BaezNorm Hall/Getty ImagesEl prospecto boricua está luchando por ser el segunda base titular de los Cachorros.
MESA, Ariz. - El Cachorro Javier Báez tambaleó lejos de la segunda base el otro día en la primera entrada de un partido de exhibición ante los Angelinos, y en el instante en que una rola fue golpeada hacia el hueco del campocorto, Báez salió disparado hacia la tercera base.

Un error... de acuerdo a la sabiduría convencional. No había nadie en base y no era necesario el corrido.

Entonces Erick Aybar, el paracorto de Angelinos, capturó la pelota y tiró al antesalista Taylor Featherston, quien rápidamente tocó a Báez mientras se deslizaba. El árbitro, colocado en la zona de foul, decretó out a Báez pero cambió su decisión cuando notó que la pelota había caído al suelo.

Báez hubiera sido out si Featherston no hubiera dejado caer la bola.

Pero aquí está el punto: la repetición de la jugada mostró que Báez llegó a la base antes y debió haber sido decretado quieto de primera instancia, incluso si Featherston no hubiera dejado caer la pelota. En este caso, el instinto de corredor de Báez --que el nuevo manager Joe Maddon había elogiado en una conversación de hace un par de semanas-- había dado sus frutos, creando una oportunidad que pocos jugadores pueden generar, y momentos después, Báez se deslizó sobre el home con la primera carrera para los Cachorros en el juego.

El promedio de ponches de Báez es lo que llama más la atención, ya que es histórico. Él fue al cajón de bateo 229 veces en 52 partidos el año pasado y se ponchó en 95 turnos al bate, promediando .169. El segunda base de 22 años tiene 16 ponches en 44 turnos al bate esta primavera, con tres bases por bolas.

Pero hay mucho más sobre Báez que ha enamorado a Maddon, es por eso que todavía está en el campamento de Grandes Ligas compitiendo por el trabajo de segunda base y aún se le considera como un jugador con un techo alto. Es la intensidad de su juego, que se refleja en cada rola de rutina dentro del cuadro. Es su atletismo, sus movimientos gimnásticos que parecerían naturales en un caballo de saltos, como lo demostró el otro día con un salto alto para interceptar un tiro desviado.

Hay una situación que Maddon notó rápidamente --la voluntad de Báez para enfrentar los desafíos, cavar y trabajar hacia el cambio. No tiene miedo del trabajo; él lo ha abrazado. Báez ha tenido su cuota de dificultad esta primavera, en la que está bateando .159, pero a través de los días malos y buenos, su ética ha sido constante, con una llegada en la madrugada a las instalaciones de los Cachorros y rondas de bateo antes de la práctica de bateo regular y los juegos.

No es una falta de entendimiento que los Cachorros vean el esfuerzo de Báez para ajustar como bateador. No, él lo consigue, ellos están seguros, ya que en sus labores dentro de la jaula, los cambios están ahí, se notan. Pero entonces los juegos comienzan, se añade la adrenalina de la competencia real en la mezcla y las alteraciones que Báez hizo en la mañana desaparecen en las tardes. Esto no es poco común en los jugadores jóvenes, lanzadores y bateadores, que deben encontrar una manera de reducir la velocidad.

Su velocidad es rara, su energía, su defensa -- que a Maddon le gusta y cree que va a ser aún mejor-- y su corrido de bases, demostrado en ese instante ante los Angelinos. Hay tanto que a los Cachorros les gusta de Báez, además de su impresionante velocidad con el bate y su poder.

Pero sus ponches son poco comunes, así, y en los próximos días y semanas, los Cachorros tendrán que sopesar todo lo grande en Báez contra lo malo que hace, y tomar sus decisiones. Ellos lo aman y quieren amarlo más, y le toca a él determinar qué tan lejos que irá.
Etiquetas:

MLB, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Taijuan Walker MarinerosJoe Camporeale/USA TODAY SportsTaijuan Walker de los Marineros, con apenas 22 años, tiene 18 entradas en blanco esta primavera.
TEMPE, Ariz. -- A los managers, coaches, escuchas y gerentes les gusta ver a un receptor que lanza misiles a la segunda base. Ellos disfrutan ver a un joven bateador de poder en una buena práctica de bateo, enviando lejos la pelota, en especial a la banda contraria. Ellos siempre dicen cosas bonitas sobre un jugador del mediod el cuadro interior con grandes manos.

Pero nada atrae a una multitud de evaluadores como un lanzador joven que lanza rectas centelleantes o lanzamientos giratorios rompientes. No solo se trata de hacer sonar duro la trocha de un receptor, de mirar lo indefenso que se queda el bateador, sino además de lo que ese talento puede significar. Como demostró Madison Bumgarner claramente en octubre pasado, un gran lanzador joven puede cambiar todo acerca de un equipo, de lo que es posible.

Por eso es que tres lanzadores jóvenes y dinámicos atrajeron tanta atención el miércoles entre los evaluadores que tuvieron la fortuna de verlos en persona, y dicha atención se multiplicó a lo largo de la industria.

Primero, está Taijuan Walker de los Marineros de Seattle, quien todavía no ha permitido una carrera en los entrenamientos primaverales. Es cierto, esa es una hazaña que en realidad no tiene un valor real, pero esto no se trata de un lanzador que de forma aleatoria ha coleccionado entradas de trabajo ante jugadores de Doble A o Triple o veteranos que toman turnos al bate sin sentido. El dominio de Walker es reflejo de su forma física, algo que es lo primero que salta a la vista de algunos de los escuchas que lo ven lanzar -- y eso se traduce en el tipo de repertorio dominante que demostró el miércoles.

Se puede entender la razón por la que su forma física -- y no su record como lanzador -- es lo que le recuerda al gerente de Seattle Jack Zduriencik del miembro del Salón de la Fama Bob Gibson.

Los Marineros ya son un equipo bueno, uno que se perdió por poco margen los playoffs del año pasado, y que tienen una excelente rotación encabezada por Félix Hernández, Hisashi Iwakuma y James Paxton. Si la habilidad de Walker se transforma por completo mientras asume el puesto de quinto abridor con Seattle -- OK, eso no es algo oficial -- entonces pueden entender porque los Marineros están en la discusión de cuáles equipos deben llegar o ganar la Serie Mundial.

Entonces está el caso del chico de 21 años Daniel Norris, el zurdo de los Azulejos que es mejor conocido por vivir en su guagua que por su repertorio de pitcheos, el cual fue lo suficientemente bueno en el 2014 como para terminar con la mayor tasa de ponches por cada nueve entradas entre todos los lanzadores de liga menor. Una alineación de los Orioles tuvo oportunidad de medirse a Norris el miércoles, y no hicieron más que hacer swing y fallar consistentemente. Los abridores de los Azulejos Mark Buehrle y R.A. Dickey son respetados por su largo servicio y su competitividad, pero ningún bateador le tiene temor a su repertorio. Norris podría añadir una dinámica diferente a la rotación de Toronto.

Norris ha añadido un pitcheo a su repertorio, según escribe Mike Rutsey. Norris tiene algo que escribir en su diario de pensamientos, según escribe Rosie DiManno. Aparenta estar encaminado a hacer el equipo, según escribe John Lott.

Y entonces está Carlos Rodón de los Medias blancas, el tercer jugador seleccionado en el sorteo del 2014. Por algún tiempo, se pensaba que Rodón podía ser seleccionado en el primer turno, pero a medida que se fue desarrollando el proceso, aparecieron las dudas sobre la carga de trabajo que tuvo en el béisbol universitario, el alto porcentaje de sliders que había lanzado. En un deporte grandemente preocupado por el creciente número de reconstrucciones de codo en lanzadores jóvenes, esto pudo haber sido factor para que Rodón bajara un par de peldaños.

Los Medias Blancas lo seleccionaron, y el miércoles, nadie estaba pensando en esa historia, y ciertamente menos su contrario,los Reales, mientras Rodín ponchaba a nueve de ellos en cuatro entradas. La División Central de la Liga Americana podría ser la división más profunda en todo el béisbol, ya que es muy poco lo que separa a los Tigres, Reales, Indios, y Medias Blancas, y ahora Chicago tiene la promesa de Rodón uniéndoese a Chris Sale, al subestimado José Quintana y Jeff Samardzija en su rotación. Rodón aparenta tener la habilidad de ser alguien que hace la diferencia e su equipo.

