Gennady Golovkin
Joe Camporeale/USA TODAY SportsGennady Golovkin camino al estrellato.
Ahora que el campeón de peso mediano, Gennady Golovkin terminó sano y salvo de su combate del sábado -- habiendo masacrado a Nobuhiro Ishida en el tercer round con un resultado que puede ser candidato a ser el mejor nocaut del año -- la atención puede regresar a combates más serios para el hombre llamado "GGG".

Golovkin (26-0, 23 KO) tiene programado regresar a la acción el 29 de junio en un lugar a determinar (posiblemente en la costa este) para encabezar una triple cartelera de HBO. Estará haciendo su octava defensa de título por tercera vez en el año. El oponente de Golovkin seguramente será uno que yo quería que fuese (y que HBO quiere): el británico Matthew Macklin (29-4, 20 KO).

El promotor Lou DiBella dijo que ambos boxeadores han aceptado el combate y está trabajando para finalizar los detalles con el promotor de K2, Tom Loeffler.

No veo ninguna manera posible en que esta no pueda ser una pelea excitante. Golovkin es uno de los boxeadores que más agrada al público en el planeta y está en un tremendo ritmo actualmente que da miedo. Macklin es un contendiente de calidad que también le gusta complacer a la fanaticada.

Aunque Macklin tiene un récord de 1-2 en sus últimas tres peleas, veamos más allá del récord. En junio del 2011, perdió una decisión dividida en un combate por el título mundial contra Felix Sturm en el territorio de Sturm en Alemania. Le robaron el combate a Macklin, tan simple como eso. Ganó y lo hizo fácilmente desde mi perspectiva, pero le robaron sin descaro.

Su desempeño contra Sturm fue tan bueno que le consiguió una oportunidad de enfrentarse a Sergio Martínez, el campeón legítimo de las 160 libras. Pelearon en marzo del 2012 en el Madison Square Garden Theater en Nueva York y produjeron un combate competitivo e imperioso. Macklin derribó a Martínez en el séptimo asalto antes de ser derrotado en el undécimo. Entonces, en el regreso de Macklin al cuadrilátero, venció al ex campeón de peso junior mediano, Joachim Alcine, en el primer round como evento secundario de la cartelera de Martínez-Julio César Chávez Jr. el septiembre pasado.

Macklin es un digno oponente para Golovkin, quien no ha tenido otro contenedor altamente cotizado o campeón mundial que hayan mostrado voluntad para enfrentársele. Así que crédito para Macklin por aceptar el combate a solo meses después de que él y Golovkin forcejearon un poco a través de Twitter acerca del combate propuesto. Ahora DiBella y Loeffler están cerrando algunos detalles, dijo DiBella.

Los otros dos peleadores en la cartelera se suponen que sean el peso junior mediano Willie Nelson (20-1-1, 12 KO), que está en una buena racha y se ve formidable, y el contendiente de peso supermediano Thomas Oosthuizen (21-0, 13 KO), un desgarbado zurdo de Sudáfrica.

Nelson, quien está comenzando a agradarme, no tiene todavía rival. Ha derrotado a tres oponentes olidos de forma consecutiva. Está viniendo de una destrucción impresionante en el primer round sobre Michael Medina el 1 de marzo. Pero antes de eso, derrotó sorpresivamente a John Jackson (uno de los hijos del ex campeón Julian Jackson) en un evento secundario de la cartelera Martínez-Chávez Jr. y también venció al ex amateur cubano Yudel Johnson.

Oosthuizen es mi tipo de boxeador. Tiene las habilidades y el tamaño (y una buena defensa de quijada) pero también está dispuesto a recibir dos golpes para dar uno. Le gusta complacer al público.

DiBella y el promotor Dan Goossen están tratando se cerrar un acuerdo para empatar a Oosthuizen con Brandon González (17-0, 10 KO), de Sacramento, California. González recientemente se bajó de un combate secundario para ESPN2 el 12 de abril por un problema en el tendón de la corva, pero se espera que se encuentre perfectamente para amarrarse los guantes el 29 de junio.