward. "También podía cambiar. Podía dar la pelea si tenía que hacerlo, y podía boxear tan bien como cualquiera. Tenía los dos aspectos".

Ward ganó la primera pelea de peso welter junior ante Gatti con la sangre corriendo por su rostro tras capturar una decisión mayoritaria en mayo del 2002. Gatti se vengó de la derrota en Atlantic City, Nueva Jersey, al noquear a Ward en el tercer asalto con un golpe que destrozó uno de los tímpanos de Ward y lo mandó de bruces contra la lona. Gatti se fracturó la mano derecha en el combate y ganó los 10 asaltos por decisión unánime.

Gatti, quien se mudó a Jersey City, Nueva Jersey cuando era adolescente, triunfó sobre Ward con una decisión de 10 asaltos en la pelea revancha en junio del 2003, y fue otra pelea brutal. No fue una pelea por el título, pero tuvo la sensación de serlo con un lleno completo del Boardwalk Hall por una estridente multitud de 12,643 personas -- la más grande de la historia en Atlantic City para una pelea que no fuera de pesos pesados.

Gatti se convirtió en una leyenda en Nueva Jersey, y los aficionados acudieron en masa a Atlantic City por años para ver sus peleas. Sus combates se convirtieron en acontecimientos en esta ciudad junto al mar, alrededor de los cuales se arremolinaba el conjunto de la región. Gatti se convirtió en el primer cartel para atraer a más de 100.000 aficionados al través de los torniquetes del Boardwalk Hall durante su reapertura en el 2001.

Como tal, a menudo se le acredita por darle un nuevo impulso a la pasión orgullosa del estado por este deporte, y el Boardwalk Hall es mencionado a menudo en los círculos del boxeo como "La Casa de Gatti"."

En la famosa pelea del 2003, Gatti tuvo el control de la mayor parte del combate superando a Ward y nunca le permitió acercarse lo suficiente para que le lanzara uno de sus ganchos zurdos característicos sobre el cuerpo.

Sangrado de uno de los primeros golpes, Ward pasó a la ofensiva después de Gatti se volviera a lesionar la mano derecha que se había roto siete meses antes. En los últimos cuatro asaltos, los combatientes, agotados de la cabeza a los pies, se tiraban golpes uno al otro. Después de la pelea, los dos compartieron una botella de agua y se abrazaron, y luego fueron al Atlantic City Medical Center, donde ambos yacían lado a lado en la sala de emergencia mientras eran tratados.

Gatti murió en Brasil en julio del 2009. Su cuerpo fue encontrado en un apartamento que había alquilado con su esposa y su hijo recién nacido en la localidad costera de Porto de Galinhas. Inicialmente, la policía mantuvo a la esposa de Gatti como sospechosa, pero finalmente la soltó y se llegó a la conclusión Gatti se había colgado de una barandilla de la escalera con una correa de bolso.

"El Salón de la Fama se ajusta a un hombre que trabajó muy duro y lo dio todo por el deporte", dijo Pat Lynch, manager de Gatti. "Ha sido un honor y un privilegio para mí haber sido su manager durante toda su carrera".

Para un boxeador que se crió en Dakota del Norte, se llevó a casa una medalla de plata olímpica en peso mediano, y ganó 50 peleas como profesional, ser seleccionado para el Salón de la Fama fue su mayor logro.

"Es el honor más grande que jamás se hayan depositado sobre mí", dijo Hill. "Es más que ganar los cinco títulos mundiales y la medalla de plata olímpica. Es la cosa más grande -- fuera de mis hijos y esposa -- que me haya pasado nunca. Es un gran honor. Sé lo mucho que esto hubiera significado para mi padre (quien murió hace un año).

Esto era algo muy grande para él. No tienen ni idea".