Rodón produjo la actuación más dominante de un abridor de los Medias Blancas en lo que va de los entrenamientos primaverales, según escribe Doug Padilla. De su escrito:

Los Medias Blancas también han sopesado la posibilidad de utilizar a Rodón en labor de relevo a nivel de Grandes Ligas, pero por lo menos al inicio, se espera que el equipo lo utilice como abridor. "Siento que estoy cerca", dijo Rodón. "Esa es una decisión que no tomó yo y que queda en manos de otras personas. Tengo que seguir haciendo lo que he hecho, tomando las cosas de día a día y mejorando".

Rodón entró al partido del miércoles con 10 ponches en la Liga del Cactus y casi dobló esa cantidad en un juego. Sus 19 ponches han sido en 12 1/3 entradas. Quintana está segundo en el equipo con 11 ponches en la primavera.

Él ha estado trabajando con un nuevo cambio en esta primavera, pero todo el daño ante los Reales lo hizo con un slider engañoso, preparado por una recta que se ubicó en las medianas 90 mph.

"Esto se trata de llenar la zona de strikes y de caer al frente en los conteos temprano", dijo Rodón. "Me siento contento de no haber dado boletos. Eso fue la mejor parte del día".
Etiquetas:

MLB, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Andrew McCutchen and Felix Hernandez Getty ImagesAndrew MacCutchen y Félix Hernández son de las principales figuras de Piratas y Marineros.
Un evaluador acertadamente definió la locura de las predicciones de pretemporada el otro día sin realmente quererlo; él recordó cómo la temporada de 2014 terminó. "Si alguien te dijo en marzo pasado que los Gigantes terminarían la temporada con Travis Ishikawa en el jardín izquierdo, Gregor Blanco en el jardín central, Joe Panik en la segunda base y con Matt Cainand Tim Lincecum relegados de funciones significativas, ¿qué habrías dicho?"

Probablemente habrías asumido que San Francisco acabaría cuarto o quinto lugar en el Oeste de la Liga Nacional, al final de una temporada desastrosa. Probablemente habría asumido que Bruce Bochy y sus jugadores pasarían octubre descansando en sus sofás o pescando, o, en el caso de Hunter Pence, subiendo el monte Everest mientras manejaba una moto. No hay manera de que te hubieras imaginado que Madison Bumgarner ataría los playoffs y la Serie Mundial y tiraría más del doble de entradas que cualquier otro lanzador en la postemporada.

Esta es una manera indirecta de discutir, de nuevo, de que los pronósticos de marzo son bastante inútiles, como las circunstancias que dan forma a las predicciones, destinadas a cambiar cada 24 horas más o menos, tanto como el estado del tiempo.

Las conjeturas de los periodistas acerca de cómo en la temporada se jugará probablemente son mucho menos fiables que las previsiones del Almanaque del Agricultor para el próximo año, porque los editores del almanaque sólo tienen que elegir entre una pequeña gama de variables: sol, nubes, lluvia, nieve y cellisca. Mientras que los periodistas, por el contrario, tienen que elegir entre 30 equipos.

Pero chicos, las predicciones son divertidas.

Por eso aquí está quién creo que va a ganar la Serie Mundial, junto con las predicciones de división y de comodín:

Liga Nacional: Nacionales, Piratas y Dodgers como ganadores de sus respectivas divisiones, con Cardenales y Marlins dueños de los comodines.

Liga Americana: Orioles, Indios y Marineros como ganadores de sus respectivas divisiones, con Tigres y Yankees con la posesión de los comodines.

Serie Mundial: Piratas sobre Marineros.

Algunas explicaciones:

Los Piratas deben tener la organización más profunda en el béisbol en este momento, con un puñado de lanzadores prospectos de alta gama que respaldan lo que debería ser un buen cuerpo de lanzadores - y si Gregory Polanco da un paso adelante este año, los jardines de Pittsburgh podrían superar al de los Marlins como el mejor en las mayores. La salida de Russell Martin dolerá, pero Francisco Cervelli replicará al menos parte de lo que Martin proveía al cuerpo de lanzadores, con su energía y su atención al detalle.

Taijuan Walker ha tenido un excelente entrenamiento de primavera, y si sigue así una vez que comience la temporada regular -- y si Félix Hernández se mantiene saludable-- Seattle bien podría tener la mejor rotación en el béisbol, respaldado por un buen bullpen y una alineación mejorada.

Los Orioles tienen preguntas y están recibiendo críticas de sus fans por no hacer movimientos durante el invierno, pero casi todos sus lanzadores han regresado desde 2014, cuando Baltimore encabezó las Grandes Ligas en efectividad en la segunda mitad de la temporada. Kevin Gausman ascenderá a un papel más significativo en esta temporada y tiene el material para convertirse en uno de los mejores lanzadores de la división. Nelson Cruz se ha ido, pero Manny Machado está de vuelta y es difícil imaginar a Chris Davis tocanod fondo como lo hizo la temporada pasada.

Los Gigantes están siendo aplastados por las lesiones y van a entrar en la temporada en medio de preguntas acerca de la cantidad que va a salir de su rotación. Es difícil ver cómo puedan volver a la postemporada, a menos que Matt Cain vuelva a un rendimiento de All-Star y Brandon Belt tenga una gran temporada.

Seleccionando en la División Central fue fácil el reto más grande de las seis divisiones, y fue más difícil dejar de lado los Reales, que continuará quedándose sin una fuerte defensa y bullpen. Los Tigres entraron en febrero con un montón de preguntas acerca de la salud y la viabilidad de Miguel Cabrera, Víctor Martínez y Justin Verlander, y parecen estar recibiendo buenas resoluciones en los tres casos. El bullpen de Detroit nunca va a coincidir con KC, pero es debido a una corrección; simplemente no puede ser tan malo como lo fue en los tiempos del año pasado. (Se podría pensar ...) Me gusta el personal de los Indios mucho; me pregunto acerca de la profundidad del bullpen de los Medias Blancas y me pregunto si eso será un problema, y me pregunto si la paridad de la división --incluso los Mellizos deberían ser mejores, con una mejora gradual en su rotación-- le dolerá a todos los equipos centrales, ya que repiten siempre el uno al otro.

Los Marlins se mejoran en gran medida, y José Fernández parece destinado a regresar en junio y convertirse en un factor significativo en la segunda mitad. Él no conoce el fracaso en las Grandes Ligas: tiene 22 años y una efectividad de 2.25 en 36 aperturas. Además, los Nacionales y los Marlins deben darse un festín en un gran número de juegos dentro de la división contra dos de los peores equipos de béisbol en esta temporada, los Filis y los Bravos. (Sobre todo después de que Philadelphia acordó Cole Hamels).

Parece que Garrett Richards está cerca de terminar su recuperación de su lesión de rodilla, pero me preocupa la regresión en la rotación de los Angelinos. Oakland es visto por los evaluadores rivales como un equipo con profundidad subestimado, pero algunos de sus jugadores clave han tenido problemas para permanecer en el campo.

Los Cachorros son sin duda mucho mejores, un equipo para ser tomado en serio, pero con jugadores jóvenes y en desarrollo no puede haber profundos logros. Los Rojos podrían ser peligrosos, pero aparentemente tienen muy poco margen de error o de lesiones.

Los Medias Rojas tienen la mejor formación en el Este de la Americana, pero los cazatalentos rivales que han visto a Boston están preguntándose si su rotación va a ser un problema. Dijo otro evaluador: "Ustedes han estado hablando de su rotación mucho - pero no estoy seguro de que tienen suficiente profundidad en su bullpen, tampoco".

Los Yankees podrían tener problemas con la velocidad durante todo el año ya que, como un cazatalentos señaló, su alineación podría ser más vulnerable a los cambios que cualquier otra, con Brian McCann, Mark Teixeira, Carlos Beltrán y Alex Rodríguez todos lentos y relativamente predecibles en donde van a dirigir la bola. Pero el bullpen de Nueva York podría ser uno de los dos o tres mejores en el juego; la defensa de los Yankees es notablemente mejor que en el inicio de la temporada pasada, ahora que Didi Gregorius y Chase Headley cubren el lado izquierdo; y la rotación será mejor de lo esperado, como fue el año pasado.

