Hopkins quiere callar sus críticos

Actualizado el 15 de enero de 2013
Por Michael Woods
ESPN.com

HopkinsBen Hider/Getty ImagesBernard Hopkins hará su 63° combate al enfrentar en marzo a Travis Cloud
Bernard Hopkins se ha ganado un retiro cómodo, luego de 24 años como boxeador profesional, y 62 combates. Pero el hombre está únicamente determinado a probarle al mundo que un hombre de cuarenta y tantos puedo todavía competir al nivel de clase mundial en el cuadrilátero.

Celebrando su cumpleaños 48 el martes, Hopkins anunció oficialmente que el 9 de marzo se enfrentará a Tavoris Cloud (24-0, 19KO), un boxeador de Florida de 34 años, en el Barclays Center en Brooklyn.

En una conferencia de prensa efectuada en Barclays, un pastel de queso de Junior's fue llevado y presentado al veterano pugilista, y Hopkins sopló las velas. Entonces cortó un pedazo, y en vez de tragarse el pedazo, se lo llevó a Cloud. Era un símbolo del poder de voluntad que le ha servido tan bien hasta este punto, y de los juegos mentales de lo cual es un especialista.

"La edad no es un enemigo mío", dijo Hopkins a la prensa, luego de rechazar el pastel.

Él se involucró en esos juegos mentales, al decirle a Cloud que él es la última esperanza de Don King y prometió retirar a King luego de vencer a Cloud. "Usted es el último caballo, hermano", le dijo a Cloud. "No hay establo".

King, quien cumplió 82 años en agosto, y principalmente supervisa carteleras pequeñas en Florida, su base, se sonrío de buena manera, y gritó que él es "Secretariat".

Cloud le dijo a NY Fightblog que vencerá con volumen al boxeador.

"Le venceré lanzando golpes", dijo. "No voy a complicarlo. Es la misma manera en que gano todas mis peleas".

Hopkins se convirtió en el más viejo boxeador en ganar un título mundial, a los 46 años, cuando derrotó a Jean Pascal en mayo de 2011, y capturó la corona semi pesada del CMB. George Foreman tenía el récord, tenía 45 años cuando derrotó al campeón pesado Michael Moorer en noviembre de 1994. Hopkins perdió el título del CMB a Chad Dawson, de 29 años, por decisión mayoritaria en su último combate el 28 de abril.

Un ex campeón mediano, Hopkins defendió su cinturón de las 160 libras en 20 ocasiones, un récord.

Aparte de su lugar como un atleta superlativo en una edad en donde la mayoría de los profesionales se ha retirado, el peleador sirve como un ejemplo a seguir para personas que han tenido problemas con la ley, pero pudieron enderezar su camino.