Andy Roddick
Getty ImagesRoddick se quejó de mala manera en su despedida

NUEVA YORK -- Cuando yo era joven y me equivocaba en algo, recuerdo que me decían "metiste la pata". Y bueno, en la segunda ronda del US Open, Andy Roddick "metió la pata" ante Janko Tipsarevic, no sólo por el hecho de haber perdido, en su peor actuación desde que perdiera en primera rueda en 2005, sino que por una falta de pie, cometió una falta de respeto.

El problema con Roddick en cancha jamás se traslada a los jugadores; frente a ellos, dudo que exista algún jugador en el tour con el respeto y conducta deportivas que dispensa Andy con sus compañeros, pero su arrogancia contra los jueces de silla o de línea no la puede esconder.

En la noche del miércoles, el local fue el vivo ejemplo de malcriadas reacciones y terquedad ante una evidente falta de pie y que, por su frustración, lo condujo a manejar la situación de la manera equivocada.

En un aspecto tuvo razón, la juez de línea, presionada por el momento, ya que le siguió el juego a Roddick cuando éste le preguntó con cuál pie hizo la falta y en medio de la presión del momento la jueza se equivocó de pie.

Roddick se 'enganchó' en una discusión innecesaria, prolongada, que le costó una doble falta y, peor aún, el partido.

Quizás no se levantó con buen pie, o quizás no se acordó con cuál de los dos se puso de pie en la mañana, pero lo que estoy seguro es que este tipo de errores no lo llevarán a "meter la pata" de nuevo.