Los Azulejos me recuerdan mucho a los Rojos: puedes proyectar un camino razonable para ellos para llegar a los playoffs, pero con Marcus Stroman fuera en el año, no están en tan buenas condiciones de soportar lesiones o un rendimiento adverso.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Kris Bryant CachorrosAP Photo/Rick ScuteriKris Bryant está en medio de un debate entre su agente y la gerencia de los Cachorros.
CLEARWATER, Fla. -- Kris Bryant tiene reputación de tener una gran madurez, y quizás la mejor señal de ella vino el miércoles, cuando se le pidió que respondiera a los comentarios hechos por su agente Scott Boras.

Debido al hecho de que los Cachorros van a dejar a Bryant en las menores para comenzar la temporada y por tanto retrasarían la agencia libre de Bryant por un año completo, del 2020 al 2021, esencialmente Boras acusó a la gerencia del equipo de que no les importa el ganar.

Esa es una interpretación interesante de una franquicia que acaba de contratar a uno de los managers más caros del béisbol y que comprometió $155 millones para atraer al as Jon Lester, y que debería traducirse a retórica estratégica, justo como el pensamiento de los Cachorros de que Bryant podría necesitar más tiempo en las menores. Igual que las peleas filosóficas de Republicanos y Demócratas por el presupuesto del gobierno, hay muchas posturas en la pelea entre Boras y la gerencia de los Cachorros, las que serán confirmadas la próxima vez que Boras represente a un gran agente libre y llame a los Cachorros para medir su interés.

Pero cuando los reporteros se acercaron a Bryant el jueves, no vaciló ni se escondió detrás de Boras.

De la noticia de Jesse Rogers:

"Scott trabaja para mí", dijo Bryant el miércoles en la mañana. "Él hace un gran trabajo. Es bueno tener un bulldog trabajando para uno en vez de tener un poodle. Definitivamente se faja por sus jugadores y quiere lo mejor para ellos".

Y luego en la nota:

Bryant dijo que está tratando de limitar las distracciones y que no hay nada que quiera más que "traer una Serie Mundial a Chicago" pero el asunto de hacer el equipo sigue sobresaliente. Pero ahora con Boras en medio del asunto, este se ha convertido en historia nacional. Pero a Bryant eso no parece importarle mucho.

"Él es el mejor que he visto en este juego", dijo Bryant. "Es algo polarizante. A algunas personas no les gusta pero como jugador uno tiene que adorarlo. Está ahí peleando por ti todos los días. Quiere lo mejor para ti. No solo para él. Es un gran hombre de familia. Lo puedo llamar en cualquier momento de la noche y hacerle una pregunta. Y siempre me contesta. Es el tipo de persona que uno quiere tener al lado".

Bryant tomó control del asunto, con razón, porque él controla la conversación. Boras se convirtió en agente mucho antes de que Bryant siquiera naciera, y ahora sus tácticas y estrategias son bien conocidas por todos. Otros agentes creen que es mejor para sus clientes si los agentes se mantienen fuera de la conversación pública - y que se hable tan poco como se pueda de forma pública sobre los contratos para que el jugador no pueda ser catalogado como codicioso por los medios. Pero aparentemente, Boras está en desacuerdo con esto. A otros agentes no los vas a ver nunca en el estrado de una conferencia de prensa, pero Boras siempre está ahí, en las imágenes de un abrazo de grupo. La estrategia de Boras en la mayor parte del tiempo es llevar a sus clientes a la agencia libre, mientras otros agentes están más abiertos a negociar contratos a largo plazo, como lo demuestra el acuerdo de siete años y $50 millones acordado entre Christian Yelich y los Marlins de Miami.

Presumiblemente Bryant sabe todo esto, y presumiblemente lo sabía antes de seleccionar a Boras para que lo representara. Así que mientras Boras está recibiendo algunos golpes públicos por esto, Bryant ha abrazado la responsabilidad de las decisiones de adultos que ha tomado. Y bien por él por haberlo hecho así, porque eso siempre regresa donde el jugador y lo que quiere.

En los primeros meses luego de que Tony Clark tomara el puesto como jefe de la unión de jugadores, hubo algo de preocupación entre algunos equipos de que Clark empujara a que los jugadores jóvenes llegaran a la agencia libre en vez de firmar contratos que le garantizaran más dinero adelantado pero que limitaran sus salarios en sus años de irse a la agencia libre.

Pero según dicen algunos agentes, ese no ha sido el caso hasta ahora. La unión si lleva la batuta en los casos de arbitraje, porque cada caso contribuye a crear un precedente, pero cuando se trata de la cuestión de si un jugador prefiere la seguridad de un acuerdo a largo plazo sobre el riesgo de esperar a la agencia libre, los jugadores y los agentes reportan que la Asociación de Jugadores ofrecerá sus consejos cuando se les pida.

"Cuando uno ve un jugador firmando un contrato a largo plazo" - como el de Yelich -- "eso es algo que usualmente viene del propio jugador", dijo un agente. "Él quiere el dinero garantizado. Y uno también lee el mercado en torno al jugador".

A menos que ocurra una lesión, todo indica que Bryant va a ser una estrella. Además él ya firmó un acuerdo por $6.7 millones, justo luego de haber sido seleccionado en el sorteo. Su salud, edad y talento desarrollado lo ponen en posición de esperar y apostar por sí mismo.

Corey Kluber está en una circunstancia diferente. Fue seleccionado en la cuarta ronda del sorteo del 2007, y no llegó a las mayores hasta cuatro años después, cuando tenía 25 años. Cumplirá 29 el mes próximo, e incluso luego de haber ganado el Cy Young de la Liga Americana la pasada temporada, solo se va a ganar $601,000 esta temporada. Y no va a llegar a la agencia libre hasta después de la temporada 2018, cuando tendrá 32 años.

Un acuerdo a largo plazo podría sonar un poco mejor para él que para Bryant y Boras, y hay reportes de que los representantes de Kluber han estado en conversaciones con los Indios.

Clark dijo recientemente que apoya los acuerdos favorables a los equipos como el que firmó Andrew McCutchen. De la historia de Travis Sawchik:

"Nosotros pensamos que es grandioso. Pienso que es una historia de cuán bien le está yendo a la industria que los equipos están dispuestos a dar esos acuerdos bien temprano", dijo Clark "Esto es una decisión de negocios en ambas partes, pero el hecho de que la industria pueda apoyar esas decisiones sugiere que la industria está bien saludable. Nuestra única preocupación en cualquier momento que un jugador firma un contrato es que esté tomando la decisión con la mayor cantidad de información posible".

El jardinero de los Marlins Christian Yelich se convirtió en el más reciente jugador en apostar por la seguridad, al firmar un acuerdo por siete años valorado en $49.5 millones el miércoles.

Aun así, hay críticos de esos acuerdos como el agente Scott Boras, quien suele encomiar a sus clientes a que prueben el mercado de agencia libre tan pronto les sea posible para maximizar su valor.

Aunque McCutchen recibió seguridad financiera con su acuerdo que probablemente cubra siete años por un valor de $65 millones si se ejerce su opción para el 2018, pudo haber recibido cerca de $100 millones más en salario de haberse ido por la ruta del arbitraje salarial y luego irse al mercado luego de esta temporada. Marte, quien firmó un contrato de seis años por $31 millones en marzo pasado que incluye dos opciones de equipo, está en una posición similar.

"Yo tomaría la decisión que tomé. Yo tome esa decisión por una razón", dijo McCutchen la pasada temporada. "Es muchisimo dinero. Yo no voy a gastarlo todo. Es más que suficiente. .... A mí la unión no me presionó. ... Al final, es decisión del jugador. La gente puede decir, 'No lo hagas'. Pero al final, queda en manos del jugador. Ellos lo están viviendo".

Clark dijo que la unión no presiona a los jugadores para evitar ese tipo de acuerdos.

"Nuestra responsabilidad es educar", dijo Clark. "¿Acaso nosotros nos metemos a la sala de cualquier persona a decirle lo que deben hacer o lo que no? No. Nosotros simplemente les damos la información".

Esto no es sobre los agentes como Boras. Es sobre el jugador, como debe ser.

Una historia entre líneas paralelas: Esta podría ser la última primavera en la que Alex Gordon esté con los Reales, según escribe Sam Mellinger. Gordon tiene una opción de jugador para el 2016, pero ha superado a su contrato y podría recibir más dinero al probar el mercado en el próximo otoño, que ya se ha garantizado a sí mismo alrededor de $40 millones a través de la próxima temporada. Así que, ¿por qué no probar el mercado?
Etiquetas:

MLB, Beisbol, Chicago Cubs

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Bruce BochyBrad Mills/USA TODAY SportsLos juegos primaverales no cuentan, pero los Gigantes de Bochy solo tienen 4 victorias en 17 juegos.
TAMPA -- Este es el momento en los entrenamientos primaverales cuando uno comienza a evaluar resultados, según dijo el gerente de los Azulejos de Toronto Alex Anthopoulos aquí el martes en la tarde mientras se encontraba en la banca del dugout visitante mientras algunos de los Azulejos pasaban frente a él antes de un juego de exhibición ante los Yankees.

