Hora de responder

Tyrann Mathieu enfrentó cuestionamientos sobre sus problemas fuera del campo

Actualizado el 24 de febrero de 2013
Por Mike Rodak
ESPNBoston.com

INDIANAPOLIS -- El ex esquinero de Louisiana State, Tyrann Mathieu, convocó a una multitud de reporteros para su conferencia de prensa del domingo en el Combinado de la NFL, discutiendo los problemas extradeportivos que culminaron en que fuera echado del equipo antes del comienzo de la temporada pasada.

Tyrann Mathieu
ESPNBoston.comMathieu expresó que desea alejarse del apodo "Honey Badger"

"Mi mejor amigo ahora es la honestidad", explicó Mathieu. "Quiero ser tan abierto como sea posible, porque estoy tratando de reconstruir mi confianza. Quiero que los demás sean capaces de confiar en mí. Yo soy responsable".

Mathieu fue galardonado con el Chuck Bednarik Award del 2011 como el mejor defensivo de la nación. En agosto del 2012, salió de LSU y entró a un programa de rehabilitación por drogas, pero fue arrestado por posesión de marihuana en octubre.

"Pienso que lo más bajo fue cuando fui echado de la escuela, pero cuando fui arrestado en octubre, fue un nivel más bajo diferente", declaró Mathieu. "Decidí ir a la rehabilitación, pero esta vez, la rehabilitación era para Tyrann. No iba simplemente porque la escuela me lo ordenaba. De hecho, yo quería ir".

Mathieu explicó que su enfoque está en tratar de ganarse la confianza de los equipos que lo entrevisten esta semana en Indianapolis.

"No les estoy pidiendo que confíen totalmente en mí ahora", externó Mathieu. "Lo que estoy pidiendo es que me den la oportunidad de jugar nuevamente. He tenido mucho tiempo para reflexionar sobre todo, especialmente sin el fútbol americano. Así que realmente me ha dado una perspectiva diferente de la vida y sobre cómo ser la clase correcta de persona".

El jugador de 20 años también confesó que ha trabajado con un consejero y tiene un tutor.

"Sé lo que es no estar al frente en la sala, no ser el centro de atención", confesó Mathieu. "Sé lo que es sentirse humillado. Regresar a ese camino, no sucederá. No volverá a suceder en mi vida".

Mathieu concedió que sus preocupaciones fuera del campo causarán que algunos equipos lo eliminen de sus tablas de evaluación, y le costarán "millones" de dólares, pero dijo que ahora sólo quiere ser visto como un prospecto para la NFL. Listado en 5 pies con 9 pulgadas en LSU, Mathieu minimizó interrogantes sobre su estatura diciendo a reporteros que recientemente fue cronometrado en las 40 yardas con 4.4 segundos.

"Definitivamente me considero responsable por lo que he hecho. Soy totalmente responsable por ello", admitió Mathieu. "Pero una vez que regrese al fútbol americano, voy a seguir ejecutando las jugadas explosivas y seré emocionante para mi equipo".

Conocido como el "Honey Badger" en LSU, Mathieu dijo que intenta alejarse de apodo.

"He seguido adelante, pero muchos no lo han hecho", expresó Mathieu. "Pero está bien, porque soy Tyrann ahora. Si se queda lo de 'Honey Badger', se queda. Ahora me enfoco en ser Tyrann Mathieu".