Las plantillas han sido reducidas a un nivel manejable, los regulares han comenzado a jugar diariamente y están obteniendo por lo menos tres apariciones en el plato, y para aquellos que siguen intentando quedarse con un último puesto en el roster, una salida terrible podría ser decisiva mientras los entrenamientos buscan razones para dejar fuera a los candidatos.

Estos juegos de exhibición no cuentan, pero en realidad sí cuentan para algo, como barómetros para medir el juego, y es notable que el primer manager que haya sonado las alarmas sobre la actuación de su equipo en la primavera no haya sido el de los Nacionales de Washingtons, Matt Williams, cuyo equipo es visto como candidato para arrasar con la competencia en el Este de la Liga Nacional, o el de los Filis de Filadelfia, Ryne Sandberg, quien corre su equipo en medio de expectativas bastante bajas. Incluso antes de que los Gigantes reciban su tercer anillo de campeones en las últimas cinco temporadas, el manager de los Gigantes de San Francisco Bruce Bochy expresó algunas preocupaciones sobre la forma e que está jugando su equipo, según escribe John Shea.

Bochy dijo: "Ni siquiera estamos cerca de estar listos".

Aquí hay más de lo escrito en la nota de Shea:

Los campeones defensores juegan para 4-12-1 en la Liga del Cactus con dos victorias en sus pasados 13 juegos. Su efectividad es de 6.00, la mayor en todo el béisbol. Su promedio de .235 y sus 18 errores los ubican cerca del sótano en el deporte. "Es ese momento donde es mejor que comiencen a jugar un poco mejor", dijo Bochy. "Yo sé que son los entrenamientos primaverales, pero esta mala racha es tan dura como en cualquier otro momento en el año. En todas las facetas del juego, no estamos haciendo nada bien ahora mismo. Pitcheo, movimiento de los bates, defensiva.

"Así que esperemos que este día libre les dé la oportunidad de sacudirse de todo lo malo ocurrido en las pasadas semanas, y que puedan volver enfocados para hacer lo que tienen que hacer en todas las áreas".

Los Gigantes tienen el miércoles libre.

"No solo no estamos moviendo los bates con autoridad. No estamos bateando prácticamente nada", dijo Bochy. "Es realmente tiempo de apoderarnos. Estas largas entradas realmente drenan a los chicos en la defensiva. No estamos lanzando strikes, se vuelven descuidados".

Los Dodgers ganaron 94 partidos la temporada pasada, y aunque todavía tienen algunas interrogantes sobre la calidad de su bullpen, la percepción general es que ellos van a lucir mucho mejores a la defensiva, con más profundidad. Los Padres también mejorarán gracias a su masiva renovación de su roster, aunque todavía queda por ver cuánto van a mejorar.

Quizás las palabras de Bochy servirán como la primera advertencia del largo camino que tendrán por delante, que los logros del 2014 quedaron en el pasado. Los resultados de los entrenamientos primaverales no cuentan, pero incluso para los campeones defensores, los mismos ya están comenzando a importar.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Joey Votto RojosAP Photo/Al BehrmanJoey Votto y los Rojos se medirán a San Luis y Pittsburgh en nueve de sus primeros 12 juegos.
La semana pasada evaluamos los grados de dificultad en los calendarios de los equipos de la Liga Americana al inicio de la temporada, y resulta que los Astros de Houston tienen el calendario más complicado y los Orioles de Baltimore tienen el camino más suave hasta mediados de mayo.

Hoy, le echaremos un vistazo a los rankings de dificultad en la Liga Nacional. En todos los años que llevo haciendo estos análisis, no puedo recordar un equipo con mejor oportunidad de tener un buen inicio de campaña que los Nacionales de Washington en el 2015.

Desde el más difícil al más fácil:

1. Rojos de Cincinnati

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 27 de sus primeros 39 partidos.
Local/visitante: 19 de sus primeros 39 juegos serán en casa.
Notable: Ellos parecen ser uno de los equipos que está dentro de la burbuja de ser contendientes al inicio de la temporada, y eso se pondrá a prueba de inmediato, al abrir con nueve de sus primeros 12 juegos ante los Cardenales (6) y Piratas (3). Diecinueve de sus primeros 39 juegos serán ante San Luis, los Piratas y los Cerveceros, así que sabremos mucho más sobre los Rojos para mediados de mayo.


2. Rockies de Colorado

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 21 de sus primeros 37 partidos.
Local/visitante: 16 de sus primeros 37 juegos serán en casa.
Notable: Los Rockies tendrán que medirse temprano ante Los Angeles, ya que tendrán siete juegos en el Dodger Stadium para mediados de mayo, al igual que una serie en casa ante los Dodgers y otra serie de dos partidos como visitantes en los Angelinos.


3. Cachorros de Chicago

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 23 de sus primeros 39 partidos.
Local/visitante: 22 de sus primeros 39 juegos serán en casa.
Notable: Es desafortunado para los Cachorros que tengan que jugar tantos juegos en casa inicialmente, ya que es en un momento en el que estarán terminando las renovaciones del estadio. Ellos tendrán muchos partidos ante los dos mejores equipos en su división -- 17 de sus primeros 39 juegos serán ante los Piratas y los Cardenales.


4. Mets de Nueva York

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 19 de sus primeros 42 partidos.
Local/visitante: 23 de sus primeros 42 juegos serán en casa.
Notable: Los Mets tienen una tarea dura fuera de su división temprano en la temporada, ya que sostendrán partidos en abril y mayo ante los Yankees, Orioles, Cardenales, Cerveceros y Piratas. Los Mets abren la temporada ante los Nacionales, comienzan otra serie ante Washington a finales de abril -- y no los vuelven a ver hasta el 20 de julio.


5. Cerveceros de Milwaukee

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 19 de sus primeros 38 partidos.
Local/visitante: 23 de sus primeros 38 juegos serán en casa.
Notable: Su calendario de inicios de temporada está saturado con partidos ante rivales divisionales. De hecho, la única serie en la que jugarán ante un equipo ubicado fuera de la División Central de la Liga Nacional en las primeras cuatro semanas es la serie inaugural ante los Rockies de Colorado.


6. Padres de San Diego

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 19 de sus primeros 39 partidos.
Local/visitante: 23 de sus primeros 42 juegos serán en casa.
Notable: Los Padres se movieron en el gran tablero de las movidas invernales, con algunas contrataciones notables, y la transformación de San Diego será puesta a prueba desde el inicio -- los Padres abren con tres partidos en Los Angeles y luego cuatro en casa ante los Gigantes. Los juegos de San Diego ante equipos fuera de su división en la primera mitad serán de muy buena calidad, incluyendo Washington, los Angelinos, dos series ante Pittsburgh, San Luis, Oakland y Seattle.


7. Cardenales de San Luis

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 18 de sus primeros 38 partidos.
Local/visitante: 20 de sus primeros 38 juegos serán en casa.
Notable: Los Piratas podrían convertirse en la amenaza más grande al reinado de los Cardenales en la División Central de la LN, pero San Luis no va a medirse a Pittsburgh hasta mayo, y solo en dos ocasiones en los primeros tres meses de la temporada.


8. Diamondbacks de Arizona

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 20 de sus primeros 41 partidos.
Local/visitante: 21 de sus primeros 41 juegos serán en casa.
Notable: El joven cuerpo de lanzadores de los Diamondbacks será puesto a prueba temprano, y tendrá la oportunidad de anunciar su presencia con autoridad -- los primeros 13 juegos de Arizona serán ante los Dodgers, Gigantes y Padres.


9. Marlins de Miami

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 13 de los primeros 38 partidos.
Local/visitante: 18 de sus primeros 38 juegos serán en casa.
Notable: Del 4 al 13 de mayo, los Marlins tendrán una gira brutal como visitantes de 10 partidos -- ante los Nacionales, Dodgers y Gigantes. Washington y Miami se medirán en cuatro series en la segunda mitad de la temporada.


10. Piratas de Pittsburgh

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 15 de sus primeros 38 partidos.
Local/visitante: 16 de sus primeros 38 juegos serán en casa.
Notable: Los Piratas tendrán un calendario algo ligero en la primera mitad, pero justo antes del receso del Juego de Estrellas eso va a cambiar. Del 16 de junio en adelante, Pittsburgh se medirá a los Medias Blancas, Nacionales, Detroit, Cleveland, San Diego y San Luis.


11. Filis de Filadelfia

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 15 de sus primeros 39 partidos.
Local/visitante: 22 de sus primeros 39 juegos serán en casa.
Notable: Los Filis podrían definirse a sí mismos temprano en el año, ya que 13 de sus primeros 26 juegos serán ante los Nacionales y los Marlins -- más tres ante los Medias Rojas, tres ante los Mets y cuatro ante los Cardenales.


12. Dodgers de Los Angeles

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 13 de sus primeros 38 partidos.
Local/visitante: 22 de sus primeros 38 juegos serán en casa.
Notable: Los Dodgers tendrán completada la mayoría de sus partidos ante sus rivales del Oeste de la Nacional para el receso del Juego de Estrellas. Ellos jugarán 13 de sus 19 juegos ante Colorado para el 3 de junio, 12 de sus 19 partidos ante los Padres para el 14 de junio, y 12 de sus 19 juegos ante los Gigantes para el 20 de junio.


13. Gigantes de San Francisco

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: Nueve de sus primeros 39 partidos.
Local/visitante: 20 de sus primeros 39 juegos serán en casa.
Notable: Los Gigantes servirán como prueba de fuego para algunos de los equipos que se perciben como ganadores de la temporada baja invernal, ya que su calendario inicial está lleno de juegos ante los Padres y los Marlins -- 10 entre los primeros 39. Los Gigantes tendrán completados 12 de sus 19 juegos ante los Dodgers para el receso del Juego de Estrellas, dejando una serie que iniciará en Los Angeles el 31 de agosto y otra en San Francisco el 28 de septiembre.


14. Bravos de Atlanta

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 9 de sus primeros 39 partidos.
Local/visitante: 18 de sus primeros 39 juegos serán en casa.
Notable: Los Mets y los Marlins tendrán mucho que ver en el inicio de temporada que tengan los Bravos, porque esos equipos se medirán a Atlanta en 12 de sus primeros 15 juegos. Los retos contra equipos fuera de la división para los Bravos no comenzarán hasta finales de mayo, cuando tengan una gira como visitantes de siete juegos en Los Angeles y San Francisco.


15. Nacionales de Washington

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 3 de sus primeros 39 partidos. Sí, leyeron bien: solo 3.
Local/visitante: 16 de sus primeros 39 juegos serán en casa.
Notable: Seguro, algunos de los equipos que se medirán a los Nacionales han mejorado -- los Marlins, los Padres, los Mets que traen de vuelta a Matt Harvey -- pero los Nacionales solo tendrán una serie ante un equipo que llegó a los playoffs en el 2014 entre sus primeros 67 juegos de la temporada, un choque ante los Cardenales en abril. Washington se mide a Pittsburgh el 19 de junio. En otras palabras, los Nacionales están listos para su lanzamiento a la cima.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


José Altuve Astros HoustonJohn Rivera/Icon SportswireJosé Altuve y los Astros tendrán el calendario más duro al inicio de la temporada.
En realidad managers y jugadores no suelen leer con detenimiento los calendarios de juegos de sus equipos de la forma en que lo hacen los gerentes, porque para los que tienen un uniforme, la temporada se desarrolla de forma similar a la de la película "Groundhog Day". Siempre hay un vuelo que tomar, o un autobus que abordar, o una hora específica para reportarse a los juegos locales, y siempre hay un partido. Ellos solo se preocupan por el equipo al que se medirán ese día.

Pero un gerente debe evaluar a su equipo y a sus jugadores en relación a la competencia, por lo que sopesarán la fuerza del calendario para ver dónde están los posibles peligros y las oportunidades en los largos meses de partidos.

En el 2015, luce como que los Orioles de Baltimore y los Atléticos de Oakland serán candidatos a comenzar bien la temporada, basados en sus calendarios iniciales de juegos - más o menos el primer cuarto de temporada - y por el otro lado, el difícil calendario de juegos de los Astros en las primeras semanas de la temporada los podría colocar en una trayectoria para convertirse en vendedores antes de la fecha límite de cambios.

Estos calendarios iniciales han sido colocados desde el más difícil al menos difícil, y hoy, evaluamos el de la Liga Americana. El de la Liga Nacional lo publicaremos el domingo. Algo para recordar: Siempre habrá peculiaridades en el calendario que provocan quejas en jugadores y managers, y la creación de un calendario que satisfaga los intereses de los 30 equipos es impoislbe.


1. Astros de Houston

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 39 de sus primeros 48 juegos serán ante equipos con record por encima de los .500.
Local/visitante: 22 de sus primeros 38 juegos serán en casa.
Notable: Es difícil imaginar a los Astros con un calendario más duro que el que tuvieron que jugar en el 2014. Veintidós de sus primeros 41 juegos fueron ante los Angelinos, Atléticos y Marineros, quienes terminaron 1-2-3 en el Oeste LA el año pasado, y ellos tuvieron además series contra rivales fuera de la división como los Gigantes, Azulejos, Indios y Tigres.


2. Medias Rojas de Boston

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 29 de sus primeros 38 juegos.
Local/visitante: 16 de sus primeros 38 juegos serán en casa.
Notable: Los Medias Rojas no van a jugar contra un rival que no esté en la zona horaria del Este hasta el 11 de mayo, en gran parte porque tendrán ocho series ante sus rivales del Este de la LA en las primeras cinco semanas de la temporada. Increiblemente, 25 de sus primeros 31 juegos serán ante rivales divisionales, incluyendo 22 consecutivos del 16 de abril al 10 de mayo.


3. Mellizos de Minnesota

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 30 de sus primeros 40.
Local/visitante: 20 de sus primeros 40 partidos serán en casa.
Notable: No solo los Mellizos tendrán su cuota de partidos tempraneros contra rivales de la División Central de la Liga Americana, sino que además tendrán una serie de cuatro partidos ante Oakland y otra de dos juegos ante los Piratas. Antes del receso del Juego de Estrellas, los Mellizos verán a los Tigres en 13 partidos y a los Reales en otros 13. Buena suerte con eso.


4. Medias Blancas de Chicago

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 27 de sus primeros 40.
Local/visitante: 16 de sus primeros 40 partidos serán en casa.
Notable: Los primeros 18 juegos de los Medias Blancas serán ante rivales de la División Central de la Liga Americana, incluyendo series locales ante los Reales y los Indios, ya que Chicago jugará muchos partidos como visitante al inicio de la temporada.


5. Angelinos de Los Angeles

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 26 de sus primeros 42.
Local/visitante: 19 de sus primeros 42 juegos serán en casa.
Notable: Los Angelinos jugarán la mayoría de sus partidos ante dos de sus más grandes rivales en la primera mitad - tendrán 13 juegos ante Oakland y 13 ante los Marineros antes del Juego de Estrellas.


6. Vigilantes de Texas

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 26 de sus primeros 38 juegos.
Local/visitante: 19 de sus primeros 38 partidos serán en casa.
Notable: Los Vigilantes vienen de una temporada desastrosa en la que fueron asediados por las lesiones, y ellos se pondrán a prueba temprano en gran manera, con 19 de sus primeros 24 partidos ante los Angelinos, Atléticos y Marineros. Es posible que nos enteremos temprano si Texas va a poder recuperarse en el 2015.


7. Yankees de Nueva York

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 22 de sus primeros 41 partidos.
Local/visitante: 16 de sus primeros 41 juegos serán en casa.
Notable: Ellos verán mucho pitcheo élite desde mediados de abril hasta el 20 de mayo, con series ante los Tigres, Mets, Reales y Nacionales, junto a sus rivales divisionales Tampa Bay y Baltimore. Los Yankees y los Rays jugarán 10 partidos para el 14 de mayo - o 10 juegos en un periodo de 27 partidos.


8. Reales de Kansas City

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 22 de sus primeros 39 partidos.
Local/visitante: 19 de sus primeros 39 juegos serán en casa.
Notable: Los Reales tendrán muchísimos juegos en la segunda mitad ante los Tigres y los Medias Blancas -- 24 de sus últimos 73 partidos.


9. Tigres de Detroit

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 23 de sus primeros 38 partidos.
Local/visitante: 19 de sus primeros 38 juegos serán en casa.
Notable: Los Tigres jugarán solo dos series ante los Reales antes del receso del Juego de Estrellas, lo que significa en la segunda mitad de la temporada, Detroit jugará contra K.C. en cuatro series.


10. Rays de Tampa Bay

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 23 de sus primeros 38 partidos.
Local/visitante: 20 de sus primeros 41 juegos serán en casa.
Notable: Los Rays verán a los Yankees muchas veces al principio, con 10 juegos ante Nueva York en sus primeros 36 desafíos. Muchos equipos jugarán en abril abrigados contra el frío, pero es posible que los Rays no tengan que hacerlo; antes de irse a Nueva York el 27 de abril, el único otro estadio frío en el que va a jugar Tampa Bay será en Toronto, dónde simplemente pueden cerrar el techo cuando haga frío.


11. Marineros de Seattle

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 15 de sus primeros 37 partidos.
Local/visitante: 21 de sus primeros 37 juegos serán en casa.
Notable: Los Marineros tendrán dos estancias en casa relativamente largas en la primera parte de la temporada, de nueve juegos cada una. Lo que es bueno, porque inevitablemente, los Marineros terminarán viajando más que cualquier otro equipo dado su localización. Seattle hará cuatro viajes a la zona horaria del Este durante la temporada, o tres viajes más Este-Oeste que los Orioles. (De acuerdo con BaseballSavant.com, los Marineros viajarán más que cualquier otro equipo, 43,281 millas).


Y los Marineros se tendrán que probar desde el inicio, ya que sus primeros nueve juegos serán ante los Angelinos, Atléticos y Dodgers.


12. Azulejos de Toronto

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 19 de sus primeros 39 partidos.
Local/visitante: 16 de sus primeros 39 juegos serán en casa.
Notable: Los Azulejos tendrán una buena corrida en la zona horaria del Este, ya que no jugarán fuera de ella hasta el 14 de mayo. Toronto no tiene viajes a la costa oeste en la primera mitad de la temporada, pero sí tendrán dos al inicio de la segunda mitad.


13. Atléticos de Oakland

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 16 de sus primeros 42 partidos.
Local/visitante: 19 de sus primeros 42 juegos serán en casa.
Notable: Los Atléticos tienen el tipo de calendario temprano en la temporada que podría beneficiarlos, con nueve partidos ante Houston y cuatro versus Minnesota para el 20 de mayo.


14. Indios de Cleveland

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 19 de sus primeros 40 partidos.
Local/visitante: 18 de sus primeros 40 juegos serán en casa.
Notable: Los Indios tendrán un número inusual de días libres en las primeras semanas de la temporada - 7 de abril, 13 de abril, 16 y 23 de abril. Del 27 de abril al 14 de mayo, los Indios jugarán 13 de 16 juegos en casa. Para el 24 de junio, los Indios tendrán cuatro series ante los Tigres de Detroit, y luego de eso solo tendrán una más.


15. Orioles de Baltimore

Juegos ante equipos con record por encima de los .500 en 2014: 20 de sus primeros 40 partidos.
Local/visitante: 24 de sus primeros 40 juegos serán en casa.
Notable: Al igual que Boston, los Orioles se mantendrán cerca de de su casa en los inicios de la temporada, y no será hasta el 1 de junio que salgan de la zona horaria del Este. Así que los Orioles aparentan tener una oportunidad de tener un gran inicio de campaña dada la combinación de factores de calendario que trabajan en su favor - pocos viajes y muchos juegos en casa. Además, solo tendrán un viaje a la costa oeste, y eso será en agosto. Y todas esas teorías de conspiración de la telecadena MASN sobre los alegados intentos de MLB de desfavorecer a los Orioles recibirán un gran golpe.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Miguel Cabrera TigresSe reporta que Miguel Cabrera está en excelente condición física, luego de su cirugía de tobillo en el invierno.
LAKELAND, Fla. -- Luego de sentarse a conversar con Karl Ravech y John Kruk el martes, Miguel Cabrera restó importancia a la noción de que su condición física ha cambiado, echándose bromas de sí mismo, al hablar de cómo luce sin ropa. Él es un tipo grande, y nunca dejará de ser una persona grande.

Pero otros en la organización de los Tigres sí han visto un cambio en él, luego de pasar lo que probablemente haya sido el mayor desafío en su condición física en su carrera. Cabrera sufrió una cirugía complicada en su tobillo derecho luego de la temporada 2014, lo que significa que basicamente tuvo que mantenerse fuera de sus pies y estuvo limitado en su actividad aeróbica. Otros atletas en situaciones similares tuvieron problemas para mantenerse en un peso adecuado, porque no podían correr o caminar y tuvieron problemas para hacer ajustes en sus hábitos de alimentación.

Cabrera no se puso más regordete luego de pasar un invierno sin demasiada actividad; de hecho, él luce más fuerte, como dijo el manager Brad Ausmus, luego de pasar el invierno trabajando en la parte superior de su cuerpo porque no podía hacer otro tipo de ejercicios, y ahora tiene más definición en la parte media de su cuerpo, en su cintura. Luce más en su mejor forma desde sus días con los Marlins.

Existe la percepción dentro del campamento de los Tigres que para Cabrera, el cambio en su condición física era solo más que matar el tiempo hasta que pudiese volver de nuevo al terreno. Cabrera está pensando más y más sobre el arco de toda su carrera en las selecciones que hace.

Cabrera cumplirá 32 años en abril y se está dedicando a ser un gran jugador en los años que tiene por delante, por lo menos en la parte de eso que él puede controlar. Otros jugadores no comienzan a pensar en eso hasta que llegan hasta sus mediados 30 años, y para algunos, ese cambio en su forma de pensar llega demasiado tarde.

A medida que Cabrera comienza a dar la curva hacia esa parte de su carrera, él podría retirarse hoy y sabe que podría ser electo al Salón de la Fama. Se convirtió en el primer jugador en casi medio siglo en lograr la Triple Corona de bateo en el 2013, ha ganado dos premios JMV, y ha terminado entre los primeros 10 en la votación para dicho galardón en nueve temporadas.

Pero dependiendo de cuán larga sea la carrera de Cabrera, es que dependen sus oportunidades para ser uno de los mejores de todos los tiempos, y ser mencionado en la misma conversación con Babe Ruth, Barry Bonds, Hank Aaron, Willie Mays y Ted Williams.

Cabrera no es realmente un gran bateador de cuadrangulares; al igual que Aaron, quien nunca logró más de 47 bambinazos en una temporada, la producción de jonrones de Cabrera se trata más de consistencia, y él comenzará la temporada 2015 con 390 cuadrangulares en su carrera. Los lanzadores rivales hablan sobre su extraordinaria habilidad para utilizar sus manos y anticipar los lanzamientos, lo que le debe permitir envejecer bien como bateador. Si hacemos un estimado conservador de que Cabrera logre cerca de 30 jonrones por temporada en las siguientes seis campañas -- desde que se convirtió en jugador a tiempo completo solo ha fallado dos veces en llegar a los 30 batazos de vuelta completa -- es claro que tendría oportunidad real de alcanzar los 600 cuadrangulares.

Cabrera jugó su primer partido de Grandes Ligas a los 19 años, y ya ha logrado 2,186 hits en su carrera. Nunca ha conectado menos de 177 imparables en una temporada completa, así que en aras de la argumentación, imaginemos que promedie 180 hits por años en las siguientes seis campañas -- de nuevo, es un estimado conservador. Eso lo colocaría en el rango de los 3,200 hits para el momento en el que tenga 38 o 39 años.

Ha logrado por lo menos 193 carreras impulsadas en cada una de las pasadas 11 temporadas, y ya acumula 1,369 en su carrera. Si remolca 100 anotaciones en esta temporada, le pasaría a Joe Medwick, Juan González, Robin Yount y Todd Helton al final del año. Si promediase 100 impulsadas por temporada en las siguientes seis campañas -- un estimado muy razonable si se mantiene saludable y en buena forma -- entonces se acercaría a las 2,000 RBIs. Los únicos jugadores en la era moderna en llegar a esa cifra: Hank Aaron y Babe Ruth.

Cabrera tiene muchas, muchísimas razones para mantenerse en el terreno y seguir siendo productivo, y aparentemente él está haciendo lo que puede, cuando está en la parte inicial de sus 30 años, para lograr eso.

J.D. Martínez, el quinto bateador de los Tigres, se echó a reir mientras hablaba sobre la participación de Cabrera en las reuniones de escuchas de los Tigres. Antes de los partidos, a Víctor Martínez le gusta mirar videos de sí mismo teniendo éxito, según dijo J.D. Martínez, para reafirmar esa imagen mental de que puede hacer las cosas bien, y luego observa a los lanzadores contrarios. Cabrera se sienta en las reuniones y suele escuchar respetuosamente, pero solo le echará una mirada ligera a los videos de los lanzadores contrarios; realmente a él no gusta andar complicándose de más en su proceso de pensamiento.

Cabrera explicó alguna vez que la información crucial que él necesita la puede extraer mientras batean los primeros y segundos turnos del partido. Desde el círculo de espera, Cabrera observará al lanzador rival cuando pitchea, y entonces luego de colocarse en la caja de bateo, dijo Cabrera, él aprenderá lo que necesita saber desde el primer pitcheo que reciba. Si es un lanzamiento rompiente o algo duro y bajito y afuera, entonces Cabrera sabe que el lanzador va a ser probablemente más pasivo. Si el primer pitcheo fue una recta adentro, entonces Cabrera sabe que el lanzador va a ser probablemente agresivo.

Su perspicacia se ha ido construyendo a lo largo de 12 años, 1,819 juegos y 7,811 apariciones en el plato, sin incluir 55 partidos y 235 apariciones en el plato en la postemporada. Sus habilidades físicas -- su coordinación-mano, su fuerza, y su habilidad para controlar el bate -- son extraordinarias.

La única pregunta sobre Cabrera es por cuánto tiempo seguirá siendo uno de los mejores jugadores, y él parece que seguirá siendo tan grande como quiera por el mayor tiempo posible.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Andre Eithier DodgersGary A. Vasquez/USA TODAY SportsComo van las cosas, todo indica que Andre Ethier podría terminar la temporada en otra organización.
SARASOTA, Fla. -- Se supone que los entrenamientos primaverales presenten un tiempo de optimismo, cuando los jugadores miren a su alrededor y piensen sobre lo que pueden lograr con el grupo que tienen en el cuarto. Pero para un pequeño puñado de ellos, este puede ser un tiempo de frustración porque ellos saben que no encajan en ese grupo.

Andre Ethier se encuentra en ese grupo, como escribe Carlos Nava; el veterano jardinero quiere ser cambiado. De su historia:

Ethier es el jugador con más tiempo en el equipo, siendo parte del mismo desde 2006. Los planes tentativos de los Dodgers para el Día Inaugural son de tener a Carl Crawford en el jardín izquierdo, al novato Joc Pederson en el central y a Yasiel Puig en el derecho, siendo Ethier el cuarto jardinero.

"Uno no quisiera que las cosas terminaran, pero algunas veces esa oportunidad te lleva a otra parte", dijo Ethier. "No voy a hacer nada para sentarme aquí y forzarlo. Ojala todo se resuelva por sí solo".

"Quiero tener la oportunidad de jugar todos los días. Mi mente no ha cambiado desde que les dije eso a ustedes hace un par de meses", dijo Ethier. "Yo siento que cuando recibo la oportunidad de jugar todos los días, puedo poner los números que me piden. Por alguna extraña razón, ocurrió que viniendo de una buena temporada en el 2012, me comenzaron a quitar juegos en el 2013. Uno tiene que preguntarse la razón para ello. Se supone que si tengo un buen año, y recibo los turnos, todo comience a lucir mejor. Es difícil cuando te dan 300 turnos y se espera que batees entre 15 y 20 jonrones".

Cada vez que un equipo pierde un jardinero o un bateador designado en la inevitable ola de lesiones que ocurren en el béisbol, Ethier va a ser una opción. Pero él no es el único que probablemente se pase esta primavera preguntándose si su tiempo de juego va a llegar en un uniforme diferente.

Aquí les presentamos otros casos.

Allen Craig, Medias Rojas

En 2012 y 2013, nadie más fue mejor bateador con corredores en posición de anotar, ya que Craig puso unos números que no se veían desde George Brett. Fue un Todos Estrellas, el limpiabases de un equipo que ganó el banderín de la Liga Nacional en el 2013.

Pero teniendo en el horizonte los juegos de exhibición que comenzarán la semana que viene, es difícil ver donde encajaría él en la alineación de Boston. David Ortiz será el bateador designado de los Medias Rojas, Mike Napoli es el primera base, Pablo Sandoval está atrincherado en la antesala, y Boston ya tiene a Hanley Ramírez, Rusney Castillo, Mookie Betts y Shane Victorino como candidatos a los jardines -- además de la máquina de embasamiento Daniel Nava. La situación de Craig se complica más por su fea temporada 2014, la que le siguió a la que tuvo en el 2013, donde se lastimó el pie a finales de la campaña, y su contrato; se le deben $5.5 millones por este año, $9 millones para el año que viene y $11 millones para el 2017, con una cláusula de salida por $1 millones en una opción para el 2018.

Los Medias Rojas no tienen que resolver esto hoy, y ellos son bastante astutos con esperar. Si Napoli, a quien le queda un año en su contrato, se lastima en la primavera, Craig podría ser una opción perfecta en la primera base. Si Ortiz o Ramírez se lesionan, Craig podría ser parte de la solución. Incluso hasta podría ser una opción en la antesala si le ocurre algo a Sandoval.

Y la percepción de Craig en el mercado cambiaría dramáticamente si logra demostrar temprano en los entrenamientos que ha logrado recuperar su balance -- algo que los escuchas rivales pensaron que nunca pudo hacer el año pasado -- y su viejo swing. Él estará entre los jugadores que más serán monitoreados en los juegos de exhibición este año.

Carlos Quentin, Padres

Él está intentando jugar la primera base, en un esfuerzo por lograr encajar en el roster de San Diego. Según la historia de Corey Brock:

"Este es el último año de mi contrato, así que estoy tratando esta campaña como si no supiese lo que vaya a pasar. Solo quiero disfrutármela, y mantenerme con esa mentalidad", dijo Quentin.

"Me siento bien. Habrán muchos ojos sobre mí, evaluándome si puedo resistir una larga temporada. Estoy listo para salir allá afuera y mostrarles que sí puedo".

Temprano el martes, el gerente de los Padres A.J. Preller dijo que Quentin practicará tomar rodados en los entrenamientos en la primavera con la esperanza de que pueda en algún momento jugar en la inicial.

"Solo buscamos varias maneras de poder mantener a Carlos en la alineación", dijo Preller. "Pienso que es algo que hemos hablado [con el manager Bud Black] y [el coach de tercera base Glenn Hoffman]. Él está abierto a esa posibilidad".

Hoffman trabaja con los jugadores del cuadro del equipo y se espera que pase tiempo en los campos traseros en Peoria trabajando con Quentin comenzando este miércoles.

"Espero con ansias el reto. Siendo un jardinero toda mi carrera, uno tiene que hacer lo mismo una y otra vez", dijo Quentin. "Estoy emocionado de hacer algo diferente. Pienso que va a ser algo divertido".

Dado su historial de lesiones, el mejor puesto para Quentin en la alineación es el de bateador designado; evaluadores rivales ven su defensiva en los jardines como problemática, en el mejor de los escenarios. Cuando él está en la alineación, logra conectar su cuota de jonrones -- tuvo 33 bambinazos en 690 turnos en las pasadas tres temporadas -- y su mejor oportunidad podría ser creada por una lesión en un equipo de la Liga Americana.

Shane Victorino, Medias Rojas

Shane Victorino Medias Rojas
Jim Rogash/Getty ImagesShane Victorino podría ser codiciado fuera de Boston por su versatilidad defensiva.
El manager de Boston manager John Farrell dijo secamente el otro día que Victorino iba a ser su jardinero derecho, algo que se esperaba que dijera en esta situación. Victorino fue un gran defensor en el 2013 y jugó el retante jardín derecho del Fenway Park tan bien o mejor que cualquier otro desde Dwight Evans, y dada la naturaleza intensa de Victorino, Farrell habría sido descortés si hubiera dicho otra cosa.

Pero probablemente habrá tantos escuchas en los partidos de los Medias Rojas en los entrenamientos primaverales como hay buitres revoloteando encima de la autopista interestatal 75 aquí, y ellos estarán mirando a Victorino tan de cerca como lo hará Boston. El gerente Ben Cherington siempre tiene la opción de irse con Castillo en el central y con Betts en el derecho y cambiar a Victorino, dependiendo de las ofertas que reciba. O se podría quedar con Victorino, sabiendo que probablemente él no pueda igualar el valor en un cambio por el veterano jardinero que Victorino puede significar para la defensive y la profundidad de Boston.

Esto vale la pena recordarlo: Cherington tiene mucho aprecio por Victorino, y él ha demostrado que puede ser la diferencia.

Brock Holt, Medias Rojas

Farrell dijo a mediados del 2014 que Holt, de 26 años, se había ganado el derecho a estar en la alineación todos los días, como primer bate. Pero luego de batear .327 en la primera mitad, bateó apenas .219 en la segunda, un declive a finales de la temporada que reforzó la percepción de Holt como un jugador que luciría mejor en un rol versátil, en el que pueda ser utilizado en varias posiciones. Quizás lo usen así en los Medias Rojas. O en algún otro equipo.

Dioner Navarro, Azulejos

Luego de la firma de Russell Martin, el gerente Alex Anthopoulos cree que Navarro logrará su deseo y será cambiado.
Etiquetas:

MLB, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Reto discusiones Grandes LigasAP Photo/Alex BrandonEl rol de los oficiales de MLB podría cambiar en futuras temporadas con las nuevas reglas para bateadores.
Muchos padres les dirían que a ellos les preocupa mayormente el completar la Lista A de prioridades. El mantener a los niños seguros, con alimentación correcta y que lleguen a tiempo a la escuela, con la tarea terminada.

La mayoría de las tensiones tienen su origen en lo oscuro de la Lista B de prioridades: El completar a tiempo las tareas, las condiciones de la habitación, el tiempo que pasan con aparatos electrónicos.

Los retos diarios que enfrentan los árbitros son parecidos. La Lista A es aplicar correctamente las reglas más integrales del deporte en el terreno, desde la definición de la zona de strike a las decisiones de out o quieto en las bases.

Casi todos los problemas entre oficiales y jugadores se derivan de la Lista B: El comportamiento en el terreno. Árbitros diferentes, managers y jugadores tienen diferentes visiones de cómo y cuándo se puede cuestionar una decisión de un árbitro, y mucho de ello depende de la interpretación de las expresiones faciales y el tono utilizado.

Esa es la línea de falla en los esfuerzos de Grandes Ligas por acelerar el juego, y por qué, inevitablemente, el deporte va a tener que recurrir a un reloj de pitcheo. Debido a que en algún punto, MLB va a necesitar que los árbitros salgan del negocio de acosar, adular, rogar o suplicarle a los jugadores que cumplan las reglas.

Al parecer, parte del plan es obligar a los bateadores a que mantengan por lo menos un pie en la caja de bateo durante todo su turno, y eso probablemente parece tan simple como la idea de tener un manager yendo hacia un árbitro para pedirle formalmente la revisión de una jugada.

Tomado de la historia:

"La regla de la caja de los bateadores se aplicará a menos que ocurra una excepción establecida, según dijeron fuentes a Jayson Stark de ESPN. Esas excepciones incluyen hacerle swing a un pitcheo, batazos de foul, si el bateador es rozado por un lanzamiento, que el árbitro le conceda un tiempo al bateador, y lanzamientos salvajes".

La posible área gris en todo esto parece ser... bueno... infinita.

Así como las revisiones de los managers han caído rápidamente (y de forma predecible) en lo absurdo, con los managers deambulando en el terreno para matar tiempo mientras esperan por una señal afirmativa o negativa de su dugout, así, también, será el requerimiento de que los bateadores se mantengan en la caja de bateo.

La única manera real de hacer cumplir algo como eso es atarlo a sanciones importantes y automáticos que se produzcan cuando un bateador se salga de la caja: Ya sea que se le cante un strike o un out.

Pero es de suponer que las Grandes Ligas no van a llegar tan lejos -- es casi seguro que la unión no lo permitiría -- lo que significa que estamos condenados a un verano de observar a los oficiales detrás del plato y a los bateadores quejarse sobre la caja de bateo de forma similar a como se quejan los niños cuando sus padres le piden que saque la basura.

Oficiales diferentes y jugadores diferentes están obligados a manejar esa enorme zona gris de forma diferente.

Ya es parte de la cultura de los jugadores el protestar de forma silenciosa cuando se le cantan strikes en zonas dudosas saliéndose de la caja de bateo y alejándose del plato. De esta forma, el descontento se puede manifestar sin tener que argumentar.

En teoría, ya no se les va a permitir hacer esto. Pero ¿qué sucedería si se salen de la caja de bateo?

Y ¿todos los árbitros aplicarán la regla de la misma forma? ¿Acaso Jim Joyce le dará permiso a los bateadores para salirse de la caja de bateo tan frecuentemente como lo permite Ángel Hernández? Si un árbitro concede una excepción y permite que el bateador se salga de la caja, ¿le aplicaría el mismo estándar al siguiente bateador? ¿Tratarán a David Ortiz de la misma manera que a un novato?

Si las actitudes pasivas-agresivas -- y las demoras -- toman una forma diferente, con los bateadores moviendo su pie de forma efusiva fuera de la caja de bateo y mirando a la distancia, ¿cómo se supone que el árbitro maneje eso?

En el transcurso de nueve entradas, las cajas de bateo tanto del lado derecho como el zurdo se borran, ya que los bateadores suelen escarbar con su pie y las esconden; rayos, incluso algunos jugadores borran de forma intencional dichas líneas. ¿Tendrá que ahora el oficial del plato monitorear de forma agresiva la calidad de la pintura en las líneas de la caja de bateo durante el partido, y llamar a los empleados del terreno para arreglarlas cuando sea necesario?

¿Manejarán todos los árbitros y todos los jugadores la administración de los bordes de la caja de bateo de la misma forma?

Por supuesto que no.

Frank Robinson era uno de los jugadores más temidos y respetados en el deporte, con una presencia dominante y amenazante, y a finales de la década de los 90, las Grandes Ligas le pidieron al miembro del Salón de la Fama que fuera de equipo en equipo en los entrenamientos primaverales, para cabildear directamente con los jugadores para ayudar en los esfuerzos por acelerar el ritmo del juego. Yo recuerdo a Robinson acercarse a Chuck Knoblauch, el diminuto intermedista de los Yankees que tenía el hábito de ajustarse las guantillas de bateo luego de cada pitcheo. Knoblauch escuchó atentamente lo que le dijo Robinson, con respeto, y luego que este se alejara, Knoblauch se echó a reir cuando se le preguntó sobre la conversación y dijo que no tenía intención de cambiar nada.

Robinson se detuvo en la oficina del entonces manager de los Yankees Joe Torre, y luego de su conversación, Torre habló de Robinson con la mayor admiración -- y dejó en claro que el empujar a Knoblauch y Derek Jeter y otros para que alteraran su comportamiento en el plato no sería una prioridad. Torre tenía otras cosas por las cuales preocuparse.

Ahora Torre se encuentra básicamente en la misma posición en la que se encontraba Robinson, y uno puede asumir que Torre u otros llegarán a los entrenamientos en esta primavera para discutir las nuevas reglas con los jugadores. A los árbitros se les va a explicar las nuevas reglas y su aplicación.

Sin embargo, una vez los juegos comiencen, esto podría ser motivo de tensión, dado lo subjetivas que son las nuevas reglas. Algunos oficiales aplicarán las reglas mejor que otros, y los jugadores se van a adherer a ellas de formas diferentes, y habrán algunas escenas ridículas, como vimos con algunos retos de managers en el verano pasado.

Si MLB decide que el mantener a los bateadores dentro de la caja de bateo debe ser una prioridad, deben ponerle dientes a esa regla y aliviar a los árbitros de la carga de la aplicación de la regla, y es difícil imaginarse que eso pueda suceder sin un reloj de pitcheo.

El esfuerzo por acelerar los partidos debe ser un trabajo en progreso, parecido al hecho de que el primer año de la expansión en el uso de la repetición fue un paso inicial. Tal vez eso implique decidir, a través del ensayo y el error, lo que no funcione correctamente.

Lo estamos diciendo ahora: El pedirle a los árbitros que hagan valer la regla de mantener un pie en la caja de bateo no va a funcionar. Los jugadores no van a cambiar su comportamiento entre lanzamientos a menos que se les obligue, y si todo lo que pueden hacer los oficiales es sermonearlos, esto va a resultar más un problema que una solución.
Etiquetas:

MLB, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO